Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.




*****


99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

miércoles, 13 de julio de 2011

Sobre los Ahadith Daif (débiles) y el pasar reglas basados en ellos.

Photobucket

Tomado de: http://www.troid.org/articles/hadeeth/weakhadeeth/onethedaeef.htm

Traducido por: Musa Abdullah Reyes H.

Para: www.islammexico.net



Cita principal:

Y sepan, que Alláh tenga misericordia sobre ustedes, que lo que es obligatorio sobre cada uno quien sea capaz de distinguir entre las narraciones auténticas y las débiles y entre los narradores sospechosos y los confiables, es que él debería narrar sino lo que es conocido para ser auténtico y tener narradores veraces.

Muchos de los primeros escolares sostuvieron la firme opinión de que actuar sobre, o derivar reglas de un hadith el cual ha sido declarado débil, por los escolares del hadith es inaceptable. Su razón es que el Islam no tiene necesidad de nada débil y el auténtico material del Islam será suficiente para todos los tiempos, el hadith débil se cuenta solamente hacia una conjetura la cual tiene la posibilidad de ser correcta.

Yo cito de la introducción de “La Oración del Profeta Descrita”, del Sheik Al-Albani: “Esto es porque yo sostengo que los Ahadith auténticos son suficientes, no dejando necesidad para nada débil, porque lo último no se monta en nada excepto en el Dhan (la conjetura, la sospecha), y la incorrecta conjetura en ello, como el Exaltado dice: “… y la conjetura no es para usar contra le verdad” ”.

Y ahora las siguientes citas mostrarán la posición de los primeros escolares del hadith sobre este asunto:

Imám Ash-Shafi[1] dice en su “Risalah” (394-403: 1090-1105):
(1090) Seguramente, el más grande de los mentirosos es aquel quien me adscribe aquello lo cual yo no he dicho y quien clama haber soñado lo que él no ha soñado, y quien clama que él es el hijo de alguno otro que su propio padre.

1091) Quienquiera que me adscriba aquello lo cual yo no dije, seguramente tiene que ocupar su asiento en el Fuego (del Infierno).

(1092) Seguramente, quienquiera que diga mentiras acerca de mí, tendrá una casa construida para él en el Fuego (del Infierno).

(1093) Quienquiera que diga mentiras acerca de mí está seguramente buscando para sí mismo un lugar de descanso en el Fuego (del Infierno). El Mensajero de Alláh comenzó a decir eso que mientras estaba limpiando el polvo con su mano.

(1094) De Abu Hurayrah: “Ustedes pueden reportar acerca de los Niños de Israel y ahí no hay culpa (Haray). Reporten acerca (proveniente de) Mí, pero no digan mentiras acerca de mí”.

(1095) Este es el Hadith más enfático jamás transmitido del Mensajero de Alláh sobre este asunto. Nosotros nos hemos fiado sobre ello tanto como sobre otros (Ahadith o evidencias) en no aceptar ningún reporte (hadithan) excepto de un (transmisor) veraz, y que nosotros conocemos la veracidad de aquellos quienes transmitieron el Hadith desde que ello comenzó hasta que fin es alcanzado.

(1096) Si alguien dijera: “¿Qué evidencia hay en este hadith para lo que tú has declarado?”.

(1097) Sería dicho: “El conocimiento seguramente ha hecho cierto que el Profeta nunca, en ninguna circunstancia, ordenaría a alguien mentir acerca de los Niños de Israel, ni acerca de nada más. Así que cuando él ha permitido reportar (al-hadithan) acerca de los niños de Israel, ello no fue aceptando la mentira acerca de los Niños de Israel que él ha permitido, sino él solamente ha permitido aceptar aquello de quienes lo reportaron, cuya veracidad o falta de veracidad no es conocida”.

Imám Muslim declara en la introducción de su Sahih, bajo el capítulo introductorio “Los Ahadith débiles son para ser descartados y solamente los Ahadith auténticos son para ser narrados”.

“Procedamos, que Alláh tenga misericordia sobre ustedes. Si no fuera de entre las prácticas malvadas que nosotros hemos visto de muchos quienes toman sobre sí mismos la posición de Muhadith, en su abandono de la obligación de descartar los Ahadith débiles y las narraciones Munkar y para satisfacer solamente con los Ahadith auténticos, bien conocidas y transmitidas de narradores confiables, bien conocidos por su veracidad y certeza. Después de saber y admitir con sus lenguas que mucho de lo que ellos arrojan a los ignorantes es para ser rechazado y es transmitido por narradores no satisfactorios, cuyas narraciones son censuradas por los Escolares de Hadith como Malik, Yahya bin Said al-Qatan y otros.

