Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.

99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

sábado, 18 de diciembre de 2010

La Perspectiva del Islam sobre el fanatismo (I).

Photobucket

Procuraremos en estas escasas palabras, queridos lectores, hacerles llegar la perspectiva del Islam acerca del fanatismo pero antes hemos de definir este término
Autor: Youness Bellahcen y Mohamed Bellahcen - Fuente: Webislam



El fanatismo es una enfermedad psicólogica

Procuraremos en estas escasas palabras, queridos lectores, hacerles llegar la perspectiva del Islam acerca del fanatismo pero antes hemos de definir este término. Atta’asub es una palabra árabe cuyo significado que más se le asemeja es el fanatismo que es definido como el apasionamiento a favor de una creencia o partido. No obstante, nosotros, basándonos en la definición de Mohamed ‘Ayd Alŷabiri en su estudio de la tradición de Ibn Jaldun, lo hemos definido como una relación social y psicológica que conecta los miembros de un determinado grupo según su cercanía material o moral. Esta relación es continua y se hace más fuerte cuando hay un peligro que la amenaza. Es decir que el fanatismo es un vínculo que une a un grupo y puede ser un vínculo de sangre como el de la familia, de sexo como la varonía o la feminidad, de raza como la raza árabe, bereber, canaria, etc., de color como el blanco y el negro y otras divisiones en la que Allah exaltado sea no ha hecho descender ningún poder. El mensajero de Allah (que Allah le conceda paz) dijo cuando entró a Meca victorioso: “¡Oh gentes de Quraish! Ciertamente Allah ha suprimido todo orgullo de la época pagana y toda soberbia de vuestros antepasados, debido a que la humanidad desciende de Adán, y Adán fue creado de polvo” y luego recitó el siguiente versículo: “Oh humanos, ciertamente os hemos creado a partir de un varón y una hembra, y os hemos constituido en naciones y tribus para que os reconocierais unos a otros. En verdad el más honorable de vosotros ante Allah es el que más Le teme”(49:13). Con lo cual, entendemos de estos dos textos, uno profético y otro coránico, que el fanatismo o la soberbia que se siente respecto a una tribu, un país, una ideología o una raza entre otras cosas de forma injusta es de hecho una característica del período de la ignorancia. En efecto, en una ocasión el mensajero de Allah (que Allah le conceda paz) se dirigió a un compañero suyo con el nombre de Abu Darr con estas palabras: “Tú tienes restos de la época de la ignorancia” cuando éste le dijo a Bilal (otro compañero del profeta (que Allah le conceda paz)): “Hijo de negra”.

Yabir narró que habían salido en una expedición militar cuando un hombre de los muhâŷirin (los Emigrantes) golpeó a uno de los anșar (los Socorredores) entonces dijo el Socorredor: “¡Oh Socorredores!” y el Emigrante dijo: “¡Oh Emigrantes!”. Lo cual fue escuchado por el profeta (que Allah le conceda paz) quien dijo: “Dejadlo (haciendo referencia a ese fanatismo y esa soberbia de la época pagana), ya que es asquerosa”. No cabe duda que es asquerosa y por eso algunos psicólogos y fisiólogos consideran este fanatismo una peste o una enfermedad psicológica que consiste en la necesidad que tienen algunos de enorgullecerse sobre los demás basándose en temas superficiales como la raza, el color o el sexo para expresar su superioridad aunque sabemos que nadie elige el color de su piel, su sexo, su familia ni su raza. El profeta (que Allah le conceda paz) hace referencia a este hecho con estas palabras: “Todos sois hijos de Adán y Adán fue hecho de arcilla. Los negros no tienen superioridad sobre los blancos, ni los blancos sobre los negros; los árabes no poseen preponderancia sobre los no-árabes, ni los no-árabes sobre los árabes. El mejor de vosotros es aquel que sea más piadoso y temeroso de Allah”.

Finalmente, nos gustaría hacer hincapié en el hecho de que en la isla de Gran Canaria coexisten diferentes nacionalidades, etnias y razas y el musulmán es estrictamente ordenado a convivir con todas ellas pacíficamente. Allah alabado sea dice: “Allah no os prohíbe que tratéis benévolamente y con justicia a los que no os hayan combatido a causa de vuestra creencia ni os hayan hecho abandonar sus hogares. Es cierto que Allah ama a los equitativos” (60:08).


http://www.webislam.com/?idt=18080