Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.




*****


99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

sábado, 31 de marzo de 2012

El Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial “horrorizado” por las políticas de segregación racial de Israel

⁠Adri Nieuwhof y Mireille Fanon Mendès-France

The Electronic Intifada

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos

Un nuevo informe del Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD, por sus siglas en inglés) critica a Israel por violar el derecho a la igualdad.

Una versión preliminar del informe del CERD indica que casi en cada faceta de la vida israelí se pueden encontrar prejuicios raciales (“Concluding observations of the Committee on the Elimination of Racial Discrimination”, 9 de marzo de 2012 [PDF]).

El CERD es un organismo formado por especialistas jurídicos que vigila la implementación de la Convención International sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial, la cual estipula que toda doctrina de superioridad basada en la diferenciación racial es científicamente falsa, moralmente condenable y socialmente injusta y peligrosa.

Una legislación básica fallida

Según este informe, la legislación clave en Israel es contraria a esta convención. La Ley Básica de Israel (lo más cercano que existe en Israel a una constitución escrita) no contiene compromiso alguno con la igualdad o con la prohibición de la discriminación. La legislación israelí tampoco contiene una definición adecuada de discriminación racial.

El informe del CERD es una respuesta a un documento de 183 páginas que Israel sometió al Comité a principios de este año. Aunque se exige a Israel proporcionar cada dos años una actualización formal de sus progresos para eliminar la discriminación racial, tiende a no cumplir este plazo. Su última actualización era un intento de unir tres informes diferentes que supuestamente había enviado al Comité en 2006, 2008 y 2010 respectivamente.

El informe de Israel se limita a las cuestiones relativas a sus fronteras reconocidas internacionalmente, sin mencionar el trato que da a los palestinos de Cisjordania y Gaza. Pero el informe del CERD llama la atención a Israel debido a su discriminación racial tanto dentro del Estado como en los territorios ocupados, incluyendo los Altos de Golán sirios.

Entre su lista de quejas el CERD consigue destacar cuatro pequeños logros en relación a la trayectoria de Israel entre 2004 y 2010. Por ejemplo, da la bienvenida a una ley que prohíbe la violencia en el deporte.

Segregación

El CERD expresa una particular preocupación por la segregación entre las comunidades judías y no judías en Israel. Por ejemplo, existen dos sistemas diferentes de educación (uno en hebreo y otro en árabe) y dos sistemas diferentes de gobierno local (para los municipios judíos y para los “municipios de las minorías”).

El Comité pone de relieve su inquietud ante las acusaciones de discriminación actual de los judíos etíopes (también conocidos como falashas) en Israel. Más del 50% de las familias judías etíopes en Israel viven por debajo del umbral de pobreza, mientras que la cifra correspondiente para las familias blancas judías de Israel es el 16%. Los judíos etíopes se enfrentan a toda una serie de problemas en Israel, tales como frecuentes agresiones verbales de naturaleza racista y tener que limitarse a empleos mal remunerados (“The tribulations of being an Ethiopian Jew,” IRIN, 9 February 2012).

Al constatar que Israel niega a los palestinos (incluyendo a los beduinos) un acceso igual a la tierra y a la propiedad por medio de varias leyes discriminatorias sobre cuestiones referentes a la tierra, el CERD “recomienda encarecidamente” que Israel revoque toda legislación que no cumpla el principio de no discriminación. Lo mismo se aplica a las leyes y proyectos de ley que hacen depender los beneficios sociales y económicos de la realización del servicio militar.

El Comité aborda explícitamente la situación de las vulnerables comunidades beduinas originarias en Israel. Pide a Israel que detenga su actual política de demoliciones de casas y de desplazamientos forzados.

Dividir a las familias

Además, Israel debe revocar la legislación que impide la reunificación familiar entre palestinos que tienen la ciudadanía israelí y los residentes en Cisjordania y Gaza, y que afecta gravemente al derecho al matrimonio y a la elección del cónyuge. El derecho fundamental a la vida familiar está consagrado por la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948 y por el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales.

Según el CERD, Israel debe actuar en contra de la oleada de racismo y xenofobia en el discurso público. Por consiguiente, se deben condenar enérgicamente todas las declaraciones racistas y xenófobas por parte de altos cargos públicos y dirigentes religiosos dirigidas contra los palestinos y contra las personas de origen africano que buscan asilo.

Discriminación sistemática

El CERD refuta la afirmación de Israel de que la Convención contra la discriminación racial no es aplicable a su comportamiento en Cisjordania, Gaza y los Altos de Golán. El Comité se refiere a la segregación de facto en Cisjordania, con dos sistemas legales y dos grupos de instituciones completamente diferentes para los colonos israelíes y para los palestinos. El Comité está “horrorizado por el carácter hermético de esta segregación”.

Al tiempo que sigue expandiendo las colonias israelíes Israel niega sistemáticamente los permisos de construcción a las comunidades palestinas y beduinas de Cisjordania. Israel debe garantizar los derechos palestinos y beduinos a la propiedad y al acceso a la tierra, a la vivienda y a los recursos naturales, especialmente al agua, y eliminar la política de “equilibrio demográfico”, afirma el CERD.

Israel debe, además, acabar con su bloqueo a Gaza y permitir con toda urgencia la entrada de los materiales de construcción necesarios para reconstruir las viviendas e infraestructuras civiles en la Franja.

El Comité también amonesta a Israel por el aumento de las detenciones y encarcelamientos de niños, y de los juicios de estos en tribunales militares, y por la política de detención aministrativa, según la cual se mantiene a los presos en la cárcel sin cargos ni juicio. Y llama la atención sobre los obstáculos monetarios y físicos a los que se enfrentan los palestinos de Gaza que buscan compensaciones judiciales ante los tribunales israelíes por las pérdidas sufridas, especialmente durante la Operación Plomo Fundido, la ofensiva de bombardeos por parte de Israel durante tres semanas entre finales de 2008 y principios de 2009.

El CERD expresa también su inquietud por la inmunidad que gozan los colonos israelíes respecto a su violencia racista y a sus actos de vandalismo. El 90% de las investigaciones policiales de violencia relacionada con los colonos durante el periodo 2005-2010 se cerró sin interponer una acción judicial.

En los Altos de Golán se niega a los residentes originarios un acceso igual a la tierra, a la vivienda y a los servicios básicos, según el CERD. Desde la anexión ilegal del territorio en 1981 por parte de Israel se han roto lazos familiares.

Acabar con la impunidad

El momento en que se llevó a cabo el informe del CERD coincidió con otro ataque israelí a Gaza que dejó al menos 26 palestinos muertos, incluyendo cinco civiles, y otras 80 personas heridas, la mayoría de ellas civiles. Una vez más, Israel ha demostrado su total desprecio por el derecho internacional.

La impunidad de Israel debe cesar haciendo al Estado responsable de sus violaciones del derecho internacional, incluyendo el derecho inalienable del pueblo palestino a la autodeterminación. Estas leyes están en vigor para garantizar que todos los pueblos pueden vivir en una paz y seguridad internacionales. Por el momento, el Estado de Israel considera que está por encima del derecho internacional.

Con la negativa de los gobiernos más poderosos del mundo a hacer que Israel asuma sus responsabilidades es esencial que las personas de conciencia del mundo den un paso más en su compromiso con la campaña por el boicot, las desinversiones y las sanciones a Israel. El informe del CERD demuestra por qué los activistas de la solidaridad con Palestina, los movimientos sociales, las iglesias, los sindicatos y otros ciudadanos preocupados tiene todas las razones para continuar e intensificar su trabajo.

Adri Nieuwhof es un consultor y abogado de derechos humano residente en Suiza.

Mireille Fanon Mendès-France es miembro del Grupo de Trabajo de la ONU sobre Personas de Ascendencia Africana.

Fuente: http://electronicintifada.net/content/un-body-appalled-israels-racial-segregation-policies/11065

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=147273

jueves, 29 de marzo de 2012

La emergencia olvidada en Nilo Azul.

Decenas de mujeres, niños y niñas cavan en un antiguo pozo buscando agua para beber.
Crédito: Jarred Ferrie/IPS


SUDÁN-SUDÁN DEL SUR

Por Jared Ferrie

JAMAM, Sudán del Sur, 28 mar (IPS) - Hamid Yussef Bashir debió caminar durante 17 días con su esposa y sus cinco hijos para llegar a un campamento de refugiados en Sudán del Sur.

Aquí, en Jamam, se unió a otras 37.000 personas que también huyeron de la guerra que azota el sudoriental estado sudanés de Nilo Azul.

Las condiciones en el campamento no son las que esperaba, afirmó. Hay escasez de agua limpia, y su familia tendrá que mudar su tienda de campaña antes de que lleguen las lluvias e inunden el lugar. De todas formas, se siente afortunado de haber sobrevivido al duro viaje.

"Pasamos hambre en el camino, y otras personas murieron de inanición", dijo Bashir. "Y con las lluvias, muchas personas fallecieron de neumonía".

Mientras la visita del actor estadounidense George Clooney al meridional estado sudanés de Kordofán del Sur sigue ocupando titulares en todo el mundo, agencias de ayuda se esfuerzan por responder al conflicto en Nilo Azul, que envió cuatro veces más de refugiados a Sudán del Sur.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) señaló que hay unos 82.500 refugiados procedentes de Nilo Azul en el nororiental estado sursudanés de Alto Nilo, y unos 20.000 se encuentran en Kordofán del Sur y en el norteño estado de Unidad.

La ONU y Estados Unidos advirtieron que cientos de miles más podrían huir cuando se acabe la comida en el sur de Sudán, donde el gobierno lucha contra grupos insurgentes.

Activistas acusan a Jartum de realizar bombardeos aéreos contra civiles. La semana pasada, Gran Bretaña y Estados Unidos exigieron a Sudán que dejara de realizar estos ataques, e instó al gobierno de Sudán del Sur a que cesara de proveer apoyo militar a los insurgentes.

El rebelde Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán-Norte (SPLM-N) luchó contra Jartum en una guerra civil de dos décadas que terminó con la independencia de Sudán del Sur el 9 de julio del año pasado.

El movimiento luego se dividió, y los políticos en Yuba aseguran que no mantienen vínculos con los insurgentes.

Andrew Omale, coordinador de emergencias de la organización Oxfam Internacional, dijo que llegarán más refugiados cuando los alimentos se agoten en Nilo Azul, ubicado al sudeste de Jartum, en la frontera con Etiopía.

"Debo decir que es muy lamentable que esta emergencia sea olvidada", dijo a periodistas el 22 de este mes durante una visita al campamento. "Llamamos a la comunidad internacional a que apoye a los refugiados que se encuentran aquí", indicó.

Agencias de ayuda se apresuran a mejorar el campamento antes de que comience la temporada de lluvias en las próximas semanas.

Oxfam Internacional instó a los donantes a que provean fondos ahora, pues prevé que se necesitarán tres veces más de alimentos y de otros suministros una vez que se desaten las precipitaciones, que dificultarán el acceso a las carreteras y lo impedirán por completo a algunas áreas.

Las lluvias también inundarán el área donde acampan la mayoría de los refugiados, por lo cual estos deberán ser trasladados a lugares más altos.

La organización Médicos Sin Fronteras (MSF) alertó en una declaración difundida por correo electrónico el 14 de este mes que "una pequeña ventana de oportunidad permanecía abierta antes de que la temporada de lluvias dificulte la urgente provisión de asistencia humanitaria".

Clooney visitó el campamento de Yida en el estado de Unidad, y cruzó la frontera hacia Kordofán del Sur, donde habló con víctimas del conflicto.

