Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

martes, 10 de enero de 2012

La democracia norteamericana y los viajes a Cuba.




por Iroel Sánchez

La sección de viajes de The New York Times acaba de incluir a Cuba en el lugar 10 entre los 45 sitios del planeta que recomienda a sus lectores para visitar en el 2012.
La sección de viajes de The New York Times acaba de incluir a Cuba en el lugar 10 entre los 45 sitios del planeta que recomienda a sus lectores para visitar en el 2012. Aclara el influyente diario que “las reglas del people-to-people requieren que los estadounidenses interactúen con los cubanos” por lo que “las vacaciones de sol y playa están todavía prohibidas”. El Times relaciona un grupo de instituciones que organizan los viajes, así como los vuelos disponibles desde las ciudades norteamericanas de Fort Lauderdale y Tampa que recientemente se unieron a los de Nueva York y Miami, y anuncia que los procedentes de Los Ángeles y Chicago se sumarán este año.

Paso a paso, el presidente Barack Obama ha ido llevando la política hacia Cuba hasta el lugar donde la dejara su correligionario William Clinton: bloqueo económico intacto -con más persecución a los activos cubanos y a las empresas que comercian con la Isla- y el fomento al llamado intercambio pueblo a pueblo, que incluye el envío de remesas y los viajes sin restricciones para los cubanoamericanos que habían sido fuertemente limitados por el mandatario republicano George W. Bush, así como los viajes con objetivos culturales o académicos de ciudadanos norteamericanos organizados por instituciones con licencia del Departamento del Tesoro.

Una encuesta dada a conocer el pasado Octubre por el Departamento de Estudios Globales de la Universidad de Florida (FIU) y el Cuban Research Institute (CRI) -realizada entre los cubanos residentes en Estados Unidos- informa que el 61 por ciento de los encuestados se opone al regreso de las fuertes restricciones impuestas por Bush y un 58 por ciento de los consultados apoyaría un restablecimiento de relaciones entre Washington y La Habana, mientras que el 53 por ciento consideró “no funcional” el bloqueo que mantiene EE.UU. contra Cuba.

Pero la democracia norteamericana funciona tan bien que los congresistas electos en los estados de Florida y New Jersey, donde reside la mayoría de los cubanoamericanos, no han dejado de proponer medidas para dar marcha atrás a las decisiones adoptadas por Obama sobre las remesas y los viajes a Cuba. El último intento fracasó al intentar incluir las restricciones como una enmienda a la vital Ley del presupuesto para el año 2012.

Pero no sólo entre los sectores de la ultraderecha cubanoamericana se dan esas paradojas. Es tal la confianza de algunos en los valores de la democracia estadounidense y su obsesión por llevarla a Cuba, que a juzgar por el testimonio de un académico, algunas universidades imponen reglas muy duras para evitar cualquier peligroso contacto de sus profesores con el agua salada de las playas cubanas:

1) Ser interrogado por los abogados de la Universidad antes y después del viaje. En el interrogatorio se nos advierte que en Cuba tenemos que dedicar 100% de nuestro tiempo a la investigación académica / científica; cero visita a la familia y amigos.

2) Entregarle a los abogados, antes de viajar, un detallado plan de trabajo.

3) Explicar por escrito el proyecto de investigación y planes para la publicación de los resultados.

4) Entregarle a los abogados notas de nuestra investigación.

5) Entregar recibos de todos los gastos incurridos

http://www.kaosenlared.net/america-latina/item/3371-la-democracia-norteamericana-y-los-viajes-a-cuba/3371-la-democracia-norteamericana-y-los-viajes-a-cuba.html