Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.




*****


99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

lunes, 30 de noviembre de 2009

Suiza vota para prohibir los minaretes en las mezquitas.

La iniciativa fue presentada en 2007 por cargos del Partido Popular de Suiza, una formación nacionalista y xenófoba, aunque no parecen existir grandes problemas de integración en el país

R. CARRIZO COUTO - Ginebra - 28/11/2009


Los suizos están convocados hoy a las urnas en referéndum federal para tomar una decisión sin precedentes y polémica como pocas que, de ser adoptada, causaría una tormenta diplomática mayúscula para su país. Se trata de la inclusión en la Constitución de una cláusula que prohibiría la construcción de minaretes en las mezquitas que vayan a construirse en Suiza.

Photobucket

La espinosa iniciativa fue presentada en mayo de 2007 por cargos del UDC-SVP, o Partido Popular de Suiza. En este país cualquier ciudadano puede proponer un referéndum, si obtiene el apoyo de 100.000 votantes. En el caso de los minaretes, el comité logró reunir nada menos que 114.895 firmas. Y ello en la totalidad de los 26 cantones que componen la Confederación Helvética.

Los partidarios de la prohibición ven el minarete como "un signo de dominación política y de voluntad de poder", más que como símbolo religioso. Estos temen una Suiza repleta de minaretes en un futuro cercano y critican la "discreta invasión" musulmana, que buscaría "establecer un orden jurídico y social contrario a las libertades garantizadas por la Constitución". Según un informe, la justificación de los partidarios del "no" es en un 53 % de casos "para mandar un claro mensaje contrario a la implantación en Suiza de la sharia, o ley islámica".

El Ejecutivo ha expresado su oposición a la propuesta y ha recomendado a los ciudadanos votar contra esta modificación del artículo 72 de la Constitución. Las últimas encuestas darían el triunfo a los partidarios del "no" con algo más del 50% de los votos. Pero los analistan afirman que un margen de partidarios de la interdicción superior al 30% sería igualmente muy preocupante para la imagen internacional de Suiza. El peso global del electorado del partido SVP-UDC a nivel nacional equivale a más de un cuarto del censo. La formación nacionalista, populista y xenófoba obtuvo un 29 % de votos en las elecciones federales de 2007.

De momento, en territorio suizo solo existen cuatro minaretes, siendo el más famoso el de la Mezquita de Ginebra. A diferencia de las serias dificultades de integración que se observan en los suburbios de París, Bruselas o Londres, la inmigración musulmana parece integrarse aquí sin grandes dificultades, lo que añade aún más incomprensión sobre las verdaderas razones de la iniciativa del Partido Popular. Los musulmanes de Suiza son mayoritariamente provenientes de Turquía, Albania y la ex-Yugoslavia. Su número se calcula en unas 400.000 personas.

Las consecuencias de una posible aprobación serían catastróficas para la imagen de Suiza en el mundo árabe-musulmán y afectaría de forma grave a los intereses económicos de la nación alpina. La ministra de Asuntos Exteriores, la socialista Micheline Calmy-Rey, dejó planear en varias intervenciones públicas la posibilidad de que una prohibición pusiera a Suiza en el punto de mira del terrorismo islámico internacional. Una posibilidad doblemente grave dado que Suiza es un país tradicionalmente bien visto por los países musulmanes y es un destino privilegiado para los ricos emires del Golfo Pérsico.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Suiza/vota/prohibir/minaretes/mezquitas/elpepuint/20091128elpepuint_9/Tes

domingo, 29 de noviembre de 2009

Ridículo espantoso de Periodista Digital y Minuto Digital sobre los "supuestos matrimonios de niñas en Gaza"

Confunden a las hijas de las viudas de Hamas con víctimas de pedofilia

MARCOS PARADINAS


Que Periodista Digital es un medio aficionado a meter la pata, lo saben bien los lectores de El Plural. Cuando no es por sus propios medios, se esfuerzan en plagiar informaciones erróneas de otros medios, como ABC. Consiste en un efecto dominó al que se suelen sumar otros diarios como Minuto Digital o lobbys como Hazte Oír. Una vez más, alguien les ha cogido con las manos en la masa. En esta ocasión, La caja debajo de la cama les ha pillado acusando de pedofilia a Hamas, pero nada más alejado de la realidad.
Según el diario de Alfonso Rojo, “la organización palestina, además de promover atentados terroristas, patrocina las bodas masivas. En la última, que reunió a 450 parejas, la mayoría de los novios estaban en sus medianos veinte; la mayoría de las novias eran menores de diez años”.

Copia y pega

En esta ocasión, la víctima del copia y pega tan habitual de Periodista Digital ha sido Paul L. Williams, un periodista estadounidense muy crítico con el Islam, habitual en los medios de la derecha americana y predicador cristiano. A través de él, el diario digital narra una boda de 450 musulmanes con niñas menores en Palestina. “Cada novio recibió de Hamas un regalo de 500 dólares”, añaden.

Photobucket

Efecto dominó




El efecto dominó entre los medios digitales ultramontanos volvió a funcionar ayer a la perfección y Minuto Digital no tardó en hacerse eco, fiel a su doctrina de atacar cualquier cosa que parezca extranjera, más aún si está relacionada con el islamismo. Su titular era: “Casamiento masivo. 450 novios se casan con niñas menores de diez años en Gaza”.

Photobucket

Huérfanas, sí. Víctimas de pedofilia, no


En realidad, a cualquiera de los dos medios les hubiera bastado con consultar con la agencia EFE o con las decenas de medios que reproducían el teletipo. O haberse puesto al día, un poco nada más, sobre las tradiciones islámicas. Las niñas, supuestas víctimas de pedofilia, no eran otra cosa que las hijas de las mujeres que se estaban casando.

La ley islámica

“Según la ley islámica, y la de otros pueblos de origen semita, el hermano de un hombre muerto debe cuidar de la familia que deja”, explicaba EFE. Después de que Israel matase a más de 1.400 palestinos en Gaza el pasado diciembre, son muchas las mujeres de milicianos que han quedado viudas. Ahora, hermanos de las víctimas se esposan con ellas en una ceremonia a la que acuden los hijos de los fallecidos, a quien Periodista Digital presenta como víctimas de presuntos abusos.

Photobucket

Acción social

El dinero que Hamás daba a los esposos no eran 500 euros, sino 2.000. La iniciativa forma parte de la acción social sobre la que nació el grupo islamista en los años ochenta y el dinero se les da a los futuros maridos para alentarlos a acoger a las viudas de sus hermanos y ayudarles a cuidar de los huérfanos.
mparadinas@elplural.com

http://www.elplural.com/politica/detail.php?id=37321

sábado, 28 de noviembre de 2009

Entrevista a un soldado de EEUU desertor de la guerra de Irak

Chriss Capps vive actualmente en Henau, cerca de Francfort (Alemania) donde trabaja para la Asociación "Iraq veterans against the war" (Veteranos de Irak contra la guerra)
Entrevistas - 28/11/2009 10:04 - Autor: Patricio Cammarata | PDAC - Fuente: marxismo.info

Photobucket
Chriss Capps.Chriss Capps vive actualmente en Henau, cerca de Francfort (Alemania) donde trabaja para la Asociación "Iraq veterans against the war" (Veteranos de Irak contra la guerra). Participa en ella activamente desde 2007, año en que abandonó el ejército siendo soldado de las bases Usaf y Otan en Europa. Capps fue invitado el domingo 8 de noviembre a Vicenza por los organizadores de la etapa vicentina de la "Marcha Mundial de la Paz y la No Violencia"[1], para intervenir en la iniciativa y para ponerse en contacto con dos soldados del cuartel Ederle (Africom), que están madurando la decisión de abandonar el ejército.

PdAC: El otro día un psiquiatra del ejército EE.UU., el mayor Nidal Malik Hasan, que no quiso ser enviado a Irak, provocó una matanza en la base militar de Fort Hood, en Texas, abriendo fuego contra los soldados en un edificio del complejo (mató 13 personas e hirió a otras 30.) ¿Ha cambiado la la situación del ejército EE.UU. en estos dos años?

Chriss Capps: Las autoridades han logrado encubrir el número de desertores durante mucho tiempo. Pero ahora sabemos: los datos oficiales declaran que, desde 2003, ha habido unas 20.000 deserciones y unos 150 suicidios a la semana de los supervivientes. El número de los que se alistan sufrió una progresiva baja. Pero ahora, a causa de la crisis económica y los despidos masivos, ha vuelto a subir. Hay que tener presente que los que se unen al Ejército son todos soldados pobres: no hay razones patrióticas, el problema es económico, lo hacen para vivir, para poder estudiar. En EE.UU., uno de cada tres homeless (los sin casa) es un superviviente de guerra. En EE.UU., hay 100.00 veteranos homeless. Este hecho es significativo porque es completamente desproporcionado si se considera que sólo el 5% de la población está compuesta por veteranos.

PdAC: ¿Ha crecido tu asociación?

CC: La asociación pasó de tener 430 adherentes en 2007 a cerca de 2.000. Todos son o fueron soldados del ejército. Los que están dentro del ejército están en gran peligro y tienen el papel de hacer de puente entre el exterior y los que estoy en crisis y quieren salir.

PdAC: ¿Cuál te parece el verdadero papel de los hospitales militares psiquiátricos?

CC: En el momento en que los soldados van en busca de ayuda, en lugar de encontrar la posibilidad de hablar sólo encuentran prescripción de psicofármacos. Un alto porcentaje de aquéllos que han vuelto del Irak tuvieron PTSD (Post Traumatic Stress Disorder). La realidad es que, si los ayudaran realmente, deberían alejarlos del ejército, de sus unidades. Pero, en cambio, como quieren hacerlos volver lo más pronto posible al campo de batalla, los llenan de fármacos. En la base de Vicenza, por ejemplo, muchos soldados necesitarían un verdadero sostén psicológico.

PdAC: ¿Qué me dices de los gastos militares desde que asumió Obama?

CC: Los gastos militares no han disminuido. Demócratas y conservadores se comportan del mismo modo. La situación en Irak ha cambiado por el hecho de que la violencia ha disminuida cuando el ejército se ha apartado de las ciudades y retirado a las bases lejanas de las zonas pobladas. No hablan de una retirada completa sino de una reducción de las tropas. Se reducirán a un número de unos 50.000 soldados, que deberían quedarse en Irak. Al mismo tiempo, en Afganistán, Obama ha aumentado enormemente el número de los soldados y los generales presionan para tener un aumento mayor. Uno de los expertos de la estrategia en Afganistán, Matthew Hoh, dice que EE.UU. está aumentando sus enemigos y el número de talibán, al continuar esta guerra.

PdAC: ¿Qué piensas del Premio Nobel de la Paz asignado a Obama?

CC: Considerado que, anteriormente, ya había sido asignado también a Henri Kissinger, no me asombra que se lo hayan dado ahora a Obama.

PdAC: ¿Piensas que el capitalismo tratará de salir de la crisis económica con otras guerras?

CC: No sabría contestar. La guerra produce enormes provechos a las empresas privadas. Dos tercios del presupuesto estatal de EE.UU. se va en gastos militares. La guerra en Irak ha costado cerca de 500.000 millones de dólares.

PdAC: ¿Cuál crees que debería ser la posición del movimiento internacional contra la guerra respecto de la crisis económica del capitalismo?

CC: Es una ocasión óptima para explicarle a la gente que la guerra cuesta dinero. El dinero llega de los impuestos y se lo saca de los servicios públicos y de los trabajadores.

