Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

martes, 27 de septiembre de 2011

Soy loco por ti, América Latina!

Photobucket

El carioca Carlos Latuff (Twitter: @CarlosLatuff) un diseñador nace. Él nació con ese talento y tuvo la habilidad y suerte para sobrevivir a sobrevivir. Pero no como se esperaba: cerradas las puertas de medios de comunicación, era encontrar refugio en la prensa alternativa. El contacto con los periódicos de la joven diseñadora ha dejado un hombre militante, pero sin perder el arte jamás. Hoy, Latuff se define como artista e militante, consciente de su trabajo: “Si hago un dibujo animado que estoy prestando mi tablero, mi talento y mi creatividad para promover una idea.” A través de Internet, sus caricaturas corrió el mundo y se encuentran en camisas, Carteles y pancartas en las manifestaciones o actividades políticas. El dibujante en una entrevista de más de una hora que ponemos a su disposición en su totalidad en el archivo aquí. Su dibujos dice mucho y sus palabras también. Dar extractos de la entrevista- con énfasis en temas relacionados con América Latina, tema de este blog.

¿Cómo llegó a interesarse en el diseño y la política? Cuando los dos se unieron?

El dibujo es una cosa que siempre me acompañó desde la infancia. Yo solía ver los dibujos animados en la televisión, en la década de 70. A él le gustaba copiar lo que veía en la televisión, coloria, crear personajes. Puesto que soy de una familia humilde, había ninguna perspectiva de que podría trabajar con. La visión del artista se asoció con la clase media. Así que mis padres pensaron que iba a ser diseñador, pero sería más un hobby que trabajar eficazmente con este.

En 89, Conseguí un trabajo como ilustrador en una agencia de publicidad. Pasé un año, adquirido cierta experiencia y 1990 Salí de esa agencia y empecé a hacer en solitario. Tenía la ilusión de que la clase con ese mixuruca cartera podría llamar a los editores, en las redacciones de los periódicos y obtener algo. Fue un fracaso, nadie ha abierto puertas para mí. Después de todo, que realmente me dio la oportunidad que quedaba de la Unión de la Prensa, que yo trabajo hoy y es mi fuente de ingresos.

Hasta 1996, mi relación con el sindicato de prensa fue estrictamente de negocios. He trabajado para ellos, pero pensaba que era posible trabajar para cualquier persona que me pagó. Desde 96, cuando vi el trabajo de los zapatistas y se conocieron por Internet, nace lo que podríamos llamar el militante. A partir de ese momento en que vi, pero la imposibilidad de servir a dos señores: o es una cosa o es otra. Por lo que este en contacto con el movimiento zapatista a través de Internet sirvió para consolidar un proceso de.

¿Cómo conoció el movimiento zapatista y por qué cambió su opinión?

Yo había visto un documental de televisión sobre el levantamiento zapatista y lo que me conmovió mucho y me abrió los ojos a la importancia del arte en el servicio de una causa. Fue entonces cuando me di cuenta de que el trabajo que no apriete los tornillos, es un trabajo ideológico. Si puedo hacer una caricatura de su periódico que Estoy más que simplemente tener una relación profesional, Estoy endeudamiento mi tablero, mi talento y mi creatividad para promover una idea. Así que desde ese momento comprendí que no era posible el ejercicio de cualquier actividad de un dibujante como si fuera sólo un trabajo. Decidí que sólo promover los conceptos que yo realmente creía, Me abrazó causas.

Photobucket

Trabajar con la prensa no era un sindicato sin castigo. A pesar de que pensé que era una actividad puramente profesional, Yo estaba imbuido de las ideas y conceptos que sin mi conocimiento. Entonces, que el contacto con los zapatistas me despertó a este proceso que ya estaba en marcha desde hace mucho tiempo. Desde 1996 es que empecé a hacer una militancia artística, inicialmente para os zapatistas, luego a los palestinos y empecé a colaborar con diversos movimientos sociales en Río de Janeiro, en Brasil y fuera de Brasil.

Es más o menos de mi viaje. Por lo general, cuando se le militante en su juventud crecer y convertirse en un hijo de puta reaccionaria, en mi caso era diferente porque era un tipo que no tenía ninguna militancia, había trabajado con las ideas de sentido común, trabajó con la prensa obrera, como si se tratara de una mera relación profesional. Pero con el tiempo me daba cuenta de que era mucho más que eso y ahora que estoy un poco mayor que yo entiendo a mí mismo no sólo como artista sino también como militante.

Cómo dividir el trabajo de los profesionales Latuff militantes Latuff?

Mi trabajo se puede dividir en dos: Es este un trabajo profesional que pagar por las publicaciones sindicales aquí en Río de Janeiro de Brasil y algunos. He identificación ideológica, sino también les paga por ello, es lo que me sostiene. En internet tengo una actividad que tiene más que ver con un activismo artístico, agente podría decirlo.

Photobucket

La causa palestina es un buen ejemplo. Todos los dibujos que hago en la cuestión de Palestina, sin excepción, No cobro. Y las personas que deseen utilizar este diseño tampoco me necesitas pagar nada, incluso si quieren sacar provecho de lo que esta camiseta o el diseño del cartel. Debido a que el primero por una cuestión ética: No quiero ganar un centavo en este trabajo, por qué incluso lo hacen por amor. Y estratégico, porque quiero que este trabajo sea copyleft, no los derechos de autor, por lo que se puede propagar en todo el mundo. Quiero que estas imágenes muestran que de alguna manera a Palestina de una manera positiva, Lo que la prensa occidental no.

También hay obras que yo hago aquí en Brasil sobre la violencia a la policía o los movimientos sociales, movimiento estudiantil y no cobra nada. Yo puedo hacer esto precisamente porque el trabajo de la prensa obrera de la izquierda me apoya, así que puede darse el lujo que funcione de forma gratuita para los movimientos sociales.

¿Has conocido a algún país en América Latina?

Sólo Panamá. Yo estaba en Panamá un año después del derrocamiento de Noriega. Fue una experiencia genial, porque fue el primer país extranjero que visité en mi vida. Mi mirada en ese momento no era un militante, Era una mirada curiosa. Era más una experiencia personal, turística, a la histórica, militantes que. Si bien no he participado en una marcha contra la ocupación de EE.UU., visita no fue un militante. Si yo fuera hoy sería diferente. En esa época yo era todavía muy nuevo, viaje sin experiencia primero en el centro.

Como se ve el momento político actual en la región?

Estoy viendo que el procedimiento con buenos ojos, en particular en Bolivia. Lamentablemente no he tenido la oportunidad de viajar a Bolivia, pero he seguido los acontecimientos desde la Guerra del Gas y que fue realmente una lección de historia para todos nosotros de América Latina, todo ese movimiento que culminó con la elección de Evo Morales y los intentos de golpe de Estado contra él.

Photobucket

El Evo no es un revolucionario, sino que ha realizado un trabajo importante que se pone en el orden del día de un segmento social que siempre ha sido descuidado. Esto también causó gran indignación en nombre de un sector más conservador, relacionada con el colono blanco, allá en Bolivia Españolas. Luego puso los pueblos indígenas en la agenda del día, como un agente de las transformaciones, rescató el papel histórico de los pueblos indígenas. Pensé excepcional.

En comparación con el año 70 y 80 en el que América Latina estaba plagada por los gobiernos de directo, pro-estadounidense, La intervención del gobierno fascista, dictaduras, Veo con buenos ojos la situación hoy en América Latina.

¿Cuáles son los pueblos oprimidos de América Latina? Las causas que hay que defender?

El sistema capitalista sólo puede producir disparidades, la exclusión, oprimidos. Usted encontrará en América Latina, Con excepción de Cuba, todo tipo de causas a se defender. Pesar de que América Latina en los últimos años han centrado su atención, su defensa de un sesgo de izquierda, ya sea en Venezuela, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Ecuador, Nicaragua. América Latina tiene todo tipo de causa para defenderse, es, por ejemplo,, la causa de los indígenas en Bolivia, os mapuche no Chile, aquí en Brasil tiene la misma [falta de] la reforma agraria es un problema gravíssimo.Tem la causa de la violencia policial en los barrios pobres, en todos los barrios de Brasil. ¿Quién tiene ojos que ven, causas enjambre, que hay escasez de causas sociales pertinentes a adoptar.

En Cuba no hay opresión?

No puedo hablar bien de Cuba, ya que nunca estuvo allí. Las referencias que tengo es de los amigos que estaban allí. Creo que el hecho de no tener un niño inhalando pegamento en el cartel es una buena indicación sobre Cuba. Cuba no es un paraíso, porque es el lugar en el Planeta Tierra.

Photobucket

Se trata de personas ¿Quién está ahí, que están en el gobierno, no se puede esperar que sea un país perfecto. Ahora, en comparación con los regímenes capitalistas como el nuestro, que han privilegiado la cuestión social, que es muy importante. Y es una pequeña isla, que sólo no es mejor debido a décadas de bloqueo económico de los Estados Unidos. Creo que la pelea cubanos GRAN ahora con la eventual muerte de Fidel es para asegurar que estos logros.

Hiciste historietas sobre la ocupación militar en Haití. ¿Cómo ve el desempeño de Brasil como líder de las tropas de las Naciones Unidas no?

Realmente creo que si el Brasil estaba interesado en ayudar a Haití que no han enviado tropas, iba a enviar médicos, del departamento de bomberos, técnicos para reconstruir el país. Lo que pasa es que Haití, en especial la zona de Puerto Príncipe, los barrios pobres de Haití, Sun City, han servido como un laboratorio para el entrenamiento de las tropas para la guerra urbana, para luchar contra los barrios de tugurios.

Photobucket


Es muy lamentable que esta misión en Brasil, como humanitaria, ha servido de hecho como un campo de pruebas de las fuerzas armadas en Brasil para entrenar para el combate en zonas urbanas y con este conocimiento se aplica en las favelas de Río de Janeiro en Brasil y, probablemente,. Es muy lamentable que esto suceda, no es un secreto más, esto ha sido ampliamente publicitados en la prensa.

Julio Cortázar, escritor argentino, escribió: "Si bien la política no garantiza la liberación cultural de Nuestra América, la cultura debe allanar el camino para la liberación política ". ¿Cuál es la importancia del arte para el cambio político? ¿Cuál es el papel del arte y el artista para este proceso?

Esta declaración es brillante. El arte tiene el poder para llegar al corazón y la mente con mucha fuerza y la verdad que las proposiciones políticas. Agente de la vida en una sociedad eminentemente imágenes, a continuación, a través del arte uno puede alcanzar cerca de las personas con mayor facilidad, habla de manera más objetiva. Creo que la expresión artística se puede condensar una gran cantidad de ideas, toda una ideología política y lo convierten en una sola idea sencilla de asimilar. El arte tiene un poder demasiado grande como para superar las barreras, una carga tiene una capacidad de comunicar una idea a la gente de las lenguas, religiones y culturas diferentes. Yo creo mucho en el arte como un medio de promoción de la transformación. #

http://soylocoporti.com/?p=1416&lang=es

La edad de Aisha.


