Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.




*****


99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

miércoles, 28 de marzo de 2012

El auge de las mezquitas en Estados Unidos después del 11-S.

El número de mezquitas -como esta en Sterling, Virginia- creció en EE.UU. entre 2000 y 2011.

BBC Mundo

Los ataques del 11 de septiembre de 2001 generaron notoria tensión en algunos sectores de Estados Unidos hacia la comunidad musulmana, pero no impidieron el aumento en el número de mezquitas alrededor del país.

Un reciente estudio, publicado por una coalición multiconfesional de diferentes organizaciones, reveló que el número de templos musulmanes casi se duplicó en ese país entre 2000 y 2011. Mientras al comienzo del milenio había 1.209 mezquitas, el informe contó 2.106 mezquitas once años después, es decir un 74% más.

Las razones principales de este fenómeno son el número creciente de musulmanes que han llegado a Estados Unidos en las últimas décadas y su perfil profesional y académico.

Presión demográfica


Ihsan Bagby, profesor de estudios islámicos de la universidad de Kentucky, es el investigador principal del estudio, titulado The American Mosque 2011.

En diálogo con BBC Mundo, Bagby explicó que "los musulmanes han formado una masa crítica que generó una presión demográfica para establecer nuevas mezquitas en los lugares donde viven".

Esta masa crítica se refiere a los números crecientes de musulmanes en Estados Unidos.

Según una encuesta del centro de investigación Pew de agosto de 2011, en el país hay 1,8 millones de musulmanes adultos y 2,75 millones de musulmanes en total. En 2005, la cifra total era de 2,35 millones.

Otras instituciones difieren cuando se habla de cifras. Por ejemplo, el Consejo para las Relaciones Estadounidenses-islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés) señala que hay siete millones de musulmanes en Estados Unidos.

Es diciente que, según Pew, un cuarto de todos los musulmanes estadounidenses adultos llegó al país desde el año 2000, y que además provienen de al menos 77 países.

Esa diversidad generó la necesidad de construir más mezquitas y en más lugares.

"Con la construcción de esa masa crítica, algunas personas se sintieron más cómodas construyendo una mezquita que representara mejor su identidad étnica y sus visiones del Islam. Hay más mezquitas étnicas", dice el autor.

En ese sentido, el informe señala que el 76% de las mezquitas en Estados Unidos son "instituciones jóvenes", pues se construyeron a partir de 1980, y que ahora hay nuevos grupos poblacionales -iraquíes, bosnios, africanos- que están levantando o comprando sus propios templos.

Los estados con más mezquitas



1. Nueva York (257)
2. California (246)
3. Texas (166)
4. Florida (118)
5. Illinois (109)
6. Nueva Jersey (109)
7. Pennsylvania (99)
8. Michigan (77)
9. Georgia (69)
10. Virginia (62)

Fuente: The American Mosque 2011


Poder adquisitivo

Pero para poder construir una mezquita o comprar un terreno se necesita dinero.

"La mayoría de miembros de la comunidad musulmana son personas que están bien educadas y tienen herramientas que les permiten avanzar en la sociedad", le dijo a BBC Mundo John Esposito, director del Centro para la Comprensión Cristiano-Musulmana Príncipe Alwaleed Bin Talal, de la universidad de Georgetown.

"Están bien posicionados tanto económicamente como educativamente", agrega.

Ihsan Bagby presentó en Washington el informe sobre mezquitas publicado por una coalición de organizaciones multiconfesionales y académicas.

Un informe del Centro Gallup para los Estudios Musulmanes, de agosto de 2011, explica que el porcentaje de musulmanes estadounidenses considerados "prósperos" creció más que el de cualquier grupo religioso significativo en Estados Unidos.

Esa es precisamente una de las razones detrás de la bonanza de mezquitas: con el paso del tiempo, a medida que se asientan en Estados Unidos, los musulmanes están en mejor posición económica para apoyar la construcción de un centro religioso afín a sus intereses personales y cerca de su residencia.

Además, cuando mejora su situación económica, tienden -como otros grupos poblacionales- a dejar el centro de la ciudad para vivir en las afueras.

"Una de las razones por las cuales hay más mezquitas es porque la población se hace más diversa a medida que las personas se trasladan a los suburbios. Por tanto, las mezquitas también tienen que mudarse", le dijo a BBC Mundo Stephen Grand, director del programa de relaciones estadounidenses con el mundo islámico en el centro de investigación Brookings.

Eso coincide con el reporte de Bagby, que explica que el porcentaje de mezquitas en áreas urbanas está decreciendo, mientras el porcentaje en áreas suburbanas está aumentando.

Uno de los proyectos más controversiales fue el centro islámico cerca del lugar donde estuvieron las Torres Gemelas. En la foto, los planes artísticos del lugar.


Oposición


Más allá de las razones de la bonanza, no deja de sorprender que ésta haya ocurrido justo en la década que sucedió a los ataques del 11 de septiembre, un evento que como pocos generó resquemores de ciertos sectores hacia la comunidad musulmana.

De hecho, la construcción de las mezquitas no ha estado exenta de controversia y como explica Esposito, "están los dos lados de la experiencia".

Un lado es el aumento en el número de centros religiosos. El otro es la resistencia en algunas comunidades.

"La islamofobia ha crecido rápidamente en Estados Unidos y tenemos un problema muy profundo y serio en términos de discriminación y crímenes de odio", dice.

El centro Pew registra 37 proyectos de mezquitas en Estados Unidos que han tenido una resistencia abierta por parte de las comunidades, y agrega que el 25% de los musulmanes estadounidenses reportaron que los centros religiosos en sus comunidades han sido objeto de controversia o de "hostilidad declarada".

El caso que granjeó más atención pública es el de un centro cultural islámico en Bajo Manhattan, cerca de la zona en donde estaban las torres gemelas de Nueva York.

A pesar de esto, el informe de Bagby explica que la mayoría de líderes musulmanes no cree que los estadounidenses sean hostiles al islam.

"El 11 de septiembre fue un bache en la calle, mas no una pared que detuvo la expansión de las mezquitas", concluye Bagby.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/03/120327_internacional_eeuu_mezquitas_boom_tsb.shtml