[1] Esta marcha partió por Wellington (Nueva Zelanda), el 2 de octubre de 2009, y pasó por Vicenza, en la fecha indicada. Tiene el mérito de poner la cuestión de la guerra conectando experiencias internacionales. Pero, según nuestra visión, tiene el grave límite de poner la cuestión en términos completamente institucionales y de compatibilidad con el sistema.

http://www.webislam.com/?idt=14540

¿Islamofobia o xenofobia?

¿Nueva ola de islamofobia en Europa?

Photobucket

Gihan Shahine
Al Ahram Weekly

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens


No fue nada que hiciera o dijese. Más bien, lo que le costó la vida fueron su apariencia y su tipo de vestido. La farmacéutica egipcia Marwa El-Sherbini, llevaba puesto el velo islámico (hiyab) mientras jugaba inocentemente con su hijo de tres años en un parque en Dresde, Alemania, cuando un hombre ruso-alemán repentinamente la llamó “terrorista” entre otras cosas.

El-Sherbini llamó a la policía y acudió a los tribunales, donde el mismo hombre la atacó con un cuchillo. También apuñaló a su esposo mientras trataba de protegerla y luego un policía que, según se informa, lo confundió con el atacante le disparó y le hirió gravemente.



Mientras el asesino de El-Sherbini fue condenado a cadena perpetua el 11 de noviembre por un tribunal alemán, la cólera por su asesinato no sólo se extendió por el mundo musulmán, sino que además ha abierto toda una caja de Pandora de preguntas sobre si Europa en su conjunto sufre una nueva ola de islamofobia.

El asesinato de El-Sherbini, por trágico que sea, todavía puede ser interpretado por algunos musulmanes y por voces más lúcidas como un incidente “aislado” cometido por un lobo racista solitario. Pero sigue siendo cuestionable si otros incidentes se pueden descartar de la misma manera.

Hace sólo algunos meses, a Ali Mohammed, el imán de una mezquita en California, le quemaron vivo cuando incendiaron su casa después de haberle acosado por ser un “terrorista musulmán.” En otro sitio, el enviado de Al-Azhar al Centro Islámico en Londres, Mohamed El-Salamoni, fue golpeado por un atacante sólo seis meses después de iniciar su misión, y terminó por perder la vista. Semejantes incidentes explican por qué el asesinato de Marwa El-Sherbini se ha considerado ampliamente como una prueba más del prejuicio occidental contra el Islam.

La reciente ola de crímenes de odio cometidos contra musulmanes también ha provocado ansiedades musulmanas sobre si semejante islamofobia occidental ha tomado ahora una forma nueva y más sangrienta. El tema de si esos crímenes de odio se deben ver en el contexto de islamofobia, o sólo como resultado de xenofobia, también es objeto de un acalorado debate.

¿Les va peor a los musulmanes que a otros grupos minoritarios que viven en el continente europeo?

Si nos guiamos por estudios existentes, es posible que los musulmanes estén sufriendo más. Un estudio realizado en diciembre de 2006 por el Centro Europeo de Monitoreo sobre Racismo y Xenofobia, basado en Viena, declaró de modo terminante que “la islamofobia aumenta en toda Europa, donde muchos musulmanes son amenazados e incomprendidos – algunos a diario.” El centro, que rastrea prejuicios étnicos y religiosos en los 27 países de la Unión Europea, dice que “los musulmanes sufren rutinariamente problemas que van desde ataques físicos a discriminación en el mercado laboral y de la vivienda.”

El centro también enumeró cientos de casos de violencia y amenazas contra los musulmanes en Europa desde 2004, tales como vandalismo en mezquitas y centros islámicos, abuso contra mujeres que llevan velos islámicos, y ataques, como el de una pandilla con bates de béisbol decorados con esvásticas y consignas racistas que atacó a una familia somalí en Dinamarca. Mientras tanto, según el informe, la representación musulmana en los parlamentos nacionales europeos sigue siendo baja, con sólo dos miembros musulmanes practicantes en el parlamento británico, uno en Alemania, y ninguno en Francia.

Según Mahmoud Khalil, profesor en la Facultad de Información de la Universidad de El Cairo: “las minorías musulmanas que viven en Occidente sufren más que ninguna otra religión por un simple motivo: no existe una protección internacional que asegure amparo para todos los musulmanes del mundo, similar a la que otrora fuera suministrada por la histórica regla islámica del califato.”

Parece que se deja que los musulmanes se las arreglen solos, ya que las organizaciones internacionales usualmente no pueden suministrar ayuda. “Las minorías cristianas que viven en países de mayoría musulmana, al contrario, tendrían de inmediato la protección del Vaticano y del mundo en su conjunto si se cometiera un crimen contra un cristiano como el perpetrado contra El-Sherbini," dijo Khalil. “La comunidad judía en países de mayoría musulmana como Marruecos también goza de todos sus derechos civiles, y tiene el apoyo de Occidente y de EE.UU.”

Además, se culpa culpados frecuentemente a los medios de comunicación occidentales de jugar un papel crucial en el aliento de sentimientos anti-musulmanes. El hecho de que el abogado del asesino de El-Sherbini haya declarado terminantemente que cuando cometió el crimen su cliente estaba bajo la influencia de una cobertura mediática prejuiciada que tiende a mostrar a los musulmanes como terroristas, ha llevado a cuestionar aún más la objetividad de los medios occidentales.

En un artículo reciente intitulado “La vergonzosa islamofobia en el corazón de la prensa británica” que apareció en el periódico británico Independent, el periodista Peter Oborne citó un estudio de la Escuela de Periodismo de Cardiff que examinó la información sobre temas musulmanes.

“El equipo analizó unos 974 artículos y estableció que aproximadamente dos tercios de todos los ‘enganches’ para historias sobre musulmanes implicaban terrorismo (cerca de un 36% de los artículos), temas religiosos como la ley Sharia, subrayaban diferencias culturales entre musulmanes británicos y otros (un 22%); o extremismo musulmán, respecto a personajes como Abu Hamza,” escribió Oborne. “Esos artículos mostraban todos a musulmanes como fuente de problemas. Al contrario, sólo un 5% de los artículos se basaban en problemas enfrentados por los musulmanes británicos.”

Khalil también dice que los prejuicios en los medios occidentales aumentaron después de los ataques del 11-S contra Nueva York y Washington, pero que semejantes prejuicios han sido desde hace tiempo una característica de los medios occidentales. “Los medios occidentales han sido prejuiciados por lo menos desde la Guerra de Octubre en 1973 cuando se presentó a los árabes utilizando el petróleo como arma para presionar a EE.UU. a que abandonara su apoyo para Israel,” señaló Khalil.

El que el secuestro de miembros del personal de la embajada de EE.UU. en Teherán durante la Revolución Islámica en 1979 se siga conmemorado actualmente en los medios occidentales es también un ejemplo de cómo los medios tratan de avivar el sentimiento público contra los musulmanes, dijo Khalil.

Semejantes imágenes negativas de los musulmanes parecen haber influenciado el modo de pensar dominante en Occidente. Según un reciente sondeo publicado por la red estadounidense ABC News, un 14% de los ciudadanos de la Unión Europea admitió su “intolerancia” hacia minorías, mientras otro 25% dijo que eran “ambivalentes” hacia ellas.

“Mientras Alemania presenció un aumento de un 40% en crímenes racistas denunciados el año pasado, y la Comisión Islámica de Derechos Humanos basada en Londres ha registrado que las quejas por reacciones en Gran Bretaña desde los ataques del 11-S se han multiplicado por 13, semejantes cifras son difíciles de comparar en países como Francia, donde los orígenes étnicos de los demandantes no se registran,” dijo el sondeo de ABC News.

Además, Runnymede Charity, basada en Londres, publicó en 1997 un informe intitulado “Islamophobia: A Challenge for Us All" [Islamofobia: un desafío para todos], actualizado en 2004, que estableció que “a los musulmanes se les ve como ‘los otros’ y como que carecen de los valores mantenidos por las culturas occidentales.” El Islam también era considerado por muchos como una religión violenta, terrorista, incapaz de corresponder a los valores occidentales.

Lo que es aún más alarmante, el informe estableció que muchos occidentales usaban semejantes conceptos erróneos como el Islam como pretexto para justificar “prácticas discriminatorias contra musulmanes y su exclusión de la sociedad en general.” El informe concluyó que entre los europeos “la hostilidad contra los musulmanes es considerada como natural o normal.”

Posiblemente semejantes conclusiones no sean sorprendentes para el destacado novelista egipcio Alaa El-Aswani. Los sentimientos anti-musulmanes han estado aumentando en Europa como resultado de la creciente popularidad de la extrema derecha en muchos países europeos, dijo El-Aswani, y el hecho de que la mayoría de los europeos sepan poco o nada sobre las verdaderas enseñanzas del Islam, supone que muchas mezquitas y organizaciones islámicas en Europa estén en manos de tendencias extremistas, ha complicado aún más el problema, dijo.

“El tono y la retórica a veces extrema que los imanes de algunas mezquitas en Europa tienden a adoptar presenta una imagen errónea del Islam que va en contra de los valores seculares de Occidente,” dijo El-Aswani. Describir el niqab (velo completo) como una obligación religiosa para las mujeres, cuando la mayoría de los eruditos islámicos insisten en que no lo es, puede alarmar a muchos occidentales, por ejemplo, no tanto por cómo se ve, sino más bien por el mensaje de reclusión de las mujeres que transmite.

“Este ejemplo, y el hecho de que los medios occidentales dominantes a menudo tratan de mostrar a los musulmanes como terroristas, ha hecho que mucha gente occidental, que sabe poco o nada sobre el Islam, teme tener a un vecino o colega musulmán, por ser tal vez una amenaza potencial,” dijo El-Aswani.

La actual campaña “¡Detened el minarete!” en Suiza es otro ejemplo de cómo la islamofobia ha estado penetrando profundamente en el modo de pensar occidental. Más de 100.000 suizos han firmado, según se informa, una petición en apoyo a las demandas del derechista Partido Popular Suizo por una prohibición de la construcción de minaretes en Suiza.

Sólo existen cuatro minaretes actualmente en Suiza, y ni siquiera se utilizan para llamar a las plegarias musulmanas. Los propugnadores de la campaña contra los minaretes han afirmado, a pesar de ello, que los minaretes son peligrosos porque son un “símbolo del poder islámico” y pueden representan una “intrusión ideológica” en el modo de vida suizo.

El-Aswani fue uno de los primeros qu dio a conocer la campaña suiza en Egipto, y se realizan esfuerzos para detener la campaña. Sin embargo, el hecho de que una tal campaña haya podido tener lugar incluso en un país multicultural como Suiza, donde jamás ha habido ataques terroristas islamistas, podría interpretarse como algo sintomático de una creciente marea de islamofobia en Europa en su conjunto, dijo El-Aswani.

No obstante, Dalia Mogahed, directora del Centro Gallup de Estudios Musulmanes basado en EE.UU. y miembro del Consejo Asesor Presidencial sobre Sociedades Vecinales y Basadas en la Fe del presidente Obama, afirma que en realidad la islamofobia se ha mantenido estable o ha disminuido en los últimos años. Mogahed especula que “podría ser que los crímenes contra musulmanes sólo estén recibiendo más atención que antes,” y agrega que los estereotipos occidentales de musulmanes con velos o barbas como “terroristas” puede también estar cambiando, apuntando como testimonio a la “referencia positiva al hijab del presidente Obama en diversas ocasiones en su discurso de El Cairo.”

Mogahed es una de esas voces musulmanas moderadas que tratan de explicar el asesinato de El-Sherbini como “un síntoma de un problema más profundo de prejuicios en Alemania,” más que un problema de Occidente en general, o una indicación de que los prejuicios contra el Islam esté tomando una forma nueva y más peligrosa.