Desde entonces realizó entrevistas para diversos medios de Estados Unidos, se reunió con el propio presidente Barack Obama y testificó ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado de su país.

Pero el conflicto en Nilo Azul recibe mucho menos atención. "Es muy difícil acceder a esta área, y probablemente es por eso que la comunidad internacional no le presta atención", dijo Omale.

Entisar Abas el-Mak llegó hace dos meses al campamento. "Desde que llegué aquí, mi hijo sufre diarrea y vomitó cuatro veces", dijo, mientras esperaba en la puerta de una clínica de MSF.

Kirrily de Polnay, médico de MSF, señaló que se registraban casos severos de deshidratación y de diarrea en el campamento debido a la falta de agua limpia, y que el pésimo saneamiento provocaba diversas infecciones de piel y ojos.

En tanto, Hy Shelow, representante adjunto del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, explicó que el agua subterránea se encontraba a un nivel tan profundo que las máquinas perforadoras disponibles en Alto Nilo no lograban alcanzarla.

Informó que la ONU instalaría plataformas capaces de hacer perforaciones de hasta 150 metros.

Por su parte, Oxfam Internacional anunció que transportaba 160.000 litros de agua diarios desde tres pozos hasta puntos de distribución para los refugiados, que reciben uno seis litros diarios por persona, lo básico para sobrevivir.

Pero algunos refugiados como Macda Doka Waka dijeron que el agua se había acabado en algunos puntos de distribución. Ella y otra decena de mujeres con sus hijos cavan un viejo pozo seco tratando de encontrar agua.

"Hay muchas personas peleándose en el punto de distribución agua, y nosotras terminamos aquí, pues no queremos pelear".

Waka huyó de Nilo Azul hace dos meses, abandonando a su esposo, quien lucha en el SPLM-N.

http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=100434

Los serviciales verdugos de Israel.


El AIPAC invade Washington


James Petras y Robin Eastman Abaya
Rebelión

Traducido para Rebelión por Ricardo García Pérez



Introducción: Una semana de humillación nacional

Desde el 4 hasta el 9 de marzo de 2012, 13.000 militantes israelíes convencidos de que la política exterior israelí es lo primero tomaron el «Washington político» (1) e impusieron el programa político de un gobierno extranjero (Israel) ante el clamoroso aplauso y aprecio de los legisladores y ejecutivos estadounidenses vasallos y cautivos que abarrotaban los salones y estrados humillandose ante los gestos imperiosos de sus amos israelíes, que estaban de visita. (2).El encuentro anual del Comité de Asuntos Públicos Israelo-Estadounidenses ( sic ) (AIPAC, American Israel Public Affairs Committee) es la exhibición pública más vergonzosa del poder judío-sionista moldeando la política exterior estadounidense. El propósito exclusivo del AIPAC es garantizar el poder político y militar incontestable de Israel sobre una extensa zona que abarca desde el norte de África hasta el Golfo Pérsico. Ante el AIPAC desfilaron más de tres cuartas partes de los congresistas estadounidenses, además del presidente Obama y el vicepresidente Biden y totod alto cargo del gabinete que guardara algún tipo de relación con la política exterior estadounidense (incluidos Clinton, la Secretaria de Estado, y Panetta, el Secretario de Defensa). Todos repitieron en voz alta como loros el calendario político y las prioridades militares que el AIPAC había impuesto a Estados Unidos. (3)

El AIPAC: Una plataforma de lanzamiento para los dirigentes israelíes


La reunión del AIPAC es, a todas luces, no una reunión de «otro grupo de presión cualquiera»: (4) es la plataforma de lanzamiento utilizada por los máximos dirigentes políticos y militares de Israel para arrastrar a Estados Unidos a otra guerra de primera magnitud en Oriente Próximo: en esta ocasión, contra Irán. (5) Simon Peres, el presidente de Israel, inauguró la conferencia estableciendo el tono militar y el marco político para el presidente Obama, que intervino a continuación haciéndose eco con sumisión del lenguaje y el contenido del líder israelí. (6) Al día siguiente, el primer ministro israelí, Netanyahu, habló y marcó con contundencia la línea a seguir para librar la guerra de Estados Unidos contra Irán, (7) mientras millares de judíos estadounidenses destacados y respetables, que piensan que Israel es lo primero, daban docenas de saltitos sobre el terreno apoyando con fanatismo una guerra estadounidense; una guerra en la que pocos de sus hijos, parientes o amigos, si es que alguno, perderían la vida o alguna extremidad. (8) Fue el mismo Bibi Netanyahu quien en una ocasión opinó que el ataque del 11 de septiembre contra Estados Unidos beneficiaba a Israel porque vinculaba más estrechamente a Estados Unidos con los intereses israelíes.

Desdela guerra de 1812, que fue testigo de la ocupación británica y el incendio de Washington, la capital estadounidense jamás ha sido tan abiertamente humillada por una potencia extranjera. A diferencia de la corona británica, que entonces negoció un acuerdo de paz que permitía a los norteamericanos recuperar su soberanía y su capital, los dirigentes israelíes y su furibunda «quinta columna» exigen un acuerdo militar en el que Israel dicte las condiciones bajo las que Estados Unidos declare la guerra a Irán.

Los dirigentes israelíes no se han asegurado la sumisión de Estados Unidos por superioridad militar, económica o política de Israel. Tienen una economía raquítica, una ínfima parte del armamento nuclear que tiene Estados Unidos y menos aliados e, incluso, menos aprobación pública en la comunidad internacional. Pero sí tienen al menos medio millón de militantes sionistas fanáticos e incondicionales en Estados Unidos, entre los cuales hay miles de millonarios y multimillonarios leales que financian la campaña de ambos partidos, el demócrata y el republicano. (9) El AIPAC es la vanguardia de las tropas de choque de Israel en Estados Unidos. Los miembros del grupo de presión del AIPAC, muy disciplinado y muy bien organizado, invaden las oficinas de todos y cada uno de los congresistas armados con un guión legislativo meticulosamente elaborado por y para el Estado de Israel. (10) Han obtenido el compromiso pleno de la mayoría de los miembros del Congreso con el programa de Israel, en el que ondean al mismo tiempo los signos del dólar y las estrellas (de David). Como la historia ha demostrado sobradamente, el personal del Congreso o los legisladores que se atrevan a vacilar o a pedir tiempo para reflexionar, descubren enseguida que son víctimas de las amenazas y el acoso político del AIPAC, que suele garantizar la aquiescencia. Negarse a claudicar ante el AIPAC supone el fin de una carrera política en Washington.

El programa israelí (y, por consiguiente, el del AIPAC) consiste en desarrollar una guerra no provocada contra la soberana República Islámica de Irán, ya sea iniciada por Estados Unidos o en el marco de un ataque sorpresa israelí respaldado por Estados Unidos (11). Irán está hoy día en el punto de mira porque los demás oponentes a la colonización de Palestina por parte de Israel han sido destruidos en anteriores guerras estadounidenses respaldadas por los sionistas: las de Iraq, Afganistán y Libia, así como la actual guerra por poderes contra el régimen de Assad en Siria. (12)

Hoy día, los dirigentes israelíes insisten en que a Irán se le debería negar con violencia lo que más de otras 120 naciones practican en libertad: el enriquecimiento legal de uranio con fines médicos, comerciales y científicos. La propaganda israelí anterior, amplificada por los 52 presidentes de organizaciones judío-estadounidenses de primer orden, afirmaba en falso que Irán poseía armas nucleares o... estaba en vías de fabricarlas y, por consiguiente, planteaba una amenaza «vital» para los israelíes. Hasta la mera «capacidad» para enriquecer uranio con fines médicos (en un grado muchas veces inferior al necesario para un arma) se presenta como una amenaza de primer orden para el Estado judío. Mientras tanto, los 27 organismos de inteligencia estadounidenses (en sus «descubrimientos» anuales), y hasta la Agencia Internacional para la Energía Atómica, muy influida por Estados Unidos, no han encontrado ninguna prueba de que haya un programa de armamento nuclear en marcha... de ahí la necesidad de expresiones estrambóticas como «amenaza vital».

Al alto mando de Israel se le ha ocurrido ahora un nuevo pretexto muy endeble para la guerra. El potencial de Irán para adquirir «capacidad de desarrollar armamento nuclear» (mediante su personal científico y técnico avanzado y sus centros de investigación) puede constituir un motivo suficiente para la guerra. (13) En otras palabras: Israel ha ordenado a sus 13.000 militantes del AIPAC que exijan a todos y cada uno de los congresistas estadounidenses que voten a favor de la declaración de guerra sobre la base del actual programa de enriquecimiento de uranio de Irán vinculado a usos médicos y de su sofisticado potencial científico e intelectual. Mientras tanto, el Mosad ha lanzado un programa no tan secreto de asesinatos terroristas de científicos iraníes: en sus hogares, despachos y universidades; sin ni una sola protesta de la prensa estadounidense «sionizada».

Los serviciales verdugos de Israel


El criterio más reciente de Netanyahu para la guerra (la capacidad iraní) cuenta con el apoyo ciego de las principales organizaciones judías en Estados Unidos (14). Los sionistas estadounidenses son los serviciales verdugos que están promoviendo un ataque militar agresivo y no provocado contra la patria (y los hogares) de 75 millones de iraníes. Dejémoslo claro: algunas declaraciones de los principales líderes religiosos judíos estadounidenses dejan ver impulsos genocidas manifiestos. El vicepresidente ejecutivo del Consejo de Rabinos Ortodoxos de Estados Unidos (Orthodox Rabbinical Council of America), Rabbi Herring, sugirió que Israel debería considerar «la utilización de armamento nuclear táctico en zonas que no estén muy pobladas o en el desierto [...] para demostrar a los iraníes que sus vidas penden de un hilo, que Israel no actuará sin hacer ruido». (15) El rabino no especificó si en su definición de «no muy poblados» se incluyen los núcleos de población de un cuarto de millón de habitantes o menos y, por tanto, si son objetivos apropiados para esta exhibición didáctica de devastación termonuclear, «simplemente para demostrar a los iraníes....». Recordemos que entre los fundamentalistas sionistas «no pocos dirigentes de organizaciones [...] querrían utilizar armamento nuclear táctico ahora mismo». (16)

Cuando Netanyahu dio la orden a los delegados del AIPAC de invadir el Congreso estadounidense y arrancar un compromiso de guerra sobre la base de la «capacidad» de Irán (para enriquecer uranio), no hubo debate ni disenso entre las «tropas de choque»; solo aprobación unánime y ciega de los ciudadanos estadounidenses judíos hacia su amo extranjero. Estos estadounidenses judíos respetables avanzaron hombro con hombro en bloques, derechos hasta los miembros del Congreso que aparecían en sus listas, con razonamientos enlatados en una mano y legislación ya redactada de autoría israelí encubierta en la otra. Presumen de haber convocado a una mayoría sustancial de representantes electos estadounidenses... ¡a favor de la guerra!

Si el poder de Israel en Estados Unidos se basa en el control férreo que ejerce el AIPAC sobre el Congreso estadounidense, el grupo de presión, por su parte, se basa en el poder de la constelación de poder sionista general infiltrado en cargos políticos y administrativos estratégicos, estructuras de partidos políticos y en el propio proceso electoral. Esto, a su vez, se basa en la influencia de los medios de comunicación sionistas vinculada al poder económico y financiero. El proceso democrático y representativo ha quedado absolutamente aplastado bajo este gigante corto de miras favorable a declarar una guerra en nombre de Israel.