Y sepan, que Alláh tenga misericordia sobre ustedes, que lo que es obligatorio sobre cada uno quien sea capaz para distinguir entre las narraciones auténticas y las débiles y entre los narradores sospechosos y los confiables, es que él debería narrar más que lo que es conocido para ser auténtico y que tiene narradores veraces”.

Imám Ibn Rayab al-Hanbali[2] dice: “Y es claro de lo que Muslim menciona en la introducción de su libro (Sahih Muslim), que es necesario que los Ahadith que tienen que ver con Targhib wat Tarhib (ánimo y desánimo) no son narrados, excepto de aquellos cuyo Ahkam (reglas y regulaciones) son narrados (significando los Ahadith auténticos).

Al-Allamah Yamal-ud-Din al-Qasimi narra de un grupo de los Imams del hadith que ellos no aceptaban actuar por un hadith débil del todo, como Ibn Main, Al-Bukhari, Muslim, Abu Bakr Ibn Al-Arabi, Al-Maliki, Ibn Hazim y otros[3].

Abu Bakr Ibn Arabi[4] dijo, mientras comentaba el hadith: “Lo Halal es claro y lo Haram es claro”.

“Lo que yo tengo (como la razón) con respecto a eso, y Alláh sabe mejor, es aquello lo cual nosotros hemos transmitido de Ahmad Ibn Hanbal que él permite Ahadith débiles con respecto a Al-Wara (abstenerse de los asuntos dudosos). Que Alláh esté complacido con Al-Bukhari quien no buscaba algo para ser sostenido por el corazón, ni por que la religión estuviera conectada a través de nada, excepto los (Ahadith) auténticos, y esa es nuestra posición. Si nosotros nos inclináramos hacia la posición de Ahmad, entonces sostener que los Ahadith Daif no pueden ser (aceptados) excepto en las lecciones/amonestaciones las cuales suavizan el corazón, pro como para la base (Usul) no hay manera de (aceptar) eso”[5].

Ibn Hazim[6] dice en “Al-Milal”: “No es permisible para nosotros que nosotros digamos como estos Ahadith dicen (aquellas narraciones débiles y fabricadas) o confiar en ellas, o tomar nada de ellas”.

Ibn Taymiyah dice: “No es permisible el depender en la Sharíah sobre Ahadith Daif, los cuales no son Sahih o Hasan. Pero Ahmad Ibn Hanbal y otros escolares lo consideraron permisible para reportar con respecto a Fadail al-Amal (recompensas y la excelencia de las acciones) aquello lo cual ellos no sabían para ser afirmado, cuando sea conocido que ello no es una mentira. Y esto es porque cuando la acción es conocida para ser legislada con una evidencia en la Sharíah, es posible que la recompensa sea un hecho. Y ninguno de los Imams dijo que él consideraba permisible el hacer algo obligatorio o recomendado basado sobre un Hadith Daif”[7].

Luego, Ibn Taymiyah dice: “Y Ahmad Ibn Hanbal u otros como él de entre los Imams no confían sobre este tipo de Ahadith en la Sharíah. Y aquel quien relata de Ahmad que él acostumbraba confiar sobre los Ahadith débiles, los cuales no son Sahih o Hasan, ha errado.

Así que las narraciones de él, de que él actuaba sobre un Hadith Daif cuando no había nada más presente en los textos sobre ese asunto, o nada que contradijera a ese Hadith Daif, no significa que Imám Ahmad los usara como prueba en la Sharíah. Y Alláh sabe mejor.

Al-Allamah Ahmad Shakir dice: “Y como para lo que Imám Ahmad Ibn Hanbal y Abdur-Rahman bin Mahdi y Abdullah bin Al-Mubarak dijeron: “Cuando es narrado a nosotros lo perteneciente a los Halal wal Haram, nosotros somos estrictos. Y cuando es narrado a nosotros lo perteneciente al Fadail Al-Amal (la recompensa de la excelencia de las acciones) entonces nosotros somos indulgentes”; entonces ellos quisieron decir, de acuerdo a lo que yo encuentro para ser lo más convincente (y Alláh sabe mejor) que la indulgencia era en su tomar el Hadith Hasan, aquel que no alcanza el nivel de Sahih. Porque la convención de distinguir entre el Sahih y el Hasan no estaba presente en su tiempo, más bien muchos de los primeros escolares no describieron un hadith, excepto para ser Sahih o Daif, solamente[8].

