Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

martes, 18 de enero de 2011

Qué fue lo que le enseñó Shams a Rumi?

Photobucket

La respuesta es que Shams le enseñó cómo liberarse de la cautividad de la razón. La razón tiene sus límites, y más allá de ellos está la locura.

En cambio el corazón no está sometido a tales limitaciones y puede alcanzar un conocimiento más amplio.

Shams le introdujo a Rumi en su propio nafs (la esencia del individuo) y en los valores que tenía dentro de sí. Lo hizo para romper la cadena que Rumi tenía atada a sus pies; en ese momento se convirtió en un águila lista para volar. Shams liberó sus pies y le mostró los horizontes de su corazón.

Después, Rumi tenía que arder como una mariposa nocturna que da vueltas alrededor de la llama. Así nos relata Rumi en su Diwan al-Kabir su aventura con Shams:

¨Shams le dijo a Rumi:

-Eres un sabio, un líder, un guía, y una autoridad!

Le contestó Rumi:

-Ya no soy un sabio, ni líder, ni guía del mundo externo...

Soy uno de los pobres en un viaje en el mundo más allá de la razón, iluminado por la antorcha que has encendido.

Entonces Shams dijo:

-Todavía tienes el pensamiento racional. Ya que nos has podido ir más allá de la razón, no eres un nativo de esta región.

Rumi respondió:

-Desde ahora en adelante, velaré mi mente con mi corazón. Con tu guía espiritual me convertiré en un nativo de esta tierra.

Shams dijo:

-Todavía calculas! No estás intoxicado de amor. Vienes desde fuera de este mundo. Este mundo está iluminado no por la mente sino por el amor. Ni siquiera puedes ver lo que tienes delante.

Rumi le dijo a Shams:

-Desde aquel momento, con tu guía espiritual, me convertí en un fuego desde la cabeza hasta los pies, cubierto enteramente por el amor y el conocimiento.

Entonces le dijo Shams:

-Eres la antorcha de esta comunidad. Tu lugar está alto.

Rumi dijo:

-Desde ahora en adelante mi antorcha está extinguida. Estoy ahora caminando bajo la luz de otras antorchas.

Shams dijo:

-No estás muerto. Todavía mantienes tu vida externa. Tal como estás no puedes cruzar este umbral para pasar al otro lado. Tienes que abandonar totalmente tu existencia mundana.

Rumi contestó:

-Pertenece al pasado. Después de haberte conocido, dejé de existir en el sentido convencional de la palabra. He muerto porque he encontrado un nuevo tipo de existencia.

Shams le dijo:

-Todavía dependes de tu nafs en algunos puntos. Todavía mantienes tu posición y tus títulos. Libérate de ellos.

Rumi contestó:

-Desde ahora en adelante estaré anhelando la posición el la Presencia Divina a la que me estás llevando. He abandonado mi existencia anterior y todo lo que le pertenece. Lo he sobrepasado todo.

Shams dijo:

-Todavía tienes brazos y alas. Por eso no te puedo dar nuevos brazos y nuevas alas.

Rumi contestó:

-De ahora en adelante, romperé mis brazos y mis alas para así poder ser tus brazos y tus alas¨.

En ese momento, Shams se convenció de que su misión se había terminado y que le había dado alas para viajar hacia los horizontes llenos de las manifestaciones Divinas. Y le dejó solo en el mundo de la feliz separación...

Tomado del libro: Lágrimas del Corazón de Osman Nuri Topbas