Los ejecutivos y congresistas colaboradores del AIPAC

Aunque se ha hablado mucho de los ejercicios de influencia del AIPAC sobre el Congreso y el ejecutivo estadounidenses a través de los «grupos de presión», mejor denominadas «tácticas de intimidación y presión», gran parte de su éxito se basa en la matriz general de poder sionista que opera en el seno del gobierno, la sociedad civil y la economía. Cuando los agentes de presión del AIPAC se dirigen a los miembros del Congreso llevando en la mano las prioridades de política exterior dictadas por Israel, coordinan y encuentran una plataforma importante en los más de cuarenta legisladores electos sionistas que, por casualidad, ocupan cargos estratégicos, como los presidentes de comités del Congreso que se ocupan de asuntos de política exterior, en especial de políticas relacionadas con Oriente Próximo. Dicho de otro modo, la conquista del Congreso estadounidense por parte del AIPAC se lleva a cabo «por invitación». La relación es «recíproca». El AIPAC y los 52 presidentes de las principales organizaciones judías estadounidenses y diversos recaudadores de fondos movilizan dinero y activistas para contribuir a elegir a sionistas fiables para los cargos. Una vez en sus puestos, colaboran abiertamente redactando legislación favorable a Israel y garantizando que las «mayorías» voten «del modo correcto». (17)

Mark Cubowitz, director ejecutivo de la «Fundación para la Defensa de las Democracias» contribuyó a redactar la última propuesta de ley de sanciones (contra Irán)... ( The Financial Times , 6 de marzo de 2012, p. 9). La «Fundación» es más célebre por haber sido promotora incondicional y ciega del programa de Israel. Dubowitz es uno de los muchos «legisladores» no elegidos que redactan y promueven leyes a instancias de Israel. La legislación para imponer sanciones a Irán, obra de Dubowitz, está concebida para insensibilizar y matar de hambre a 75 millones de ciudadanos iraníes con el fin de someterlos al posterior objetivo de Israel de alcanzar una supremacía incontestada en Oriente Próximo.

Las actividades del AIPAC no se circunscriben al Congreso de Estados Unidos o al proceso electoral. Desde el gobierno de Reagan hasta el de Obama, el AIPAC ha suministrado sionistas comprometidos para puestos clave en el Tesoro, el Departamento de Estado, el Consejo de Seguridad Nacional y el círculo más estrecho de asesores del presidente sobre asuntos de Oriente Próximo. (18) La presión del AIPAC garantiza el nombramiento de sionistas en las ramificaciones del gobierno y ha desembocado en la creación de puestos administrativos especiales concebidos específicamente para promover el programa de Israel. Un buen ejemplo del éxito del AIPAC es el puesto de Subsecretario del Tesoro para asuntos de Terrorismo e Inteligencia. El cargo fue ocupado por primera vez por Stuart Levey, un sionista fanático cuyo único propósito era diseñar e instaurar sanciones estadounidenses (y posteriormente europeas) contra Irán. Quien le sustituyó en el cargo, David Cohen, un clon procedente también del AIPAC, es el autor de la legislación que impulsa sanciones de castigo contra Siria. (19)

Dennis Ross, conocido popularmente como «el abogado de Israel» y antiguo dirigente del AIPAC, fue nombrado asesor de los presidentes Clinton, Bush y Obama y fue el arquitecto del apoyo estadounidense al bloqueo de Israel para matar de hambre a Gaza, así como del bombardeo criminal de 1999 y la invasión asesina de Líbano en 2006. Ha suministrado «cobertura» a la construcción masiva por parte de Netanyahu de asentamientos exclusivos para judíos en territorios ocupados palestinos y de su cínico ardid de las «negociaciones de paz». (20)

Jeffrey Feltman, el actual testaferro del AIPAC en el Departamento de Estado, es la principal autoridad responsable de los asuntos de Oriente Próximo, en especial en Líbano, Siria e Irán. (21) El círculo más estrecho de asesores del propio Obama está dominado por partidarios incondicionales de Israel, entre quienes se encuentran David Axelrod como principal confidente y antiguo Jefe del Gabinete Presidencial, o Rahm Emanuel, con doble nacionalidad estadounidense e israelí y actual alcalde de Chicago. (22) Lo que sorprende es el ciclo continuo de liderazgo y actividad en organizaciones sionistas (el frente israelí), el ingreso en puestos de gobierno poderosos, el regreso a uno u otro grupos de estudio y reflexión pro-israelíes, «organizaciones ciudadanas», cargos electorales o prácticas privadas lucrativas.... todas en apoyo de los intereses de Tel Aviv.

El AIPAC y las 52 organizaciones de base

El poder del AIPAC en Washington depende del activismo de centenares de miles de sionistas estadounidenses afiliados a organizaciones bajo el mando de los 52 presidentes de las Principales Organizaciones Judías Estadounidenses (MAJO, Major American Jewish Organizations). Aunque existe un considerable solapamiento de miembros, los dirigentes de MAJO sirven abiertamente como correa de transmisión de Israel: difundiendo orientaciones políticas desde Tel Aviv hacia sus miembros, entre los que hay médicos, dentistas y agentes de bolsa de Nueva York, Miami, Kansas City, Los Ángeles o San Francisco y en todos los puntos cardinales del país. Cuando el AIPAC tiene «problemas» para conseguir la firma de un representante electo para alguna ley de sanciones contra cualquier país que sea blanco de Israel en ese momento, el legislador reticente se convierte en un objetivo prioritario de los notables sionistas y «recaudadores» locales, que le hacen una «visita» para convencerlo, si es posible, o amenazarlo con represalias, si es necesario. Si un legislador sigue negándose a ceñirse a las orientaciones de Israel, o considera que prestar servicio a una potencia extranjera es perjudicial para Estados Unidos, enseguida descubrirá que el AIPAC ha recaudado millones de dólares para financiar una campaña de difamación que conduzca a su derrota electoral. (23)

Junto con estos activistas «de base» de clase media y alta se encuentran los numerosos mega-millonarios y multimillonarios sionistas muy politizados, como Adelson, Saban y varias decenas más, que no ocultan ser fanáticos convencidos de que la política exterior israelí es lo primero y donan millones a congresistas dispuestos a subordinar los intereses estadounidenses a la lucha de Israel por alcanzar la supremacía en Oriente Próximo. (24)

Además de esta corrupción legal del proceso político, está el asunto del espionaje ilegal y el matonismo por parte de AIPAC, evidenciado recientemente mediante la demanda en curso interpuesta por uno de los dos autiguos altos cargos de AIPAC, Steven Rosen, sorprendido espiando para Israel (entregando documentos clasificados sobre la política exterior estadounidense hacia Irán). Rosen, que fue absuelto en un «juicio» enormemente manipulado, sostiene que el AIPAC animaba habitualmente a sus cargos a obtener documentos oficiales estadounidenses confidenciales para Israel. (25)

Y luego están los sionistas destacados que van por libre, que se enzarzan en actividades de matonismo político, violencia física y chantaje contra los críticos de Israel depravadas y con mucha publicidad. (26) Los difamadores más sobresalientes, como Abraham Foxman, de la Liga Anti-Difamación ( sic ), el profesor de derecho de Harvard Alan Dershowitz, Daniel Pipes o David Horowitz, manipulan legiones de matones acaudalados y respetables para presionar en las escuelas universitarias y universidades y a sus empleados para que censuren y despidan a los críticos con Israel. Estas organizaciones sionistas superan con mucho el alcance y la eficacia de las listas negras de una generación anterior de cazadores de brujas, como el senador Joseph MacCarthy, que comparados con estos no eran más que aficionados. Las payasadas recientes de Andrew Adler, director de The Atlanta Jewish Times y creyente también en que Israel es lo primero, formuló una petición al Mosad israelí de que asesinara al presidente Obama, (27) hecho que desembocó sin más en su dimisión como director después de varias semanas de ataques de nervios (pero sin ninguna investigación federal ni acusación de ningún tipo).

Lo que llama la atención en este aspecto es que mientras que los sionistas más respetables se desvinculan de los espías y los asesinos verbales del AIPAC, el poder de los israelíes partidarios de que la política exterior de Israel se imponga a cualquier otra cosa garantiza que estos gansos y matones raras veces sean acusados por sus delitos y jamás hayan ido a la cárcel. (28)

El impacto generalizado de la influencia y el matonismo sionista queda patente en la timorata auto-censura de la mayoría de los estadounidenses, que en privado manifiestan miedo y aversión ante los estadounidenses sionistas pendencieros, estridentes y abusivos que promueven una agenda extranjera. (29)

Israel, el sionismo y los medios de comunicación


Los medios de comunicación son un recurso político fundamental, que la constelación de poder pro-israelí aprovecha al máximo. Ni una sola editorial, televisión, película o emisora de radio importante esta dispuesta a suministrar una descripción equilibrada del conflicto israelo-palestino. (30) No se informa del despojamiento por parte de Israel de la vivienda de millares de familias árabes y los ataques terroristas diarios de los militares y colonos sionistas contra los palestinos que protestan contra la confiscación de tierras. (31) Nunca se mencionan los centenares de armas nucleares del arsenal de Israel, mientras que las afirmaciones histéricas del Estado de Israel de que Iran representa una amenaza vital no nuclear se repiten y se magnifican ad nauseam . Los dirigentes de los 52 se saben a su Goebbels: una mentira repetida el número de veces suficiente se convierte en una verdad aceptada.

El sionismo y la capacidad de influencia

Lo fundamental para comprender la garra de la constelación de poder sionista sobre el gobierno estadounidense es cómo influye en el poder. Por ejemplo, una diminuta minoría afirma falsamente hablar por todos los judíos estadounidenses, que representan aproximadamente al 3 por ciento de la población de Estados Unidos. Sin embargo, basándose en esta afirmación, movilizan y recaudan fondos para elegir a los sionistas comprometidos que ocupan en torno al 10 por ciento de los sillones del Congreso y el Senado estadounidenses. Estos representantes, a su vez, gozan del apoyo de un diminuto cuadro de sionistas super ricos, cuya promoción les permite obtener el control de comités fundamentales que se ocupan de la política y la seguridad en Oriente Próximo.

La seguridad nacional se ha visto profundamente influida por el programa sionista-israelí: el ex Fiscal General de Estados Unidos, Michael Mukasey, y el Zar de la Seguridad Nacional, Michael Chertoff, han sido dos de los altos cargos más destacados a la hora de orientar la seguridad nacional estadounidense para que se centre en los críticos de Israel y en encerrar a ciudadanos musulmanes en redes estrambóticas de tramas terroristas falsas, mientras que en el interior del país la verdadera seguridad se ha resentido y los derechos civiles han quedado hechos jirones. El exceso de representación de los sionistas en el Tribunal Supremo estadounidense (3 de los 9 miembros) y la meticulosa selección reciente de jueces, como el juez Sotomayor, subrayan la profundidad del proceso en la medida en que se va extendiendo a la judicatura. (32)

La Constelación de Poder Sionista controla las políticas de Oriente Próximo tanto del Partido Demócrata como del Republicano, y de sus candidatos presidenciales, a través de sus bases de poder en el Congreso y en el partido político. El presidente estadounidense, a su vez, recibe presiones para garantizar el nombramiento de puestos políticos claves para los sionistas en el Departamento de Estado, del Tesoro y en el Pentágono. Su influencia en la clase dirigente de la política exterior permite que los cargos sionistas presionen a los aliados y a los clientes en Naciones Unidas y en la Unión Europea para que apoyen determinadas medidas, como el boicot y el castigo de Israel al gobierno electo de Hamas en Gaza y las guerras de Iraq, Afganistán y Libia.