Sin embargo, la idea de que Europa esté en peligro por los musulmanes y otros ha entrado al debate público en el continente, y hay muchos que argumentan que como resultado Europa occidental, que ha sido aclamada por su tolerancia hacia grupos minoritarios desde la Segunda Guerra Mundial, ya no es tan tolerante como antes. Como dice Leela Jacinto de ABC News: “En toda Europa occidental, expertos en inmigración y los derechos civiles dicen que una ola xenofóbica, contra los inmigrantes y contra los musulmanes, parece estar asolando una región que fuera famosa por su tolerancia.”

“Políticos alemanes advierten de que el ‘germanismo’ está siendo subsumido por gente de origen turco, que representa un poco más de un 2% de la población. Partidarios franceses de una prohibición del hijab creen que los pañuelos que llecan las escolares representan un riesgo para el ideal francés de laicismo o secularismo. Y en Dinamarca, controvertidas nuevas reglas para despojar a los hijos de inmigrantes de su derecho a la ciudadanía automática son criticadas por grupos de derechos humanos, que dicen que constituyen una violación de los derechos a la ciudadanía, así como del derecho a una vida familiar,” escribió Jacinto.

Y muchos están de acuerdo con Khalil en que a los musulmanes les afecta particularmente esta ola xenofóbica. Según el columnista de Huffington Post, Firas Al-Atraqchi, “en vista del racismo que padecen muchos musulmanes en Europa, el asesinato de una mujer egipcia porque llevaba un hijab no se debe descartar como el acto de un solo hombre a quien muchos ahora califican de insano.”

“No se trata sólo de un estado de xenofobia que asola Europa. Forma parte de una ola claramente anti-musulmana que ahora aumenta a niveles sangrientos,” dijo Khalil. “Los musulmanes solían sufrir sólo insultos y discriminación. Pero ahora vemos que son asesinados por su identidad como musulmanes, algo que puede llevar al genocidio si lo seguimos ignorando.”

La visión pesimista de Khalil está apoyada por una reciente serie de libros que muestran a los 53 millones de musulmanes de Europa como una “bomba de tiempo demográfica” que tiene que ser “desactivada de inmediato.” En una reseña sobre esos libros en el periódico británico The Guardian en agosto pasado, el columnista Pankaj Mishra citó a una serie de destacados políticos y periodistas europeos y estadounidenses que piensan que Europa está a punto de ser “invadida” por musulmanes, que todavía no representan más de 3 ó 4 por ciento de la población total de la UE, de 493 millones.

“Por cierto, las minorías pueden conformar países,” escribió Christopher Caldwell, un columnista estadounidense del Financial Times de Londres, a quien el periódico británico The Observer describió recientemente como un “vigorizante analista con una visión clara de las devociones europeas.” “Los musulmanes ya están conquistando las ciudades de Europa, calle por calle,” escribió Caldwell, y el historiador derechista británico Niall Ferguson también afirmó que “una juvenil sociedad musulmana al sur y al este del Mediterráneo está lista para colonizar – el término no es demasiado fuerte – una Europa senescente,” según la reseña de Mishra.

El analista indio Hassan Suroor compara el tono alarmista que emana de estos libros, que “tienden a mostrar a los musulmanes on los colores más sombríos posibles,” con las “cosas que una vez se escribieron sobre los judíos europeos.” La solución que propugnan semejantes libros para salvar a Europa de convertirse en una potencial “Eurabia” es “mantener a los musulmanes fuera de Europa y, si es necesario, expulsarlos. Algunas de las sugerencias sobre cómo encarar el ‘problema’ musulmán equivalen a limpieza étnica” advierte Suroor.

Para Suroor, muchos incidentes recientes han sido sintomáticos de islamofobia, y menciona a “un ministro británico, Jim Fitzpatrick, que abandonó un matrimonio de un elector musulmán en protesta contra la segregación de invitados masculinos y femeninos; un destacado erudito musulmán moderado, Tariq Ramadan, es expulsado no de uno sino de dos puestos de trabajo distintos por presentar un show en un canal de la televisión iraní; agresivos manifestantes derechistas en Suiza exigen la eliminación de minaretes de todas las mezquitas; y el presidente francés Nicolas Sarkozy llama a prohibir el uso de la burqa en público.”

Las caricaturas que aparecieron en un periódico danés en 2006 mostrando al profeta Muhammad con un turbante en forma de bomba, y la prohibición anterior de usar pañuelos musulmanes en escuelas públicas francesas, también han sido vistas como evidencia de prejuicios europeos contra el Islam.

Suroor concluye que aunque sería “necio combinar incidentes que podrían no ser más que dificultades locales e inflarlos hasta convertirlos en una conspiración contra los musulmanes,” sería igualmente necio negar que tales incidentes evidencian el prejuicio que los musulmanes enfrentan en toda Europa.

Por su parte, Khalil rechaza las afirmaciones de que los musulmanes están “conquistando Europa”, cuando en realidad la población musulmana no asciende a más que una ínfima fracción del conjunto de la población. “Las cifras no son más que un pretexto,” dijo Khalil, argumentando que la campaña de la que forman parte semejantes afirmaciones constituye una “guerra contra el Islam. Los intelectuales occidentales admiten que ésta es una era de conflicto religioso, y muchas de las guerras que han estallado durante el último siglo fueron motivadas por la religión. Lo que los musulmanes enfrentan ahora en Occidente es la herencia cultural del espíritu que otrora llevó a las Cruzadas.”

Sin embargo, otras voces musulmanas llaman a las poblaciones europeas musulmanas a no verse como víctimas. Por ejemplo, Carla Amina Baghajati, portavoz de la comunidad islámica de Austria, ha advertido a los musulmanes que no conviertan la islamofobia en un “tema general.” “Tenemos que crear un clima que posibilite que se superen los prejuicios y el racismo sin mostrar a los musulmanes como víctimas,” explicó recientemente al International Herald Tribune.

En la misma línea, Nesrine Malek advirtió en una reciente columna en el Guardian sobre la muerte de El-Sherbini de que “los musulmanes (incluyéndome a mí) protestan constantemente que no se debiera permitir que las acciones de unos pocos extremistas denigren al Islam y a sus adherentes en conjunto – pero es exactamente lo que ellos [los musulmanes] están haciendo con los europeos y las acciones de Axel W. (El asesino de El-Sherbini].”

“Hay un gran paso del prejuicio que los musulmanes enfrentan en Europa “a la imagen de discriminación exhaustiva, conspiratoria, institucional contra los musulmanes en Europa que gana terreno en los países árabes y provoca llamados a la ruptura de relaciones diplomáticas y al boicot de productos,” escribió Malek.

Sin embargo, Khalil afirma que “admitir el odio occidental hacia el Islam es el primer paso en el camino a contrarrestarlo. Esto no significa que estemos en guerra con Occidente. Sólo significa que tenemos que diagnosticar la enfermedad para poder curarla.” Khalil sugiere que debería establecerse una organización internacional con representación de todos los países musulmanes para proteger a los musulmanes que viven en Occidente.

Para El-Aswani, al contrario, debería canalizarse más esfuerzo a la educación de los occidentales sobre el Islam. Los musulmanes occidentales también deberían hacer su parte, dando un buen ejemplo e integrándose en las culturas occidentales.

Sin embargo, si los musulmanes podrán integrarse positivamente, o sólo “retirarse a un resentimiento pasivo”, también “dependerá de la rapidez y facilidad con la que sus ‘anfitriones’ – europeos ordinarios así como gobiernos – los hagan sentirse en casa,” escribió Mishra.

© Copyright Al-Ahram Weekly. All rights reserved

Fuente: http://weekly.ahram.org.eg/2009/973/focus.htm

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=96049

Las bodas masivas de Hamás

Manipulación mediática


Juanlu González
Rebelión



Uno de los peligros de la Red es que le cabe absolutamente todo. Manejamos un volumen de información tal que a veces cogemos la que creemos más de nuestro agrado, nos la tragamos sin digerir e incluso la reenviamos inmediatamente a todo nuestro listado de correo para compartirla con los conocidos. Así se crean y circulan millones de cadenas de emails tan llenas de falsedades como de buenas intenciones de millones de ingenuos que confían en el efecto multiplicador que tendrá ser difusor de noticias, de convertirnos por obra y gracia de Internet en un pequeño medio de comunicación acorde con la idea de aportar ese granito de arena necesario contra tanta injusticia planetaria.

Esta cadena que ahora comento no es nueva, realmente nació en agosto de este año. Sin embargo, como no para de llegarme el mismo correo una y otra vez, me he decidido a subirlo a los biTs como un post más con objeto de promover ciertas prevenciones de análisis de lo que podemos leer por ahí o sobre las supuestas informaciones que inundan inmisericordemente nuestros buzones. Probablemente conozcáis la noticia. Basta teclear en Google la frase casamiento musulmán masivo en Gaza para que aparezcan más de 12.000 entradas contando las barbaridades que hacen los musulmanes en el mundo, barbaridades que suelen ser mayores cuando se trata de palestinos y terroristas. En este caso son capaces de contraer simultáneamente matrimonio con tiernas niñitas menores de 10 años obligadas por esa terrible religión a satisfacer las necesidades sexuales de sus esposos.

El artículo que ha ido circulando viene acompañado de multitud de imágenes que avalan lo dicho en el texto. En ellas se ven las pequeñas vestidas de novia con la bandera palestina en la mano y cogidas con la otra a sus futuros maridos. Ellos, de negro riguroso con la kefia palestina sobre los hombros y muchos hasta con esa barba que, por sí sola, ya denota peligrosidad. Para darle universalidad musulmana al evento y denostar a la resistencia palestina, se asegura que dignatarios de otros países islámicos asistieron a la boda patrocinada por Hamás, que pagaba 500 dólares a cada pederasta por consumar su brutal y primitivo rito. Los 450 contrayentes masculinos procedían del campo de refugiados palestino de Jabalia, en Gaza.

Seguía luego el texto con la mezcla de Islam y la ablación, con la asimilación de pedofilia y mundo musulmán empezando por el propio Mahoma y varias sandeces de toda índole. Se adornaba con fotos de niñas vestidas de novia, con sus ramos de flores regalados por Hamás con triste carilla, como esperando a dirigirse hacia el matadero. Desde luego, tras enterarse de esto daban ganas de invadir Gaza por motivos humanitarios, gente como ésta no tiene derecho a nada, menos a un Estado donde seguir cometiendo tropelías a sus anchas, ¿verdad?

Como las imágenes no mienten, casi nadie podía dudar de las informaciones aportadas por medios tan serios como Periodista Digital, miles de blogs, páginas feministas… o por el correo de tus amigos o amigas. ¿De qué va la cosa? Es muy fácil, efectivamente se trataba de una boda masiva en Gaza, pero las afortunadas no eran las niñas, eran sus madres, viudas al ser asesinados sus maridos por Israel durante la última invasión de la Franja de principios de año. Las niñas eran huérfanas de padre por gentileza del sionismo. Sus madres iban a casarse en muchos casos con los hermanos de los asesinados, como es costumbre en el Islam y en otras religiones. Las piezas van encajando.

¿De dónde procede la noticia? El origen se encuentra en un predicador neocon estadounidense practicante de la islamofobia más pía, Paul L. Williams. El pastor, por aquello de eliminar competencia y aumentar su rebaño, no ha dudado en acudir a la mentira y a la manipulación. Uno ya no puede fiarse ni de los ministros de la Iglesia. Quizá este señor, un conocido cristosionista, debería dedicarse a combatir los casos de pedofilia que tanto abundan en sus filas antes de pontificar o hacer política arrojando basura sobre otras confesiones.

