Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

viernes, 10 de junio de 2011

Un hogar-refugio para hermanas musulmanas.

Photobucket

Bismillahi ar rahmani ar rahim.

Hace varios años yo fui víctima de violencia doméstica por parte de mi ex-esposo un ¨afamado sheikh¨ y toda una comunidad islámica. Alhamdulillah sobreviví a esos malos musulmanes, pero tanto mi hija recién nacida como yo, pasamos hambre, estuvimos sin techo y supimos lo que significa sentirse que eres menos que una basura, que a nadie le interesas y hasta que ¨te lo merecías¨.

Estoy segura de que sin no hubiera vivido todo eso, no me habría hecho jamás sensible a este tipo de situaciones.

Recuerdo que cuando tenía tanta hambre y miedo, no era eso lo que me partía el corazón, sino la palmadita en el hombro de mis ¨conocidos y amigos¨ a los que después de contarles con toda la verguenza del mundo mis terribles necesidades me decían: tranquila, Dios la va a ayudar, daban media vuelta y se iban a la seguridad de sus hogares y yo sólo me quedaba observando sus espaldas como si fuera yo una estatua de sal que se desvanecía con el viento.

Hoy, en que ya pasé todo eso y me encuentro con nuevas musulmanas en mi comunidad islámica en donde por ejemplo, una de ellas tiene cáncer, dos hijos y no tiene trabajo para mantenerse y otra que aunque ya está divorciada desde hace seis meses de su esposo káfir, tiene que seguir viviendo en su casa bajo sus constantes burlas y agresiones por haberse convertido al islam y no tener trabajo; he tomado la decisión de traerlas a vivir mi casa y ofrecerles refugio.

Había estado esperando tener algo de dinero para poder crear algo así porque es una responsabilidad enorme, pero...y mientras tanto puedo quedarme tranquila en mi pequeña casa sabiendo que mis hermanas están SOLAS llorando lágrimas de sangre?
No, decidí hacer de mi casa un hogar-refugio para todas las hermanas musulmanas de mi comunidad que no tengan a dónde ir.

Yo sólo puedo ofrecerles de momento, un lugar muy pequeño y humilde; arroz, frijoles y café como alimento y tratar de que recuperen la dignidad que les han robado.

No les voy a mentir, tengo un poco de temor, de que no me alcance para darles lo básico, pero lo voy a intentar.

Inshallah estén conmigo poco tiempo, no porque me estorben, sino mientras se puedan encontrar algún trabajo o algún hermano las pida en matrimonio y les de el lugar y el amor que merecen y necesitan.

Téngannos en sus oraciones, no voy a decir el nombre de las hermanas porque no quisiera humillarlas de esa forma; pero ellas me conocen personalmente, han visitado mi casa y hasta hicieron hace meses la shahada conmigo como testigo.

Cualquiera puede venir a corroborar la historia hasta mi casa.

No recibimos apoyo de nadie, nuestra comunidad islámica me considera una paria, una verguenza, un deshonor y una mujer ¨sucia¨ por haber denunciado al sheikh agresor.

Allahu Akbar.

Mi nombre es: Rashida Jenny Torres Medrano.
Documento de identidad: 2-0449-0934.
Nacionalidad: costarricense.
Teléfonos: (506) 24331502 casa
(506) 87075666 celular.