Influencia es la forma en que Israel, un Estado infinitamente pequeño e insignificante con menos del 1 por ciento del PIB mundial, las exportaciones y las cuotas de mercado y que ocupa el 0,001 por ciento del territorio mundial, puede ejercer un papel tan desproporcionado en la remodelación de las fuerzas en Oriente Próximo. A través de sus influyentes sionistas estadounidenses, Israel ha manipulado a Estados Unidos para sumirlo en un lodazal de guerras en Oriente Próximo que cuestan a los consumidores de petróleo del mundo incontables miles de millones de dólares e impulsan a la economía mundial hacia la recesión.

El «impuesto del petróleo» de Israel: Las amenazas de guerra y el precio de la gasolina

Durante los tres primeros meses de 2012, el precio del petróleo aumentó un 15 por ciento (más del 30 por ciento desde el verano de 2011) debido en buena medida al discurso y la amenaza de guerra de Israel de lanzar una ofensiva contra Irán. Netanyahu, primer ministro israelí, el presidente Peres y el Ministro de Asuntos Exteriores Lieberman han reclamado reiteradamente a Estados Unidos que bombardee Irán porque, de lo contrario, advierten que Israel emprendería su propia ofensiva bélica contra la población iraní y arrastraría a Estados Unidos a otra guerra.

Casi todos los analistas políticos y los expertos en cuestiones de petróleo coinciden en que los picos de los precios del petróleo son consecuencia de la semilla de guerra que siembra Israel, pues los principales especuladores internacionales del petróleo apuestan a que un ataque israelí contra Irán provocará una interrupción importante en la producción y transporte de crudo en Oriente Próximo y provocará escasez mundial. (33)

Los 52 presidentes de la MAJO se han sumado a la histeria de guerra haciéndose eco y adornando las afirmaciones de Israel de la amenaza nuclear iraní (o de la «creciente capacidad» de amenazar a Israel en el futuro). (34)

Solo durante los tres primeros meses del año, el incremento del precio de la gasolina (o, mejor dicho, el impuesto de guerra con que Israel grava a los consumidores y conductores) cuesta casi 20 centavos más por litro o, lo que es lo mismo, cuesta 9 dólares más llenar un depósito de unos 60 litros. Esto constituye el tributo que la constelación de poder sionista ha impuesto a los consumidores estadounidenses con su ímpetu por que haya otra guerra en nombre de Israel. Ningún político estadounidense se atrevería a analizar esta cuestión, y menos aún a hablar y decir a las clases sionistas charlatanas y a sus «adorados líderes» que dejen de ser los proxenetas de la guerra si no quieren correr el riesgo de interrumpir la entrega a Israel de 3.000 millones de dólares anuales de parte de los contribuyentes estadounidenses.

Economistas destacados han afirmado que la escalada de los precios del petróleo (causada por la belicosidad de Israel) frena el crecimiento y empuja a Estados Unidos de nuevo a la recesión... con un coste de muchos millones más de puestos de trabajo. (35) Si añadimos las pérdidas que sufre el consumidor como consecuencia del elevado precio del petróleo a las sufridas por la producción económica mundial, los meros tambores de guerra de Netanyahu, Lieberman, Peres y el AIPAC costarán a la economía mundial centenares de miles de millones en el transcurso del año.

Cualquier mención al impuesto del petróleo que Israel impone al presupuesto de las familias estadounidenses suscitará acusaciones escandalizadas de antisemitismo por parte de sionistas respetables, así como desagradables amenazas por parte de sus cómplices y matones. Cuando Obama ejecutó su infame acto de sumisión para complacer a los delegados del AIPAC y a sus invitados israelíes, en mitad de las aclamaciones por la reafirmación que hizo de la lealtad incondicional de Estados Unidos al Estado de Israel, también pidió calladamente a Israel que bajara el tono de los gritos de guerra al menos hasta después de las elecciones de noviembre debido a las consecuencias que tiene sobre el precio de la gasolina del votante estadounidense. (36)

El elevado precio del petróleo esta lesionando las posibilidades de reelección de Obama. El electorado estadounidense quizá no entienda el coste real de la sumisión de Obama a Israel, y tal vez no tenga conocimiento del impuesto que Israel impone al petróleo, pero está haciendo a su presidente putativo responsable del dolor que sienten ante el surtidor. Solo hay una cosa que Obama quiere más que el apoyo sionista, y son los votos de un electorado estadounidense exprimido económicamente, que se vuelve contra él en masa a medida que aumenta el precio de la gasolina.

Conclusión


La semana del 4 al 11 de marzo de 2012 pasará a la historia como una semana de humillación nacional; un momento en que legiones de sionistas estadounidenses fanáticos conquistaron Washington; en que la totalidad del gobierno, encabezado por el presidente Obama, se postró ante las autoridades de un Estado extranjero... en el corazón de Washington D.C. Cuando el presidente y el primer ministro de Israel mandaron a sus legionarios en el extranjero a que marcharan sobre el Congreso estadounidenses e introdujeran sus endebles pretextos de guerra contra Irán en las mismísimas narices de unos legisladores serviles, el simplista y estúpido mensaje fue: Bombardead Irán porque pronto puede tener... «capacidad» nuclear. Si se les pregunta qué es capacidad, citan a sus adorados líderes de Tel Aviv, entre los que se encuentran el Ministro de Asuntos Exteriores Avi Lieberman, semi-analfabeto (y antiguo gorila de club nocturno), el corrupto Bibi Netanyahu y el callado y diabólico Simon Peres, según los cuales los iraníes pueden «enriquecer uranio»... una capacidad que tienen desde hace mucho otros 125 países.

Es con una arrogancia suprema como los seguidores del AIPAC y los 52 presidentes penetran en el gobierno estadounidense con el fin de servir a un gobierno extranjero. Ninguno se molesta en ocultar su afiliación pasada, presente o futura con el Estado de Israel. Están respaldados por académicos sionistas prestigiosos, cuyas tendenciosas justificaciones de la guerra ya han enviado a miles de soldados estadounidenses a una muerte prematura o a las salas de los hospitales y clínicas de veteranos del ejército de todo el país. Nos han vendido la argumentación de que sirviendo a los intereses del Estado de Israel servimos a Estados Unidos. De esto solo se deduce que quebrantar la ley y actuar como agente clandestino en nombre de una potencia extranjera, transferir documentos oficiales altamente secretos a agentes del Mosad de la embajada israelí y amenazar a los estadounidenses que critican o se oponen a Israel son actos de patriotismo. (37) El analista de la marina Jonathan Pollard, el maestro de espías estadounidenses encarcelado por la causa de Israel, es aclamado de forma generalizada en Israel como coronel honorífico del ejército y héroe; los dirigentes de las principales organizaciones sionistas están volviendo a presionar a Obama para que ponga en libertad a este traidor.

La actuación documentada de los principales sionistas que han ocupado cargos públicos en Estados Unidos durante las dos últimas décadas ha sido una catástrofe absoluta. Los que se han proclamado mejores y más brillantes han llevado al país a las peores catástrofes económicas y militares de la última centuria. Fue Alan Greenspan, cuando era jefe de la Reserva Federal, quien desreguló el sector financiero y optimizó las condiciones para las mega-estafas y el frenesí especulativo que hizo caer a la totalidad del sistema financiero. Fue su sustituto, Ben Bernacke, quien promovió que billones de dólares de los contribuyentes estadounidenses en fondos de rescate financiero salvaran a sus compinches de Wall Street y los volvieran a poner en circulación, en los últimos dos años, para que repitieran su orgía especulativa... y quien permitió a compatriotas tan tribales como Schwartzman que obtuviera 213 millones de dólares de beneficios en el año 2011. (38)

Fueron Fred Kagan, Paul Wolfowitz, Doug Feith, Llibby Abrams y Ross, así como sus menos visibles lugartenientes, quienes empujaron a Estados Unidos a librar guerras en nombre de Israel en Afganistán e Iraq, mientras al mismo tiempo no dejaban de augurar confiadamente «victorias rápidas y de bajo coste» (incluso espectaculares). Jamás semejante cohorte de mediocridades salidas de las universidades de la Ivy League ha generado colectivamente tantas políticas catastróficas en un periodo histórico tan breve sin que en modo alguno se les parara, se les metiera en vereda o se les hiciera responsables o culpables por su actuación. Es evidente que estas catástrofes políticas no fueron consecuencia de un intelecto defectuoso o falto de una educación de élite. Su aparente ignorancia de las realidades históricas, políticas, económicas y militares era consecuencia de sus atroces lealtades sionistas con el Estado de Israel, cuyos verdaderos intereses suscribían. Esta falta de responsabilidad garantiza que el proceso continuará hasta que Estados Unidos, como república, sea destruida por las masas de ciudadanos engañados.

Para justificar una guerra contra los adversarios regionales de Israel, estos mediocres ciegos han distorsionado la realidad del nacionalismo árabe. Fue con una arrogancia y un racismo tribales supremos como consiguieron que los árabes jamás ofrecieran una resistencia prolongada a sus gigantes imperiales. Creían precisamente lo que su ideología/religión tribal les decía: ellos eran un pueblo elegido (al margen de estudios genéticos). Ellos eran los inversores o especuladores con mayor éxito financiero. Ellos asistían a las universidades más prestigiosas e impartían clase en ellas. Si, de vez en cuando, un filántropo sionista destacado como Bernard Madoff cometía un delito (y de hecho fue a la cárcel) fue porque, como sus compañeros tribales Milken, Boesky y Pollard... no sacó un billete de ida a Israel en el momento oportuno.

Cuando un país como Estados Unidos está en declive, no es por la rivalidad exterior. El descenso de la competitividad no es más que un síntoma. Es por podredumbre interna. El declive se produce cuando una nación es traicionada por dirigentes cobardes que se arrastran y se humillan ante una minoría de mediocres matones entregados a un Estado extranjero sin escrúpulos ni integridad moral.

El último libro de James Petras es The Arab Revolt and the Imperialist Counterattacks (Atlanta: Clarity Press, 2011), 2ª edición..

_____________________________

Notas

(1) Para ver todos los detalles de las actividades diarias y la información acrítica ofrecida por los principales medios de comunicación, véase The Daily Alert , portavoz oficial de los 52 presidentes de las principales organizaciones judío-estadounidenses, en especial entre los días 4 y 6 de marzo de 2012.

(2) Véanse los vídeos deñ AIPAC y la lista de oradores en http://www.aipac.org , 2 de marzo de 2012 e informes posteriores.

(3) Nota de prensa de la Casa Blanca sobre la declaración de Obama de que la relación de subordinación de Estados Unidos a Israel es «sagrada», 4 de marzo de 2012.

(4) Es una alusión a Noam Chomsky, cuyo irrisorio esfuerzo por minimizar la influencia de la constelación de poder sionista es rechazada de forma generalizada y refutada una vez más por la observación más superficial de los hechos, promesas y genuflexiones de todos los máximos legisladores estadounidenses de la reunión con el AIPAC.

(5) Las declaraciones públicas de Netanyahu y su discurso ante el AIPAC quedaron debidamente grabados, amplificados y apoyados por The New York Times , The Wall Street Journal y, en especial, The Washington Post (6 de marzo de 2012). Netanyahu apeló explícitamente a que Estados Unidos ataque militarmente a Irán en nombre de Israel aduciendo la «capacidad» de Teherán de fabricar armas nucleares. Según Netanyahu, «no podemos permitirnos esperar mucho más...». Oficina del Primer Ministro, 5 de marzo de 2012.

(6) The New York Times , 5 de marzo de 2012.

(7) Oficina de los Primeros Ministros, tal como aparece citado en The Daily Alert , 6 de marzo de 2012.