Creo que no hace falta acabar con una moraleja sobre el uso y abuso de las informaciones de Internet, ¿no?

Fuente original: http://www.bitsrojiverdes.org/wordpress/?p=3491

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=95982

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Cientos de familias de Gaza viven su segundo invierno en tiendas de campaña

Los daños materiales causados por la operación militar Plomo Fundido no han podido ser reparados debido al férreo bloqueo que Israel mantiene sobre la franja palestina

Photobucket

Cientos de familias palestinas viven en tiendas de campaña levantadas en los terrenos en los que antes se encontraban sus viviendas.Diez meses después de que las excavadoras del Ejército israelí tirasen abajo su casa, Mohamed Jader, su mujer y sus cinco hijas siguen viviendo en una tienda de campaña en la que cada día se siente más el frío del invierno.
La ofensiva israelí del pasado invierno contra Gaza dejó 1.400 palestinos muertos, 11.000 viviendas destruidas o dañadas y medio millar de familias en tiendas de campaña; una de ellas es la que acoge desde entonces a Mohamed y los suyos.
Los daños materiales causados por la operación militar Plomo Fundido no han podido ser reparados debido al férreo bloqueo que Israel mantiene sobre la franja palestina, lo que ha impedido la entrada de materiales de construcción.
Muchos de los que han perdido su hogar han podido alquilar apartamentos baratos o se han mudado a casas de familiares pero los más desafortunados, como la familia Jader, con cinco niñas de entre uno y dieciséis años, no han podido ser acogidos por sus parientes, que viven en casas minúsculas, ni alquilar otra vivienda.
No han tenido más remedio que permanecer en el campo de refugiados temporal de El Salam, en la ciudad de Yabalia (norte de Gaza), donde decenas de familias esperan una reconstrucción que parece no llegar nunca.
El primer día de la invasión terrestre la casa de Mohamed Jader fue blanco de las bombas de tanques israelíes y su aterrorizada familia tuvo que huir y refugiase en casa de unos amigos.
Sus llamamientos de ayuda a la Media Luna Roja durante la operación fueron infructuosos: nadie pudo llegar al lugar donde se encontraban para sacarlos de allí y les aconsejaron que abandonasen la zona agitando banderas blancas.
"Estábamos asustadísimos y tuvimos que caminar hasta la casa de mi tío, a unos dos kilómetros", explica a Efe este trabajador de la construcción de 46 años.
Tras la retirada de las tropas israelíes, los Jader regresaron a su vivienda de doscientos metros cuadrados, que encontraron demolida.
La familia recibió 4.000 euros del movimiento islamista Hamás, que gobierna Gaza, y otro tanto de la agencia de desarrollo de la ONU, que gastó en ropa y utensilios de hogar pero que fueron insuficientes para hacer frente a un alquiler.
Desde entonces viven en la tienda de campaña, rodeados de ruinas y haciendo fuego para calentar su precario hogar y hervir agua para ducharse o cocinar.
Los niños juegan en medio de los escombros y las tiendas raídas del campamento y la familia no tiene acceso a agua potable, por lo que se ve obligada a comprar agua mineral.
Al llegar las lluvias, Mohamed reforzó la tienda de campaña con escombros de su casa, que utilizó también para construir un pequeño cuarto de baño a diez metros de la tienda.
"A mis hijas les da miedo ir hasta allí en la oscuridad, así que por las noches tengo que acompañarlas", afirma.
Su mujer, Suaad, vive con miedo de que sus niñas enfermen por el frío y permanentemente asustada por los animales.
"Doy comida a los gatos para que se queden por aquí y persigan a las serpientes y las ratas o, al menos, nos alerten cuando se acerquen", narra esta mujer de 38 años.
La operación israelí acabó también con la única fuente de ingresos de los Jader: una pequeña granja de pollos que Mohamed montó en el tejado de su casa cuando perdió su trabajo como obrero en Israel tras el comienzo de
la Segunda Intifada, en el año 2000.
Uno de sus mayores temores son sus hijas y el futuro que les espera tras el trauma que están sufriendo.
Fadhel Abu-Hain, profesor de psicología en la Universidad Al Aqsa de Gaza, indicó a Efe que los niños están conectados emocionalmente con sus casas y su pérdida puede producir "miedos y tensiones que pueden generar graves repercusiones en el futuro".
Cada día que pasa se siente con mayor intensidad el frío en las tiendas de campaña, cuyos ocupantes han recibido con esperanza el reciente anuncio de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos (UNRWA) de que repartirá 26 millones de euros en ayuda directa a los "sin techo".
"El dinero es para ayudar a la población de Gaza a prepararse para el invierno", dijo la pasada semana el director de la UNRWA, John Ging, que señaló que los refugiados "necesitan comida, pagar un alquiler y ser capaces de vivir".
Familias como la de Jader cruzan los dedos para que la ayuda sea suficiente para pagar cuatro paredes y un techo a la espera de que la tan prometida reconstrucción de Gaza se convierta en realidad.

http://www.webislam.com/?idt=14554

Arabia Saudí: el peregrinaje a la Meca en cifras

El peregrinaje anual a La Meca, cuyo momento culminante será la afluencia el jueves de los fieles al Monte Arafat, cerca de la Ciudad Santa, es la mayor manifestación anual que se produce en el mundo
Mundo Islámico - 25/11/2009 10:13 - Autor: AFP - Fuente: univision.com

Photobucket

El peregrinaje anual a La Meca, cuyo momento culminante será la afluencia el jueves de los fieles al Monte Arafat, cerca de la Ciudad Santa, es la mayor manifestación anual que se produce en el mundo.

-- 2,5 millones de fieles participan cada año en el Hajj (peregrinación).

-- Cada país musulmán tiene derecho a una cuota proporcional de 1.000 peregrinos por cada millón de habitantes.

-- Indonesia tiene el mayor contingente de peregrinos, con 200.000 fieles

-- La seguridad de los Lugares Santos donde acuden los fieles es responsabilidad de unos 100.000 agentes.

-- El personal médico destinado al Hajj está integrado por 20.000 personas, debido a temores sobre una propagación del virus de la gripe H1N1.

-- La defensa civil moviliza 13.750 agentes y 900 vehículos para el Hajj.

-- 1.852 cámaras de vigilancia fueron instaladas en torno a la Gran Mezquita y 600 cámaras sobre el lugar de lapidación de las lápidas que simbolizan a Satanás, el rito más peligroso debido a los riesgos de avalanchas humanas.

-- Unos 32.000 guías, hombres y mujeres, llamados "Moutawif", organizan la estadía y el transporte de los peregrinos.

-- La explanada de la Gran Mezquita de La Meca ocupa 368.000 m2. Tiene capacidad para recibir a más de un millón de fieles, pero un proyecto de ampliación que empezará a llevarse a cabo el próximo año le permitirá duplicar esa capacidad.

-- 280 kg de oro decoran la puerta de la Kaaba, un edificio cúbico que se halla en el centro de la Gran Mezquita de La Meca. En su ángulo oriental está sellada la Piedra Negra (entregada, según la tradición, por el angel Gabriel a Abraham). Hacia ella orientan los musulmanes sus oraciones.

-- La Kiswa, un paño de seda ornado con versículos coránicos, de color negro, que cubre la Kaaba, está bordado con 150 kilos de oro y plata.

http://www.webislam.com/?idn=15499

martes, 24 de noviembre de 2009

Israel viola derechos básicos.

Las mujeres palestinas siguen sufriendo abusos y la negación de derechos humanos básicos a manos de colonos y soldados israelíes en los territorios ocupados.

Photobucket

Esta es una flagrante violación a las obligaciones de Israel como país signatario de la Convención de las Naciones Unidas para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres (CEDAW, por sus siglas en inglés).

Según la CEDAW, la discriminación contra las mujeres representa una violación de los principios de igualdad y dignidad humana, y es considerada un obstáculo para la participación de las mujeres en igualdad de condiciones con los hombres la vida política, social, económica y cultural de su país.

La Convención obliga a todos los estados parte a adoptar las medidas apropiadas, legislativas y no legislativas, para prohibir todos los tipos de discriminación contra las mujeres. Israel ratificó la CEDAW en 1991.

El Centro de Mujeres Palestinas para Ayuda Legal y Consejería (WCLAC, por sus siglas en inglés), con sede en esta central ciudad cisjordana, divulgó el informe titulado "Propuesta a la misión de campo del comité especial para investigar las prácticas israelíes que afectan los derechos humanos del pueblo palestino y otros árabes en los territorios ocupados".

En su trabajo, el WCLAC señala que las mujeres y los niños sufren especialmente en los territorios palestinos.

"La ocupación israelí impacta en la vida de las mujeres palestinas en toda coyuntura, desde el acoso sexual y los ataques, hasta el trato discriminatorio de las prisioneras palestinas, obligadas a parir en los puestos de vigilancia israelíes", explicó a IPS Dima Nashashibi, del WCLAC.

Las mujeres palestinas han sido regularmente atacadas por colonos judíos en Cisjordania. La mayoría se quedan solas en su casa cuando los hombres salen a trabajar.

Colonos sacan a las mujeres y niños palestinos a la fuerza de sus hogares, les lanzan piedras, disparos o gases lacrimógenos, mientras los soldados de Israel miran sin hacer nada.

"No pude correr. Mi embarazo estaba demasiado avanzado y no había ningún lugar donde esconderme", dijo Amna Salma Rabaye, de 31 años, de la aldea beduina de At Tuwani, en el sur de Cisjordania.

Rabaye tenía siete meses de embarazo cuando, mientras pastaba sus ovejas, un guardia de seguridad del asentamiento ilegal judío cercano de Ma’on la atacó.

"Vimos a un grupo de colonos israelíes enmascarados armados con palos y cadenas que venían sobre nosotros. Los pastores más jóvenes corrieron y lograron escapar, dejándome a mí con las ovejas", contó a IPS.

"Para mí era físicamente imposible correr, y tampoco quería que los colonos mataran o robaran mis ovejas. El guardia de seguridad me empujó", agregó. Afortunadamente, Rabaye no perdió a su bebé.

Dar a luz en los territorios ocupados puede llegar a ser tan mortal como jugar a la ruleta rusa. "Continuamente tenemos casos de mujeres palestinas obligadas a parir en puestos de control israelíes", señalo Mutasem Awad, de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina en Ramallah.

"A veces las mujeres no tienen los permisos israelíes necesarios para pasar, y otras veces son demoradas durante horas, provocando la muerte de los recién nacidos", dijo Awad a IPS.

Aun cuando las mujeres lleguen a los centros de salud locales, los médicos no siempre son capaces de darles la atención necesaria debido a las severas limitaciones al movimiento de personas en los territorios ocupados.

Los más de 600 puestos de vigilancia israelíes, que paralizan el tránsito de palestinos en Cisjordania, han afectado también a las estudiantes.

Estas jóvenes, en mayor número que los hombres, prefieren quedarse en sus casas para evitar ser acosadas, humilladas o atacadas en puestos de control.

Mujeres y niños en Jerusalén oriental también han sido sometidos a desalojos y ataques por parte de las fuerzas de seguridad israelíes y colonos judíos, que los amenazan con violencia sexual.

"Mi hija fue atacada por soldados y policías israelíes cuando nos desalojaron de nuestras casas y nos lanzaron a la calle", contó Nadia Hanoun a IPS.

Los Hanoun, y varias otras familias palestinas, han sido obligadas a vivir en tiendas de campaña fuera de sus hogares en Jerusalén oriental para hacer lugar a las colonias judías.