Aisha, la esposa más joven del Profeta Muhammad (saws)

La historia del casamiento de Aisha a los siete años es totalmente un mito
Autor: Dr. T. O. Shanavas - Fuente: Webislam

Las historias de la boda de Aisha hija del califa Abu Bakr, una supuesta niña de nueve años que se había casado con el Profeta Muhammad de 52 años, es el viejo mito que pulula en Occidente, en donde la mayoría de las personas no musulmanas critican y creen en esta fábula sin investigación alguna. La edad de Aisha ha sido erróneamente transmitida en la literatura del hadiz (dichos tradicionales) y de varios hadices que citan la edad de Aisha en el momento de su matrimonio con el Profeta Muhammad (saws) son confusos. ¿Era novia Aisha a los seis años? A continuación las pruebas contra el viejo mito y aceptación de la historia ficticia montada y expuesta por Hisham ibn Urwa:

1. Validez de la fuente

La mayoría de las narraciones publicadas en los libros del hadiz están transmitidas sólo por Hisham ibn Urwa, un árabe que apoyaba su transmisión en la autoridad de su padre. Es extraño que nadie de Medina, donde Hisham ibn Urwa vivió los primeros 71 años de su vida, narrase el acontecimiento. Los orígenes de la transmisión de los relatos de ese acontecimiento surgen con algunas personas de Iraq, a donde según se ha transmitido, y se mudó Hisham tras haber vivido en Medina la mayor parte de su vida.

Tahzib al-Tahzib, uno de los más conocidos libros de biografías y fiabilidad de transmisores de tradiciones del Profeta Muhammad (saws). Según transmite Yaqub ibn Shaiba: “Hisham es altamente fiable, sus narraciones son aceptables, excepto lo que transmitió después de instalarse en Iraq”. Se apunta más adelante que el muy respetado en Medina, Malik ibn Anas no confiaba en las narraciones de Hisham transmitidas en Iraq: “Me han dicho que Malik desconfiaba de las narraciones de Hisham transmitidas por algunas gentes de Iraq” (Fuente: Tahzib al-Tahzib, Ibn Hadjar al-Asqalani, Dar Ihya al-Turath al-Islami, siglo XV, Volumen II, página 50).

Mizan al-I’tidal otra gran obra bibliográfica de transmisores de tradiciones del Profeta Muhammad (saws), menciona: “Cuando ya era muy mayor, la memoria de Hisham empeoró bastante” (Fuente: Mizan al-I’tidal, al-Zahbi, al-Maktaba al-Athriya, Sheikhupura, Pakistan, Volumen IV, página 301).

Basándonos en estas referencias la memoria de Hisham ibn Urwa iba fallando y las narraciones de su época en Iraq no son fiables. Por lo tanto, su relato del matrimonio de Aisha con el Profeta Muhammad (saws) y la edad de ésta, no es válido.

2. La pedida de mano

Conforme a al-Tabari, Hisham ibn Urwa, Ibn Humbal y Ibn Sa’d, Aisha fue prometida a la edad de siete años y comenzó a cohabitar con el Profeta a los nueve años. Sin embargo estos transmisores se contradicen así mismos como al-Tabari que en una obra dice: “Los cuatro niños de Abu Bakr nacieron de sus dos esposas durante el período preislámico” (Fuente: Tarij al-Umam wal-Mamluk, al-Tabari, Vólumen IV, página 50, Beirut 1979).

Si Aisha fue prometida en 620 con siete años y comenzó a vivir con el Profeta en 622 a los nueve años, esto indicaría que nació en 613. Por lo tanto, si nos basamos en una cita de al-Tabari, los números indican que Aisha debió nacer, tres años después del comienzo de la Revelación: en el año 610. Al-Tabari también estipula que Aisha había nacido en la época preislámica. Si hubiera nacido antes de 610, habría tenido por lo menos 14 años cuando empezó a vivir con el Profeta (saws).

Fundamentalmente al-Tabari se contradice a sí mismo y no es fiable para la cuestión de determinar la edad de Aisha.

3. La edad de Aisha con respecto a la edad de Fátima Zahra (as)

Según Ibn Hadjar “Fátima, la hija del Profeta Muhammad (saws), nació cuando la Ka’aba fue reconstruida, cuando el Profeta tenía 35 años. Ella tenía cinco años más que Aisha” (Al-Isaba fi tamyiz al-Sahaba, Ibn Hadjar al-Asqalani, Volumen IV, página 377, Maktaba al-Riyadh al-Haditha, al-Riyadh, 1978).

Si la información de Ibn Hadjar es cierta, Aisha nació cuando el Profeta tenía 40 años. Si Aisha se hubiera casado con el Profeta cuando él tenía 52 años, la edad de Aisha en el momento del matrimonio sería de 12 años.

De esta manera Ibn Hadjar, al-Tabari, Ibn Hisham y Ibn Humbal se contradicen unos a otros. Así pues, la supuesta boda de Aisha a los siete años es el viejo mito que circula en Occidente.

4. La edad de Aisha con respecto a la edad de Asma

Según Abd al-Rahman ibn Abu Zannad: “Asma tenía 10 años más que Aisha” (Siyari’lam al-Nubala, Al-Zahabi, Volumen II, página 289, Mu’assasa al-Risalah, Beirut 1992).

Según Ibn Kathir: “Asma era 10 años mayor que su hermana Aisha”, después Ibn Kathir afirma: “Asma vio el asesinato de su hijo durante ese año (73 de la Hégira), como ya hemos mencionado y cinco días después ella misma murió. Según otras transmisiones, no murió tras cinco días sino tras 10 o 20, o pocos días después de 20, o 100 días después. La transmisión más conocida da 100 días después. Asma murió a los 100 años de edad” (Al-Bidaya wa al-Nihaya, Ibn Kathir, Volumen VIII, página 371 y 372, Dar al-Fikr al-Arabi, Al-Jizah 1993).

Según Ibn Hadjar al-Asqalani: “Asma vivió 100 años y murió en el 73 o 74 de la Hégira” (Taqrib al-Tahzib, Ibn Hadjar al-Asqalani, página 654, Bab fi al-Nisa, Al-Harf al-Alif, Lucknow).

Conforme a casi todos los historiadores, Asma la hermana mayor de Aisha, tenía diez años más que Aisha. Si Asma tenía 100 años en el 73 de la Hégira, ella tenía que tener 27 o 28 años en el inicio de la Hégira. Si Asma tenía 27 o 28 años en el inicio de la Hégira, Aisha tenía que tener 17 o 18 años. Por lo tanto, si Aisha tiene 17 o 18 años en el inicio de la Hégira, esto significa que comenzó a vivir con el Profeta a la edad de 19 o 20 años.

Basándonos en Ibn Hadjar, Ibn Kathir y Abd al-Rahman, la edad de Aisha en el momento que comenzó a vivir con el Profeta Muhammad (saws) hubiera sido de 19 o 20 años. En el punto 3, Ibn Hadjar sugiere que Aisha tenía doce años y en el punto 4, se contradice a sí mismo al darle 17 o 18 años a Aisha. Entonces ¿cuál es la edad correcta, doce o dieciocho? Sin embargo Ibn Hadjar es una fuente inválida para la edad de Aisha.

5. Las batallas de Badr y Uhud

Una transmisión que narra la participación de Aisha que viajaba en grupo hacia la batalla de Badr nos viene en una crónica de Muslim: “Aisha, mientras cuenta el viaje a Badr y uno de los acontecimientos importantes que tuvieron lugar en ese viaje, dijo: cuando llegamos a Shadjara…” (Kitab al-Djihad wa al-Siyar, Bab Karahiyat al-Isti’ana fi al-Gazwi bi-kafir).

Otra transmisión que narra la presencia de Aisha en la batalla de Uhud nos viene en una crónica de Bujari: “Anas transmite que el día de Uhud, la gente no pudo evitar la retirada en las posiciones alrededor del Profeta Muhammad (saws). En ese día vi a Aisha y Umm Sulaim subirse las faldas de los tobillos para evitar cualquier freno en sus movimientos” (Kitab al-Djihad wa al-Siyar, Bab Gazwi al-Nisa wa Qitalihinna ma’a al-Rijal).

Nos transmite Bujari: El hijo de Umar dijo “que el Profeta no me permitió participar en Uhud, cuando en ese momento tenía 14 años. Pero el día del Foso de Jandaq cuando tenía 15 años, el Profeta autorizó mi participación”. (Kitab al-Magazi, Bab Gazwi al-Jandaq wa Hiya al-Ahza).

Basándonos en estas transmisiones, los varones menores de 15 años eran expulsados y no se les permitió participar en la batalla de Uhud y Aisha estuvo presente en ambas batallas, lo que indica claramente que ella no tenía nueve años sino por lo menos 15 años. Al fin y al cabo, las mujeres acompañaban a los hombres en el campo de batalla para ayudarles, no para convertirse en una carga. Esta constatación supone otra contradicción más en lo que respecta a la edad de Aisha.

6. Sura al-Qamar (la Luna)

Según una tradición generalmente aceptada, Aisha nació unos ocho años antes de la Hégira. Pero según otra transmisión de Bujari, Aisha dijo: “Era una Djariya (niña en árabe) cuando fue revelada la Sura al-Qamar”. (Kitab al-Tafsir, Bab Qaulihi Bal al-Sa’a maw’iduhum wa al-Sa’a adha wa Amarr).

La Sura 54 del Sagrado Corán fue revelada ocho años antes de la Hégira, lo cual indica que fue revelada en el 614 de nuestra era. Si Aisha comenzó a vivir con el Profeta a los nueve años como se estipula (en el 623 o 624 de nuestra era) sería una sibya (niña recién nacida) en el momento en que la Sura al-Qamar fue revelada. Según la tradición citada, Aisha era en realidad una niña, no una recién nacida. Así pues, Aisha siendo una Djariya y no una Sibya tuvo que tener entre 6 y 13 años en el momento de la revelación de la Sura al-Qamar y por lo tanto tenía entre 14 o 21 años en el momento de casarse con el Profeta Muhammad (saws).

7. Terminología árabe

Según una transmisión atribuida a Ahmad ibn Hanbal, después de la muerte de Jadiyah (as), la primera mujer del Profeta Muhammad (saws), “cuando Jawla se dirigió al Profeta le comentó las posibilidades en las que ella pensaba. Jawla le dijo: Te puedes casar con una bikr (doncella virgen) o con una thayyib (mujer casada). Cuando el Profeta le preguntó por la identidad de la bikr, Jawla mencionó el nombre de Aisha”. (Musnad Ahmad ibn Hanbal, Volumen 6, página 210, Dar Ihya al-Turath al-Arabi, Beirut).

Todos los que conocen la lengua árabe saben que la palabra bikr no se usa para una niña inmadura de nueve años. La palabra correcta para niña como se ha estipulado antes es djariya. En cuanto a bikr, se usa para una señorita no casada sin experiencia conyugal previa al matrimonio, tal y como entendemos el término virgen. Por lo tanto, es obvio que una niña de nueve años no es una señorita.

El sentido literal de la palabra bikr en el hadiz citado es “mujer adulta sin experiencia sexual previa al matrimonio”. Por lo tanto, Aisha era una mujer adulta cuando se casó con el Profeta Muhammad (saws).

8. Texto Coránico

Todos los musulmanes coincidimos en que el Sagrado Corán es el libro de referencia por excelencia. Así pues tenemos que buscar y ahondar en el Sagrado Corán las confusiones creadas por los hombres eminentes del periodo clásico del Islam en lo que respecta a la edad de Aisha en su boda. Acaso permite o prohibe el Sagrado Corán el matrimonio de un niño o niña inmaduros de siete años?

No hay versículos que autoricen explícitamente estos matrimonios. Hay un versículo que señala a los musulmanes el deber de educar a un niño huérfano. La enseñanza del Sagrado Corán sobre el tema de la educación de los huérfanos es también válida para aplicarla a nuestros hijos. La aleya coránica dice:

“Observad a los huérfanos hasta que alcancen la edad del matrimonio. Cuando los consideréis ya capaces y maduros, entregadles sus bienes. No los consumáis pródigamente, antes de que alcancen la mayoría de edad…” (Sura Las Mujeres, aleya 6)

En lo que concierne a los niños huérfanos, el musulmán debe alimentarlos, vestirlos, educarlos y examinar su grado de madurez hasta la edad de casarse antes de confiarles la responsabilidad sobre sus bienes. Así pues el versículo coránico exige una comprobación meticulosa de su madurez intelectual y física, con resultados de exámenes objetivos antes de la edad del matrimonio, con la perspectiva de restituirles sus bienes. A la luz de esta aleya, ningún musulmán responsable le entregaría la potestad económica a una niña inmadura de 7 o 9 años, porque no puede asumir, ni esta preparada para tal responsabilidad. Por tanto, ¿cómo podemos creer que Aisha estaba lista y educada a la edad de 7 años en el momento de su boda?