Así que lo que es claro es que el término Hasan no estaba presente en ese tiempo, y un gran trato de lo que estos Escolares acostumbraban narrar en términos de Fadail Al-Amal era del nivel de lo que los Escolares posteriores llamaron Hasan.

Así que la opinión de los Escolares mencionados anteriormente es la de dejar de actuar sobre el hadith débil en su totalidad, excepto donde haya un consenso de los Escolares Islámicos sobre el asunto a la mano, y Alláh sabe mejor. Como para los reclamos de alguno, de que Imám Ahmad entre otros de los primeros Escolares permitieron que hadith débiles fueran usados en las reglas de la Sharíah, entonces eso no tiene bases firmes como se ha mencionado anteriormente[9].

Y especialmente en este día y época, cuando tantas y tantas innovaciones y malos entendimientos acerca de la Religión están presentes; muchos de ellos teniendo sus raíces en estos Ahadith Daif, se vuelve más esencial el narrar solamente Ahadith auténticos como parte del proceso de purificar el entendimiento de la Religión.

Lo precedente era con respecto a actuar sobre el Hadith Daif, como con respecto a usar el Hadith Daif en ciertas ciencias islámicas como en la ciencia del hadith, en la cual los Ahadith débiles son usados para apoyar o reforzar a otros Ahadith, entonces esto ha sido hecho y está siendo hecho por todos los Escolares de Hadith.

Para aquellos que siguen la opinión de que actuar sobre un Hadith Daif es permisible, sería bueno mencionar las tres condiciones para actuar sobre un Hadith Daif como fue puesto por Ibn Hayr Al-Asqalani:

1) Sobre aquello lo cual todos ellos están de acuerdo, eso no debería ser muy débil tanto como para que excluya aquello narrado solamente por un mentiroso, uno acusado de mentir y uno quien comete errores serios.

2) Que es que caiga bajo una prueba general ya presente, la cual excluye aquello lo cual es inventado y que no tiene bases.

3) Que actuando sobre ello, la persona no piense que eso es algo establecido, en orden de que aquello no se atribuya al Profeta lo que él no dijo[10].

Nosotros podemos ver de estas tres condiciones lo siguiente: el primer principio pone la obligación de hacer conocido el hadith débil del hadith auténtico, aún en el Fadail Al-Amal. Algo lo cual mucha gente quien sigue esta opinión no hace, no solamente eso, sino que muchos de los escolares quienes siguen esta opinión aún hoy no son capaces de discernir si los Ahadith que ellos están citando contiene los tipos de debilidad indicados arriba.

El segundo principio establece que en realidad la persona no está actuando por el hadith débil, sino más bien por la prueba general ya presente[11].

[1] Él es el Muytahid Imám y el Muyadid de este tiempo, Muhammad bin Idris ash-Shafi. Él estudio bajo una galaxia de prominentes Imams, entre ellos Imám Malik.

[2] Sharh at-Tirmidhi (2/112). Él es el Imám ejemplar y gran Escolar Muytahid, Ibn Rayab al-Hanbali, un estudiante de ambos, Ibn Taymiyah e Ibn al-Qayim entre otros.

[3] Qawaid al-Hadith (pg. 113) de al-Qasimi.

[4] Aridat al-Ahwadhi Sharh Sunan at-Tirmidhi (5/201).

[5] Citado de la introducción de Abu Ghudas para “Risalah al-Mustarshidin” de Al-Muhasibi (pp. 58) donde él declara que él ha tomado la cita de Ibn al-Arabi.

[6] Él es el gran Imám quien apoyó a la escuela Dhahiri de pensamiento y escribió muchos tratados invaluables, entre ellos su “Muhala” en Usul al-Fiqh y “Milal wa Nahl” sobre diferentes sectas.

[7] “Al-Qaidah al-Yalilah” (pg. 82) de Ibn Taymiyah.

[8] “Al-Baith al-Hadith” (pg. 101) de Ahmad Shakir.

[9] Así que; ¿qué diría el autor de “Al-Albani Desvelado” acerca de la posición de todos estos escolares, los pondría como ignorantes también, como lo ha hecho en su sorprendente “trabajo escolar”?

[10] Como fue mencionado por su estudiante as-Sakhawi.

[11] Las citas son tomadas de “Sahih al-Yami as-Saghir”, “Tamam al-Mina”, “Silsilah ad-Daifah” (Vol. 1) de Al-Albani, con la excepción de las citas de Imám ash-Shafei e Ibn al-Arabi.



http://www.islammexico.net/hadith.htm#AhadithFabricadoscomunmentecitados