(8) Vídeos informativos diarios del AIPAC, 6 de marzo de 2012.

(9) Por ejemplo, solo uno de los numerosos multimillonarios, el zar de los casinos Sheldon Adelson, ya ha aportado «decenas de millones de dólares» para influir en las actuales elecciones presidenciales. Haaretz , 29 de febrero de 2012. Otro multimillonario israelí que también es de los que piensan que los intereses de Israel deben prevalecer sobre cualquier cosa, Haim Saban, adquirió la principal plataforma de televisión en lengua española en Estados Unidos, UNIVISION, y a continuación se dedicó a promocionar propaganda sensacionalista israelí sobre una «conquista» irano-islámica de América Latina.

(10) Notas de prensa del AIPAC, del 7 al 10 de marzo de 2012.

(11) Una investigación de The Daily Alert realizada entre el 4 y el 9 de marzo revela que no hay un solo artículo que analice la alternativa de un acuerdo diplomático con Irán, mientras que más de una docena de artículos contienen llamamientos a la guerra.

(12) Para documentación y detalles sobre el decisivo papel de los legisladores sionistas en la declaración de la guerra estadounidense contra Iraq, véase mi obra The Power of Israel in the United States (Atlanta: Clarity Press, 2006).

(13) The New York Times , 1 de marzo de 2012.

(14) Los 52 presidentes de las organizaciones judías más importantes suscribieron repetidamente el pretexto de guerra de Netanyahu. Véase The Daily Alert , 6 de marzo de 2012.

(15) Citado en http://Mondoweiss.net , 2 de marzo de 2012 .

(16) Ibíd.

(17) Entre los agentes sionistas fundamentales del Congreso se encuentran los representantes Berman, Cantor, Harman, Lieberman, Ros-Lehtinen y Levin, así como sus adláteres cristianos McConnel y Pelosi, entre otros que aparecieron en el festival de guerra del AIPAC. Folleto promocional del AIPAC, 2 de marzo de 2012.

(18) Véase The Power of Israel in the United States (op. cit.)

(19) Véase «On Bended Knees: Zionist Power in American Politics», en James Petras, War Crimes in Gaza and the Zionist Fifth Column (Clarity, Atlanta 2010).

(20) The Power of Israel in the United States , op. cit.

(21) Aunque Ross ha dimitido formalmente, todavía es un asesor clave de Obama sobre asuntos de Oriente Próximo. Véase Haaretz , 27 de enero de 2012.

(22) Uno de los agentes sionistas fundamentales es Jeffrey Feltman, ayudante del Secretario de Estado para Asuntos de Oriente Próximo. Desempeñó un papel fundamental en el apoyo del bombardeo de Israel del Líbano en 2006 durante su mandato como embajador, calificando a Hizbulá de «organización terrorista». Dictó la política de Fouad Siniora, el gobernante cliente de Estados Unidos. Feltman prestó servicio en Israel en dos ocasiones. Estuvo destinado en Gaza, donde colaboró con el ejército israelí ocupante. Trabajó con el embajador estadounidense ultrasionista Martin Indyk respaldando la posición de Israel en el falso «Proceso de Paz» desde 2000 hasta 2001. Otros sionistas en puestos clave son Jack Lew, actual Jefe del Gabinete del presidente Obama; David Plouffe, asesor; Dan Shapiro, embajador en Israel; Steven Simon, Jefe de la Oficina de Oriente Próximo y África del Norte en el Consejo de Seguridad Nacional; y Eric Lynn, asesor político sobre Oriente Próximo. La Biblioteca Virtual Judía es una División de la Iniciativa Estadounidense-Israelí 2012.

(23) Entre los sionistas destacados que prestaron servicio en cargos estratégicos del ámbito de la política exterior del gobierno de Obama se encuentran Rahm Emanuel, Jefe del Gabinete del Presidente; David Axelrod, Asesor; James Steinberg, Subsecretario de Estado; y Richard Holbrooke, Enviado Especial a Pakistán y Afganistán (fallecido).

(24) Varios estudios calculan que los judíos constituyen aproximadamente el 25 por ciento de los 400 estadounidenses más ricos de la lista Forbes; más de la mitad son colaboradores de Israel o de organizaciones o causas sionistas. J. J. Goldberg, en su libro sobre el poder judío, calcula que el 45 por ciento de la recaudación de los demócratas proviene de judíos pro-israelíes. ( Jewish Power: Inside the Jewish Establishment . Reading, Addison-Wesley, 1996.)

(25) Steve Rosen, un alto cargo directivo de AIPAC, junto con su colega Keith Weissman, reconoció entregar documentos confidenciales a la embajada israelí. Rosen posteriormente demandó al AIPAC por despedirle a él y a Weissman y por negarse a pagar sus gastos legales; afirmó que el grupo de presión solía aprobar las recepciones y entregas ilegales que hacían sus empleados de información secreta del gobierno estadounidense citando numerosos documentos de AIPAC para respaldar sus argumentos. The Jewish Daily Forward , 15 de diciembre de 2010.

(26) El propietario y director de The Atlanta Jewish Times , Andrew Adler, instó a Netanyahu a pedir a los servicios secretos de espionaje israelí, el Mosad, que asesinara al presidente Obama, Haaretz , 21 de enero de 2012. El rabino Michael Lerner, un sionista moderado crítico de Israel, ha sido objeto de cuatro ataques en su domicilio en los últimos dos años, mientras los sionistas fanáticos le acusaban de ser «un judío que se desprecia a sí mismo». Las principales organizaciones sionistas se distancian de la violencia física al tiempo que califican a los adversarios y críticos de Israel con la etiqueta difamatoria de «antisemitas», lo que ha generado precisamente el clima político que anima a los más desequilibrados entre su público a incurrir en actividades violentas. Los principales ideólogos sionistas han sido extremadamente activos induciendo a escuelas universitarias y universidades a despedir a los críticos de Israel, como sucedió con la imposibilidad de que la DePaul University renovara el contrato de académicos con muchas publicaciones como Norman Finklestein. Los profesores Walt y Mearsheimer, autores de una obra erudita sobre el lobby israelí, fueron objeto de ataques violentos por parte de dirigentes sionistas estadounidenses, entre los que se encuentran A. Foxman, de la Liga Anti-Difamación ( sic ), además de recibir una crítica superficial por parte del sionista de izquierdas Noam Chomsky. Estas peroratas racistas de ultrasionistas como David Horowitz o Pamela Geller contribuyeron a hacer reventar en Noruega al asesino de masas islamófobo y sionófilo Anders Breivik.

(27) Véase el editorial del día 20 de enero de 2012 de The Atlantic Jewish .

(28) El director de The Atlantic Jewish Times que pidió el asesinato de Obama no fue acusado de ningún delito federal contra la seguridad. El coronel Ben-Ami kadish, espía sionista confeso que robó planes secretos de armamento nuclear estadounidense para Israel, no pasó ni un solo día en la cárcel, aunque pagó una multa de 50.000 dólares por entregar decenas de documentos a Israel. Véase Grant Smith Foreign Agents, Institute for Research Middle East Policy (IRMEP), Washington, 2008. Sobre el espionaje del AIPAC, véase IRMEP, 6 de febrero de 2012.

(29) No se puede ignorar que el ambiente enrarecido de las revistas de investigación científica de alto nivel ha sido politizado; más indignante es la censura de un estudio de inmunología genética (realizado por un equipo de científicos de renombre internacional) que demuestra la estrecha relación genética, cuando no la identificación, entre los judíos y palestinos de Oriente Próximo. Se aconsejó a las bibliotecas universitarias de todo el mundo que «arrancaran» (con los ojos cerrados) el ofensivo estudio de las páginas de la revista, Human Immunology , para que semejante información no socavara la raison d'être racista de un Estado exclusivamente judío. (Véase Journal axes gene research on Jews and Palestinians, Robin McKie, Guardian-Sunday Observer [Londres], 25 de noviembre de 2001, y Human Immunology 62 [9]: 889-900).

(30) Una reseña de reportajes y editoriales nuevos de The New York Times , The Washington Post y The Wall Street Journal , publicada por The Daily Alert durante el congreso del AIPAC, revela una estrecha sintonía entre la posición militarista extrema del gobierno israelí y los dirigentes del AIPAC. Véase Steve Lendman, «New Times Promoting War on Iran», 3 de marzo de 2012.

(31) Durante el mes de febrero de 2012, el ejército israelí y los colonos judíos paramilitares armados realizaron 145 ataques contra palestinos, matando e hiriendo a docenas de ellos, demoliendo casas, apropiándose de millares de hectáreas de terreno y desarraigando a infinidad de familias. The Wall and Settlements Information Center, Autoridad Palestina, 1 de marzo de 2012. Ni The New York Times , ni The Wall Street Journal , ni The Washington Post informaron de estos delitos israelíes contra civiles palestinos.

(32) Entre los clientes actuales de Chertoff se encuentran los fabricantes de los «escáneres corporales» intrusos y detestados en todo el país que se emplean en los aeropuertos estadounidenses. También desempeñó un papel clave en la liberación y repatriación de una docena de agentes israelíes del Mosad detenidos en Nueva York y Nueva Jersey en las 24 horas posteriores al ataque terrorista del 11 de septiembre. Tres de los nueve jueces, Ginsberg, Breyer y Kagan, son sionistas que no están dispuestos a cuestionar la usurpación del poder de declarar la guerra del gobierno y la promoción de la tortura y la rendición. Los otros están asociados a la Iglesia Católica. Desde el nombramiento en 1990 (por parte de George Bush, padre) de un especialista constitucional muy respetado, David Souter, ni un solo juez de afiliación protestante (que, por número de practicantes, es la religión mayoritaria en Estados Unidos) ha sido nombrado para el Tribunal Supremo debido a su «falta de fiabilidad» (expresión en clave para referirse a que defienden los derechos civiles y la Constitución). El reciente nombramiento de la juez Elena Kagan, cuya deslucida trayectoria académica no impidió al ultrasionista Laurence Summers que la nombrara Decana de la Escuela de Derecho de Harvard, resalta los mediocres criterios utilizados en la alta judicatura. El nombramiento más reciente de Sonya Sotomayor para sustituir al brillante (y desde el punto de vista sionista, «poco fiable») J. P. Stevens fue promovido con contundencia por el Tribunal Supremo aduciendo sus estrechos lazos con Israel, que comenzaron con el primero de sus (muchos) viajes «de liderazgo» a Israel (véase The Jewish Chronicle - Life story Israel trips tie Sotomayor to Jews, Ron Kampeas - 26 de mayo de 2009).

(33) The Financial Times , 6 de marzo de 2012, p. 9.

(34) Howard Kohr, director ejecutivo de AIPAC, durante el beligerante y virulento discurso que pronunció en la reunión, superó incluso el llamamiento explícito que hizo Netanyahu en favor de un ataque militar inmediato contra Irán. Véase el informe diario del AIPAC, 16 de marzo de 2012.

(35) La mayoría de los expertos coincide en que el incremento del precio del petróleo ha obstaculizado la «recuperación económica» y en que, si sigue aumentando, sumirá de nuevo al mundo en una recesión profunda.

(36) En el discurso de Obama ante la reunión del AIPAC resaltaba la petición a los dirigentes israelíes de que bajaran el tono de su retórica militar, vinculando con claridad el precio del petróleo con el discurso belicista israelí.

(37) Véase Grant Smith, «AIPAC Directors Use of Classified Missile Data, Harmed National Security - US State Department», The Business Wire , 6 de febrero de 2012.