Según la CEDAW, es responsabilidad del Estado y de las fuerzas de ocupación israelíes prevenir y castigar ese tipo de actos de violencia, así como ordenar reparaciones a las víctimas. Nada de esto se ha hecho.

Crítico informe

El informe elaborado por el WCLAC señala que las mujeres y los niños son los que más sufren por la ocupación.

"Debido a las presiones sobre la sociedad palestina para resolver las problemas humanitarios más inmediatos causados por el conflicto, las necesidades de las mujeres son ignoradas o menospreciadas", indica el trabajo.

"Esto ocurre cuando la ausencia de sus maridos, debido a una prisión prolongada, muchas veces sin juicio, y/o por asesinatos extrajudiciales, las obliga a tener más responsabilidades en sus casas y para sus familias", añade.

"Las mujeres y los niños también constituyen la mayor proporción de refugiados y de desplazados debido a un desproporcionado uso de la fuerza y la destrucción gratuita de propiedad para alcanzar objetivos políticos", indica.

Las prisioneras palestinas son también discriminadas. Según el WCLAC, estas son amenazadas con violaciones, sometidas a torturas e interrogatorios brutales y víctimas de juicios injustos, a diferencia de sus pares israelíes.

También se les administra mala comida y son encarceladas en celdas sin higiene, donde se les niega atención especial durante la menstruación. A las que tienen hijos pequeños por lo general se les prohíben las visitas.

http://www.webislam.com/?idt=14492

lunes, 23 de noviembre de 2009

La mujer más valiente de Afganistán exige a EEUU que salga de su país


Malalai Joya, llamada "la mujer más valiente de Afganistán", está terminando una gira por EEUU donde ha exigido a la administración Obama que saque a sus tropas de su país


Photobucket


Mundo Islámico - 22/11/2009 10:14 - Autor: Amy Littlefield - Fuente: Rebelión

Malalai Joya, llamada “la mujer más valiente de Afganistán”, está terminando una gira por EEUU donde ha exigido a la administración Obama que saque a sus tropas de su país. Entre otras muchas cosas, ha manifestado que nada podría ser peor para las mujeres afganas que lo que ella considera como actual guerra civil.

Rodeada de hombres poderosos que al menos le doblaban la edad, Malalai Joya, que entonces, con 27 años, era la persona más joven elegida para el Parlamento afgano, levantó la mano para hablar. Cuando así lo hizo denunció a los señores de la guerra y narcotraficantes presentes en el gobierno, ofreciendo un alegato en defensa de los derechos de las mujeres.

Eso ocurrió allá por 2005, cuatro años después de que EEUU invadiera Afganistán. Dos años más tarde, Joya fue expulsada del Parlamento por criticar a los señores de la guerra que controlan el país bajo el Presidente Hamid Karzai y con el apoyo de EEUU.

Sus enemigos han intentado asesinarla en múltiples ocasiones, obligándola a esconderse en casas seguras y a vivir bajo un burka.

Ahora, a los 31 años, Joya, conocida ampliamente como “la mujer más valiente de Afganistán”, ha llegado a los Estados Unidos para promover su nuevo libro y entregar un mensaje al gobierno estadounidense en el momento en el que la administración Obama, según todos los informes que ofrece la prensa, está considerando aumentar el nivel de efectivos en aquel país.

La gira tuvo lugar entre 23 de octubre y 12 de noviembre, y durante la misma presentó la siguiente demanda en las dos docenas de encuentros que mantuvo desde Nueva York a Los Angeles: “Váyanse de mi país lo más pronto posible”.

Joya forma parte del puñado de mujeres afganas que se manifiestan contra la ocupación de Afganistán y llaman la atención ante el empeoramiento de la condición de las mujeres. Al finalizar su gira por EEUU, se dirigirá a Canadá para celebrar otra serie de conferencias y encuentros.

¿Liberación para las mujeres afganas?

EEUU facturó la invasión de Afganistán como un momento liberador para las mujeres afganas.

“La última vez que nos encontramos en esta Cámara, las madres e hijas de Afganistán estaban cautivas en sus propios hogares y tenían prohibido trabajar e ir al colegio”, dijo el Presidente George W. Bush en 2002 en su discurso sobre el Estado de la Unión. “Ahora las mujeres son libres y forman parte del nuevo gobierno afgano”.

Joya dijo que la violencia de la ocupación y la misoginia de los actuales dirigentes políticos del país han empeorado sus vidas.

“La situación de la mujer es un infierno”, dijo Joya en un discurso en la Universidad Brown, que formaba parte de su gira, señalando que un único hospital en Kabul ha informado de más de 600 intentos de suicidio de 2008 a 2009, intentos cometidos por mujeres en su mayoría.

Joya denominó el actual régimen existente bajo el recientemente reelegido Presidente Karzai de “mentalmente similar a los talibanes”, diciendo que “sólo a nivel físico había cambiado el gobierno”.

Se refirió a la firma por Karzai de la denominada “ley de la violación” como una prueba de la naturaleza misógina de su gobierno. Tras las protestas globales que se produjeron en el mes de abril, Karzai votó para cambiar la ley, que mandaba a las mujeres chiíes someterse sexualmente a sus maridos. El pasado verano se aprobó una segunda versión de la ley, que ahora permite que los hombres chiíes le nieguen el alimento a sus esposas si no obedecen sus demandas sexuales.

Afganistán es “como un sándwich entre dos enemigos poderosos… los enemigos internos y los enemigos externos”, dijo Joya. “Es mucho más fácil combatir contra un enemigo que contra dos”.

La segunda vuelta de las elecciones presidenciales, que había sido fijada para el pasado 7 de noviembre, se canceló declarándose ganador a Karzai una vez que su contrincante, Abdullah Abdullah, que había acusado a Karzai de fraude, se retiró el 1 de noviembre de la carrera electoral.

Más tropas estadounidenses

Aunque sigue cuestionándose la legitimidad del Presidente Karzai debido a las acusaciones de falsificación de votos, el Presidente Obama parece estar dispuesto a enviar más tropas en su apoyo a Afganistán.

Muchos en EEUU, incluido el senador por Massachussets, John Kerry, creen que si las tropas estadounidenses se retiran se producirá una guerra civil.

Joya está entre quienes opinan que el país ha alcanzado ya tales niveles de violencia que superan con mucho los de una guerra civil y que debe confiarse en que el pueblo afgano será capaz de asumir las riendas.

“Es imposible llevar la democracia a través de la guerra”, dijo en respuesta a una cuestión en la Universidad Brown sobre quién proporcionaría la seguridad en ausencia del ejército estadounidense. “Déjennos respirar en paz”, dijo. “Sabemos qué hacer con nuestro destino”.

Joya se ganó el reconocimiento internacional en 2005 cuando habló contra los señores de la guerra y narcotraficantes en la asamblea constitucional afgana. Dirigiéndose a los “criminales” que controlaban el país, les tildó de ir en contra de las mujeres, pidió que se les sometiera a juicio en un tribunal internacional y declaró que la historia nunca iba a perdonarles. Fue entonces sacada de la cámara de la asamblea en un mar de amenazas y aplausos.

Tras hablar en Brown, Joya se reunión con Women’s eNews y recordó con una sonrisa otro discurso en la que comparó a los miembros del parlamentos con los animales, cuestionando su integridad y utilidad. Eso hizo que la expulsaran del parlamento y que la despojaran de su papel político formal, pero ella nunca se ha callado la boca.

Joya no dispone de mucha seguridad en los actos que lleva a cabo e incluso, como dijo a Women eNews, se enfrenta también a amenazas de los aliados de los señores de la guerra en EEUU.

¿Merece la pena vivir bajo amenaza?

Cuando se le preguntó si merecía la pena tanta amenaza y estar separada de su familia, Joya, se sintió muy conmovida y se puso a hablar de sus hermanas las mujeres en su país, relatándonos historias de mujeres y niñas violadas, torturadas y asesinadas en Afganistán.

Nos contó de una niña de cinco años asesinada por resistir a los intentos de violación de un hombre adulto, de otra niña que suplicó el derecho a divorciarse después de soportar las torturas de su marido y de los cientos de mujeres que se han quemado vivas para escapar de vidas de pesadilla, de pobreza y de abusos [*].

Nos dijo que algunas veces es incapaz de dormir por la noche después de haber visto fotos de los horrores. Es la lealtad con “mi pueblo” la que la ha traído a Estados Unidos, donde ha hablado ante atestados auditorios y vendidos ejemplares de su libro editado en 2009: “A Woman among Warlords”.

Joya manifestó que se puso a escribir el libro para intentar comunicar una pequeña parte del dolor y sufrimiento de su pueblo y para revelar la verdad sobre los señores de la guerra que eran sus pares en el parlamento. Aunque hay funcionarios del gobierno que han demandado a Joya por insultarles, no cree que deba ser ella quien pida excusas.

“Alguien tenía que contarlo y yo lo hice… y no lo lamento”, dijo.

Y a continuación se dirigió al Presidente Obama: “Pida perdón a mi pueblo y ponga fin a esta guerra”.

N. de la T.:
[*] Véase a este respecto artículo publicado en Rebelión:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=94715
Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández
Amy Littlewood es una periodista independiente que vive en Amherst (Massachussets).
Fuente:
http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=16182

http://www.webislam.com/?idn=15478

viernes, 20 de noviembre de 2009

Sobre los ataques a WebIslam

Las cosas por su nombre


Photobucket

Desde hace varios años que uso WebIslam para informarme, actualizar datos y reproducir los interesantes artículos sobre el Islam, diversidad religiosa, étnica y cultural que difunden.
La mayoría de las ocasiones es solamente por este medio que logro encontrar cierta información, después de eso, tiendo a corroborar sus fuentes y siempre han resultado con el respaldo que cualquier organización seria puede brindar a un público exigente y serio de cualquier parte del mundo.
Su selección de artículos es tan basta y diversa que llama la atención del público en general.
Me agrada la forma variada con la que informa y su objetividad al permitir diferentes puntos de vista.
Por ejemplo es muy común encontrarse algún día con alguien que promueve, defiende y sugiere el uso del velo, y en otro artículo todo lo opuesto; el que considera liberador dejar el hijab u otro que promueve el feminismo y la tolerancia a los homosexuales o lesbianas..
Todo esto, demuestra que WebIslam es una fuente importante para el hispanoamericano (sino la principal) para informar sobre el Islam, sus inquietudes y pensamiento.
Siendo el Islam la religión de mayor crecimiento a nivel mundial, resulta obvio el que se encuentren entre sus millones de adeptos diferentes opiniones y puntos de vista.
Podemos encontrar temas de los diversos pensamientos y escuelas islámicas.
Si bien es cierto, en algunas ocasiones no he compartido sus enfoques y en otras tantas, he discrepado notablemente con algún miembro de la Junta Islámica.; varias veces me han publicado artículos de opinión y otras no.
Nada de esto me ha transformado en una detractora de WebIslam, respeto y valoro toda la información que nos brinda.
Por lo cual, me resulta completamente ridículo el que algún hermano musulmán me haga saber que no reproduce nada de WebIslam porque promueve o defiende tal o cual causa haram para ellos. Una cosa es informar, proveer y dar información variada y otra muy distinta es promover tal o cual principio.
¡Pero qué fácil les resulta, después de que WebIslam publicó algo, ir a la fuente original y reproducirla ellos sin mencionarlos siquiera!
Termina por convertirse en un juego sucio del que no quiero ni puedo formar parte.
No estimados señores, seamos más serios y sagaces.
Solo en la diversidad podemos escoger qué es lo mejor para todos y cada uno de nosotros, si entro a WebIslam y hay algún tema con el que no estoy de acuerdo, simple y sencillamente, no lo reproduzco o leo, pero estoy consciente de la importancia de conocer el sentir de las otras personas con las que convivimos, de nuestro entorno.
No podemos, sobretodo nosotros como musulmanes, pasar encerrados en una burbuja de cristal, tratando de que “nada nos afecte” y jugando a un puritanismo que solo nos conduce a la mediocridad.
La realidad actual es dura, estamos en un momento de transición importantísimo de la historia de la humanidad como para desperdiciarlo en guerras inútiles por tener el “poder”.
Sir Francis Bacon nos explicó desde hace mucho tiempo que el conocimiento es poder y quién duda de esta máxima?
De hecho, es en las grandes tiranías en las que se veta la oportunidad a informarse de forma diversa, los déspotas son los que se abrogan el derecho de escoger qué es bueno y qué es malo para sus oprimidos.
WebIslam realiza un importante esfuerzo por informar en la diversidad y nos da la proporción justa para conocer nuestro entorno de la forma más diversa posible.
Jesús (que la paz y bendiciones de Allah sean con él) nos enseñó que “No es lo que entra en el corazón de las personas lo que les hace pecar, es lo que sale de cada uno”. Dejemos la mediocridad y de empeñarnos en señalar o buscar faltas en la gente que sí trabaja para criticarlos desde nuestros cómodos divanes sin mover un solo dedo por la causa de Allah.
Cordialmente les invito a reflexionar con dos frases, que me permiten aceptar a WebIslam tal y como es: la primera es de Mahatma Gandhi: “Nadie puede hacer el bien en un espacio de su vida, mientras hace daño en otro. La vida es un todo indivisible”.
La segunda es de nuestro amado profeta Muhámmad que en un relato Abu Sa'id Al-Judri (Ra) Dijo:
Oí al Mensajero de Alláh (s.a.s.), diciendo: «Quien de vosotros vea una mala acción, que intervenga con su mano, si no puede intervenir , que lo condene con su lengua, y si no pudiera con su lengua, entonces que lo desapruebe en su corazón, y esto es la mínima manifestación de la fe».