Ibn Hanbal en su Musnad, Vólumen VI, en las páginas 33 y 99 afirma que Aisha, teniendo nueve años, estaba sin duda más interesada en jugar con caballos y muñecas de juguete que en asumir la responsable tarea de ser esposa. Es dificil creer, por lo tanto, que Abu Bakr un compañero juicioso entre los musulmanes, pudiese prometer a su hija Aisha de 7 años al Profeta en la cincuentena. Igual de difícil y absurdo es imaginar que el Profeta violaría una directriz coránica y pudiera casarse con una niña de siete años.

El matrimonio de Aisha a los siete años hubiera transgredido la exigencia de madurez emanada del Sagrado Corán. Por lo tanto, la historia del casamiento de Aisha a los siete años es totalmente un mito.

9. Consentimiento en el Matrimonio

La mujer musulmana debe ser consultada y debe dar su beneplácito ante la perspectiva de contraer un matrimonio válido. Islámicamente, la autorización credible de las mujeres musulmanas es un requisito previo para que el matrimonio sea válido. Sea cual sea el ejercicio de imaginación que hagamos, el visto bueno dado por una niña de siete años no puede ser una autorización válida para un matrimonio.

El Profeta Muhammad (saws) no se casó con Aisha cuando ésta tenía siete años, porque ello hubiera violado la exigencia del permiso válido emanada de la directriz sobre el ordenamiento del matrimonio islámico. Por tanto, el Profeta Muhammad (saws) se casó con Aisha cuando era una señorita madura tanto intelectual como físicamente.

Evidentemente, la transmisión sobre el matrimonio de Aisha a los nueve años por Hisham ibn Urwa no puede ser aceptada como auténtica cuando contradice tantas otras transmisiones que nos han llegado. Además no hay absolutamente ningún motivo para que se acepte como auténtica la transmisión de Hisham ibn Urwa cuando otros sabios como Malik ibn Anas considera inválida sus narraciones iraquíes. Las informaciones provenientes de al-Tabari, Bujari y Muslim muestran cómo se contradicen unos a otros con respecto a la edad de Aisha. Es más, estos mismos sabios a menudo se contradicen ellos mismos en sus crónicas. Por lo tanto la transmisión sobre la edad de Aisha en el momento de su matrimonio no es fiable dadas las claras contradicciones observadas en las obras de los sabios clásicos del Islam.

Llegados a este punto, no hay razones para creer que la información sobre la edad de Aisha haya sido aceptada como auténtica cuando hay pruebas adecuadas para rechazarla como un mito. Y más allá, el Sagrado Corán rechaza el matrimonio de niños y niñas inmaduros, asi como que se les confíe las responsabilidades sociales.

http://www.webislam.com/?idt=20594

La ONU pide interrumpir de manera inmediata la demolición de casas palestinas.




"El impacto y la naturaleza discriminatoria de estas demoliciones y desahucios es completamente inaceptable. Estas acciones de las autoridades israelíes violan los derechos humanos y la ley humanitaria y deben detenerse inmediatamente"
Los Tiempos


Tres relatores independientes de Naciones Unidas hicieron hoy un llamamiento a Israel a que ponga fin de manera inmediata a la demolición de viviendas propiedad de palestinos en Cisjordania, incluido Jerusalén Este.

En un comunicado, los relatores denunciaron que en este año se ha producido "un dramático incremento" de estas demoliciones y pidieron también a las autoridades israelíes que prevengan las agresiones de los colonos israelíes contra los palestinos y sus propiedades.

"El impacto y la naturaleza discriminatoria de estas demoliciones y desahucios es completamente inaceptable. Estas acciones de las autoridades israelíes violan los derechos humanos y la ley humanitaria y deben detenerse inmediatamente", afirmaron.

El comunicado está firmado por la relatora especial de Naciones Unidas sobre el derecho a una vivienda adecuada, Raquel Rolnik; la relatora especial sobre el derecho al agua potable y los servicios sanitarios, Catarina de Albuquerque, y el relator especial sobre el derecho a la alimentación, Olivier De Schutter.

Los relatores explicaron que "en algunos lugares hay casi quemas semanales de tierras, árboles y cosechas de vecinos palestinos por parte de los colonos israelíes", que en su opinión actúan así porque las autoridades israelíes no hacen nada por evitarlo o castigarlo.

"Las autoridades israelíes (...) deben investigar y perseguir los actos delictivos cometidos por los colonos de una manera independiente, imparcial, efectiva y puntual", señalaron.

Según los datos de los relatores de la ONU, desde enero pasado "al menos 387 estructuras, incluidas 140 estructuras residenciales, y 79 estructuras agrícolas han sido demolidas, lo que ha supuesto el desplazamiento forzado de 755 personas y un impacto perjudicial para los medios de sustento vital de otras 1.500 personas".

"El tratamiento preferencial a los colonos israelíes es una discriminación flagrante", manifestaron los expertos, que aseguraron que mientras los asentamientos israelíes se extienden en Jerusalén Este y el resto de Cisjordania, las solicitudes palestinas de permisos son rechazadas y sus casas y propiedades son destruidas.

"Hay claramente una escalada de esta situación y el resultado es un incremento de las violaciones de los derechos humanos", afirmó Rolnik, que denunció que los palestinos expulsados llevan décadas viviendo en esa zona y ni siquiera reciben una compensación por parte del Estado israelí para reubicarse en otra zona.

"Incluso son forzados a pagar por la demolición y a pagar multas por haber construido 'ilegalmente'", agregó Rolnik.

De Albuquerque hizo hincapié en la destrucción de cisternas y de pozos palestinos, lo que ha supuesto que "esta gente tenga que pagar precios exorbitantes por el agua potable que llega en camiones".

De Schutter señaló que esto ha tenido un grave impacto en la supervivencia del ganado de los palestinos y de los beduinos, que "también han visto sus propiedades destruidas de manera reiterada".


http://www.kaosenlared.net/noticia/onu-pide-interrumpir-manera-inmediata-demolicion-casas-palestinas




Una ciudad en el centro de la disputa.




Jerusalén, la capital “eterna” para los judíos, la capital de la Palestina “histórica” para los palestinos.

LOS PALESTINOS PIDEN EL RECONOCIMIENTO DE UN ESTADO CON JERUSALEN ESTE COMO CAPITAL. ISRAEL LO RECHAZA


Hoy, a fuerza de inversiones, de compra de parcelas y terrenos y de restricciones específicas a los palestinos, Jerusalén se mueve entre la modernidad de su sector israelí y la pobreza y la falta de obras de infraestructura en la parte oriental.


Por Eduardo Febbro
Desde Jerusalén


Cada piedra es un conflicto, cada muro una leyenda, cada roca la huella sagrada de algún Dios distinto: Jerusalén. Suprema, mágica, polifónica, acogedora, juvenil, discriminatoria y veloz. Capital “eterna” para los judíos, capital de la palestina “histórica” para los palestinos, capital fundacional del cristianismo, Jerusalén es un viaje dentro del viaje, un laberinto de odio y de amor que está en el centro de la disputa territorial entre israelíes y palestinos en donde intervienen corporaciones secretas, millonarios norteamericanos, ritos religiosos corrompidos por los dólares, capitales árabes bloqueados y una política urbana de manifiesto aislamiento. Una misma ciudad, tres religiones, Islam, cristianismo, judaísmo, tres historias, dos nombres diferentes: Yerushalayim –la paz aparecerá– para los judíos, Al Qods –la santa– para los árabes. En esta capital políglota, de cruces y contrastes, convergen los relatos fundadores de las tres religiones monoteístas: para los árabes, Jerusalén es, después de la Meca y Medina, el tercer lugar santo del Islam. Para los judíos, Jerusalén es la ciudad conquistada por el rey David en el año 1004 antes de Cristo luego de que David se aunara a las tribus de Israel. Para los cristianos, Jerusalén es el epicentro de los actos fundadores del cristianismo, el lugar donde Cristo vivió la pasión y la resurrección. Jerusalén, ¿capital de quién? La respuesta es ine-quívoca. Como dice Khaled, un comerciante de la célebre calle Salah Ad Din de Jerusalén oriental: “De quien tenga más capitales y poder para apropiarse de ella”.

En 1947, luego de la división de Palestina, la ONU puso a Jerusalén bajo mandato internacional. Al año siguiente, con la guerra de independencia, Israel se apoderó del sector oeste de la ciudad, mientras que el sector oriental pasó a estar bajo control jordano. Pero durante la Guerra de los Seis Días (1967), Israel anexó Jerusalén este. En 1950, la ciudad fue declarada capital del Estado de Israel y en 1980 la Knesset, el Parlamento israelí, la elevó al rango de “capital eterna”. Hoy, a fuerza de inversiones, de compra de parcelas y terrenos, de restricciones específicas a los palestinos, Jerusalén se mueve entre la modernidad de su sector israelí y la pobreza de la parte oriental. Un mundo estancado, marcado por la ausencia de infraestructuras urbanas y falta de inversiones, y otro mundo desa-rrollado, una ciudad moderna, luminosa y cuidada. La frontera entre la luz y la limpieza y el caos y la miseria es invisible. Basta con bajar hasta el comienzo de Jaffa Street, doblar a la izquierda, caminar trescientos metros y, de pronto, estar en otro planeta. En el oriente de la ciudad no hay cines, ni teatros, ni bares atractivos.

Pese a su declarado laicismo, el intendente de Jerusalén, Nir Barkat, mantiene las limitaciones a las inversiones palestinas. Aunque representan el 59 por ciento de la población de Jerusalén este, los palestinos sólo están autorizados a construir en el 13 por ciento de ese sector. Los permisos de construcción tardan una década en ser otorgados. Ello lleva a los palestinos a emprender obras o agrandar sus casas sin autorización, lo que implica la inmediata demolición de esos agregados. Las cifras sobre las inversiones municipales son elocuentes. Los palestinos representan el 35 por ciento de la población global, pero sólo entre 10 y 12 por ciento del presupuesto municipal se utiliza para la inversión en infraestructuras en el sector este. Ochenta por ciento de las calles correctamente asfaltadas y los desagües en buen estado se encuentran en la zona judía de la ciudad, donde también hay mil jardines públicos contra 45 en Jerusalén oriental. Persiste una inagotable sensación de que todo está hecho para disuadir a los palestinos de partir Jerusalén.

Nada refleja mejor la complejidad de la situación como el tranvía inaugurado en 2011. La línea recorre 14 kilómetros en ambos sentidos, desde el barrio de Pisgat Zeev, en Jerusalén este, hasta Monte Herzl al oeste. En su recorrido, el tranvía es una suerte de bomba geopolítica: pasa por los barrios judíos construidos en el sector de Jerusalén anexado luego de la Guerra de los Seis Días y en donde la soberanía del Estado de Israel no está plenamente reconocida por la comunidad internacional. En términos de derecho internacional, la ocupación y la posterior anexión de Jerusalén este fueron condenadas por las resoluciones 241, 446, 452 y 465 de la ONU, además de contravenir la cuarta Convención de Ginebra. La guerra por la posesión de la ciudad tiene actores económicos de peso que juegan entre las sombras y por anticipado la carta que puede conducir al reconocimiento de un Estado palestino con Jerusalén este como capital y por ello, a golpes de millones, compran el máximo de parcelas posibles.

