Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.




*****


99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

jueves, 6 de enero de 2011

Pido compasión para un hermano venezolano que va a perder su pierna si no le ayudamos.

Photobucket

Asalamo aleikum wa rahmatullahi wa barakatuh hermanos y amigos, tenemos entre la comunidad islámica de Venezuela a un hermano que se convirtió al Islam hace algunos años, después de haber pasado por todas las otras religiones conocidas.
Alhamdulillah, el hermano regresó al Islam y ahora tiene problemas cardiacos y está a punto de perder su pierna por falta de medicamentos y tratamiento médico.
Vive arrimado a un hermano musulmán, casi no puede suplir la mayoría de sus necesidades básicas y está muy muy enfermo.

Pongo por testigo a tres hermanos musulmanes que pueden corroborar la historia ya que lo conocen personalmente:

1. Mohamed Aref Areedh

Teléfono: 00584126778173

2. Felipe Martínez

Teléfono: 00584164352951

3. Anuar El Annaz

Teléfono: 00584168485047



El hermano que necesita nuestra ayuda se llama:

Fredy Alexi Graciani cédula de identidad 8.048.461

Teléfono: 00584127438059

Dirección:

* Lomas de Funval manzana 8 vereda 7 casa Q6
* Valencia, Venezuela

Correo electrónico:

chino.2505@hotmail.com
yy4che@yahoo.com


Les recuerdo que ser servicial con los demás nos brinda felicidad. En un Hadiz auténtico, el Profeta (B y P) dijo:

“Allah (Enaltecido y exaltado sea) le dirá a Su siervo cuando comparezca ante Él el Día del Juicio: ‘Oh hijo de Adán, tuve hambre y no Me diste de comer’. Responderá: ‘¡Cómo iba a darte de comer si eres el Señor de los Mundos!’. Entonces dirá: ‘¿No sabías acaso que Mi siervo fulano tenía hambre y no le diste de comer? Si le hubieras dado de comer habrías encontrado hoy su recompensa. Oh hijo de Adán, tuve sed y no Me diste nada de beber’. Dirá: ‘¡Cómo iba a darte de beber si eres el Señor de los Mundos!’. Dirá: ‘¿No sabías acaso que Mi siervo fulano tenía sed y no le diste de beber? Si le hubieras dado de beber habrías encontrado hoy su recompensa. ‘Oh hijo de Adán, estuve enfermo y no Me visitaste’. Dirá: ‘¡Cómo iba a visitarte si eres el Señor de los Mundos!’. Él dirá: ‘¿No sabías acaso que Mi siervo fulano estuvo enfermo y no lo visitaste? Si lo hubieras visitado Me habrías encontrado con él”.

He aquí un punto interesante en la última parte del Hadiz pues encontramos las siguientes palabras:

“... Me habrías encontrado con él”.

A diferencia de las dos primeras partes del Hadiz, donde dice: “...habrías encontrado hoy su recompensa...”

El motivo de esa diferencia es que Allah (Enaltecido y exaltado sea) está con aquellos cuyos corazones están en problemas, como es el caso de la persona enferma. En otro Hadiz, el Profeta (B y P) dijo:

“Hay recompensa en hacer bien a todo ser viviente”.

También debes tener en cuenta que Allah (Enaltecido y exaltado sea) permitió la entrada al Paraíso a una prostituta porque le dio agua de beber a un perro sediento. ¡Cuánto más entonces será para quien dé de comer o de beber a otras personas y los ayude a salir de sus dificultades!

En un Hadiz auténtico el Profeta (B y P) dijo:

“Todo aquel que tenga provisiones de más, debe darle a quien no posee. Quien tenga monturas de más, debe darle a quien no posea ninguna”.

Al ordenarle a su sirviente que busque invitados, Hátim dijo en uno de sus versos más bellos:

“Enciende la fogata, pues ciertamente hace frío esta noche, si me traes un invitado, te liberaré”.

A su esposa le dijo:

“Cada vez que prepares comida invita a otros para que no coma solo”.


En otra ocasión, Ibn Al-Mubárak pasó junto a una caravana de personas que viajaban en peregrinación a La Meca y él también iba en hacia allí con el mismo fin. Vio que una de las mujeres de la caravana tomó un cuervo muerto de un pozo lleno de basura. Envió a su sirviente a averiguar por que había hecho eso, a lo que la mujer respondió: “No hemos comido nada en tres días, excepto lo que encontramos en el camino”. Cuando Ibn Al-Mubárak oyó esto, sus ojos se llenaron de lágrimas. Ordenó que todas sus provisiones sean repartidas entre quienes iban en la caravana y al no tener nada con qué continuar la travesía, regresó a su casa y abandonó la peregrinación de ese año. Más tarde, alguien se le apareció en sueños y le dijo: “Tu peregrinación ha sido aceptada, al igual que tus ritos y tus pecados han sido perdonados”.

Allah (Enaltecido y exaltado sea) dice:

“...y los prefieren más que a sí mismos aunque estén en extrema necesidad.” (Corán 59:9)

Un poeta dijo:

“Aún si me encuentro lejos dé mi amigo a la distancia, le ofrezco mi ayuda para aliviar sus dificultades y respondo a su invitación y a su pedido de auxilio. Y si viste un traje nuevo, nunca diré: ¡Qué bendito sería yo si tuviera la misma ropa que él!”.

¡Por Allah! ¡Cuán maravillosos son los buenos modales!

Nadie se lamenta por haber hecho el bien, aun si lo hizo de manera poco usual. Entonces laméntate sólo por el error o por el mal que has hecho, aun si éste es algo menor.

Que Allah les bendiga y recompense su generosidad en esta vida y en el Más Allá.

Atentamente:

Rashida Jenny Torres
Musulmana costarricense