Rashida Jenny Torres
Musulmana costarricense

jueves, 19 de noviembre de 2009

El velo prohibido

Bajo diferentes excusas en la prohibición o persecución del uso del velo islámico se esconde el racismo y el antislamismo eurocéntrico y yankee

No sé cómo definirlo exactamente, si como eurocentrismo, o como fanatismo cristiano de las falsas sociedades laicas, o como islamofobia, o simplemente como racismo, pero, sea como sea, una ola de discriminación contra las mujeres que llevan velo por motivos religiosos (y según qué religión) recorre Europa (que es expresión de un resurgimiento del fascismo en todo el viejo continente). Bajo diversas excusas se da una coincidencia fundamental que significa todo lo contrario a lo que se pretende, es decir, la discriminación de la libertad individual de determinadas personas por motivos de raza o religión.

Algunos aducen la justificación de que en un estado laico no se pueden exponer símbolos religiosos, en una concepción limitada e interesada del laicismo. Una cosa es que una cruz o un símbolo religioso cualquiera presida un parlamento, una clase en una escuela pública, o una oficina en un ministerio, como si todos los ciudadanos compartieran esa religión, y otra que cada cual lleve colgando una cruz, un pendiente en forma de buda, una sotana o un velo (como una decisión privada y personal).

Los argumentos de otros se basan en la dignidad de la mujer, confundiendo que una cosa es un burka, que claramente afecta a la dignidad personal de la persona que lo porta, y otra un velo que alguien se pone por el motivo que elija, tanto esteticos como religiosos. Tambien afecta a la dignidad de la mujer, y mucho más, que se le prohíba decidir sobre su propio cuerpo (que es suyo, y no del vecino, ni siquiera del marido), o que gane bastante menos que otro que realiza su mismo trabajo sólo porque ella no tiene pene, o que se limite su acceso a los puestos de responsabilidad por la misma causa, y no se prohíba que esto ocurra.

Los terceros son los que abiertamente defienden un supuesto carácter cristiano de Europa frente a la invasión islámica, y por ello todo símbolo o rasgo cultural que provenga de allende el Mediterráneo es asumido como una agresión contra la raza o la historia nacional-continental. Precisamente hoy he leído una noticia en la que un barrio de Sevilla protestaba porque allí se construía todo lo que los demás no querían, una incineradora, un centro de drogadictos y, vaya por dios -nunca mejor dicho- una mezquita. En la foto salía alguien con un cartel donde escribía "Mezquita No" (algo parecido, o más grave, es lo que sucede en Suiza, donde se va a votar en un referendum si se permiten más mezquitas o no).

Aunque de estos tres grupos posibles, aunque seguro que alguno se me olvida, unos son más vomitivos que otros, es decir, abiertamente fascistas, pero en el fondo todos comparten la misma enfermedad intrínseca: el miedo al otro, el temor a perder la seguridad que ofrece la uniformidad, la amenaza que supone que otros no crean o vistan o piensen como nosotros, y que por lo tanto, cuestionen nuestro propio fanatismo.

Como demuestra Michel Foucault en su obra "Historia del Racismo", la excusa de las religiones o del color de la piel es, siempre, después de eliminar todas las capas de argumentos y justificaciones, una expresión del poder, de la jerarquía, de la conciencia o esperanza de superioridad unos sobre otros. Y, sobre todo, un reto a nuestra ausencia de autocrítica, puesto que los privilegios que intentamos racionalizar para entenderlos como "merecidos", por nuestro lugar de nacimiento, por nuestra verdad propia, por nuestros actos, como no, justos, se ponen en entredicho cuando otro piensa diferente, viste diferente, o cree en algo diferente.

Nadie echa de un juicio a un cura por llevar sotana (como hizo estos días el juez Bermúdez porque una abogada llevaba velo en la vista), o nadie cuestiona que una monja entra con su uniforme en la universidad o el colegio, e incluso a algunos les parece evidente que en el ayuntamiento de su ciudad las salas estén llenas de cruces, o que las festividades religiosas católicas se paralicen ciudades y pueblos en Semana Santa. Eso sí, si la que lleva el velo es mujer, musulmana, de piel oscura y, ya que comparte las anteriores características, seguro que es parte o apoyo de alguna célula de Al-Qaeda, hay que prohibir que ande por ahí de esa guisa si es que todavía no la han enviado a Guantánamo.

http://www.webislam.com/?idt=14458

El pañuelo resulta a veces un obstáculo para encontrar empleo.

"Podemos ser lo que queramos, desde doctoras a ministras"


Photobucket

Al hablar de las mujeres musulmanas en Galicia no hay blancos ni negros. Hay una amplia variedad de grises. Ninguno de ellos tiene que ver con el islam. Son consecuencia de la cultura y las costumbres propias de cada país o cada pueblo o, incluso, del nivel socioeconómico. Lo mismo que sucede en cualquier sociedad. «Hay gente que piensa que las mujeres musulmanas no podemos hacer esto o aquello, que estamos sometidas. Pero ahora podemos llegar a doctoras, profesoras, ministras... Podemos trabajar y estudiar», comenta Nisreen, una mujer de Gaza de 32 años que llegó a España en el 2001 para buscar una vida mejor, lejos de la guerra. La encontró en Santiago, donde vive con su marido y sus tres hijos. «Aquí llevamos una vida tranquila, tenemos muchos amigos gallegos. Al principio la gente, cuando te veía con el velo, quedaba un poco sorprendida, pero ahora están acostumbrados. Aquí nadie te prohíbe nada y nadie se mete con nadie», explica.

Aunque ahora no trabaja, el hecho de llevar pañuelo nunca le ha resultado un problema para encontrar un empleo. Tampoco lo fue nunca para Hakima. «Antes -explica la joven que ahora vive en Foz- estaba en la cocina de un restaurante. Allí quitaba el velo y ponía un gorro. Tenía el pelo tapado, entonces no había problema», apunta.

Otros casos no son iguales. Para Shalia, a veces, el hecho de llevar velo puede resultar un obstáculo, al menos en un primer momento. «Conozco gente que le fue un poco complicado hallar trabajo por ello», apunta.

La objeción a contratar a mujeres con velo es algo que aprecian los colectivos de ayuda a extranjeros en Galicia. «Cuando nos traen el currículo, una de las cosas que recomendamos es que no incluyan una imagen con velo. Lo más habitual es que no las llamen cuando ven el pañuelo», explica una de las colaboradoras en la organización Viraventos.

La otra cara

Pero al hablar de los derechos de la mujer musulmana, añade, todo acostumbra a girar en torno al velo, cuando hay cosas mucho más importantes como que puedan estudiar, aprender español, manejar el dinero propio o trabajar. Porque todavía hay muchas que piden permiso a sus cónyuges para poder ir a clase de español o aparecer en un medio. Le ocurre a T., una mujer de Marruecos que, aunque lleva unos ocho años en Arteixo, tiene problemas para entender español. Vive bien aquí, pero esquiva las imágenes: «Tengo que pedir permiso a mi marido para dejar que me hagas una foto».

Pero eso «es costumbre del país, no del islam», vuelve a repetir E., una rusa que vive en A Coruña desde hace unos años. Matiza que la religión musulmana es buena para la mujer. «El musulmán tiene que proteger a la familia. Luego cada cultura hace una interpretación propia de la religión», apunta.

Los estereotipos que marcan a las familias musulmanas son ajenos también a otra joven compostelana. «La verdad es que es mi padre el que es musulmán. Pero nunca tuve problemas de ningún tipo por ello. Cuando empezaba a salir por ahí con las amigas, muchas de ellas tenían que maquillarse fuera de casa o llevar otra ropa en la mochila para cambiarse. Nunca tuve que hacer eso», apunta Suheila, de 27 años, que ahora estudia en Santiago.

F. y R. son senegalesas. Como la mayoría de sus compatriotas, no llevan velo. Visten ropa occidental y, aunque cuentan que es el marido el que manda en el hogar, confiesan que luego acaban haciendo lo que pretenden. Están casadas. Sus maridos todavía no han optado por tener más esposas, una práctica prohibida en España. Pero explican que eso no les importaría. Es normal en la religión. Pero los celos también los hay. Una mirada al hablar es suficiente para descubrirlo.

http://www.webislam.com/?idt=14460

Sacerdote costarricense a cárcel por abusar de monaguilla.

• Cura párroco de San Francisco de Dos Ríos:

MARCO LEANDRO
mleandro@diarioextra.com



Gonzalo Muñoz Alfaro, sacerdote y periodista, irá 12 años a prisión.
Gonzalo Muñoz Alfaro, quien se desempeñó por más de 25 años como cura párroco de San Francisco de Dos Ríos, fue condenado a pasar los próximos 12 años en la cárcel, al ser encontrado culpable de abusar de una monaguilla.
El periodista de profesión y ex director del Eco Católico salió esposado de los Tribunales de Justicia del Primer Circuito Judicial de San José, como cualquier cristiano y muy conmocionado por la condena, por cuanto aceptó los cargos formulados por la Fiscalía.

El juicio se realizó en Tribunal Penal de San José, donde los jueces le dieron total credibilidad a la versión de la Fiscalía y la madre de la ofendida, quienes aseguraron que Muñoz Alfaro cometió el delito en alguno de los momentos en que la niña se desempeñó como su asistente en el templo católico.

Según se conoció en el debate, el sacerdote, muy querido en la comunidad, ya había tenido problemas de ese tipo, sin embargo las denuncias habían sido quitadas por los familiares de los ofendidos.