Los manejos de la Richard Marketing Corporation han dado lugar a uno de los más controvertidos episodios de esta confrontación por las piedras sagradas. La Richard Marketing Corporation es en realidad la cobertura de la organización sionista Ateret Cohanim, detrás de la cual se encuentra el millonario norteamericano Irving Moscowitch. Desde hace años, la corporación se ha consagrado a comprar casas palestinas y parcelas situadas en la Ciudad Vieja de Jerusalén, es decir, el ojo del ciclón: allí están la Mezquita de Al Aqsa (Mahoma fue de la Meca hasta la Mezquita de Al Aqsa), la Cúpula de la Roca (los musulmanes creen que Mahoma subió al cielo desde allí), el Muro de los Lamentos (el último vestigio del Templo de Jerusalén, que es el emblema más sagrado del judaísmo), la Explanada de las Mezquitas y un sinnúmero de edificios ligados a la historia del cristianismo, entre ellos el Santo Sepulcro.

La Ciudad Vieja, ubicada en Jerusalén este, está dividida en cuatro sectores: musulmán, judío, cristiano y armenio. Allí puso sus dólares la corporación con la compra de casas palestinas, cristianas y, sobre todo, de parcelas y secesiones negociadas con la Iglesia Griego Ortodoxa. El patriarca Irineos primero, hoy recluido en su espiritualidad, cobró varios millones bajo la mesa a cambio de firmar un contrato de “alquiler” de 99 años por uno de los lugares más emblemáticos de la Ciudad Vieja situado en la Puerta de Jaffa. Por curioso que resulte, partiendo desde la Puerta de Jaffa, el primer cartel que aparece indicando el Santo Sepulcro está escrito en un montón de idiomas, incluido el hebreo, menos en árabe. Arieh King, un miembro notorio de Ateret Cohanim, lleva años comprando cuanta casa aparece en su camino en la Ciudad Vieja y en Jerusalén Este. Hombre franco y sin rodeos, King está al frente de la organización Israel Land Fund. No tiene nada que ocultar: “Jerusalén es el lugar más importante del proyecto sionista. Les compramos a los árabes para poner judíos en su lugar. No aceptamos que Jerusalén sea dividida”. Arieh King es un auténtico agente inmobiliario de la judaización de Jerusalén, y no lo esconde. Tiene en su haber decenas de casas compradas y –esto no lo confiesa– acuerdos de compra y alquiler con varias congregaciones cristianas sensibles al dinero en efectivo. Nada lo detiene, ni siquiera la compra de casas palestinas y, además del precio elevado que paga, “la obtención de una visa para que el vendedor se vaya al extranjero”.

La historia de Arieh King merece un capítulo aparte. Su actividad, financiada con fondos provenientes del mundo entero, tiene el mérito de la transparencia al tiempo que revela la pugna por la posesión de la Ciudad Santa. “Trabajo para el futuro de la nación judía”, proclama sin mosquearse. Los cristianos palestinos denuncian esa política aplicada de judaización de Jerusalén. Arabes musulmanes y cristianos de Jerusalén han visto la manera en que, poco a poco, las casas situadas en las callejuelas de la Ciudad Vieja que llevan al templo cambiaban de propietario. La batalla inmobiliaria es una carrera contrarreloj. Para reanudar las negociaciones de paz, además de las fronteras de 1967, el fin de la colonización y el retorno de los refugiados, la Autoridad Palestina planteó como condición que Jerusalén este sea la capital de un futuro Estado palestino. Políticas de Estado, municipales y manos privadas participan en esa carrera. Jerusalén es el territorio de un combate inmobiliario en cuyo seno se mueven las sombras de la geopolítica.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-177623-2011-09-27.html

Palestina: El fracaso del imperio.





Robert Fisk

Los palestinos no lograrán un Estado esta semana. Pero probarán –si logran los votos suficientes en la Asamblea General y si Mahmud Abbas no sucumbe a su característica postración frente al poder de Estados Unidos e Israel– que merecen un Estado. Y establecerán para los árabes, lo que a Israel le gusta llamar –cuando agranda sus colonias en tierra robada– "hechos de la tierra": nunca más podrán Estados Unidos e Israel chasquear sus dedos y esperar que los árabes junten los talones. Estados Unidos perdió su paquete en Medio Oriente. Se terminó: el "proceso de paz", "la hoja de ruta", el "acuerdo de Oslo"; todo el fandango es historia.

Personalmente creo que Palestina es un Estado de fantasía, imposible de crear ahora que los israelíes han robado tanto de la tierra de los árabes para su proyecto colonial. Vayan y echen un vistazo a Cisjordania, si no me creen. Las masivas colonias judías de Israel, su perniciosas restricciones a la construcción de hogares palestinos de más de un piso y el cierre de los sistemas de aguas cloacales como castigo, los "cordones sanitarios" al lado de la frontera jordana, los caminos sólo para israelíes han convertido el mapa de Cisjordania en un parabrisas aplastado de un auto chocado. A veces, sospecho que lo único que evita la existencia de "un Israel más grande" es la obstinación de los palestinos.

Pero ahora estamos hablando de un asunto mucho más serio. Este voto en la ONU va a dividir a Occidente –a los estadounidenses de los europeos y montones de otras naciones– y va a dividir a los árabes de los estadounidenses. Y va a hacer estallar las divisiones en la Unión Europea; entre europeos del Este y del Oeste, entre Alemania y Francia (el primero apoyando a Israel por todas las razones históricas de siempre, el último enfermo por el sufrimiento de los palestinos) y, por supuesto, entre Israel y la Unión Europea.

En el mundo se creó un gran enojo por las décadas del poder israelí, su brutalidad militar y la colonización; millones de europeos, aunque conscientes de su propia responsabilidad histórica por el Holocausto judío y bien conscientes también de la violencia de las naciones musulmanas, ya no se intimidan en su crítica por temor a ser catalogados de antisemitas. Hay un racismo en Occidente –y siempre lo habrá, me temo– contra los musulmanes y los africanos, así como hacia los judíos. Pero, ¿qué son los asentamientos israelíes en Cisjordania, en donde no puede vivir ningún palestino, árabe o musulmán, si no una expresión de racismo?

Israel comparte esta tragedia, por supuesto. Su gobierno demente ha llevado a su gente a este camino hacia la perdición, adecuadamente resumido por su temor a la democracia en Túnez y Egipto –qué típico que su principal aliado en esta tontería sea la terrible Arabia Saudita– y su cruel negativa a disculparse por la matanza de nueve turcos en la flotilla a Gaza el año pasado y su otra negativa a disculparse con Egipto por el asesinato de cinco de sus policías tras una incursión palestina a Israel.

Adiós a sus aliados regionales, Turquía y Egipto, en el período de apenas 12 meses. El gabinete de Israel está compuesto por gente inteligente y potencialmente equilibrada como Ehud Barak, y otros como el ministro de Exterior, Avigdor Lieberman, el Ahmadinejad de la política israelí. Dejando el sarcasmo de lado, los israelíes merecen algo mejor que esto.

El Estado de Israel puede haber sido creado injustamente –la Diáspora palestina es prueba de esto– pero fue creado legalmente. Y sus fundadores fueron perfectamente capaces de hacer un trato con el rey Abdulá de Jordania después de la guerra de 1948-49 para dividir a Palestina entre los judíos y los árabes. Pero fue la ONU la que decidió el destino de Palestina el 29 de noviembre de 1947, cuando le dio a Israel su legitimidad, siendo los estadounidenses los primeros en votar su creación. Ahora –por una suprema ironía de la historia– es Israel quien desea evitar que la ONU les dé a los árabes palestinos su legitimidad –y es Estados Unidos el primero en vetar tal legitimidad.

¿Tiene Israel el derecho a existir? La pregunta es una trampa, regularmente y estúpidamente recitada por los llamados partidarios de Israel: para mí también, en pocas pero cada vez más ocasiones. Son los Estados –no los humanos– los que le dan a otros Estados el derecho a existir. Para que los individuos lo hagan tienen que mirar un mapa. Porque, ¿dónde exactamente está Israel? Es la única nación en la tierra que no sabe y no quiere declarar dónde está su frontera oriental. ¿Es la antigua línea de la ONU del armisticio, la frontera de 1967 tan querida por Abbas y tan odiada por Netanyahu, Cisjordania palestina menos los asentamientos o todo Cisjordania?

Muéstrenme un mapa del Reino Unido que incluya Inglaterra, Gales, Escocia y el norte de Irlanda, y tiene derecho a existir. Pero muéstrenme un mapa del Reino Unido que afirma incluir los 26 condados de Irlanda independiente y muestra a Dublín como británica en lugar de una ciudad irlandesa, y diré no, esta nación no tiene el derecho a existir en esas expandidas fronteras. Que es el porqué en el caso de Israel, que cada embajada occidental, incluyendo las embajadas estadounidenses y británicas, están en Tel Aviv y no en Jerusalén.

En el nuevo Medio Oriente, en medio del Despertar Arabe y la revolución de la gente por la dignidad y la libertad, este voto de la ONU –aprobado en la Asamblea General, vetado por Estados Unidos si va al Consejo de Seguridad– constituye un tipo de bisagra: no es sólo una vuelta de página, sino el fracaso del imperio. Tan encerrada en Israel se ha convertido la política exterior de Estados Unidos, tan temerosos están todos sus congresistas –al extremo de amar más a Israel que a los Estados Unidos–, que esta semana Estados Unidos resaltará no como la nación que produjo a Woodrow Wilson y sus 14 principios de autodeterminación, no como el país que luchó contra el nazismo y el fascismo y el militarismo japonés, no como el modelo de libertad que representaban sus Padres Fundadores, sino como un Estado viejo y cascarrabias, egoísta y asustado cuyo presidente, después de prometer un nuevo afecto por el mundo musulmán, se ve obligado a apoyar a una potencia ocupante contra un pueblo que sólo pide un Estado.

¿Deberíamos decir "pobre Obama", como lo he hecho yo en el pasado? No lo creo. Bueno para la retórica, vanidoso, entregando amor falso en Estambul y El Cairo a pocos meses de su elección, esta semana probará que su reelección es más importante que el futuro de Medio Oriente, que su ambición personal por quedarse en el poder está antes que el sufrimiento de un pueblo ocupado. En este contexto, es bizarro que un hombre que se supone de altos principios se muestre tan cobarde. En el nuevo Medio Oriente, donde los árabes están reclamando los mismos derechos y libertades que Israel y Estados Unidos dicen que ellos defienden, esta es una profunda tragedia.

Los Estados Unidos son responsables del fracaso por no enfrentarse a Israel y no insistir en una paz justa en Palestina, inducidos por el héroe de la guerra de Irak. Los árabes también, por permitir que sus dictadores duraran tanto tiempo y por lo tanto obstruir el escenario con falsas fronteras y viejos dogmas y petróleo (y no vayamos a creer que una "nueva Palestina" sería un paraíso para su propia gente). Israel también, cuando debería estar contento con el pedido palestino de un Estado en la ONU con todas sus obligaciones de seguridad y paz y reconocimiento de otros miembros de la ONU. Pero no. El juego está perdido. El poder político de Estado Unidos en Medio Oriente será esta semana neutralizado en beneficio de Israel. Un gran sacrificio en el nombre de la libertad...

Robert Fisk es el corresponsal del diario británico The Independent en Oriente Próximo.


Traducción para La Jornada: Celita Doyhambéhère

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=4449

Palestina vencerá.




