Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

martes, 22 de marzo de 2011

Neturei Karta es un grupo minoritario de judíos ultraortodoxos que rechazan el sionismo

Photobucket

Neturei Karta (Guardianes de la Ciudad) es un grupo minoritario de judíos ultraortodoxos que rechazan cualquier forma de sionismo y se oponen activamente al Estado de Israel.

Otras comunidades judías ortodoxas, incluso algunas que también se oponen al sionismo laico, han condenado públicamente las actividades anti-israelíes de Neturei Karta.

El grupo cuenta con alrededor de 5.000 miembros, los que se concentran principalmente en Jerusalén. Otros grupos más pequeños asociados pueden ser encontrados en otras ciudades de Israel, Londres y Nueva York.

Ideología


Los seguidores de Neturei Karta basan su postura en la literatura rabínica, que señala que los judíos fueron expulsados de la tierra de Israel debido a sus pecados. También creen que cualquier forma de recaptura de Israel por la fuerza es una violación a la voluntad divina.

Según su visión, el sionismo es una ofensa ante los ojos de Dios; Neturei Karta predica que los judíos deben esperar a que Dios decida terminar con su exilio, y que los esfuerzos humanos por hacerlo son pecaminosos.

Sostienen que los medios de comunicación deliberadamente minimizan la importancia de su punto de vista haciendo parecer que son sólo unos pocos, cuando en realidad, según ellos, hay un gran número de judíos con similares pensamientos.

Historia-Inicios

La mayor parte de los miembros de Neturei Karta descienden de judíos húngaros que se establecieron en la Ciudad Vieja de Jerusalén a comienzos del siglo XIX. Se opusieron a la llegada de inmigrantes judíos desde Europa impulsados por el sionismo, que tenían como objetivo crear un estado soberano judío en la Palestina controlada por el Imperio Otomano.

Antes de la partición de Palestina

La tensión entre las comunidades judías sionistas y no sionistas alcanzaron su punto máximo en la década de 1920, tras el asesinato de Jacob Israël de Haan, poeta holandés y activista contra la creación de un estado judío, a manos de la Haganá, grupo paramilitar sionista. La pugna entre las comunidades seculares sionistas y las religiosas no sionistas fue gradualmente ganada por los seculares.

1947 - 1967

La facción sionista ortodoxa eran los principales representantes de las comunidades religiosas judías cuando la ONU votó la partición de Palestina en 1947. Representantes de otro partido ortodoxo, Agudat Israel, pidieron a la Asamblea General votar en contra del plan de partición. Agudat Israel reconsideró su postura tras el establecimiento del Estado de Israel, e incluso han participado en algunos gobiernos desde aquella época. Este cambio de bando provocó un vuelco radical en la ideología de Neturei Karta, que se sintieron traicionados por sus antiguos aliados ortodoxos. Su oposición a Israel y al sionismo se volvió aún más extrema, especialmente bajo el liderazgo del rabino Amram Blau. El grupo se aisló cada vez más, formando alianzas con otras sectas que también habían rechazado el apoyo dado por Agudat Israel al gobierno secular tras la independencia. Algunos signos de su rechazo demuestran la profundidad de su oposición. Muchos miembros de Neturei Karta se niegan a tocar billetes o monedas con imágenes de sionistas en ellas -Einstein y Montefiore son aceptados, no así Herzl y Weizmann-. Estos objetos son vistos como heréticos. De la misma forma, muchos no se acercan siquiera al Muro de los Lamentos, el cual sienten ha sido profanado por los intereses seculares.

1967 a la actualidad

Aunque muchos en Neturei Karta optan simplemente por ignorar al Estado de Israel, esto se vuelve cada vez más difícil. Actualmente proponen llevar a cabo el desmantelamiento de Israel hasta la llegada del Mesías. Hoy en día, su líder es el rabino Moshe Hirsch, autoproclamado Ministro de Asuntos Exteriores, quien sirvió en el gabinete de Yasser Arafat como Ministro de Asuntos Judíos. Hirsch y sus seguidores opinan que una minoría ortodoxa judía dentro de un estado palestino controlado por los árabes es una opción razonable. También hacen hincapié en que las visiones de Neturei Karta y Al Fatah (partido dominante actualmente en la Autoridad Palestina); ambos distinguen judaísmo de sionismo y apoyan el establecimiento de un estado binacional y laico en Palestina. Hirsch también ha solicitado el estatus de refugiado para los miembros de Neturei Karta en la ONU, ya que, a su parecer, no hay diferencias entre quienes "han sido expulsados de su tierra y aquellos cuya tierra está siendo destruida por los sionistas". A su vez, este grupo apoya al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, a quien consideran un aliado por promover la destrucción del Estado de Israel.

La cuestión Palestina

Preguntas y respuestas:


P - ¿Es verdad que Neturei Karta internacional apoyan la soberanía Palestina sobre toda la Tierra Santa?