También trascendió que la denuncia obedece a una venganza, puesto que la madre de la menor fue convencida de la demanda al sacerdote por la madre de la supuesta primera víctima, para vengarse de que el prelado le había quitado la ayuda que da la iglesia a las familias necesitadas.

El párroco era muy querido en la comunidad de San Francisco de Dos Ríos pues hacía muchas obras de caridad con las familias humildes, procurando que tuvieran su comida y los niños no abandonaran la escuela.

En la acusación se dio por demostrado que Muñoz Alfaro buscó al menos un momento de soledad con la niña para darle un beso en la boca y pasarle las manos por los pechos. Cuando esto sucedía le decía cariñosamente: “Te estás desarrollando”.

La ofendida, quien ahora es mayor de edad, recordó ese episodio pero no pudo determinar cuándo había ocurrido el abuso, ni qué edad tenía en ese momento, pero sí llegó a confirmar que la acusación del Ministerio Público tenía fundamento.

Ella tampoco recordó si fue una única vez y fueron más veces las que fue objeto de caricias o besos en la boca por parte del sacerdote de la comunidad, en la que su familia había depositado toda su confianza por la embestidura que representaba.

Para los jueces fue suficiente que el sacerdote aceptara que había hecho ese acto para condenarlo a pasar los próximos 12 años en la cárcel y por ahora se encuentra en la cárcel de San Sebastián mientras que queda en firme la sentencia.

Los abogados del sacerdote tendrán 15 días para apelar luego de la lectura de la sentencia integral, y en unos seis meses la Sala Tercera de casación penal podrá confirmar u ordenar un nuevo juicio.

Esta no es la primera vez que un sacerdote es condenado por delitos sexuales, ya en el pasado el padre Enrique Delgado fue sentenciado también a 12 años por abusar de un menor de edad, por lo que está purgando la pena

http://www.diarioextra.com/2009/noviembre/19/sucesos01.php

martes, 17 de noviembre de 2009

Fecha del Eid al Adha 1430 - 2009

Wal - Alhamdulillaahi Rabbil-`Aalamin was-Salaatu was-Salaamu `Alaa Rasulillaah,
Wa 'ala Alihi wa Ashabihi, ajma'in.
Wa Ba'ad:
Assalamu Alaykum Wa Rahmatullah Wa Barakatu

Photobucket

Eid al -Adhaa 1430:

Decisión y el anuncio del Alto Consejo Judicial de Arabia Saudita.
Poco tiempo después ,en Fatwa-Online ha sido informado de la decisión oficial y el anuncio del Consejo Judicial Supremo (HJC) de Arabia Saudita sobre el principio de Dhul-Hiyyah
1 Dhul-Hiyyah 1430 tendrá lugar mañana, miércoles 18 de noviembre de 2009, y los musulmanes que realizan el Hajj estarán en 'Arafat el jueves 26 de noviembre de 2009 (9 Dhul-Hiyyah 1430), y la comunidad musulmana celebra' Eid al-Adha en Viernes 27 de noviembre de 2009, (10 de Dhul-Hiyyah 1430), inshaa.-Allah.

La abogada que presentó la queja contra el juez Bermúdez explica que llevar velo no implica ser sumisa

"He luchado mucho para poder llevar pañuelo"


El día en el que entró a formar parte del Colegio de Abogados de Madrid, Zoubida Barik Edidi llevaba puesto un pañuelo para cubrir el pelo. Unos días antes ya había incorporado una foto con velo en la documentación que había entregado al organismo para pedir la colegiación. «Nunca lo oculté», explica esta abogada nacida en Marruecos y con nacionalidad española. Hasta el mes pasado, tampoco había tenido problemas por ir a los juicios con la cabeza cubierta. Por eso, cuando el juez de la Audiencia Nacional Javier Gómez Bermúdez la invitó a abandonar la sala por llevar velo, la invadió una sensación de impotencia. «No puedo entender cómo una persona que ha llegado ahí y que se supone ha de tener un mayor conocimiento de las leyes y la Carta Magna puede hacer eso», explica. Para ella, la actitud del magistrado fue «un acto de discriminación».

-Tras los hechos de los últimos días, ¿le ha pedido disculpas el magistrado Bermúdez?


-En ningún momento me ha pedido disculpas. Lo he visto un par de veces y no me ha dicho nada.

-Ha explicado que lo que le ocurrió en el juicio es una discriminación. Por eso supongo que optó por hacerlo público y presentar la queja.

-Cuando vas a trabajar no puedes estar pendiente de que un juzgado permita o no llevar velo. No puedes escoger el juzgado. La pregunta que hay que hacer es qué harías en el caso de estar en el mismo lugar. Lo que no puedes estar es a expensas de que te toque un juez tolerante o no para poder trabajar. Porque entonces eres una abogada con derechos profesionales muy limitados. Por qué te colegias entonces.

-Para usted es una falta de respeto hacia sus creencias y hacia la libertad religiosa que, en teoría, hay en España.

-He luchado mucho para poder llevar pañuelo. Hasta con la familia. Es algo que haces con libertad, nadie te obliga a hacerlo.

-Explica que ha tenido que luchar para llevar velo, ¿a qué se refiere?

-Claro. Hay un montón de jóvenes que sufren para poder poner pañuelo porque hay gente que las discrimina. La gente debe entender que poner un velo no implica ser una mujer sumisa, cuando la persona lo ha elegido con libertad.

-Es lo que ha hecho, ha elegido ponerlo igual que podría llevar un vaquero u otra prenda cualquiera...

-Hace años no lo llevaba, pero pienso que es acorde con mi filosofía en la vida.

-Parece que a veces los occidentales pensamos que las convicciones que tenemos aquí son las mejores.

-También nos ocurre a los musulmanes. Creo que es una de las formas de pensamiento del ser humano. Cada uno tiene una convicción, o simplemente ideas, pero eso no quiere decir que tengas la razón. Existe ese dicho que dice que podemos ver el vaso medio lleno o medio vacío, pero las dos partes tienen razón.

-Es fácil también confundir la costumbre de un país con la religión. Ahí es donde aparecen los tópicos que hay en temas como llevar un velo que cubra el pelo.

-En el caso del velo es verdad que hay gente que lo pone por la familia o por el marido, aunque luego no rece o no cumpla con el resto de los preceptos que marca la religión islámica. En ese caso lo hace porque lo marca una tradición familiar o de otro tipo. Pero luego están los que lo eligen por ser un precepto de la religión, lo utilizan porque están convencidos de ello.

-También hay otro tópico que está bastante asentado en la sociedad occidental. Es identificar el islam con una cultura machista en la que el marido manda.

-Eso no es el islam. Otra historia son las costumbres que pueda haber en cada lugar. El islam habla de justicia, pero nunca menciona que el hombre mande en la mujer. Establece incluso que el primero ha de colaborar en las tareas que hay que hacer en el hogar, por ejemplo.

-Pero hay también algunas mujeres que para hacer algo todavía piden permiso al marido.

-En la actualidad no se puede pedir permiso en todo momento. Lo que han de hacer es establecer una serie de normas. Es un acuerdo que han de hablar en la familia, cada uno. Pero esto es algo que varía por la tradición que hay en cada lugar. Es algo cultural.

http://www.webislam.com/?idt=14453

La islamofobia es una forma de racismo que se presenta como una crítica "objetiva" del Islam

Respetable racismo


Photobucket


Opinión - 17/11/2009 7:05 - Autor: Samuel - Fuente: Quilombo

El viernes pasado se difundió que una joven marroquí había sido agredida en la localidad de Socuéllamos, Ciudad Real, por su marido y otra mujer, que supuestamente la acusaban de no cubrirse la cabeza con un pañuelo. Como consecuencia de la paliza, poco después la joven habría sufrido un aborto.

Algunos personajes que se hacen pasar por periodistas y escritores, y muchos lectores, no tardaron en verter su bilis en los periódicos para proclamar que el Islam -religión de los implicados en el caso- es sinónimo de barbarie y sus adeptos, unos salvajes. La ocasión era propicia para sacar del baúl todos los tópicos y prejuicios racistas al uso, bajo los ropajes de una indignación selectiva. Cuanta más afectación, mayor cantidad de estupideces.

Martín Prieto en El Mundo (09/11/09): "No se merecen un juicio penal por violencia de género sino una expulsión inmediata de España. No han entendido qué significa pertenecer a la cultura española, que no admite el velo como símbolo de decencia de las mujeres." (...) "El Corán es sangriento, y en lo que respecta a la mujer es miserable por más que estas indigentes genéricas lo asuman. El Corán reduce a las féminas a esclavas asumidas". Se ve que la Biblia no es nada sangrienta, de ahí que no se emplee como explicación de las decenas de mujeres asesinadas en España por maridos cristianos.

Rosa Montero en El País (09/11/09): "Que el islam de hoy está lleno de energúmenos es una trágica realidad imposible de tapar con eufemismos políticamente correctos. El fanatismo criminal forma parte de la oscuridad del ser humano y cualquier persona, cristiana o musulmana, sintoísta o atea, puede caer en ese abismo." Pero (y el pero siempre es lo importante) "Pero sin duda hay circunstancias históricas y sociales que lo fomentan." Entre los cristianos "esos bárbaros son un porcentaje ínfimo y residual. En el mundo cristiano, la sociedad civil lleva las riendas." Semejante majadería se comenta por sí sola. "En el mundo islámico, en cambio, por complejas razones que no caben en este artículo, se está librando en estos momentos una durísima batalla entre la civilización y la barbarie." ¿Complejas razones que no caben en ese artículo, o en su ilustre cabecita? Montero se lamenta que "ahora, por desgracia, el islam [así, en general, sin más explicaciones que compliquen el discurso] está siendo abrasado por la fiebre integrista", y no duda en mezclar sudaneses y somalíes con los marroquíes de Ciudad Real. Y termina, a modo de amenaza: "Los energúmenos musulmanes, en fin, son un peligro para todos, pero especialmente, no lo olvidemos, para los propios musulmanes, que son sus primeras víctimas. Habrá que defenderse: no se puede transigir con los intransigentes." ¿Por qué no milicias de autodefensa, como en Italia? Podríamos mirar tambien al Reino Unido y aprender de ciertos defensores de Occidente. O a Alemania.

Pero antes de que Martín Prieto y Rosa Montero apoyaran la limpieza étnica y el linchamiento en sus respectivos diarios la versión inicial de lo acontecido ya había cambiado sustancialmente: "Ni recibió una “brutal” paliza, ni fue agredida por no llevar el velo islámico y ni siquiera sufrió un aborto como consecuencia de los golpes. Lo que al principio parecía un caso con tintes integristas, con el paso de las horas se ha convertido en una discusión que podría acabar calificada tan sólo como una simple falta." (El Día de Ciudad Real, 08/11/09). Si hubo agresión o no, y si fue grave o no, se podrá constatar en los tribunales, como sucede con cualquier otro crimen, sea de violencia de género o no. Pero algunos, como Miguel Molina en La Vanguardia, se resisten a que la realidad pueda estropearles la propaganda, e insisten con el espantajo comunitario.