Guillermo Almeyra · · · · ·


El supuestamente democrático y antibelicista Barack Obama, incluso –y cínicamente– premio Nobel de la Paz, está pataleando en el pantano de la crisis del sistema capitalista y se está hundiendo sin remedio. Obama disfraza con minimpuestos a los ricos la concesión de cientos de miles de millones de dólares a los multimillonarios y banqueros y a los grandes industriales, mientras sus soldados siguen en Afganistán a pesar del desastre político y militar que allí (y en Irak) están sufriendo. Siendo negro deja morir en el caos y de hambre –pero ocupada por sus tropas– la primera república negra independiente, la patria de Toussaint L’Ouverture; mantiene a uno de cada cinco afroamericanos en la desocupación, y uno de cada tres pasa por la cárcel. Últimamente intentó mantener las dictaduras de Ben Ali en Túnez y la de Mubarak en Egipto, sostiene a la de Yemen y a la de Bahrein, indirectamente lo hace con Bashir el Assad en Siria para no desestabilizar más a Israel, bombardea Libia para tratar de mantener un pie en el norte de África y el Medio Oriente, apoya a los fascistas de Tel Aviv en su agresión continua contra los palestinos y en la colonización del territorio de éstos, y ahora se traga sus promesas de hace un año de apoyar la creación de un Estado palestino independiente…

¿Qué cambió en este último año para que Obama tuviese que desdecirse de un modo tan brutal en la cuestión medioriental y Sarkozy tuviera que rasgar el velo de su hipócrita política pretendidamente pro árabe y pro africana? No fueron Abbas y la Autoridad Nacional Palestina, que siguen siendo tan moderados y ultraflexibles ante las indicaciones de Washington como siempre.

Pero la rebelión de los pueblos árabes derribó uno por uno los sostenes del equilibrio de la fuerza instaurado por Israel al barrer a los regímenes tunecino, egipcio, libio y poner sobre la defensiva a los emires árabes y al romper los pactos de alianza política y militar de Israel con Turquía, vieja potencia colonialista de los pueblos árabes y ahora pilar del intento de constituir en esos países en rebelión gobiernos islámicos moderados que, forzosamente, serán antisraelíes.

El fracaso yanqui en Irak y en Afganistán por otra parte alienta a Irán, que tiene fronteras con ambos, fortalece la oposición antimperialista e islámica paquistaní, refuerza indirectamente a China como potencia asiática y le permite incluso a Rusia volver a poner el pie en esa región tan vital. Además, dado que en Europa los trabajadores árabes y musulmanes son numerosísimos, son discriminados y carecen de derecho pero forman parte ya de la sociedad, el derrumbe del colonialismo entra a formar parte de la lucha política europea, tanto bajo la forma de los motines sociales como mediante el racismo fascista de las derechas antinmigrantes.

Todo este panorama, y sobre todo la influencia de la rebelión en el mundo árabe, impuso en Palestina misma la alianza entre Hamas y Al Fattah y entre musulmanes y laicos o de otras religiones y repercutió en Israel bajo la forma de los indignados y de la movilización de los que temen que Netanyahu lleve a Israel a una guerra más del apartheid, perdida de antemano.

Abbas y la Autoridad Nacional Palestina, por su parte, sienten que la crisis capitalista mundial, por un lado, y la rebelión árabe por el otro, han cambiado las relaciones de fuerza globales. Por eso presentan una reivindicación simbólica y moderadísima: el reconocimiento de Palestina como Estado miembro de la ONU con los límites de 1967 (es decir, de los existentes después del despojo de los territorios palestinos y la expulsión de cientos de miles de éstos en la guerra de 1947). Esos límites, anteriores a la Guerra de los Seis Días, implicarían retirar a los colonos israelíes ultraderechistas de Cisjordania, respetar Gaza y devolver las alturas del Golán a Siria, así como Jerusalén a los árabes, cosa que, a pesar de ser justa, el fascismo de Israel jamás puede aceptar, como tampoco la pueden aceptar los partidos religiosos extremistas que son la base del gobierno de Netanyahu. Los palestinos aspiran a tener, sin embargo, un Estado viable, y no solamente la escasísima compensación moral del reconocimiento como “Estado observador”, similar al seudo Estado pontificio, que podría derivar del veto estadunidense a un voto de la Asamblea General a favor de un Estado palestino independiente. Pero Israel no puede aceptar ni siquiera eso, porque sería un precedente para la aceptación posterior como Estado con todas las garantías, lo cual haría imposible su política colonialista y de apartheid. De ahí que Estados Unidos deba tragarse sus palabras anteriores y llegar al veto a favor de Israel, al igual que Francia (la cual espera que Washington vete para evitar que París deba vetar). Los palestinos deben obtener nueve votos en el Consejo de Seguridad y no deben enfrentar ningún veto para que se resuelva favorablemente su caso.

Ahora bien, además de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña, Rusia y China, que son miembros permanentes, están los miembros no permanentes (Alemania, Bosnia Herzegovina, Colombia, Gabón, India, Líbano, Níger, Portugal y Serbia). China y Rusia votarán presumiblemente a favor de los palestinos, para obligar a Washington a poner su veto, perdiendo aún más el poco apoyo que tiene en el mundo ex colonial. Colombia votará en contra, siguiendo la voz del amo estadunidense, y Francia está presionando a los países africanos para que voten en contra o se abstengan. Las grandes potencias, por lo tanto, están divididas también en el problema medioriental y nuevamente se formó un bloque entre los llamados “emergentes” (Argentina, Brasil, China, India, Rusia, Turquía) contra Estados Unidos e Israel. Mientras tanto, se profundiza la revolución árabe. Y, como se recordará, en Israel hay un 20 por ciento de población árabe –1.5 millones sobre 7 millones de habitantes–, la cual tiene casi cuatro hijos por cada 2.5 de los judíos. Los racistas están condenados.



Guillermo Almeyra es miembro del Consejo Editorial de SinPermiso.

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=4447

El derecho a existir.




Zoltan Grossman para CounterPunch / Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

En su discurso del 21 de septiembre ante las Naciones Unidas, el presidente Obama anunció que opondrá su veto al reconocimiento por la ONU de un Estado palestino, porque su independencia no fue resultado de un acuerdo negociado con Israel. Dijo que “la paz depende del compromiso entre gente que debe vivir en conjunto mucho después de que nuestros… votos se hayan contado… Es la lección de Sudán, donde un acuerdo negociado llevó a un Estado independiente. Y es y será el camino a un Estado palestino: negociaciones entre las partes”.

Pero el presidente Obama no mencionó un reciente y destacado ejemplo de independencia unilateral: el Estado de Kosovo, que fue reconocido por EE.UU. hace tres años –aunque su condición de Estado no fue el resultado de un acuerdo negociado con Serbia-. Si un Estado independiente de Palestina solo se puede reconocer con la aprobación de Israel, ¿por qué reconoció EE.UU. la independencia de Kosovo en 2008, a pesar de las objeciones de Serbia? ¿Por qué reconocer a Kosovo y no a Palestina?

Los serbios ven Kosovo como cuna de su identidad nacional, donde el Imperio Otomano los derrotó en 1389. Kosovo mantuvo una mayoría serbia durante siglos, pero a finales de los años 1800 se convirtió en la sede del despertar nacional de los albanos, y finalmente obtuvo una mayoría étnica albana. Llegó a ser parte de Yugoslavia, dominada por los serbios, después de la Primera Guerra Mundial, y después de la ocupación por el Eje durante la Segunda Guerra Mundial, el gobierno comunista yugoslavo convirtió a Kosovo en una provincia dentro de la república de Serbia, reconociendo los derechos de su mayoría albana kosovar. En 1989, el presidente serbio Slobodan Milosevic redujo ampliamente la autonomía de Kosovo, citando amenazas a la minoría serbia, como apertura de su cruzada nacionalista por una Gran Serbia.

Como el líder palestino Yasir Arafat, que declaró primero la soberanía palestina en 1988, el líder kosovar albano Ibrahim Rugova declaró por primera vez la independencia de Kosovo en 1990. Entonces ninguna potencia extranjera reconoció a Kosovo, pero 127 Estados miembros de la ONU han reconocido el Estado de Palestina.

La guerra civil estalló entre las fuerzas serbias y el Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) en 1998, y más de 2.000 personas murieron en los combates. Combatientes del ELK atacaron a civiles serbios en la provincia, así como a kosovares albanos moderados, y fuerzas serbias atacaron a civiles albanos. En febrero de 1999, el presidente Clinton dirigió a la OTAN en una campaña de bombardeos contra Serbia, provocando el plan de Milosevic de “limpieza étnica” (o remoción forzosa) de la mayoría albana de Kosovo, que comenzó después del inicio del bombardeo.

Cuando el ELK llegó al poder con respaldo de tropas de la OTAN en junio de 1999, realizó por su parte la limpieza étnica de miles de serbios, gitanos, turcos y judíos de su territorio, basándose en la acusación de que esos grupos apoyaron a las fuerzas serbias. Esos grupos minoritarios habían estado viviendo en Kosovo durante siglos, a diferencia de los colonos israelíes que, en su mayoría, son trasplantes importados a suelo palestino. Cuando Serbia estableció en Kosovo durante los años noventa a algunos refugiados serbios de la guerra, provenientes de otras repúblicas ex yugoslavas, Washington condenó el programa como intento de cambiar la demografía de la provincia. Los pocos serbios que viven en Kosovo desde 1999 han sido sometidos a pogromos periódicos, y un enclave serbio en el norte amenaza periódicamente con volver a unirse a Serbia, generando inestabilidad en el nuevo Estado.

Dado que la mitología prevaleciente en EE.UU. es que Clinton bombardeó a la antigua Yugoslavia para detener la limpieza étnica, la gente en los Balcanes considera que las fuerzas de EE.UU. intervinieron contra ‘limpiadores étnicos’ serbios, pero intervinieron de parte de los ‘limpiadores étnicos’ croatas y albanos. Después de que terminaran los combates, la OTAN dio su sello de aprobación a los resultados sobre la base de esas expulsiones forzosas, y estimó que el silencio del cementerio era una “paz duradera”.

El parlamento de Kosovo volvió a declarar la independencia en 2008, en una acción que fue boicoteada por los delegados kosovares serbios. Hasta ahora, 83 Estados miembros de la ONU (incluido EE.UU.) han reconocido Kosovo, 44 menos que el total de Estados miembros que han reconocido Palestina. Serbia solicitó a la Corte Internacional de Justicia que decidiera sobre la secesión, y el año pasado la Corte emitió un dictamen de que las declaraciones unilaterales de independencia no están prohibidas según el derecho internacional.

Serbia tiene un caso legal más sólido que Israel para oponerse a la independencia unilateral, y no solo que Kosovo expulsara la mayoría de los serbios. Kosovo no solo fue reconocido como parte de Yugoslavia antes de los años noventa, no como una república yugoslava propiamente dicha, sino como una provincia dentro de la república de Serbia. Por otra parte, Cisjordana y Gaza (para no hablar de Jerusalén Este anexado por Israel) nunca han sido reconocidas como parte de Israel. Además, después de llegar al poder, los combatientes del ELK pusieron flagrantemente en peligro la seguridad de Estados vecinos, al tratar de “liberar” con medios militares a albanos étnicos en Macedonia Occidental y el Valle Presevo de Serbia.

La diferencia es que Kosovo está ocupado por una alianza militar extranjera que respalda la autodeterminación de la mayoría étnica albana. Cisjordania y Jerusalén Este están bajo la ocupación de una fuerza militar extranjera que trata de impedir la autodeterminación de la población mayoritaria palestina y trata de establecer a su propia población en su lugar.

