Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

miércoles, 23 de marzo de 2011

Etimología del nombre Allah y su plural mayestático en la Toráh y el Corán

Photobucket


El nombre Al-láh (الله), en lengua árabe clásica, está constituido por un artículo y un sustantivo, sustantivo que en árabe no tiene ni plural ni femenino. Significa literamente, "La Divinidad", entendiéndose la divinidad por excelencia, o única. El sustantivo Láh (له) tiene en árabe otras variantes que en ocasiones suelen usarse como diminutivo, o asignándole un significado levemente diferente, como es el caso de la palabra "ilah" (إله), que quiere decir también divinidad (en nominativo es ilahu/ilahun, en acusativo es ilaha/ilahan, en dativo lo mismo, y en prepositivo ilahi/ilahin), o según el profesor Ciarla, podría traducirse como "diosecillo", puesto que en árabe, el concepto de "deidad" o "divinidad" es un diminutivo de Dios. Su femenino es ilahat (إلهة) , que está sujeto a las mismas declinaciones que el masculino. Su plural, "deidades", es álihat (ألهة). Por ejemplo, la primera parte del testimonio de fe islámico dice en árabe: "La ilaha ílla Allah", y lo que significa, literalmente, es "No (existe) divinidad excepto Dios".

El nombre Allah es, con algunas variantes, común a todos los pueblos de habla semítica, incluso los judíos, como también otros pueblos de habla aramea.

En las famosas palabras en arameo que se atribuyen a Jesús (P y B) durante su supuesta crucifixión, "Elí, Elí, ¿la ma sabáktani?, la palabra Elí significa Dios (y no Elías como han sugerido algunos pastores). "La ma" en arameo significa lo mismo que "li ma" o "li mada" en árabe: "¿por qué?". El sustantivo en esa oración es "El" (que dignifica Dios, de la misma raíz que Eloh (hebreo) y Allah (árabe), con el sufijo posesivo de la primera persona del singular (i); por lo tanto "Elí" es 'Dios mío'. De la misma forma, en el verbo "sabáktani", "sabakta" es el verbo en pretérito de la segunda persona del singular (probablemente su equivalente en árabe sea "darabta" o "sábaqa") el sufijo final "ni" implica que la acción se realiza sobre el sujeto, como en el árabe darábtani, "(él) me golpeó".

En cantidad de nombres de origen hebreo, la partícula final "El", es una abreviación del hebreo Eloh, que tiene exactamente el mismo significado que Allah. Por ejemplo, en los nombres Emanuel, Daniel, Ismael. "Isma' El", significa literalmente: "Oyó Dios", es decir, "Dios escuchó nuestras súplicas" (está en pretérito pero introduce el presente).

En la lengua árabe, el verbo escuchar es exactamente el mismo, sámi'a - iásmu'u (سمِع يسمَع); "oyó - oye".

En la Toráh o pentateuco, figura el nombre Elohim, que alguna gente cuestiona por ser un plural (la terminación "im" en hebreo, implica plural, muchos). La verdad es que Elohim no significa en absoluto "muchos dioses", como algunas sectas new age o ciertos cristianos han sugerido sin conocimiento, sino que se trata de un plural mayestático usado por Dios, equivalente a cuando Dios dice en el Corán: "Nosotros creamos al ser humano y...", caso en el cual ese "Nosotros" es una fórmula que realza Su majestad y realeza, fórmula muy común en el lenguaje de los reyes de antaño, y aún hoy en día se usa en los discursos diplomáticos. El Corán está lleno de estos recursos y elevadas formas retóricas de antaño. Otra de estas formas retóricas que causa actualmente confusiones en la interpretación del Corán a muchos musulmanes, incluso shéijs, es cuando Dios le habla a la humanidad pero dice "¡Oh Muhámmad!", dirigiéndose al profeta. Muchos musulmanes aún hoy en día creen erróneamente que Dios le está hablando exclusivamente al Profeta, aún cuando saben que el mensaje coránico está destinado a toda la humanidad. El recurso de hablar a un pueblo entero dirigiéndose a su líder, todavía es usado en la actualidad en los parlamentos y congresos de nuestros países, donde los senadores y diputados tienen prohibido dirigirse la palabra unos a otros, y deben debatir dirigiéndose al presidente del congreso. Por ejemplo, si un senador quiere contestar la intervención de otro, comenzará diciendo: "Sr. presidente (del congreso), no creo que sea justo que hablemos aquí de...".

En conclusión, el nombre Allah y sus diversas formas no es una cualidad exclusiva del pueblo árabe, sino de todos los pueblos conocidos como "semíticos", cuyas lenguas se remontan a un ancestro común del cual el arameo y el árabe serían sus parientes más directos. El término "semítico", hace referencia a un grupo de pueblos nómadas como los amorreos, acadios, coptos, caldeos, asirios, árabes y hebreos, y es más convencional que científico. Fue acuñado por el lingüista Ludwing Van Schlosen en el siglo XVIII, y está basado en un relato bíblico de dudosa corroboración histórica. Según la Biblia, los pueblos semitas habrían llegado de la Mesopotamia (Iraq), pero se sabe por las huellas de la arqueología de que los primeros habitantes de la Mesopotamia fueron los sumerios, y se ha descifrado lo que dejaron escrito los sumerios en su lengua, que no era semítica en absoluto. Los semitas llegaron a la Mesopotamia procedentes del Suroeste, o sea de la Península Arábiga. Este es un hecho en el cual concuerdan hoy la mayoría de los historiadores, entre ellos Arnold Toynbee. Puesto que actualemente ya no se cree que estos pueblos sean oriundos de la Mesopotamia, el profesor Muhámmad Ciarla sugirió el término "neoárabes", para designar a ese grupo de pueblos.

En los países árabes como Líbano o Siria, con una gran población cristiana oriental, la Biblia se lee en árabe y se utiliza para Dios el nombre Allah. También algunas lenguas litúrgicas etíopes de origen semítico, parientes del árabe y el hebreo, tienen un enorme vocabulario común con estas lenguas.

Wa salamu 'aleikum wa ráhmatullahi wa barakatuh.
Muhámmad A. Ciarla y Mo'ámmer al-Muháyir


http://www.webislam.com/?idt=18951

1 comentario:

טרסה dijo...

d.ios en hebreo es SHADAI no eloji (señor), elojeinu (nuestro señor...) pero los judios le dicen HASHEM (el nombre) SHADAI solo se usa para las mezuzzot...