Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

domingo, 9 de enero de 2011

El Profeta y los Niños.

¿Podemos educar a nuestros hijos de la misma manera que lo hizo nuestro Profeta?


Autor: Redaccion - Fuente: rasoulallah.net

Él fue misericordioso y amoroso con sus hijos. Que las bendiciones de Allah sean con todos ellos. (Foto: ¿Podemos educar a nuestros hijos de la misma manera que lo hizo nuestro Profeta?).

Si leemos acerca de la forma en que nuestro Profeta Muhámmad, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, educaba a sus hijos, nos sorprenderíamos.
Como el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, podía infundir la fe y las creencias islámicas en los corazones de sus hijos para convertirse en un ejemplo vivo de sus personalidades desde muy temprano en sus vidas.

Como Fátima, la hija menor del Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él. Cuando vio a su padre postrado ante Allah yque los infieles le ponían los intestinos de los camellos en la espalda, ella fue a quitárselos diciendo - aun siendo tan joven: "¿Estan matando a un hombre que dice: Mi Señor es Allah?" Nadie podía haber hecho lo que ella hizo.

¿Podria alguno de nuestros hijos (niños o niñas) hacer lo que ella hizo?
Tengamos en cuenta que ella estaba hablándole a gente muy cruel, de corazones enfermos, en la Kaaba, sin ningún temor, mientras que en aquel tiempo, las niñas tenían miedo de frecuentar los mismos lugares que los hombres. Pero ella fue muy valiente, aunque la situación era muy difícil.

¿Podemos educar a nuestros hijos de la misma manera que lo hizo nuestro Profeta?

Nuestro Profeta, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, nunca trató a sus hijos con crueldad o con rudeza como algunos musulmanes piensan. El amor con el que nuestro Profeta trataba a su hija Fatima cuando ella era pequeña era inmenso. Él la levantaba hacia el cielo y luego la cogía otra vez entre sus manos varias veces. Entonces él dijo:

"Ella es como mirtos con un aroma agradable ... que Allah sustente su vida ".

A pesar de estar ocupado con su misión, ésta era su manera de tratar a sus hijos. Este es nuestro Mensajero, la paz y las bendiciones de Allah sean con él.

Nuestro Profeta con sus nietos, Al Hassan y Al Hussein

Cuando estaban jugando en la casa del Mensajero, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, el Profeta solía jugar con ellos sacando la punta de su lengua; luego la volvía a la boca y cerraba los dientes, y al hacer este juego una y otra vez ellos trataban de atrapar su lengua con sus pequeñas bocas.

Así estaban felices y contentos disfrutando de jugar con su querido abuelo (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él). ¿Puede alguien entender por qué nuestro Mensajero solía hacer eso con ellos?

Nuestro Mensajero, que la paz y las bendiciones de Allah sean con él, fue una misericordia para sus hijos y para toda la humanidad

El Profeta con una de sus hijas

El Profeta estaba con algunas delegaciones árabes invitándoles a abrazar el Islam y su hija le envió un mensaje - porque su hijo se estaba muriendo- diciendo: "Tu hija quiere que vengas". Pero él esperó... Así que ella envió de nuevo un mensaje para él: "Juro por Allah que debes venir"... Entonces él se dio cuenta de que sucedía algo importante, por lo que abandonó la reunión para responder a su llamada.

El Profeta con su hija Zainab

A su hija Zainab, como estaba casada con un hombre de los Quraish que aún era un politeísta, se le impidió la migración a Medina con su padre. Cuando su esposo fue capturado en batalla de Badr, Zainab envió un collar de su madre Jadiya, que Allah esté complacido con ella, a su padre.

Cuando lo vio, gritó y dijo: "Este es el collar de Jadiya", y pidió a sus seguidores liberar a su yerno y devolver el collar a su hija Zainab.

Nuestro Mensajero, la paz y ls bendiciones de Allah sean con él, amaba a sus hijos y los trataba muy bien. Que Allah esté complacido con todos ellos

Otros ejemplos de la forma que tenía el profeta (sas) de tratar a los niños

- Estando una vez predicando en el púlpito, sus nietos salieron de una de sus habitaciones cayéndose, pues vestian ropas grandes. Se bajó del púlpito y abrazó a ambos y dijo: "Juro que no sentí nada hasta que los levanté ".

-En otra ocasión su nieta Omama se llegó hasta él arrastrándose mientras rezaba. ¿Qué es lo que el Profeta, la paz y las bendiciones de allah sean con él, hizo con ella? ¿Podría dejarla llorando y seguir rezando? No, por supuesto que la levantó entre sus brazos benditos y continuó orando.

Él fue misericordioso y amoroso con sus hijos. Que las bendiciones de Allah sean con todos ellos.

La compasión hacia sus nietos era más de lo que uno podría imaginar. Cuando los dos, Al-Hassan y Al-Hussein, estaban sobre su espalda jugando como si estuvieran montando un caballo, un hombre los vio y le dijo al Profeta: "Eres un excelente caballo"; él respondió: "Y ellos son los mejores caballeros".

¿Quién puede ser así salvo aquel que lleva la profecía?

Otra vez, un hombre de corazón duro entró y vio al Profeta mientras jugaba con sus hijos y nietos, y dijo: "¿Juegas con tus hijos? Tengo diez hijos con los cuales nunca jugué". El Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, respondió: "¿Qué puedo hacer contigo si no tienes misericordia ni piedad en tu corazón?".

Nuestro Profeta crió a sus hijos en la verdadera fe y las creencias islámicas, la moral y una elevada ética.

Un día el Profeta, la paz y las bendiciones de Allah sean con él, vio a su nieto Al Hassan comiendo dátiles secos y los sacó de su boca diciendo: "Es de la sádaka y no es para la familia de Muhámmad". El pequeño, por supuesto, no podía entender eso. El Mensajero, la paz y las bendiciones de allah sean con él, podía poner otro dátil, comprado, en vez del dátil de la sádaka tomado por el niño, pero ¿por qué no hizo eso?. Porque quería enseñarle la verdadera moral y hacerle comprender las enseñanzas del Islam.

¡Oh Dios! Te pedimos que nos apoyes y nos hagas amar a nuestro Profeta Muhámmad (que la paz y las bendiciones de allah sean con él) y seguir su gran ejemplo.

http://www.webislam.com/?idt=18273