(38) The Financial Times , 1 de marzo de 2012, p. 17.


www.rebelion.org/noticia.php?id=146919&titular=los-serviciales-verdugos-de-israel-

El papel de la sociedad civil en la revolución.


Túnez

Noomen Bouaziz
manifeste20mars.blogspot.com

Traducido para Rebelión por Caty R.



Ha pasado más de un año desde la revolución tunecina que expulsó del país a Ben Alí y expandió un aire de valentía por todo el mundo, una nueva esperanza de liberación global para consagrar por fin la soberanía de los pueblos y promover la libertad y la dignidad.

Esa revolución a la vez esperada, soñada, temida e inesperada fue esencialmente, al menos en Túnez, obra de la sociedad civil, que con sus mujeres y sus hombres pudo cambiar el curso de la historia, los equilibrios impuestos tanto dentro como fuera del país y llevar a cabo aquello que las fuerzas políticas y económicas tradicionales no pudieron hacer o probablemente renunciaron a hacerlo.

Cuando hablo de la sociedad civil me refiero al mismo tiempo a la definición global que designa al conjunto de la ciudadanía que compone una sociedad determinada y a la definición más práctica y restringida que designa a la ciudadanía organizada en grupos o asociaciones que tienen un papel distinto al de la producción económica.

Sin ninguna duda, la chispa revolucionaria en Túnez la encendió la juventud revolucionaria no organizada que se sublevó arrastrada por la desesperación y la furia contra un régimen sanguinario y despectivo que desde hacía mucho tiempo la explotaba y la humillaba y después la olvidaba.

Pero rápidamente y gracias a las bases de la sociedad civil en el sentido usual, el impulso revolucionario encontró la organización y el lema político necesario para continuar su obra: Ben Alí fue expulsado y dos gobiernos que representaban los restos del sistema de Ben Alí se vieron obligados a dimitir.

También fueron la sociedad civil y la juventud revolucionaria, con sus deseos de transformar radicalmente el sistema político y volver definitivamente la página del pasado, quienes impusieron la puesta en marcha de las elecciones para una asamblea constituyente.

Las fuerzas políticas y económicas que hasta entonces iban al ralentí, en cuanto a ideas y a determinación, en esa opción encontraron una oportunidad para recuperar el resuello, para organizarse y sobre todo para canalizar el impulso revolucionario que ciertamente sigue influyendo en el gobierno, pero se ha limitado a reivindicaciones sociales superficiales y ha dejado lo esencial de las exigencias revolucionarias para más tarde.

Esta maniobra que intenta desviar el proceso de sus objetivos iniciales ha sido bien visible para el pueblo tunecino, y los resultados electorales lo han demostrado. El 40% de las personas que votaron lo hicieron por el partido islamista, pero la mayoría de los votantes se abstuvieron, lo que sugiere una desconfianza e incluso un rechazo hacia las fuerzas que pretenden dirigir la escena política.

Después de las elecciones, la bipolarización previsible de la sociedad entre los partidarios del partido islamista y su proyecto de islamización política y los defensores de un Estado democrático civil, se ha convertido en una realidad. Y los objetivos políticos que se debaten a diario se alejan claramente de las reivindicaciones originales, las reivindicaciones esencialmente sociales. Sin miedo a equivocarnos podemos afirmar que la fuerza que impulsó a los revolucionarios a desafiar las balas no pretendía instaurar la Sharia ni el laicismo. Nació esencialmente para acabar con décadas de desprecio a los derechos humanos básicos.

Ciertamente las reivindicaciones actuales de ambos campos son legítimas, pero su forma actual sólo puede desembocar en un debate estéril y alimentar el odio recíproco , i ncluso una guerra civil o la instauración de una dictadura , cualquiera que sea su forma. Ante este estado de perplejidad empiezan a cristalizar diversos análisis que implican diferentes planes de acción.

La primera lectura analítica estipula que el proyecto del Nahdha es un plan claramente dictatorial, que el objetivo es el establecimiento de un régimen al estilo iraní y que es un proyecto tan probable e inaceptable que legitimaría una rehabilitación del antiguo régimen bajo su forma «bourguibiana» (en alusión al proyecto modernizador de Bourguiba). Ese punto de vista considera que el único campo de batalla es el electoral y que la red del antiguo régimen tiene medios de batir a los islamistas, sobre todo apoyándose en el postulado de que la vuelta a una dictadura del mismo tipo que la anterior no es posible ni viable. Creemos que ese punto de vista es tan inaceptable como absurdo.

Inaceptable porque es increíble que durante un proceso revolucionario se pueda rehabilitar tan rápidamente todo un sistema dictatorial y mafioso sin que la justicia, por muy imperfecta que pueda ser, emita su juicio tan esperado.

Absurdo porque suponiendo que este mecanismo permitiera un cambio de las relaciones de las fuerzas solo podría desembocar en una dictadura: el electorado islamista es una realidad y el único medio de silenciar sus reivindicaciones sería un bloqueo que ya ejercieron Ben Alí, Bourguiba , el mismo que existe en Argelia. Y finalmente si creemos en la redención milagrosamente espontánea de los agentes del antiguo régimen entonces solo tienen que unirse a las nuevas fuerzas revolucionarias sin que haga falta llamarlos.

Este punto de vista solo señala una angustia exagerada o bien una atadura a algunos logros libertarios garantizados por la vieja dictadura a unos pocos privilegiados.

Otro punto de vista se apoya en el hecho de que el pueblo tunecino y su sociedad civil no pueden ser captados fácilmente por ninguna de las fuerzas políticas actuales, incluidos los islamistas. Alg unos dirán que los islamistas iraníes establecieron su dictadura tras una revolución y que aquel nazi fue legitimado por las urnas. Sin embargo en ambos casos fue una dictadura armada y la única respuesta a una dictadura sigue siendo una revolución o un golpe de Estado.

No queremos trivializar ni subestimar las tendencias totalitarias del Nahdha, pero nos basamos en hechos reales que demuestran que su proyecto está en gran parte destinado al fracaso gracias a la formidable movilización ciudadana y también debido a uno de los aspectos «no religiosos» del conservadurismo local. Los islamistas se han visto obligados a alejarse de sus aliados salafistas, obligados a batirse en retirada en el p ulso con la central sindical, obligados a jugar todas sus cartas con respecto a la imposición de la Sharia con la esperanza de una regresión hacia la mediana.

Por supuesto esta visión no predica una laxitud y un optimismo ciego , ya que se trata de una batalla diaria y agotadora que puede dejar sin resuello a la ciudadanía y hacer que busquen reposo en el apoyo del campo que aparece como el más fuerte.

Hay que luchar por la libertad y la dignidad sin limitarse a repetir estos términos constantemente porque empezarían a vaciarse de sentido y quedarían huec o s. Hay que exigir y proponer lo concreto y también rechazar sobre bases concretas para no caer en las trampas de unos u otros.

Y pensamos también que la opción de las concesiones mutuas sigue siendo factible si permite una paz social elegida y no impuesta. Seguiremos luchando.

Noomen Bouaziz es el presidente de la agrupación « Manifeste 20 Mars France».


Fuente: http://manifeste20mars.blogspot.com.es/2012/03/intervention-de-noomen-bouaziz.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=147079

miércoles, 28 de marzo de 2012

Los judíos que rezan en una mezquita.

El imán Moussa Drammeh y el rabino Meir Kabakov comparten el mismo lugar de oración.


Emma Reverter

Nueva York


Patricia Tomasulo, católica practicante y nieta de italianos, logró que el Centro Cultural Islámico de Estados Unidos albergara una sinagoga ultraortodoxa.

"Los vecinos judíos se habían quedado sin un lugar de culto y sin dinero para alquilar un local, y los vecinos musulmanes tenían espacio de sobra", explica Tomasulo a BBC Mundo.

La sinagoga Beis Menachem se sitúa en la planta baja del Centro Cultural Islámico, y comparte fachada con la escuela islámica y la guardería Barack Hussein Obama. La mezquita ocupa todo el primer piso, justo encima de la sinagoga.

"La comunidad judía del barrio me produce mucha admiración y es un honor y una experiencia muy positiva tenerlos aquí", afirma el imán Moussa Drammeh a la BBC mientras muestra las aulas de la guardería.

"El Corán dedica su capítulo 2 verso 62 a los judíos, los cristianos, los sabeos, quienes creen en Alá y en el último Día, y obran bien", asevera el imán y añade: "Tenemos la obligación de querer a nuestros hermanos, quien diga lo contrario no sigue el Corán y es un hipócrita".

"El Corán nos empuja a relacionarnos con buenas personas, ¿Con quién debería juntarme?", se pregunta el imán: "¿Con personas de mi misma religión pero que hacen el mal?".

"Un musulmán de verdad no hace daño a los cristianos y a los judíos", explica mientras abre la puerta para que los dos jóvenes rabinos de la sinagoga puedan entrar cargados con comida kosher y con la Torah, sus textos sagrados.

En una visita al centro un viernes por la tarde, antes de la puesta de sol, el imán y su congregación preparaban una cena halal mientras comentaban el noticiero de un canal de televisión iraní, y el rabino y su congregación se disponían a celebrar el Sabbat en una sala contigua.

"El imán Moussa Drammeh nos ha hecho sentir muy a gusto aquí y estamos felices de tener un espacio para celebrar el Sabbat y nuestras fiestas religiosas", explica a BBC Mundo el rabino Meir Kabakov, quien se reúne con su congregación y con alumnos de estudios rabínicos los viernes, los sábados y todas las fiestas religiosas.

El Centro Cultural Islámico, situado en un edificio que una década atrás era el taller mecánico del barrio, también cede sus aulas para clases de judaísmo que se imparten a mujeres a lo largo de la semana.

Sesenta kilómetros para rezar

El rabino no vive en el Bronx, sino en Brooklyn, y todos los viernes se desplaza treinta kilómetros cargado con la Torah y comida kosher para poder reunirse con la comunidad de judíos ultra ortodoxos de la zona, la mayoría octogenarios. Tras la puesta de sol no puede regresar a Brooklyn en automóvil o transporte público ya que es contrario a su religión utilizar vehículos a motor durante el Sabbat, y hace el trayecto de más de cuatro horas a pie cargando de vuelta la Torah.

La mayoría de las sinagogas que había en el Bronx han cerrado en los últimos años.

"Me impresiona que caminen bajo la nieve, la lluvia, el viento o el sol para reunirse con su congregación", indica el imán mientras se prepara para celebrar una cena con comida halal en el comedor del centro.

En los últimos años la comunidad judía de esta parte del Bronx ha envejecido y los jóvenes se han mudado a otros barrios y a las afueras de Nueva York. Las decenas de sinagogas del barrio han ido cerrando a medida en que se han quedado vacías.

Leon Bleckman, un vendedor jubilado, solía acudir a la sinagoga de Young Israel, que se vio obligada a cerrar en 2008 por falta de dinero. La católica Tomasulo y un grupo de alumnos de estudios rabínicos consiguieron que el Centro Cultural Islámico les cediera un local.

"Tener un lugar de culto es un derecho fundamental", dice Tomasulo, quien acude todos los domingos a una iglesia que está a la vuelta de la esquina pero imparte clases de tolerancia religiosa en el centro islámico.

"Ahora este es el único espacio donde puedo celebrar las festividades judías en el nordeste del Bronx", indica Leon Bleckman a BBC Mundo mientras se ajusta una gorra con la palabra Bronx en la visera.

"La experiencia no podría haber sido más positiva y es un ejemplo a seguir, si tenemos en cuenta lo que está pasando en el Medio Oriente", concluye Bleckman mientras saluda a uno de los niños que estudia en la escuela islámica: "Me gustaría que los niños de las escuelas públicas del barrio fueran tan educados como los alumnos de este centro".