Serbia e Israel tienen mensajes notablemente similares para Occidente. Aseveran que sus ocupaciones militares se justifican para impedir una repetición del genocidio dirigido contra ellos durante la Segunda Guerra Mundial -los palestinos no tuvieron nada que ver con ese genocidio, mientras que Croacia y Albania fueron aliados de las Potencias del Eje. Serbia e Israel se presentan como bastiones que defienden la civilización occidental contra el extremismo islamista, a pesar de que los movimientos nacionales palestino y kosovar comenzaron con identidades seculares de base étnica, e incluyen a miembros de minorías cristianas. Serbia e Israel también han utilizado antiguas justificaciones religiosas (como el hecho de que son lugares sagrados y sitios arqueológicos) para su presencia militar en tierras en las que no cuentan con una mayoría demográfica.

La diferencia es que el lobby israelí en Washington es mucho más fuerte que el lobby serbio. La masiva limpieza étnica de kosovares albanos por parte de Milosevic (así como de croatas y bosnios) fue más reciente y televisada que la expulsión forzosa por parte de Israel de losépalestinos de sus tierras ancestrales, en lo que estos llaman la Nakba (Catástrofe) de 1948.

El ELK ha estado implicado desde hace tiempo en el tráfico de heroína para reunir fondos para la causa y dinero para su enriquecimiento personal. Ex comandantes del ELK, incluido el primer ministro Hashim Thaci (quien dirigió la limpieza étnica de serbios del Ejército Croata en 1995) incluso han sido acusados de tráfico de órganos humanos. Kosovo es también un centro tristemente célebre de tráfico sexual en los Balcanes, en especial desde que las tropas occidentales se estacionaron en la zona. Sea cual sea la veracidad de alguna de esas acusaciones en particular, ninguna de ellas ha impedido el apoyo de EE.UU. a la independencia de Kosovo.

La diferencia es que el movimiento nacional palestino no ha estado implicado en semejantes sindicatos internacionales del crimen. Podemos estar seguros de que si algún dirigente palestino fuera acusado de solo uno de esos crímenes, el lobby israelí pregonaría escandalosamente la acusación como argumento contra un Estado palestino, y la Casa Blanca se haría eco de esa afirmación.

Palestina e Israel han seguido caminos diferentes respecto a la independencia de Kosovo. El consejero sénior del presidente palestino Mahmud Abbas, Yasser Abed Rabbo, citó el ejemplo de Kosovo por la independencia unilateral cuando dijo: “Kosovo no es mejor que nosotros. Somos dignos de la independencia antes que ellos, y solicitamos el respaldo de EE.UU. y de la Unión Europea”. Mientras tanto, el ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, se negó categóricamente a reconocer Kosovo, afirmando que su independencia es un “tema delicado” que debería formar parte de “una solución realmente exhaustiva y pacífica” establecida mediante negociaciones. Por lo tanto, palestinos e israelíes son consecuentes en su consideración del ejemplo de Kosovo. La parte que no es consecuente es EE.UU., que por una parte reconoce un nuevo Estado, y por el otro bloquea a otro nuevo Estado.

Puede que la diferencia sea que, desde los días de Woodrow Wilson, Washington tiende a apoyar la autodeterminación unilateral de pueblos solo si son europeos blancos. Más concretamente, Israel sirve los intereses de política exterior de EE.UU. en Medio Oriente, pero la Serbia ortodoxa cristiana ha estado históricamente más alineada con Rusia.

Las Naciones Unidas no han reconocido a Kosovo porque establecería un precedente negativo para la secesión unilateral en todo el mundo. Muchos Estados de la Liga Árabe y la Unión Europea, por otra parte, ven Kosovo como un precedente positivo para Palestina. Algunos gobiernos se podrán oponer a la soberanía tanto para Kosovo como para Palestina, pero EE.UU. está virtualmente respaldando al Estado de Kosovo, mientras al mismo tiempo bloquea de manera hipócrita un Estado palestino.

Los estadounidenses deberían comenzar a preguntar al presidente Obama: si Kosovo tiene derecho a existir, ¿por qué no lo tiene también Palestina?

El doctor Zoltan Grossman es profesor de Geografía y Estudios de Pueblos Nativos Americanos e Indígenas del Mundo en The Evergreen State College en Olympia, Washington. Su sitio en la web es: athttp://academic.evergreen.edu/g/grossmaz y puede ser contactado en: grossmaz@evergreen.edu

http://www.oicpalestina.org/ver_articulos.php?id=1398

“La homofobia de la Iglesia no tiene precedentes”.




Entrevista
David Berger · · · · ·


Una coalición se movimientos sociales se organizó para protestar contra la visita del Papa Benedicto XVI el pasado 22 de septiembre en Berlín y llamar la atención sobre la política “contraria a los derechos humanos y las libertades sexuales de la Iglesia católica”. En el marco de las protestas, el teólogo y filósofo católico David Berger realizó una conferencia en Berlín. Tras su salida del armario en el 2010 y la publicación de su libro Der heilige Schein: Als schwuler Theologe in der katolischen Kirche (La sagrada impostura: como teólogo homosexual en la Iglesia católica) en noviembre de 2010 –que va ya por su sexta edición–, en el criticaba a la Iglesia católica por su homofobia, Berger fue expulsado de la archidiócesis de Colonia y se le retiró su licencia como profesor de religión. Nicole Tomasek entrevistó a David Berger para el semanario de izquierdas Jungle World.



¿Por qué alguien como usted querría pertenecer a una organización autoritaria y homófoba como la Iglesia católica?


No se trata de algo así como pertenecer a una asociación cualquiera, como un club de jardinería o un partido político, sino, a grandes trazos, puede decirse que uno nace y es educado social y culturalmente en ella. En mi caso fue mi abuela la que me introdujo en el catolicismo, y como niño, naturalmente uno no se hace demasiadas preguntas y no lo vive como una organización autoritaria. Se trata de un largo proceso de maduración interior y de adquisición de la conciencia de que hay estructuras en la Iglesia que son contrarias a los derechos humanos.

Se dio cuenta más bien tarde...


Sí, muy tarde. Si alguien quiere hacer carrera y se le presenta una buena oportunidad, intenta dejar este tipo de cosas de lado. Quizá fuese también una cierta debilidad de carácter a la que no me quise enfrentar, pero que jugó con toda seguridad un papel importante. No se puede rechazar algo si uno sabe qué es lo que tiene que rechazar.

El Papa Benedicto XVI está considerado un miembro del ala dura derechista en el Vaticano. ¿Ha empeorado con su proclamación la posición de la Iglesia hacia los homosexuales?

Sin ninguna duda. Estoy plenamente convencido de que no ha habido ninguna otra época en la historia de la Iglesia católica en la que el Papa se haya mostrado públicamente tan abiertamente homófobo y haya hecho una campaña tan agresiva como la que ha hecho Benedicto XVI. Por su magnitud y por su vehemencia, esta homofobia en la Iglesia católica no tiene precedentes.

En su libro, La sagrada impostura, habla de una “yihad católica”. ¿A qué se refiere exactamente con esta expresión?


La expresión no es mía, sino de un lector de una gran editorial católica que elogió explícitamente la “yihad católica”. Dijo que, como católicos, tenemos mucho que aprender del islam, de su lucha contra la modernidad, la podredumbre moral de Occidente, la pornografía, la homosexualidad y el falso pensamiento que domina en las democracias.

¿Critica Ud. esta posición?

Sí, me parecería un error fatal si se llegase a una colaboración entre musulmanes radicales y católicos radicales teniendo en cuenta el potencial de agresión y violencia que domina en estos ambientes. Esto es algo sobre lo que el estado debería estar alerta. Es algo que no puede tolerarse bajo la libertad de expresión o de religión. Se trata realmente de proteger nuestras libertades democráticas y nuestras sociedades abiertas contra este tipo de tendencias.

Ud. critica las tendencias reaccionarias de la Iglesia, pero por otra parte trabajó para la Congregación para la Doctrina de la Fe, heredera de la Inquisición y dirigida por el cardenal Joseph Ratzinger.


No sólo trabajé para ella, sino que edité durante muchos años su publicación. Seguramente tiene también que ver con que, debido a mi homosexualidad, tenía el sentimiento de estar obligado a expiarla, así que quise compensarla con una lealtad fuera de toda duda hacia el papado y la Iglesia. Sólo más tarde me di cuenta de lo importante que resultaban estos mecanismos.

¿Cree Ud. que es posible que la Iglesia católica se reforme desde dentro? ¿No sería mejor fundar una Iglesia propia y, con ella, reducir el poder del Papa y de los altos cargos eclesiásticos conservadores?


No sé si tendría mucho sentido fundar una Iglesia propia. Tampoco estoy a favor de combatir a la Iglesia católica como un todo, pero allí donde la Iglesia católica sobrepasa claramente sus límites y se mezcla en cuestiones sociales y políticas es tarea de todo aquel a quien preocupe mantener nuestras sociedades abiertas, independientemente de si es católico o no, combatir estas tendencias.

En una entrevista con el muniqués Abendzeitung Ud. opina que la mitad de los clérigos católicos con homosexuales. ¿Se trata de que uno pueda ocultarse tras el celibato para no temer que se le pregunte si tiene miedo de salir del armario?


Sí, en el caso de los jóvenes que proceden de hogares conservadores, ésa se trata, hoy como ayer, de una cuestión importante. Donde es imposible que el hijo le diga a su madre “soy homosexual y no hay nada malo en ello, me voy a vivir con mi novio.” Si éste no quiere ser expulsado de su familia, se le presenta otro camino: convertirse en cura y convertir lo que su familia ve como una debilidad en la mayor de las virtudes. Se trata, con toda seguridad, de que organizaciones puramente masculinas, como el ejército, los clubes deportivos o la Iglesia, ejercen una fuerza de atracción sobre no pocos homosexuales.

¿Por qué no hay un movimiento mayor contra la homofobia en el seno de la Iglesia católica, si al menos la mitad de los clérigos católicos homosexuales la padece?

La padecen sin ninguna duda, pero se ha conseguido construir en la Iglesia católica un sistema de terror y chantaje. Se permite a la gente vivir su homosexualidad secretamente, pero tan pronto como son desleales, se les dice: te has extralimitado en tus libertades, por eso esperamos que en otros aspectos nos seas leal. Lo he descrito con detalle en La sagrada impostura. Se sufrirá mientras permanezca en secreto. Pero en el momento en que se hace público, las personas reciben los castigos más duros. Este sistema de secretismo y extorsión tiene un efecto estabilizador en la Iglesia católica.

¿Cree Ud. que su libro y su compromiso mejorarán este aspecto, que puede llegar a convertirse en un ejemplo para muchos?

Me han escrito muchos clérigos diciéndome: tú has hecho algo que nosotros no podemos hacer, porque en el momento que lo hiciéramos, perderíamos inmediatamente nuestro trabajo y nos encontraríamos en la calle. Y también: tú has hecho público bajo qué presión nos encontramos desde hace años. Soy de la opinión que sólo puede ponerse fin a este tipo de camarillas que ejerce el miedo y opresión a través de la denuncia pública. Se utiliza básicamente la sexualidad, convirtiéndola en un tabú, para hacer a las personas dóciles y manipulables.

¿Defiende Ud. una doctrina sexual católica propia, una en la que sexualidad no significa sólo la procreación y que no está considerada más como pecado?


Sí, creo que eso no tiene nada de anticatólico o de anticristiano. Los católicos se han obsesionado en las últimas tres o cuatro décadas con un antimodernismo que resulta fatal para la propia Iglesia. La Iglesia católica mantuvo durante muchas décadas un diálogo vivo con las ciencias y las humanidades, muy lejos de su posición actual. Eso se acabó a finales del siglo XIX. Sobre todo en lo que se refiere a su juicio sobre las relaciones humanas –y ahí la sexualidad juega un gran papel–. La cosa va tan lejos como que la Asociación de médicos católicos, por ejemplo, prescribe pastillas de glucosa para la “curación de la homosexualidad”. Cuando la Iglesia apoya este tipo de ciencia, uno no puede sorprenderse de que ya no se tome en serio su moral sexual.

