Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

viernes, 11 de noviembre de 2011

Mi experiencia con la poligamia duró solamente dos días.

Photobucket

Asalamo aleikum hermanos y amigos, me resulta muy doloroso lo que voy a compartir con ustedes, pero tal y como ha sucedido con todas las pruebas que he debido pasar desde que soy musulmana, estoy segura de que esto me va a hacer una musulmana más fuerte, con más fe yconfianza en Allah.

Mi prometido llegó a Costa Rica el día martes, como no tenemos un sheikh a disposición yo tomé la palabra de otro estimado sheikh quien me dijo que en estos casos lo que se debe hacer es que cada uno de los cónyuges exprese el deseo de estar casado con el otro, hacen el salah consuman el matrimonio y en cuanto tengan la oportunidad de estar frente a un sheikh y los dos testigos, confirman el matrimonio islámico de manera pública.

Confiada en esto, llegamos a mi casa y consumamos el matrimonio.

El día miércoles fue muy agradable, lo llevé a conocer a mi madre y hermanos y él se dedicó a conocer vecinos y a ofrecerles algunos pequeños obsequios que trajo consigo.

El hermano, es un hombre bastante supersticioso que también ha de haber encontrado ¨signos y señales¨ que su mujer le puntualizó para que comprobara que yo no soy el mejor ejemplo de musulmana.

Como tenemos una serpiente en casa, ella le hizo notar, que yo soy una bruja que alberga a un jin.

Junto a nuestra casa, hay un taller mecánico en el que el dueño tiene a un perro negro para que le proteja la propiedad cuando él no está.

Si bien es cierto, el perro a primera vista parece agresivo, lo es sólo con los desconocidos y de hecho es un animal extremadamente manso al que alimento cuando puedo.

Él cree que los perros negros son shaytanes y se ponía pálido cada vez que observaba al animal de cerca o su empatía conmigo.

Yo, soy zurda para realizar muchas labores cotidianas, por ejemplo alimentarme y me ha costado mucho trabajo usar la mano derecha para ello ya que algunos musulmanes consideran esto como una señal terrible de tener a un jin adentro.

El día jueves (ayer) me dijo que extrañaba mucho a sus hijos y yo le pedí que llamara para que se sintiera mejor.

Su primer esposa (quien previamente me había enviado mensajes ofensivos llamándome perra, bruja, prostituta y mantenida) le dijo que desde que él salió, los niños no han parado de llorar y no han comido.

Como podrán imaginar, ella conoce mucho mejor a su pareja y sabe por dónde y cómo hacer para que se sienta culpable.

Después de la llamada, lo noté frío y distante y cuando me quise acercar a él me dijo que no podíamos estar juntos por la falta que habíamos cometido al no habernos casado previamente, le pedí que entonces, nos dirigiéramos el día de hoy a la mezquita a buscar al sheikh pero me dijo que ya no era necesario, que le pedía perdón a Allah por haber abandonado a sus hijos para venir a casarse y que el matrimonio conmigo había sido un grave error puesto que no había ¨compatibilidad¨ entre él y yo.

Él, observó le puso atención a todas estas señales y aunado a que supuestamente sus hijos se están ¨muriendo¨ por su ausencia, decidió finalizar la relación.

Me pareció increíble puesto que hacía sólo unos minutos me había dicho sus planes para llevarnos a vivir cerca de él a Inglaterra o a un país islámico, pero también entendí su posición.

Lo tomé tranquila, muy tranquila, sin embargo, en cuanto comencé a tener conciencia de lo que ello implica, comencé a llorar mucho.

Me he sentido tonta, estúpida, ¨fea¨ y demasiado inocente.

Él es un hombre tranquilo, bastante ingenuo y hasta ¨primitivo¨ en ciertos aspectos, con un cerebro demasiado cerrado para entender la manipulación y algunos otras cosas que para cualquier otro serían más fáciles de comprender.

Sin embargo, aunque sé que no soy culpable por nada de lo que me está sucediendo, es obvio que aunque me siento derrotada, le agradezco a Allah el que me haya probado de esta forma porque tener esta sensación de pureza que trae consigo el ser tratada injustamente de esta forma me ha purificado en muchos aspectos en los que estuve ¨sucia¨ por así decirlo.

Todavía hoy, creo que la poligamia es posible entre buenos musulmanes, entre gente decente.

En esta ocasión fallé y no tengo idea de qué me traerá el futuro, pero sé que de esta dolorosa situación saldré más fuerte, con más experiencia y más madurez para poder seguir creciendo como persona y ayudarle a otros a entender y soportar este dolor.

Algunos hermanos me han pedido que no contara nada para evitar pasar vergüenzas innecesarias o el regocijo de mis enemigos, sin embargo, si ya me conocen, saben que no soy una persona que mantenga falsas poses o que soporte la hipocresía.

El dolor que siento es personal, pero como comunidad que somos, lo comparto con ustedes para que me tengan en sus duás y aprendamos algo de esto, de mis errores, mis fracasos y mi incansable afán de levantarme una y otra vez.

Me he comunicado con mis hermanos musulmanes costarricenses para pedirles que cuando pueda, me vengan a visitar, sólo quiero un gran abrazo de ellos.

Les agradezco su paciencia y que comprendan que estoy bastante susceptible, de lo que no tengo duda es de que todo esto es sólo el camino de purificación con el que Allah prueba a los que ama, alhamdulillah por la bendición que implica tener el honor de ser probada una vez más por Allah.

11 de noviembre de 2011
Rashida Jenny Torres
Musulmana costarricense

2 comentarios:

Sr.Masis dijo...

Salam, querida Rashida.

Creo que antes mucho antes de pensar en contraer matrimonio, me parece que debes trabajar mucho en tu autoestima palabras como "Me he sentido tonta, estúpida, ¨fea¨ y demasiado inocente." Demuestran un poco esa sensación, ademas de que en varias ocasiones he leído la palabra "sucia". A mi parecer el islam debería de haberte eliminado muchas de esas percepciones al darte una nueva oportunidad de vida y ser libre de esta dunya. Cuando veo que describes al hombre me parece que en realidad lo mejor fue no haber continuado, esa mente cerrada no hubiera podido entender una mente un poco mas fértil como la tuya. Personalmente creo que deberías acudir a un psicólogo, yo he acudido a uno y es bueno contar siempre con el criterio de alguien que no toma partida. Acuérdate que Dios solo nos pone la cargas que podemos soportar. Te adjunto un enlace que tal vez ya lo has escuchado pero pueda que te sirva.
http://www.islamhouse.com/media.php?f=85627

Creo que también debes entender que muchos musulmanes no gusta que se hablen de los problemas a los otros. Claro que nuestra cultura es diferente y hablar de las cosas nos tranquiliza.

Saludos.

Rashida Jenny Torres dijo...

Muchas gracias por tu comentario sr. Masís, sin embargo, yo creo que el que tiene que buscar aquí al psicólogo es mi efímero esposo.
Yo nunca me he sentido sucia, desde que soy musulmana aunque me lo han dicho, pero sí al cometer pecados, me he sentido impura, es diferente.
Estoy tranquila, he llorado, pero cuanto antes terminara todo, mejor.