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/02/120221_judios_rezan_en_mezquita_jr.shtml

El auge de las mezquitas en Estados Unidos después del 11-S.

El número de mezquitas -como esta en Sterling, Virginia- creció en EE.UU. entre 2000 y 2011.

BBC Mundo

Los ataques del 11 de septiembre de 2001 generaron notoria tensión en algunos sectores de Estados Unidos hacia la comunidad musulmana, pero no impidieron el aumento en el número de mezquitas alrededor del país.

Un reciente estudio, publicado por una coalición multiconfesional de diferentes organizaciones, reveló que el número de templos musulmanes casi se duplicó en ese país entre 2000 y 2011. Mientras al comienzo del milenio había 1.209 mezquitas, el informe contó 2.106 mezquitas once años después, es decir un 74% más.

Las razones principales de este fenómeno son el número creciente de musulmanes que han llegado a Estados Unidos en las últimas décadas y su perfil profesional y académico.

Presión demográfica


Ihsan Bagby, profesor de estudios islámicos de la universidad de Kentucky, es el investigador principal del estudio, titulado The American Mosque 2011.

En diálogo con BBC Mundo, Bagby explicó que "los musulmanes han formado una masa crítica que generó una presión demográfica para establecer nuevas mezquitas en los lugares donde viven".

Esta masa crítica se refiere a los números crecientes de musulmanes en Estados Unidos.

Según una encuesta del centro de investigación Pew de agosto de 2011, en el país hay 1,8 millones de musulmanes adultos y 2,75 millones de musulmanes en total. En 2005, la cifra total era de 2,35 millones.

Otras instituciones difieren cuando se habla de cifras. Por ejemplo, el Consejo para las Relaciones Estadounidenses-islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés) señala que hay siete millones de musulmanes en Estados Unidos.

Es diciente que, según Pew, un cuarto de todos los musulmanes estadounidenses adultos llegó al país desde el año 2000, y que además provienen de al menos 77 países.

Esa diversidad generó la necesidad de construir más mezquitas y en más lugares.

"Con la construcción de esa masa crítica, algunas personas se sintieron más cómodas construyendo una mezquita que representara mejor su identidad étnica y sus visiones del Islam. Hay más mezquitas étnicas", dice el autor.

En ese sentido, el informe señala que el 76% de las mezquitas en Estados Unidos son "instituciones jóvenes", pues se construyeron a partir de 1980, y que ahora hay nuevos grupos poblacionales -iraquíes, bosnios, africanos- que están levantando o comprando sus propios templos.

Los estados con más mezquitas



1. Nueva York (257)
2. California (246)
3. Texas (166)
4. Florida (118)
5. Illinois (109)
6. Nueva Jersey (109)
7. Pennsylvania (99)
8. Michigan (77)
9. Georgia (69)
10. Virginia (62)

Fuente: The American Mosque 2011


Poder adquisitivo

Pero para poder construir una mezquita o comprar un terreno se necesita dinero.

"La mayoría de miembros de la comunidad musulmana son personas que están bien educadas y tienen herramientas que les permiten avanzar en la sociedad", le dijo a BBC Mundo John Esposito, director del Centro para la Comprensión Cristiano-Musulmana Príncipe Alwaleed Bin Talal, de la universidad de Georgetown.

"Están bien posicionados tanto económicamente como educativamente", agrega.

Ihsan Bagby presentó en Washington el informe sobre mezquitas publicado por una coalición de organizaciones multiconfesionales y académicas.

Un informe del Centro Gallup para los Estudios Musulmanes, de agosto de 2011, explica que el porcentaje de musulmanes estadounidenses considerados "prósperos" creció más que el de cualquier grupo religioso significativo en Estados Unidos.

Esa es precisamente una de las razones detrás de la bonanza de mezquitas: con el paso del tiempo, a medida que se asientan en Estados Unidos, los musulmanes están en mejor posición económica para apoyar la construcción de un centro religioso afín a sus intereses personales y cerca de su residencia.

Además, cuando mejora su situación económica, tienden -como otros grupos poblacionales- a dejar el centro de la ciudad para vivir en las afueras.

"Una de las razones por las cuales hay más mezquitas es porque la población se hace más diversa a medida que las personas se trasladan a los suburbios. Por tanto, las mezquitas también tienen que mudarse", le dijo a BBC Mundo Stephen Grand, director del programa de relaciones estadounidenses con el mundo islámico en el centro de investigación Brookings.

Eso coincide con el reporte de Bagby, que explica que el porcentaje de mezquitas en áreas urbanas está decreciendo, mientras el porcentaje en áreas suburbanas está aumentando.

Uno de los proyectos más controversiales fue el centro islámico cerca del lugar donde estuvieron las Torres Gemelas. En la foto, los planes artísticos del lugar.


Oposición


Más allá de las razones de la bonanza, no deja de sorprender que ésta haya ocurrido justo en la década que sucedió a los ataques del 11 de septiembre, un evento que como pocos generó resquemores de ciertos sectores hacia la comunidad musulmana.

De hecho, la construcción de las mezquitas no ha estado exenta de controversia y como explica Esposito, "están los dos lados de la experiencia".

Un lado es el aumento en el número de centros religiosos. El otro es la resistencia en algunas comunidades.

"La islamofobia ha crecido rápidamente en Estados Unidos y tenemos un problema muy profundo y serio en términos de discriminación y crímenes de odio", dice.

El centro Pew registra 37 proyectos de mezquitas en Estados Unidos que han tenido una resistencia abierta por parte de las comunidades, y agrega que el 25% de los musulmanes estadounidenses reportaron que los centros religiosos en sus comunidades han sido objeto de controversia o de "hostilidad declarada".

El caso que granjeó más atención pública es el de un centro cultural islámico en Bajo Manhattan, cerca de la zona en donde estaban las torres gemelas de Nueva York.

A pesar de esto, el informe de Bagby explica que la mayoría de líderes musulmanes no cree que los estadounidenses sean hostiles al islam.

"El 11 de septiembre fue un bache en la calle, mas no una pared que detuvo la expansión de las mezquitas", concluye Bagby.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/03/120327_internacional_eeuu_mezquitas_boom_tsb.shtml

Descubren petróleo en Kenia. ¿Quién se puede beneficiar de ello?




Mmmm, ¿cómo está la situación de los Derechos Humanos en Kenia?


Petróleo gratis!


Descubren petróleo en Kenia, primera vez en su historia

AP / Nairobi

Keniao encontró petróleo por primera vez en su historia, informó el lunes el presidente Mwai Kibaki. Una empresa extranjera dijo que el crudo hallado es similar al combustible de bajo contenido sulfuroso descubierto en la vecina Uganda.


La viabilidad comercial del combustible descubierto en la región noroccidental de Turkana no ha sido establecida con certeza, aunque es una buena noticia, dijo Kibaki. El descubrimiento fue realizado el fin de semana.

"Es la primera vez que Kenia hace un descubrimiento así y es una buena noticia para el país'', dijo Kibaki. "Empero, es el comienzo de una larga jornada para hacer de nuestro país una nación productora de crudo, que en general suele demorar algo más de tres años''.


La empresa Tullow Oil _que realizó prospecciones en la región_ dijo que se halló una reserva de 20 metros de espesor gracias a un sondeo exploratorio en una zona llamada Ngamia-1, en el condado keniano de Turkana.
El director de prospecciones de Tullow, Angus McCoss, consideró el descubrimiento un "comienzo excelente'' en la campaña de prospecciones de la empresa en Kenia y Etiopía.


"Realizar un buen descubrimiento de crudo en nuestro primer pozo es algo que va más allá de nuestras expectativas y es un buen augurio para el programa material que tenemos por delante'', dijo McCoss en un comunicado, y agregó que la firma trabaja con el gobierno keniano y piensa realizar más pruebas sísmicas _mediante cargas explosivas a diferentes profundidades_ y pozos exploratorios.


El crudo hallado estaba cerca de la frontera con Uganda y Sudán del Sur. Ambas naciones tienen industrias petroleras.


http://www.panorama.com.ve/portal/app/vista/detalle_noticia.php?id=11683

lunes, 26 de marzo de 2012

Sobre el artículo "Ticas detrás del velo" del periódico La Nación de Costa Rica.




Asalamo aleikum hermanos y amigos, les copio el derecho de respuesta que le he solicitado al periódico La Nación de Costa Rica, luego de la publicación del artículo "Ticas detrás del velo":


El domingo 25 de marzo del año en curso, salió publicado en la Revista Dominical el artículo "Ticas detrás del velo".

Agradezco profundamente al periódico La Nación y a la periodista CAmila Salazar, así como al fotógrafo Luis Navarro por su sensibilidad y empatía para tratar y ofrecerle a nuestra fe islámica el espacio que en tantas ocasiones se nos niega por diferentes aspectos que no vienen al caso en este momento.

Resultaría falsear la verdad como muchos pretenden, asegurar que en el Islam no existe el castigo, así como la recompensa para todos nuestros actos.

Cualquiera que haya leído los textos sagrados de las tres religiones monoteístas más importantes del mundo: Cristianismo, Judaísmo e Islam, sabe que siempre se se encuentra demarcada muy claramente la línea entre el bien y el mal.

La ley del Talión, ordenada por Dios en estas tres religiones, no se aplica única y exclusivamente al género femenino como ha quedado implícito en el artículo.

En el sagrado Corán, se nos aclara que no hay diferencia entre los creyentes y las creyentes excepto en su piedad.

Cuando expreso: "creo que mi esposo tiene todo el derecho a pegarme", ha sido omitido el resto de la conversación en la que expliqué con lujo de detalles cómo en el Islam, el mejor musulmán es el que trata con más cariñon a su esposa y cómo yo solamente estaría dispuesta a recibir un casigo si estuviera en falta permanente. La violencia o castigo injusto no es tolerable para mí ni la considero necesaria para nadie más puesto que en el Islam, se nos insta siempre a perdonar al que se arrepiente sinceramente del mal cometido, por lo que en mi caso específico, mi comentario se dio más que todo en el sentido de que yo toleraría una "nalgada" solamente y aún así, no me hace gracia para nada la idea.

El profeta Muhámmad (que la paz y bendiciones de Dios sean con él), rechazó por completo el acto de golpear a las mujeres y fue enfático al decír: "El que lo haga sin duda no es de los mejores musulmanes".

Tal como lo expresé en el video inserto en la entrevista escrita, resulta muy común asociar prácticas culturales con las religiosas. Los castigos que muchos asocian a nuestra fe y la agresión a las mujeres siempre han sido sobredimensionados y manipulados ya que en nuestros propios países las mujeres lo sufren a diario, pero estamos tan acostumbrados a ellos que ya no son noticia o es el pan nuestro de cada día, mientras que si la noticia viene generada por el mundo islámico es manoseada hasta el cansancio por prejuicios muy difíciles de erradicar.

A lo largo de todos estos años y desde que soy musulmana, he ido ayudando y conociendo a muchas mujeres víctimas de agresión doméstica, indiferentemente del credo religioso o no al que pertenezcan.

Yo misma, como sobreviviente de este flagelo, rechazo cualquier tipo de violencia u agresión hacia cualquier ser inocente o indefenso.

Si en nuestra fe islámica como en tantas otras, están estipulados diferentes castigos y recompensas por nuestro actuar, sería hipócrita achacarle al Islam un exceso de violencia cuando ha sido Dios Quien lo ha establecido de esta forma.

Nosotros los creyentes, obedecemos las leyes de Dios sin cuestionarnos si están bien o mal. Simplemente acatmos y nos sometemos porque es Su mandato.

