Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

viernes, 23 de enero de 2015

Las divisiones entre los musulmanes.


Las divisiones entre los musulmanes. A petición de un estimado contacto el cual me ha solicitado que al menos a grandes rasgos le explique cómo se dividen los musulmanes y cuáles son los grupos más radicales. Comienzo por lo más básico, de acuerdo a la información y experiencia que he adquirido a través de 15 años de haber abrazado la fe islámica. ¿Qué es un musulmán? Musulmán es cualquier persona que sigue los cinco pilares del Islam: 1. Atestiguar que solo hay una Divinidad y que Muhámmad es el último de sus profetas: “Ashadu ana la illaha il Allah, wa ashadu ana Muhammadan ar rasulo lah”. A este testimonio se le conoce como Shahada. 2. Realizar el salat o cinco oraciones diarias. 3. Ayunar en el noveno mes islámico de Ramadán, desde antes que salga el sol hasta que se ponga, sin consumir ningún tipo de alimento, agua o mantener relaciones sexuales. La obligación aplica a personas adultas sanas y exonera a mujeres embarazadas, menstruando o enfermas. 4. Dar la caridad obligatoria o zakat, el cual consta del 2,5% de las ganancias anuales al pobre o persona en necesidad que se tenga más cercano, de preferencia los huérfanos y viudas. 5. Realizar al menos una vez en la vida, la Peregrinación o Hajj hacia la ciudad santa de Meca en Arabia Saudita. La obligación se aplica a personas que tienen la posibilidad tanto económica como de salud para realizarla. Mientras el profeta Muhámmad (que la paz y bendiciones de Allah sean con él) vivía, no existía en realidad alguna importante división. Muhámmad (pbsce) poseía un talento nato para mantener la unidad dentro de la ummah (comunidad), de tal manera, que resultaba impensable imaginarla en discrepancias que no se solucionaran más que con la piadosa, justa y sabia intervención del profeta. El profeta era el gobernante por excelencia, el cual delegaba en sus sahabas (compañeros más cercanos y de más confianza) las labores de administración en la incipiente nación. Luego de la muerte del profeta, se produjo el principal cisma dentro de la comunidad al tener que decidir quién ocuparía el cargo de gobernante. Mientras que su gran mayoría exigía que fuera el suegro del profeta Abu Bakar quien debía gobernar puesto que era su mejor e inseparable amigo, el resto, pensaba que el sucesor debía ser Ali, el yerno del profeta. De esta manera, fue como los que apoyaban a Abu Bakar (la mayoría) le designaron como tal y de ahí en adelante, serían conocidos como sunnitas o seguidores de la sunna (la tradición del profeta). Los sunitas se clasifican en cuatro grandes escuelas: Máliki, Hánafi, Sálafi, Hámbali; que mantienen diferencias relativamente mínimas de criterio en la interpretación del sagrado Corán y los dichos (hadices) o sunna. El otro grupo es conocido como los shías (secta), quienes siguen los cinco pilares del Islam aunque mantienen diferentes ritos que los sunitas, tales como la manera de rezar, peregrinaciones extra y líderes religiosos llamados Ayatolás. Algunos de los shías tienden a autoflagelarse para recordar el sufrimiento del imam Alí cuando fue asesinado por sus enemigos. Con el transcurso del tiempo y la llegada de la modernidad así como del avance acelerado de la fe, han surgido diferentes líneas de pensamiento a las tradicionales, abarcando tanto a moderados y contemplativos como a fanáticos extremistas. Entre ellos podemos encontrar a los que se autodenominan o son llamados: super sálafis, wahabis, takfiris y sufíes. Los sufíes son musulmanes que se concentran en la adoración casi exclusiva al nombre de Allah y al profeta Muhámmad, se reúnen en tariqas, es fácil reconocerlos por sus bailes con ropas blancas en las que danzan en círculos en una especie de trance. La gran mayoría son completamente inofensivos aunque dentro de sus ramas, algunos han tomado posturas fanáticas que llegan al grado de afirmar que ¨toda la creación fue hecha por Allah, única y exclusivamente para esperar la llegada del profeta Muhammad, el mejor ser humano que ha existido y existirá sobre la faz de la Tierra”. Los super sálafis son la línea ultraortodoxa del Islam. Aseguran que son los únicos que siguen al profeta y a sus compañeros los sahabas. Rechazan, condenan y repudian lo que ellos consideran cualquier tipo de innovación a la religión, llegando a negarse a utilizar medios tecnológicos y todo lo que según ellos indique que se está alterando la tradición del profeta. Los wahabis, son los musulmanes que siguen, imitan y enarbolan la bandera árabe como supremacía. Suelen vestirse y adquirir las mismas costumbres que ellos y consideran a Occidente como el gran Shaytán a quien es necesario derrotar. Aunado a ello, tienden a odiar a los judíos y promover la animadversión hacia los mismos. Los takfiris, son aquellos musulmanes que se consideran por encima del resto en cuanto a conocimiento y piedad. Se han adjudicado la autoridad y capacidad para juzgar, condenar todo lo que no sea islámico o a musulmanes que no se apeguen a sus reglas y gustos. Pasan emitiendo fatuas de acuerdo a sus criterios, odios y necesidades. Son estos tres últimos grupos quienes suelen militar en grupos extremistas tales como ISIS, EI o ser reclutados por gobiernos occidentales cuando desean que alguien haga el trabajo sucio por ellos.