Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

domingo, 11 de marzo de 2012

El informe que cambió la actitud de los británicos hacia el tabaco cumplió 50 años.

En 1962, 70% de los hombres y 40% de mujeres en el Reino Unido eran fumadores.


BBC Salud

Hace medio siglo la norma en todo el mundo era ser un adulto fumador y, de hecho, se veía con cierta sospecha a aquellos que optaban por no fumar.

El cigarrillo confería sofisticación y glamour y no había muchos espacios, públicos o privados, libres de humo.

Pero en 1962 se publicó en el Reino Unido un informe que marcó el comienzo de un cambio en las actitudes del ser humano ante el cigarrillo.

Aunque ya se habían revelado algunas advertencias previas que vinculaban al cigarrillo con el riesgo de cáncer pulmonar, el estudio del Colegio Real de Médicos (RCP) del Reino Unido, titulado "Fumar y la Salud", hizo mella en la conciencia pública y política.

En esa época muy poca gente conocía o tomaba con seriedad los peligros de fumar cigarrillos.

Quienes fumaban, que eran muchos, solían consumir en promedio de 20 a 25 cigarrillos cada día.

El pensamiento predominante de la época era que el final de nuestra vida estaba "en manos de Dios" y no había nada que pudiéramos hacer para cambiar o retrasar nuestra muerte.
La gente sabía muy poco de la forma en que cada cigarrillo estaba acortando su vida.

El informe del RCP de 1962 fue lanzado en medio de una gran campaña publicitaria, utilizando lo que hasta entonces era una técnica desconocida: la conferencia de prensa.

Los autores sabían que necesitaban hacer llegar el mensaje al público y a los políticos, muchos de los cuales no querían enterarse porque eran fumadores.

Según cifras oficiales de ese año, en el Reino Unido 70% de los hombres y 40% de las mujeres en el país fumaban.

Hoy, 50 años después, las cosas han cambiado mucho. Fumar está prohibido en lugares públicos y se ha convertido en una ocupación de la minoría.

Legado duradero

El profesor John Britton, presidente actual del grupo asesor sobre tabaco del RCP y director del Centro para Estudios sobre el Control de Tabaco del Reino Unido, afirma que el informe ha tenido un legado duradero.

"La política moderna de control de tabaco, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y usada internacionalmente, está realmente basada en las recomendaciones que hizo ese informe", afirma el experto.

"Así que 50 años más tarde, todavía, en muchos países, estamos apenas comenzando a hacer uso de las recomendaciones que se hicieron allí".

"Realmente el estudio estableció el terreno para políticas efectivas de control de tabaco en todo el mundo", agrega el profesor Britton.

Desde su publicación el panorama ha cambiado profundamente y relativamente rápido.

En 1965 se prohibieron los anuncios de cigarrillos en televisión en el Reino Unido y en 1971 aparecieron etiquetas de advertencia de riesgo a la salud en los paquetes.

Esto ha culminado en la Iniciativa para un Mundo Libre de Humo de la OMS que ya ha logrado la prohibición del tabaco en lugares públicos en muchos países del mundo.

Pero también ha habido un cambio de las actitudes sociales hacia el cigarrillo.

"Si nos remontamos a los 1960, fumar era algo de clases, tanto para hombres como mujeres, con un énfasis particular en las clases más acomodadas", explica la doctora Penny Tinkler de la Universidad de Manchester, Inglaterra.

"Pero a través de las décadas la actitud ha ido cambiando y ahora en lugar de asociar al cigarrillo con la opulencia, está más asociado a las desventajas".

"En parte esto se debe a que la gente que puede permitirse dejar el hábito o que puede permitirse una mejor calidad de vida, puede renunciar al cigarrillo".

Los fumadores, que una vez formaron la gran mayoría, hoy son rechazados.

"A veces me siento realmente marginada, por ejemplo cuando voy a un restaurante o un bar", dice una mujer que la BBC encontró fumando en la calle en Manchester, Inglaterra.

"No estoy contenta ni me siento orgullosa. No alentaría a mis hijos a que fumaran y por eso fumo afuera de mi casa", expresa la colega que la acompaña.

Qué diferencia del mundo de los fumadores de los 1960.

Ahora se esperan más cambios. Varios países están adoptando modificaciones en los empaquetados, que ahora serán de un sólo color sin leyendas ni marcas de las empresas productoras.

Y algunos gobiernos también están considerando la introducción de imágenes espeluznantes y bastante aterradoras sobre los efectos reales que causa el cigarrillo en el organismo humano.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/03/120309_informe_riesgos_tabaco_50_anios_men.shtml