No se puede negar que existen muchas personas que desean adaptar su fe a su estilo de vida en vez de hacer lo contrario. Aunque yo respeto este actuar, no es mi caso.

Con el transcurso del tiempo he sido testigo de cómo son las innovaciones y malinterpretaciones erradas las que degeneran la fe con los terribles y funestos resultados ya por todos conocidos.

Espero con esto haber aclarado el tema en cuestión, por favor disculpen cualquier error de interpretación de mi parte.

Para evacuar cualquier otra duda que tengan al respecto sobre el Islam y los musulmanes, siempre me encontraré, mientras Dios lo permita, a su atenta disposición. Mi casa y mi familia es de ustedes.

Bendiciones a todos.

Rashida Jenny Torres

Musulmana Costarricense.

domingo, 25 de marzo de 2012

La masacre de Kandahar: Nadie preguntó sus nombres.

Foto AFP

por Qais Azimy

En los días posteriores a la parranda asesina del soldado [o soldados] estadounidense en Kandahar, la mayoría de los medios de comunicación se centraron en las “violentas reacciones” y en cómo el suceso podría dificultar aún más las relaciones de Afganistán con EEUU.

Al Jazeera.net
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández


En los días posteriores a la parranda asesina del soldado [o soldados] estadounidense en Kandahar, la mayoría de los medios de comunicación se centraron en las “violentas reacciones” y en cómo el suceso podría dificultar aún más las relaciones de Afganistán con EEUU.

Muchas de las cadenas de los medios dominantes dedicaron una enorme cantidad de energía en descubrir hasta el más pequeño detalle sobre el soldado acusado, identificado como el sargento Robert Bales. Sabemos incluso dónde quería ir su mujer de vacaciones o los comentarios que hacía en su blog personal.

Pero las víctimas apenas merecieron un pie de nota, un anónimo pie de nota. Y un número: dieciséis. Nadie se molestó en preguntar por su edad, sus aficiones, sus aspiraciones. Y lo que es peor, nadie preguntó siquiera por sus nombres.

En honor a su memoria, escribo a continuación sus nombres y lo poco que sabemos de ellos: que nueve eran niños, que tres eran mujeres.

Los muertos:

Mohamed Dawud, hijo de Abdullah.

Judaidad, hijo de Mohamed Yuma.

Nasar Mohamed

Payendo

Robina

Shatarina, hija de Sultan Mohamed

Zahra, hija de Abdul Hamid

Nazia, hija de Dost Mohamed

Masuma, hija de Mohamed Wazir

Farida, hija de Mohamed Wazir

Palwasha, hija de Mohamed Wazir

Nabia, hija de Mohamed Wazir

Ismatullah, hija de Mohamed Wazir

Faizullah, hijo de Mohamed Wazir

Isa Mohamed, hijo de Mohamed Husain

Ajtar Mohamed, hijo de Murrad Ali


Los heridos:

Hayi Mohamed Naim, hijo de Hayi Sajawat

Mohamed Sadiq, hijo de Mohamed Naim

Paruin

Rafiullah

Zardana

Zulhiya


¡Que descansen en paz y obtengan justicia!

Fuente: http://blogs.aljazeera.net/asia/2012/03/19/no-one-asked-their-names
Compartir esta noticia: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=146805"

http://www.kaosenlared.net/territorios/t2/internacional/item/12382-la-masacre-de-kandahar-nadie-pregunt%C3%B3-sus-nombres.html

Terrorismo en Francia ¿Quien es el responsable?

Consecuencia terror: ¿Quién se beneficia?

por Ciro Rojo

“Si vives de combatir a un enemigo quizás no desees su desaparición”. El miedo es una herramienta muy útil y muy fácil de usar. Sarkozy lo tiene muy claro, al igual que los demás políticos occidentales. Las ovejas obedecen mas al miedo que a la razón...

“Si vives de combatir a un enemigo quizás no desees su desaparición”. El miedo es una herramienta muy útil y muy fácil de usar. Sarkozy lo tiene muy claro, al igual que los demás políticos occidentales. Las ovejas obedecen mas al miedo que a la razón, y las sociedades occidentales han asumido el rol de “rebaño de ovejas”. Sin embargo nos gobiernan los lobos.

Los recientes asesinatos de 3 alumnos y un profesor de una escuela judía de Toulouse (Francia) y las posteriores reacciones hacen pensar que siempre que Al qaeda aparece en la escena es sencillamente para ser el pretexto de una determinada agenda política de la clase dirigente que va a destruir las libertades y derechos de los ciudadanos de el país que hace de escenario. Desde los atentados del 11 de septiembre, sobre los cuales hay muchísimo que discutir, empezando por el termino “ataque terrorista”, y sobre todo la autoría, que según los gobiernos occidentales, reside en los países del “eje del mal” (termino acuñado por el expresidente George Bush) en referencia a los países del mundo que mas se oponen a la hegemonía estadounidense.

Independientemente de las conclusiones que surgieron como fruto de las investigaciones independientes sobre los sucesos del 11 de septiembre. Las consecuencias fueron que la clase política y económica de estados unidos se lanzaron en santa cruzada por el control de oriente medio.

Por eso, no vamos a hablar de las causas, porque tenemos suficiente con analizar las consecuencias en este caso para poder “reconstruir” el porque del 11 de septiembre. Los sucesos no ocurren por casualidad y mas en un mundo donde participan miles de millones de acciones individuales. Las arbitrariedades tienen sentido cuando los factores que intervienen en una reacción son mínimos. Pueden ocurrir sucesos inesperados porque los resultados de dicha reacción están determinados por las particularidades de los factores. Por ello, las consecuencias de los sucesos históricos arrojan, en la mayoría de los casos, conclusiones objetivas sobre la responsabilidad de los mismos.

Por ello, puedo afirmar sin miedo a equivocarme que los sucesos del 11 de septiembre de 2001, fueron ataques de bandera falsa y trabajos internos, que tenían como objetivo sembrar el terror entre la opinión pública del mundo entero y mas concretamente entre los ciudadanos americanos para justificar la posterior política de “guerra preventiva” contra los “estados hostiles” de la hegemonía estadounidense.

Y observando las consecuencias de los asesinatos en la escuela judía de Toulouse puedo empezar a pensar que la clase política y económica europea se esta frotando las manos con este desafortunado suceso, que en ningún caso es fruto de la fortuna o de la casualidad.

Los medios, como herramienta de comunicación de la ideología “oficial”, nos presentan de distinta forma dos sucesos que no parecen tan diferentes. ¿Nadie se acuerda de los 17 civiles afganos asesinados a sangre fría y posteriormente quemados por un general norteamericano? ¿Acaso no tuvo nada que ver la campaña de criminalización y de odio difundida por los medios norteamericanos en respuesta al “atentado” del 11 de septiembre? Sin embargo este “desafortunado” suceso es presentado como “una desviación” porque el asesino, estaba “enfermo”, tenia problemas familiares, etc. Los medios pretenden convencernos de que se trata de un hecho aislado “fruto del azar” y que “es un problema que carece de raíz” o lo que es lo mismo, que es un suceso que no puede ser erradicado. Mientras que el asesinato de los niños judíos en Francia es un problema que proviene de una raíz que debe ser eliminada, y para eliminar esa raíz hay que “vigilar, perseguir y censurar en internet todas las paginas web que fomenten el odio” (…). Y por si fuera poco, la campaña electoral en Francia ahora gira en torno a la “seguridad y política antiterrorista”. Todos sabemos a donde conducen esos peligrosos debates.

La seguridad, entendida por la ideología dominante, esta profundamente enfrentada con las libertades.

No obstante, tengo motivos suficientes para decir que el sistema político y económico vigente no se preocupa en absoluto por la seguridad de sus ciudadanos. Se preocupa únicamente por aumentar beneficios. Y esa estúpida lógica del lucro los empuja a inventar nuevas formas de control sobre los ciudadanos. El terrorismo es una herramienta propia de los estados, porque el miedo no sirve para controlar minorías, si no para controlar mayorías. Las minorías se controlan con la fuerza.

El poder político y económico se encuentra siempre en profunda minoría y por tanto recurre a métodos de control a su alcance, mientras no tengan la fuerza a su alcance. Solo pueden utilizar la fuerza en contadas ocasiones y siempre con el pretexto de salvaguardar la seguridad. Es decir, si utilizan la fuerza, tiene que ser en una proporción mínima y esta siempre debe estar acompañada de una campaña de terror.

Los hechos están hábilmente colocados en el escenario para generar una sensación determinada en el público. Esto es la regla de oro del teatro. Pues tenemos un asesino de niños, que es un monstruo porque grabo en vídeo todo lo que hizo, porque casualmente fue recogido por las cámaras de seguridad (seguro esas terribles imágenes han sido emitidas en todas las cadenas...). ¿El resultado? Odio, sed de venganza, intolerancia a la disidencia. En los próximos días cualquier persona que haga un juicio distinto al del oficial sera tachado de “terrorista” o “antifrances”. En pocas palabras sera aislado y calumniado.

Esta es la sociedad que quieren los oligarcas franceses. Una sociedad en la que cada individuo este preparado y listo para señalar, desconfiar y entregar a cualquier persona que entre en el perfil de enemigo. Un perfil que se extiende cada vez por mas lugares y amenaza con englobar a aquellos que luchan por un mundo más justo. Y que por tanto, luchan y se oponen a Sarkozy y a Hollande. En definitiva que luchan contra el capitalismo. Pues parece que ese precisamente es el objetivo del oficialismo francés. Disociar completamente al movimiento obrero francés para luego destruirlo fácilmente. Recordemos como Margaret Thacher consiguió neutralizar y anular al movimiento obrero británico, sencillamente con una guerra. La sociedad paso de tener un enemigo dentro a tenerlo fuera. Y las sociedades occidentales están empezando a desarrollar la conciencia suficiente como para identificar al verdadero enemigo, que es el capital. Pues el capital tiene la sencilla estrategia de “sacar a pasear” a los fantasmas, para así, tratar de engañar a la sociedad con esta frase: “los de dentro tenemos que aparcar nuestras diferencias porque hay un enemigo de fuera que pretende destruirnos”.

Al qaeda es un producto de la CIA, y como tal obedece a los intereses del capital internacional, el asesinato de los niños judíos en Toulouse, no es un hecho aislado y debe ser erradicado, al igual que los asesinatos de palestinos que Israel comete a diario y al igual que los asesinatos de civiles en las guerras imperialistas.

Además, si el objetivo de Al qaeda es instaurar un régimen teocrático en el mundo y luchar contra los “infieles”, desde luego ese objetivo nunca se va a lograr por medio de asesinatos de niños inocentes. Las actividades de Al qaeda nunca han estado regidas por una lógica concreta. Esto es la prueba de que el principal enemigo de occidente es ficticio. Porque la única consecuencia directa de sus acciones es el terror. Y el terror es una herramienta masiva de control. Una supuesta organización subversiva no tiene ningún interés en controlar a las mayorías, en todo caso necesita que estas se subleven. No que se refugien bajo el paraguas del estado.

El monopolio de la violencia lo tiene el estado burgués y sus secuaces. El estado burgués es el origen de toda violencia, porque la violencia nace como fruto del conflicto entre clases. Aunque esta no siempre se desarrolla entre las mismas, esta es utilizada para reprimir por separado a las masas que pretenden liberarse del yugo totalitario mercantil. La paz es la ausencia de oposición al socialismo.

http://www.kaosenlared.net/territorios/t2/internacional/item/12362-terrorismo-en-francia-%C2%BFquien-es-el-responsable?.html