R – Nuestra respuesta es sí, inequívocamente, sí. Sin embargo, esta respuesta requiere una previa explicación. Nosotros somos una organización ortodoxa anti – Sionista. Nuestra pelea contra el Sionismo existe en muchos niveles. Primero, estableciendo un estado en Palestina que es prohibido según la ley judía, niega el castigo Divino inherente en el exilio del pueblo judío y busca remediar lo que es esencialmente un estado espiritual por medios mundanos. Segundo, ha dedicado mucha de su energía en arrancar la fe tradicional de la Torá. Tercero, ha cometido un grave mal moral en su trato del pueblo Palestino.

P - ¿Qué avocan?

R – Exigimos, sin compromiso, la desmantelación pacífica del estado Israelí. Respecto a si o cuántos judíos quedarán ahí después que este proceso se complete, esa decisión es totalmente dependiente de los líderes y del pueblo Palestino.

P - ¿Acaso no están asustados de lo que esto resultaría para los judíos viviendo en el país?

R – En realidad, nosotros tememos más por los judíos en la presente desahuciada situación. Después de 53 años, cinco guerras, sinfín terror y contra terror, civiles inocentes muertos en ambos lados, no hay solución a la vista. Tanto la Derecha como la Izquierda Israelí han fallado miserablemente para rectificar esta situación. Nosotros ofrecemos una alternativa a lo que es claramente un trágico experimento.

P – Pero, ¿Acaso los judíos no merecen una patria?

R – Ningún judío fiel a la Torá en los 1900 años del exilio de nuestro pueblo creyó que debemos buscar reclamar la tierra por medios militares. En lugar, creyeron que al final de los días, cuando el Creador escoja redimir a toda la humanidad entonces todas las gentes se unirán a Su veneración. Esto no requerirá la subyugación o despojo de gentes. Será un tiempo de hermandad universal con su espiritualidad en la Tierra Santa. Hasta entonces el pueblo judío tiene una tarea específica en el exilio.

P - ¿Y qué será eso?

R – Aceptar con fe su exilio. Y, por palabra y hecho, silenciosamente y sin obstrucción, actuar como modelos espirituales y morales. Y, en general atender al servicio de Dios por medio del estudio de la Torá, rezo y buenas acciones.

P – ¿Cómo ven al pueblo Palestino?

R – Son las victimas de la ceguera moral de movimiento Sionista y de su obstinada negación de tomar en cuenta otras personas más que ellos. El pueblo Palestino tiene derecho a su patria. Y tienen derecho a restitución financiera por pérdida material y daños causados hacia ellos durante las décadas pasadas.

P - ¿Qué esfuerzos han realizado para esta causa?

R – Hemos publicado frecuentemente declaraciones en apoyo a los reclamos Palestinos en simpatía a su sufrimiento. Nos hemos unido a los Palestinos en protesta en contra de los abusos a los que ellos han sido sujetos. Hemos, en general, tratado de mantener una presencia pública tanto en el mundo judío como en el islámico para que la venerable tradición del Judaísmo, basado en la Torá anti – Sionista no sea olvidado.

P - ¿Cuál es su opinión en el proceso de paz, los acuerdos de Oslo y esfuerzos similares?

R – Cualquier apoyo judío a favor del sufrimiento Palestino es un paso en la dirección correcta prácticamente y una evidencia de la conciencia moral que cada judío debe tener. Sin embargo, creemos que todos estos planes, aún si son bien intencionados, están condenados al fracaso. Los judíos tienen prohibido ejercer soberanía política sobre la Tierra Santa. Ellos están convocados a buscar paz con todos los hombres.

P - ¿Cuál debe de ser la perspectiva judía sobre el mundo islámico?

R – Los judíos son convocados para tratar éticamente y honestamente con todos los hombres. Esta es nuestra tarea como un “reinado de sacerdotes y una nación santa.” El Sionismo ha mal dirigido a muchos judíos a cometer actos de agresión contra el pueblo Palestino. Por eso, concierne a todos los judíos, rectificar esta situación buscando paz, reconciliación y diálogo cuando tratan con los Palestinos y con todas las naciones islámicas. Esta es una de las grandes pruebas espirituales confrontando al pueblo judío – establecer una relación moral con sus compañeros islámicos.

P – Realísticamente hablando, ¿su programa tiene alguna oportunidad de ser implementado?

R – Primero, el Creador dirige el mundo y con Él todas las cosas son posibles. Segundo, hay un tremendo sentimiento de desilusión y cansancio entre los judíos mundialmente con el estado Israelí y el estado Sionista en general. Muchos se dan cuenta que seguir principios Sionistas lleva de un callejón sin salida a otro. Quieren otra solución. Nuestra solución, que es simplemente la antigua tradición de la Torá, esta apareciendo cada vez más plausible a muchos y puede, en el no muy distante futuro, con la ayuda del Creador, realizarse el día que hasta ahora esperamos y rezamos que no más sangre inocente va a ser derramada, sea judía o árabe. Esperamos el día cuando muchos van a darse cuenta que el único camino a la paz depende en el pueblo judío que regrese a su verdadera tarea en el exilio, el unánime servicio a Dios y devoción a la moralidad, integridad y honestidad.



http://www.kaosenlared.net/noticia/neturei-karta-grupo-minoritario-judios-ultraortodoxos-rechazan-sionism