De nuevo una supuesta crítica a la intolerancia religiosa o el machismo enmascara en realidad postulados esencialistas y trascendentalistas, típicamente coloniales, que apelan a la España eterna. Nada que ver con una crítica genuina a la religión y los trascendentalismos monoteístas. Así, cuando el Tribunal Europeo de Derechos Humanos condenó a Italia por la presencia de crucifijos en las aulas, pronto se alzaron las voces señalando con el dedo la presencia en las aulas de musulmanes que llevan hiyab. La sentencia, en cambio, hace referencia a la presencia de símbolos religiosos en las instalaciones de los colegios públicos, que no deben hacer proselitismo religioso contra la convicción de los padres de los alumnos. Es decir, lo que antes se entendía por laicismo, que sólo puede aplicarse al Estado, no a los ciudadanos. Cuando se cambió de objetivo y comenzó a exigirse que los alumnos no pudieran llevar uno u otro símbolo, religioso o cultural, so pena de exclusión, no cabe hablar de laicismo sino de discriminación. Hablando de tribunales, esta versión integrista del canon occidental está tan aceptada que hace unos días el juez Javier Gómez Bermúdez se permitió hacer algo difícilmente imaginable hace unos años: expulsar a una abogada de la sala de la Audiencia Nacional por el mero hecho de llevar puesto el hiyab.

Este es el ambiente en el que se inicia en la misma Audiencia Nacional el juicio contra 11 vecinos paquistaníes e indios del Raval, Barcelona, a los que se le acusa de preparar un atentado contra el metro de Barcelona, de momento sin más pruebas que la denuncia de un testigo protegido. Ya se sabe que uno es terrorista no por lo que hace sino por lo que es. En el blog Rastros de Dixan podrá hacerse el seguimiento de este juicio y descargarse el libro que sobre este caso acaba de publicar la editorial Virus.

http://www.webislam.com/?idt=14463

lunes, 16 de noviembre de 2009

Cosas que pasan en El Gran Lugar (Fort Hood).

Por Santiago O’Donnell

Para aquel que sabe disfrutar de la vida militar, Fort Hood parece el sitio ideal.

Photobucket

“Como el estado de Texas, Fort Hood es grande y se enorgullece de ser el mayor puesto armado de personal en actividad de los Estados Unidos. Fort Hood lleva el apodo de El Gran Lugar por la calidad de vida que el puesto y el área les ofrecen a los soldados y sus familias. Estas cualidades son importantes especialmente con la vida en la base, los traslados frecuentes y la búsqueda de estabilidad y apoyo familiar”, arranca la página oficial de la base de ejército estadounidense, a modo de bienvenida.

“Soldados asignados a Fort Hood pueden aspirar a los más altos niveles de calidad de vida del ejército. Nuevas viviendas, atención médica de calidad, comunidades prósperas, recreación y sistema educativo se combinan para asegurar que Fort Hood es El Gran Lugar.”

Un lugar donde convergen “múltiples unidades”, prosigue la bienvenida oficial, un lugar para encontrarse, para charlar, para compartir experiencias. Un lugar bien típico del centro de Texas, con sus lagos y colinas, de “inviernos tibios y veranos calientes, ideales para las actividades al aire libre”.

Un lugar que no pasa inadvertido: “Fort Hood también captura la atención de la industria del entretenimiento y es frecuente anfitrión de celebridades, artistas y shows teatrales de equipos nacionales de danza (sic). También hay muchas oportunidades para disfrutar del ambiente del centro de Texas y el talento local se luce en los clubes de Fort Hood”.

Haciendo clic en “actividades recreativas”, uno descubre el variado menú de distracciones disponibles: golf, bingo, bowling, camping, excursiones, cine, equitación, artesanías, patinaje, aerobics, club de lectura y todo tipo de deportes. El primer ítem en la lista es Caza y Pesca:

“Nuestro centro comercial es la única parada necesaria para salir a cazar. Ofrecemos licencias estatales para cazar y pescar y permisos para cazar dentro de la base. Tenemos una tienda de profesionales completamente equipada. Concursos de caza y pesca. No nos olvidamos de los cazadores con arco y flecha: tenemos repuestos y ofrecemos calibración de arcos. El centro también opera un predio de arquería y otro de tiro al plato”.

La carta de bienvenida en la página de Fort Hood termina con un consejo: “Con todos los traslados que hay en estos días, asegúrese de disfrutar al máximo su tiempo libre. La experiencia Fort Hood no se limita a lo individual. ¡Así que aproveche su estadía aquí!”

Fort Hood es el orgullo de las fuerzas armadas estadounidenses. De acuerdo con el último censo allí viven 33.711 personas en 5819 viviendas. La base se estableció en 1942, cuando Estados Unidos ingresó en la Segunda Guerra Mundial. Desde esa base partieron tropas a Vietnam, a la primera guerra de Irak y a distintas misiones alrededor del mundo. A partir del 9/11 se utiliza exclusivamente en la llamada guerra contra el terrorismo. Desde allí partieron miles de tropas a Irak y Afganistán, entre ellos más de 500 soldados que nunca volvieron.

A pesar de las comodidades que ofrece Fort Hood, algunos de sus soldados no consiguen superar el estrés postraumático. Según el Washington Post, este año ya se suicidaron diez soldados en la base.

También ocurrieron en el pasado reciente algunos incidentes atribuibles al estrés que dejaron un sabor amargo en la población de Fort Hood. Hace cuatro meses un soldado de Fort Hood mató a un compañero de batallón al volver de Irak. En septiembre de año pasado otro soldado mató a su teniente y después se mató a sí mismo.

Teniendo en cuenta que los resultados en el frente no son óptimos, diez suicidios en diez meses y un par de tiroteos al año no parecen un mal número.

Al menos eso pensaba el almirante Mike Mullen, jefe de Estado Mayor Conjunto, al elogiar al comandante de la base, teniente general Rick Lynch, por los programas antiestrés que había implementado en Fort Hood. “Algo está pasando en

Hood que yo creo que es extraordinario y que debemos emular hasta que encontremos algo mejor”, había declarado el almirante en la revista Army Times.

El mayor Nidal Malik Hasan amaba la vida militar. “Su vida era el ejército”, contó su tía, a quien Hasan visitaba durante las vacaciones, cuando se pasaba las tardes viendo jugar a su equipo preferido de fútbol americano, los Pieles Rojas de Washington. Al llegar a Texas el año pasado, como cualquier soldado, fue derecho a una armería y se compró su propia pistola semiautomática.

Pero Hasan también era un devoto musulmán y en Fort Hood los musulmanes no la tenían fácil. Los llamaban “jockey de camellos”, con todo el odio que traían de vuelta de sus guerras. Pocos días después de llegar a la base Hasan denunció a la policía un acto de vandalismo. Le habían rayado el auto con una llave y le habían arrancado una calcomanía que decía: “Alá es grande”. Pero el vándalo no lo desanimó y Hasan siguió repartiendo copias del Corán entre sus vecinos de la base.

Había nacido en Virginia hace 49 años, hijo de padres palestinos de Cisjordania que regenteaban con éxito moderado un restorán. Malik, el mayor de tres hermanos, se había recibido del secundario con buenas notas, pero no tanto como para ganarse una educación universitaria gratuita. Entonces eligió, como muchos adolescentes de clase media como él, pagársela enlistándose en el ejército, contra los deseos de sus padres.

“Es un buen estadounidense”, dijo la tía, su pariente más cercana tras la prematura muerte de los padres de Hasan, a los 48 y 51 años, hace ocho y diez años, fatalidades que afectaron profundamente a Hasan, según cuentan miembros de su familia.

Con el tiempo se recibió de médico especializado en psiquiatría en una academia militar, pero nunca abandonó su religión. Visitaba una mezquita de Virginia todos los días y trabajaba de voluntario en la guardería del templo, donde lo recuerdan porque muchas veces llegaba vestido en fajina militar. Quería casarse y formar familia pero era demasiado exigente: su esposa debía ser musulmana y rezar cinco veces por día, escribió en un sitio de encuentros para musulmanes en la web.

Tampoco estaba muy de acuerdo con la guerra contra el terrorismo. Decía que se parecía demasiado a una guerra contra el Islam.

En el 2001 empezó su residencia en el principal hospital militar de Washington y a principios de año completó una especialización en tratamiento de estrés postraumático. Sus pacientes dicen que sabía escuchar y dar buenos consejos.

Recibió una queja por predicar su fe de manera un tanto insistente entre sus colegas, pero el comité de psiquiatras del hospital que evaluó su trabajo el año pasado quedó más que satisfecho. En mayo fue promovido de capitán a coronel y en julio lo trasladaron a Fort Hood.

Cuentan sus familiares que las heridas y las historias que los soldados traían de la guerra le causaron a Hasan una profunda impresión. Su primo recuerda escucharlo hablar de un soldado que se había quemado a tal punto que parecía que su cara se había derretido.

Cuando no aguantó más, Hasan pidió un préstamo familiar para pagar sus deudas con el ejército y contrató un abogado para pedir la baja, pero no la consiguió. Para entonces ya se carteaba con su imán de Virginia, que a esa altura se había exiliado en Yemen, y que veía con simpatía los actos terroristas atribuidos a la fantasmal red Al Qaida. El FBI había interceptado esos mails, que al parecer no contenían amenazas ni avisos de lo que vendría.

Después el ejército le comunicó a Hasan que él también sería trasladado a Afganistán a fines de noviembre.

Entonces Hasan tomó una decisión: empezó a prepararse para lo que vendría. Como buen musulmán, repartió su ropa y sus muebles entre sus vecinos y regaló más copias del Corán. Como buen soldado, pasó dos francos mirando tetas en un puticlub.

El jueves de la semana pasada, a la 1.34 de la tarde Hasan se dirigió a su lugar de trabajo, un centro de procesamiento repleto de soldados a punto de ser trasladados. Encontró una mesa vacía, arrimó una silla y se sentó. Agachó la cabeza como rezando, quedó en silencio unos segundos y después se paró, sacó una pistola y un revólver, y al grito de “Allabu Abkar (Dios es Grande)”, empezó a disparar.

Dicen los testigos que Hasan les apuntaba a los uniformados, ignorando a los civiles. Salió del centro persiguiendo a un soldado herido y se encontró con dos policías militares. Bajó a la primera con dos tiros en las piernas, pero tuvo que recargar y entonces el otro policía aprovechó y le metió cuatro tiros. Hasan se dobló un instante y después se desplomó. El policía se acercó, le pateó la pistola y lo esposó.

Al principio el ejército lo dio por muerto. Pero Hasan está vivo, consciente y prendido a un respirador artificial en un hospital de Texas. Las heridas de bala lo paralizaron de la cintura para abajo y todavía no lo pueden interrogar. En Fort Hood dejó trece muertos y treinta heridos.

Y dejó algo más. Barack Hussein Obama debió sentirlo cuando visitó la base para rendirles honores a los caídos, cuidándose de no pronunciar la palabra “terrorista”. Ralph Peters, columnista del New York Post, captó la bronca y le puso palabras.

“Hasan no es el único culpable. La imperdonable corrección política del ejército de los Estados Unidos también es culpable por las bajas en Fort Hood. Dada la abundancia de señales de advertencia, es lamentable que ninguna medida se tomara con un hombre que aparentemente era conocido por elogiar a los bombarderos suicidas y que condenaba abiertamente la política de Estados Unidos. Pero ningún oficial en su cadena de mando, ni en el hospital Walter Reed ni en Fort Hood, tuvo las agallas necesarias como para tomar medidas significativas en contra de un soldado disfuncional y médico incompetente”, escribió.

“Si Hasan hubiera sido luterano o metodista seguramente lo hubieran echado a patadas. Pero los oficiales temen denuncias de discriminación cuando se enfrentan con inconductas de miembros de minorías protegidas.”

Hasan nunca entendió que el ejército protege a su propios musulmanes. Por eso mató a trece soldados perfectamente aptos para combatir a otros musulmanes, allá en Afganistán. La confusión le costó las piernas y una casi segura condena de muerte.

Cosas que pasan en El Gran Lugar.

sodonnell@pagina12.com.ar

http://www.pagina12.com.ar/diario/elmundo/4-135310-2009-11-15.html