¿Qué debería cambiar en su opinión? ¿Debería la Iglesia católica ser más tolerante, escuchar más a menudo a la ciencia?

Ésa es una cuestión importante, llevar a cabo un diálogo valiente con las actuales ciencias y humanidades en vez de apoyarse en tesis oscurantistas. La Iglesia debe separarse por completo de su visión puramente biológica de la sexualidad. Todo lo que tiene que ver con la moral sexual de la Iglesia católica descansa sobre un error de concepción elemental, a saber: que la sexualidad de los hombres existe exclusivamente para la procreación. El afecto, las relaciones duraderas, la necesidad de intimidad con alguien, todo eso no se encuentra obviamente en los animales, que se limitan a ejecutar una danza de cortejo y luego se reproducen. Cuando la sexualidad humana se reduce al nivel de los animales para rechazar la homosexualidad, la consecuencia es que los métodos anticonceptivos también deben ser rechazados.

¿Sigue siendo el catolicismo aún atractivo para la gente joven?


Yo diría que sí y no. La capacidad del catolicismo para cultivar su propia imagen tiene su propia capacidad de atracción estética para la gente joven. En primer plano de la visita del Papa no estará el debate de sus tesis intelectuales, sino las imágenes que proporcionen los medios de comunicación: el Papa tomando a niños en sus brazos, cosas así. Imágenes que conocemos también por Leni Riefenstahl, que las escenificó para Hitler, o de otros mandatarios. En su puesta en escena, la Iglesia católica es muy profesional. De cara al exterior nunca se evidencia que el Papa no es otra cosa que un fundamentalista homófobo.

Cuando se trata de vivir el catolicismo completamente, su atractivo desaparece muy rápidamente. Lo sabemos por las Jornadas Mundiales de la Juventud: mientras el Papa predica contra los preservativos y los anticonceptivos, se utilizan muchísimos preservativos. Pienso que es importante que cada joven busque su propio camino. La cuestión se reduce a si se puede sintonizar con este catolicismo folclórico mientras la influencia del Vaticano crece y, con ello, se genera una constelación social que pueda terminar por amenazar las libertades que ahora poseemos.

Entonces, ¿se postula a favor de un movimiento de reforma desde el interior?

Desde el interior y desde el exterior. He salido de la Iglesia, no me interesan exclusivamente sus asuntos internos. Si el embajador del Papa en las ONU reivindica que los estados deben seguir teniendo el derecho de castigar penalmente la homosexualidad, y al mismo tiempo en Uganda se muestra de acuerdo con que se siga aplicando la pena capital contra los homosexuales, entonces ya no se trata de un problema interno de la Iglesia, sino de algo que incumbe a todos a quienes les preocupan los derechos humanos, independientemente de si se encuentran en la Iglesia o no.

David Berger es un teólogo y filósofo tomista alemán.

Traducción para www.sinpermiso.info: Àngel Ferrero

http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=4451

"Combatientes" franceses desplegados en asentamientos judíos.

Photobucket

Franceses armados "toman sol" en un asentamiento judío en Cisjordania

Por Nour Samaha

DOHA, 26 sep (IPS/Al Jazeera) - La Liga de Defensa Judía despachó "combatientes" franceses para "mostrar solidaridad" con los asentamientos ilegales de Israel en el territorio palestino de Cisjordania.

Dos semanas atrás, apareció en un sitio web francés un anuncio llamando a "luchadores con experiencia militar" para participar en un viaje solidario a Israel entre el 19 y el 25 de este mes. "El fin de la expedición es dar una mano a nuestros hermanos que afrontan la agresión de los ocupantes palestinos y mejorar al seguridad de las aldeas judías en Judea y Samaria", explicaba el anuncio.

Las fechas coincidían con la presentación, el viernes 23, de la solicitud palestina de reconocimiento como estado soberano ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Ese mismo día y en respuesta al llamado, 55 franceses, hombres y mujeres con experiencia militar, estaban estacionados en asentamientos judíos por toda Cisjordania. Organizados en cinco grupos de 11 integrantes, su misión es "defender los asentamientos de cualquier ataque palestino" y "ayudar" en zonas donde les parezca que falta personal militar o policial israelí.

El sitio web pertenece a la rama francesa de la Liga de Defensa Judía (LDJ), un grupo ultraderechista fundado en 1968 en Estados Unidos por el rabino Meir Kahane. Para el estadounidense Buró Federal de Investigaciones (FBI) se trata de una "organización violenta y extremista".

"Se trata de un movimiento de ciudadanos franceses que defienden a la comunidad judía de agresiones y a Israel mismo de modo más general", dijo Amnon Cohen, portavoz del grupo.

"Somos sionistas, proisraelíes y compartimos una ideología similar a la del partido Ichud Leumi (Unión Nacional) de Israel". La Unión Nacional promueve el asentamiento masivo de judíos en toda Cisjordania, a la que llama con su nombre bíblico de Judea y Samaria.

"La gente dice que somos extremistas porque creemos en Judea y Samaria y en que esta pertenece a los israelíes, los judíos. Pero yo no creo que eso sea extremista", dijo Cohen a Al Jazeera.

Cohen se apresuró a sostener que la LDJ no está proscripta en Israel ni en Estados Unidos y que además tiene ramas activas en varios lugares del mundo, como Canadá, Francia y Gran Bretaña. "Las autoridades nos conocen y tenemos buenas relaciones con ellas", dijo.

Abundan ejemplos de ataques contra entidades o movimientos propalestinos y de protestas en toda Francia por parte de personas asociadas a la LDJ.

Nicolas Shahshahani, director de la librería La librairie Résistances, ubicada en un tranquilo barrio parisino, ha sido víctima de tales agresiones.

La primera fue en diciembre de 2006, poco después de que la tienda abriera sus puertas, cuando Shahshahani pidió a dos escritores judíos contrarios a la ocupación de Palestina, Tanya Reinhart y Aharon Shabtai, que dieran una charla.

En la mitad del acto, la tienda se llenó de gases lacrimógenos, mientras seis enmascarados que lucían cascos y portaban barras de hierro ingresaron a la librería rompiendo vidrieras e insultando a los presentes.

"Rompieron las ventanas, y yo tuve que ir al hospital por el gas", relató Shahshahani a Al Jazeera. "Presentamos una queja a la policía, pero por supuesto no hubo investigación".

En julio de 2009, la librería sufrió otro ataque. Cinco personas, que se identificaron como miembros de la LDJ, derramaron litros de aceite comestible en la tienda y sobre los libros. "Si uno quiere dañar una librería, es tan eficiente como el fuego, o peor", dijo su propietario.

En esa ocasión los atacantes fueron llevados ante la justicia, se declararon culpables y fueron condenados a penas de cárcel en suspenso y a pagar indemnizaciones por el daño causado.

En otro caso, unos 20 integrantes de la LDJ asaltaron a cuatro estudiantes de la Universidad de Nanterre. La agresión se cometió dentro del recinto del tribunal administrativo de París. A uno de los estudiantes le fracturaron los huesos de la cara. Pero solamente se presentaron cargos contra Anthony Attal, presunto líder del grupo.

Una fuente de la asociación general de estudiantes de Nanterre (AGEN), que pidió no revelar su nombre por temor a represalias, estaba presente cuando los extremistas golpearon a los cuatro jóvenes.

Obligados a hacer su propia investigación del caso, los estudiantes presentaron las pruebas a la policía. "Teníamos un vídeo que identificaba a Attal como el atacante", dijo la fuente. La AGEN, que actúa también como una organización de solidaridad con Palestina, es frecuente blanco de ataques de la LDJ, añadió.

"Cuando uno pasa años yendo a estas manifestaciones, ya reconoces las caras de los que cometen actos de agresión e intimidación, y luego ves las mismas caras en el tribunal. No es difícil identificar a quienes forman parte de la LDJ", dijo.

El proceso contra Attal fue inusual, según la abogada de las víctimas, Dominique Cochain. "El acusado no estaba presente, tampoco su abogado, entonces el juez decidió interrogar a la víctima durante horas, tratando de hacerle decir que fue una pelea en lugar de un acto de agresión", actuando como si fuera el defensor, dijo a Al Jazeera.

Después de esa condena, Attal fue filmado varias veces en manifestaciones propalestinas, la última en el recién terminado verano europeo.

"Así se deja saber a otros que es posible continuar con este tipo de agresiones, a las que no se responde con severidad. En mi opinión, hay cierta tolerancia de las autoridades francesas con este grupo", agregó la abogada.

Cohen negó sin embargo todo vínculo entre esos ataques y la LDJ. "Esa gente dice lo que quiere contra nosotros, pero eso no significa que lo hayamos hecho", sostuvo.

Vincular formalmente a los miembros con el grupo no es sencillo por la forma en que estas organizaciones se estructuran en Francia. Si se registraran se verían obligadas a publicar un manifiesto y los nombres de sus autoridades.

Pero el registro no es obligatorio, entonces la membresía de la LDJ no es oficial ni pública. Cohen admitió que su grupo no está registrado como LDJ, sino con otros diversos nombres, "que no interesa conocer".

Algunos sostienen que la policía ignora sus actos ilegales a sabiendas. Cohen niega acciones fuera de la ley, pero admite tener buenas relaciones con las autoridades.

"Nuestros adversarios dicen que trabajamos codo a codo, pero no es cierto. Nos dividimos el trabajo. Por ejemplo, si hay una protesta en la que participamos, la policía vigila las calles y nosotros las entradas", describió Cohen. "La policía sabe que estamos allí para proteger a la comunidad".

Las autoridades francesas refirieron el pedido de Al Jazeera al Ministerio del Interior, que no respondió la solicitud de entrevista.

La LDJ alienta a sus simpatizantes a seguir el entrenamiento "krav maga" (combate mano a mano, en hebreo), una forma de arte marcial que emplean las fuerzas israelíes en tácticas de guerra urbana. "Les damos este entrenamiento para que puedan defenderse por sí mismos", explicó Cohen.

También se promueve el entrenamiento militar. "Les digo que deben hacer el servicio militar, los alentamos a que lo hagan", sostuvo Cohen, agregando que algunos integrantes se enrolaron en el ejército francés.

La AGEN afirma que cada manifestación que realiza es molestada por la LDJ.

"Solicitamos la disolución de este grupo con una petición firmada por 30 asociaciones diferentes, pues son una milicia armada, lo que es ilegal en Francia", dijo la fuente estudiantil.

Las organizaciones judías más importantes de Francia intentan disociarse de la LDJ, asegurando que se trata de un grupo de jóvenes violentos que no representa a la comunidad.

El presidente del Consejo Representativo de Instituciones Judías en Francia (CRIF), Richard Prasquier, dijo a Al Jazeera que "no hay relaciones entre el CRIF y la LDJ, y no quiero tener nada que ver con ellos".

No todos están convencidos. "Se ha pedido por años al gobierno que proscriba a la LDJ, pero no han hecho nada por el CRIF", dijo Shahshahani. "Cuando el CRIF organiza un acto público, la LDJ es la que presta la seguridad en coordinación con la policía".

Cohen lo confirmó. "Oficialmente el CRIF dice que no tiene nada que ver, pero está la postura oficial y está la realidad. Cuando pasa algo, nos llaman".

Sammy Ghozlan, exoficial policial y presidente del Buró Nacional de Vigilancia contra el Antisemitismo dijo que ellos tampoco tienen "una relación particular con la LDJ", pero se mostró más comprensivo con las motivaciones de sus actos.

