Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

lunes, 7 de marzo de 2011

Contraproducente la actitud de Laura Chinchilla al rechazar la invitación de Daniel Ortega.

Photobucket

Este viernes 4 de marzo de manera muy gentil fui citada a la Casa Presidencial junto con líderes religiosos de todos los credos a la reunión del Consejo de Gobierno de nuestro país para ponernos al tanto sobre los posibles escenarios y consecuencias en cuanto a la resolución que se emita este martes 8 desde la Corte Internacional de la Haya.

La señora presidente nos externó su frustración por no poder haber logrado tener ningún tipo de acercamiento con su homólogo de Nicaragua Daniel Ortega, expresándonos cómo este se había negado inclusive a recibir a dos cancilleres centroamericanos que a pedido exclusivo de ella querían crear algún tipo de puente que nos llevara a crear una vía de comunicación que hasta el momento se había perdido.

Se nos pidió ayudar a calmar los ánimos de los fieles ante cualquiera que fuera la resolución temporal que emita la Corte de la Haya, para evitar cualquier tipo de enfrentamiento o situación tensa que pudiera nacer en el seno de este entorno tan sensible en el que nos encontramos ambos pueblos.

Cuando la señora presidente nos dio la oportunidad para expresarnos, los hermanos que tomaron la palabra se limitaron a externarle las ¨gracias infinitas¨ por haber sido tomados en cuenta para la cita, felicitarla por ser tan valiente y prometerle todo su apoyo.

Yo como siempre, tuve que ser responsable y les hice saber que en toda situación se pueden atrapar más moscas con miel que con hiel y sugerí extender la invitación al diálogo entre los diferentes líderes religiosos de nuestro vecino del norte y de la misma manera hacerla extensiva hacia dirigentes nicaragüenses que sean residentes en nuestro país, para incluirlos de lleno a involucrase de un asunto en el que hasta el momento se les ha mantenido al margen, ya sea por simple temor, mera prudencia o exclusión.

De más está decir que todos los invitados al Consejo de Gobierno del viernes pasado, nos comprometimos a tratar de mantener el status quo entre nuestros hermanos para ayudar a que las aguas vuelvan a su cauce.

Hasta ese momento se habría pensado que la negativa de un acercamiento con el gobierno de Nicaragua era solamente culpa del señor Ortega y que cualquier tipo de contacto que hasta el momento había sido frenéticamente buscado por el gobierno costarricense, según la imagen que nos dio la señora presidente, sería valorado en extrema medida.

Sin embargo nos topamos hoy que ante la invitación de Daniel Ortega a la presidente Laura Chinchilla para recibir juntos el fallo de la Haya, este ha sido categóricamente rechazado por ella alegando principios de dignidad avasallados.

En honor a la verdad, parece que quienes están asesorando a la señora presidente en este delicado asunto, hacen uso del doble discurso si tomamos en cuenta todo el lenguaje políticamente incorrecto que ha usado nuestro gobierno al dirigirse hacia sus homólogos nicaragüenses alegando que nuestra razón primordial es fomentar el diálogo mientras que por otro lado los etiquetamos con toda clase de epítetos que jamás deben usarse en este tipo de situaciones y hasta nos damos el lujo de rechazar el primer acercamiento que ha surgido, por el simple hecho de que fue iniciativa nica.

Costa Rica ha manifestado una pésima estrategia en este sentido ya que tenemos a favor un sinnúmero de pruebas que demuestran que es nuestro país quien tiene la razón y que fue Nicaragua quien actuó erróneamente al remover todo el material que se eliminó de los humedales de la isla Calero sólo por seguir el ¨consejo¨ de Edén Pastora basado en mapas no fidedignos de Google.

Enviar a decenas de policías a resguardar (alterar) el orden público, sugerir que nos vistamos todos de blanco ese día o construir un río que se llame ¨Dignidad¨, sólo consigue hacernos caer en ridículo porque estas acciones no van a hacer mella entre los jueces que emitan criterio en la Corte Internacional de la Haya y quienes son al fin y al cabo los únicos con poder de decisión en este conflicto.

Creo que la señora presidente se equivoca al rechazar la invitación de Ortega permitiendo que los papeles se inviertan y ha quedado en todo momento la impresión de comportarse como la chiquilla caprichosa y malcriada que no quiere atender razones después de que le quitaron su caramelo preferido.

Sólo los ríos no se devuelven y en nada le menoscabaría la imagen de mujer fuerte que siempre ha querido mantener nuestra presidente al ceder a este gesto inteligentísimo de Ortega, ya que la hace quedar como si ella fuera la intransigente que no admite el diálogo.

Termino recordándole a la señora presidente unas sabias palabras de Pitágoras de Samos: ¨Entre dos personas iguales en fuerza, el que tiene la razón es el más fuerte¨.

Rashida Jenny Torres
Musulmana costarricense