"Si bien es un grupo extremista, y no muy bien tolerado, sus acciones son resultado del descontento que existe y que sigue creciendo", dijo Ghozlan a Al Jazeera. "La violencia del lado propalestino sigue creciendo, y el pueblo judío está desesperado".

Pero, al contrario, el pedido palestino ante la ONU puso en alerta a quienes viven en los territorios ocupados sobre un recrudecimiento de agresiones de los colonos judíos.

La actual "misión" a Israel y Cisjordania es asunto serio para la LDJ.

Cohen se negó a dar detalles personales sobre sus camaradas desplegados en los asentamientos, pues "no es un show, sino un gesto solidario serio. Este es un viaje serio, enviamos gente un poco mayor, con más experiencia, de entre 24 y 35 años", incluyendo tres mujeres, dijo.

"Sabemos que las fuerzas de defensa israelíes no nos necesitan, pero vamos a mostrar nuestra solidaridad, asegurarnos de que todas las áreas están cubiertas y proteger los asentamientos", agregó.

Defensores de la causa palestina, como Shahshahani, advierten que este llamado debe tomarse con seriedad.

"Están reclutando públicamente gente con experiencia militar, ciudadanos franceses con experiencia militar para servir en un país extranjero con armas. ¿Cómo se llama esto?", cuestionó.

"Todos conocemos gente que fue enviada (a la prisión militar estadounidense de) Guantánamo, incluso franceses, por acciones como ésta. ¿Qué pasa con los que ayudan al ejército israelí?".

* Publicado por acuerdo con Al Jazeera. (FIN/2011)

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=99219

Palestina y la ONU, una historia de doble discurso.

Photobucket

Por Marwan Bishara

DOHA, Qatar, 21 sep (IPS/Al Jazeera) - La falta de una solución al conflicto palestino-israelí, luego de 40 años de ocupación, "seguirá afectando la reputación de la ONU y despertando dudas sobre su imparcialidad", según palabras del ex secretario general Kofi Annan.

Ninguna otra causa ha consumido más papeleo en la ONU (Organización de las Naciones Unidas) como la de los palestinos. Pero cientos de resoluciones sobre el tema no han sido respetadas, mucho menos aplicadas por más de un siglo.

En ningún lugar los ideales y mecanismos de la ONU se han visto tan atascados como en Palestina.

Los esfuerzos para neutralizar la intervención del foro mundial en el conflicto han sido siempre liderados por Estados Unidos. Pero los de la administración de Barack Obama esta semana, actuando en nombre de Israel, han alcanzado un nuevo nivel.

Washington ha vetado más de 40 resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU críticas a sus políticas, algunas de las cuales fueron redactadas por sus propios aliados europeos. Una rápida mirada a Medio Oriente hoy deja en claro que esas obstrucciones conspiraron contra los intereses de todas las partes, y no trajeron ni paz ni seguridad a la región.

Las rivalidades de la Guerra Fría también contribuyeron a la parálisis de la ONU en el conflicto palestino-israelí: más de la mitad de las 690 resoluciones adoptadas por la Asamblea General entre 1947 y 1990 han sido ignoradas.

¿Pero por qué se ha mantenido alejada a la ONU durante dos décadas del proceso de paz?

La sencilla respuesta es que hay un doble discurso.

La ONU intervino directamente para resolver todos los conflictos posteriores a la Guerra Fría: Bosnia, Kosovo, Somalia, Kuwait, Iraq, Afganistán, Irán, Siria, y ahora Líbano y Sudán del Sur.

Pero no en el problema palestino. Este conflicto fue en cambio derivado a un proceso diplomático auspiciado por Estados Unidos, aun cuando sus estrechas relaciones con Israel no lo convierten en mediador imparcial.

No solo el conflicto palestino-israelí ha estado alejado del organismo mundial, sino que además las resoluciones más críticas a Israel han sido desconocidas.

Solo después de una década de fracasos en el proceso de paz, el gobierno de George W. Bush (2001-2009) permitió que la ONU participara, e incluso entonces solo como socio menor en el denominado Cuarteto, instancia de mediación internacional que incluía también a la Unión Europea y Rusia.

Mientras, Israel ha hecho caso omiso a decenas de resoluciones "exhortando", "instando" o "recomendando" cambios en sus políticas o directamente "condenando" o "censurando" sus ataques y la construcción de colonias judías en territorios palestinos, así como las deportaciones y la ocupación militar.

Del mismo modo, todos los llamados y las demandas de intervenciones políticas y humanitarias han caído en oídos sordos. La única que vez que la ONU pudo actuar fue en 1997, cuando envió a unos pocos observadores desarmados a la ciudad ocupada de Hebrón. Lamentablemente, no se les permitió hablar públicamente sobre las violaciones cometidas.

En las últimas cuatro décadas, Israel ha violado todas las resoluciones relevantes del Consejo de Seguridad de la ONU, como la 465 y la 1980, que deploran todas las medidas israelíes para cambiar el carácter físico, la composición demográfica y la estructura institucional de Palestina y otros territorios árabes ocupados desde 1967, incluyendo Jerusalén.

También rechazó la 476, que reafirmaba la necesidad de poner fin a la ocupación israelí de los territorios árabes. La única resolución que fue aceptada por Estados Unidos e Israel y que formó la base del proceso diplomático, la 242, de 1967, fue también sistemáticamente violada.

Israel expandió sus colonias, cuando la resolución señala la "inadmisibilidad de la adquisición de territorio por la fuerza".

Paradójicamente, el Estado de Israel fue creado por una recomendación de la ONU para la Partición de Palestina en 1947, y fue aceptado como nuevo miembro del foro mundial sobre la base de su compromiso de respetar la resolución, y específicamente la 194 de la Asamblea General sobre el regreso de los refugiados palestinos.

Ahora que todos los medios han sido probados y han fracasado, incluyendo 18 años de negociaciones bilaterales, el Consejo de Seguridad debe asumir su responsabilidad, exigiendo a Israel que cumpla sus obligaciones de acuerdo con la Carta de la ONU y que reconozca el derecho palestino a su autodeterminación como estado. Punto.

* Publicado en acuerdo con Al Jazeera. Marwan Bishara es analista político de Al Jazeera. Fue profesor de relaciones internacionales en la Universidad Estadounidense de París. Es considerado una autoridad en asuntos de Medio Oriente.(FIN/2011)

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=99182

PENA DE MUERTE: No en el nombre del Corán.

Photobucket

Por Sanjay Suri

  LONDRES, sep - Los regímenes musulmanes buscan reglas y precedentes para justificar ejecuciones en nombre del Islam. Pero ignoran 13 disposiciones en el Corán que conmutan la pena capital por castigos menores.

 
Así lo explicó el parlamentario sirio Mohammad Al-Habash, director del Centro de Estudios Islámicos de Damasco.

Varios regímenes aplican la pena de muerte para muchos crímenes mencionados en el Corán, dijo Habash a IPS en una conferencia sobre pena de muerte organizada esta semana en Londres por el grupo de derechos humanos Reforma Penal internacional.

"En la ley de Mauritania hay 361 crímenes que pueden derivar en la pena de muerte. En Yemen hay 312, y lo mismo en Arabia Saudita. Pero en el Sagrado Corán existe solo uno", dijo.

Solamente existe el mandamiento de la pena capital para el asesinato, subrayó Habash. Pero, en forma paralela, hay 13 herramientas para que un juez cancele una ejecución, señaló.

"La shariá (ley islámica) le pide al magistrado que utilice esas 13 herramientas para tratar de evitar la pena de muerte", agregó.

Según el Corán, los parientes de una víctima pueden eximir de culpa al criminal. "Todos los miembros de la familia tienen derecho a absolver. Si en 20 días dicen perdonar al ofensor, o que desean la Dia (compensación financiera), el juez debe suspender la pena de muerte", señaló.

"Aun si lo dice un pequeño miembro de la familia, un niño, el juez debe suspender la sentencia y esperar a que cumpla 18 años para que confirme si quiere la pena de muerte o no", agregó.

Un magistrado que aplica la shariá no puede en ningún caso ordenar una ejecución sin primero considerar la posición de la familia de la víctima, explicó Habash. El derecho a demandar o perdonar lo tienen primeros los parientes, no el juez.

Otra provisión del Corán establece que el magistrado debe rechazar la pena capital si existen dudas sobre la culpabilidad del acusado. Por ejemplo, "si el asesino estuvo bajo la influencia del alcohol, o si no comprendió que podía ser castigado por ese crimen".

Pero Habash reconoció que esto no era tan simple como leer o interpretar el Corán. "Se necesita también prestar atención a la historia de la herencia islámica", dijo. La pena de muerte viene más de la tradición que de un texto del Corán, explicó.

"La legislación islámica es en sí misma resultado de las prácticas de los tribunales durante la historia. En la historia musulmana, como en la historia del cristianismo o en la historia europea, se puede encontrar un gran uso de la pena capital. Es la tradición, no el libro", subrayó.

Pero la cuestión va más allá de las diferencias sobre una interpretación del texto o de la tradición.

Como había dicho a IPS Mustapha Bouhandi, profesor de religiones comparadas en Casablanca, Marruecos, los países árabes mantienen el máximo castigo porque "no quieren perder su instrumento más valioso de represión".

"La pena capital es para ellos un medio efectivo de eliminar a los líderes de la oposición, o al menos intimidarlos y frenarlos", señaló.

Con frecuencia estos opositores son ejecutados sin juicio, e incluso sin que se enteren sus familias o puedan preparar un funeral, dijo Bouhandi. "Donde sí hay juicios, el sistema judicial no goza de buena reputación. Depende de los deseos de los que gobiernan. Cada sentencia de muerte, incluso en casos no políticos, está influenciada políticamente".

Maryam Namazie, del Consejo de Ex Musulmanes de Gran Bretaña y de la organización Derechos Iguales Ahora, dijo a IPS en una entrevista previa que la aplicación de la pena de muerte estaba estrechamente relacionada con la situación política en esos países.

"El Islam no es fundamentalmente diferente de otras religiones, en las que la muerte es ordenada para varias transgresiones", señaló. "Sin embargo, como está vinculado a un movimiento político con poder estatal en muchos casos, el medievalismo del mandamiento religioso se convierte en ley del país".

"Por eso en Irán, por ejemplo, la lapidación es una forma legal de ejecución. La ley incluso especifica el tamaño de la piedra que debe ser usada para matar a alguien. Claramente, cuando la ley y en muchos casos el Estado están divinamente ordenados, abolir la pena de muerte se hace más difícil", agregó.

Pero para cambiar las legislaciones en esos países se necesitaría revisar qué realmente viene del Corán y qué de la tradición.

Habash opinó, como lo hacen muchos otros eruditos islámicos, que "este castigo pertenece al antiguo testamento" del Islam. "El profeta Mahoma intentó usarlo por algunos años. Después de eso el Sagrado Corán dijo: No, y fue cancelado", indicó.

"Existen divisiones sobre esto dentro del Islam", reconoció Habash. "Algunos expertos creen que tenemos que seguir las tradiciones del profeta Mahoma, y sostienen que no hay pruebas suficientes de que el castigo haya sido realmente cancelado".

Esas discrepancias han motivado diferencias entre los países islámicos sobre el castigo al adulterio, por ejemplo. En algunos casos se realiza la ejecución por lapidación. Otros aplican la pena establecida en el propio Corán, de hasta 100 latigazos, señaló Habash.

La mayoría de los países islámicos rechazan la ejecución de los que cometen adulterio, indicó. "Se puede ver que ese castigo lo aplica el (movimiento islamista afgano) Talibán y en Somalia. Pero incluso en Arabia Saudita no he escuchado de ese castigo por al menos 30 años", dijo.

http://ipsnoticias.net/wap/news.asp?idnews=99190