Oí al Mensajero de Dios -la paz y las bendiciones de Dios sean con él-, diciendo:

«Quien de vosotros vea una mala acción, que la cambie con su mano, si no pudiera con su lengua, y si no pudiera, entonces en su corazón, y esto es lo más débil de la fe».

Lo transmitió Muslim.




*****


99 nombres de Allah

Islam y Musulmanes de Costa Rica

¿Qué piensas del Islam?

sábado, 31 de octubre de 2009

Respuesta al artículo publicado en el blog Unión de Hecho.

Asalamo aleikum, este comentario, está completamente esterotipado, lleno de prejuicios y manipulado a la imagen y semejanza de occidente hermanos.
No entiendo porqué las personas que se sienten discriminadas tienden a discriminar también a las que no piensan como ellos.
En el Islam, no se le pide solo a la mujer la pureza para llegar al matrimonio, también se le pide al hombre.
Esta noticia ha venido saliendo hace tiempo, pero la recalcan en las musulmanas y se olvidan que es práctica común en todo el mundo.
Si estas musulmanas llevan a cabo esta operación pues allá ellas.
NO es cierto que se solo a las mujeres se nos obligue a llegar vírgenes al matrimonio aunque es lo preferible.
Ya que en ese caso, qué opción tienen las mujeres divorciadas o viudas y con hijos de una unión anterior en la sociedad musulmana? Sería impensable desde ese punto de vista, no creen?
Pero no es así, en mi caso personal estoy casada con un musulmán argentino, menor que yo, tengo 4 hijos que no son de él y ya no le puedo dar más porque por complicaciones en mi último embarazo me tuvieron que operar y ya no puedo tener hijos de nuevo. Estuvo un año sin trabajo y yo fui la que lo tuvo que mantener, trabajando fuera de casa y mientras tanto él cuidaba de mi hija pequeña y me hacía los oficios domésticos.
Es esa la idea que tienen del macho musulmán?
Yo no soy una excepción, hay millones de casos así, el esposo siempre ayuda a la mujer en las labores domésticas.
Si por cultura, se dan abusos, NO es culpa del Islam, sino de malos musulmanes.
O es que en nuestra sociedad no se da el machismo sin que sea una sociedad islámica.
Estas prácticas de discriminación y de la "sábana manchada" son pre-islámicas y se han venido arrastrando a lo largo de los años sin poder erradicarlas, tal y como es el triste caso de la ablación o mutilación femenina.
La mayoría de los musulmanes consideramos deplorables estas aberraciones.
Pero parece que a muchos esa parte de nuestro credo religioso no les interesa.
Cuando aceptamos el Islam, los musulmanes, sobretodo conversos como yo, lo hicimos con todo lo que ello implicaba, no quitándole o agregándole cosas para adaptarlo a nuestra vida, ha sido al contrario, nosotros somos los que nos adaptamos al Islam.
Aún así, por la influencia, dominio y manipulación que han vivido muchas naciones islámicas a lo largo de la historia, algunos musulmanes han adoptado muchos de sus estatus y como propias lo que para otros sería impensable.
De ahí que han nacido movimientos en contra del hijab (para ustedes el velo que usa la mujer), a favor del feminismo y de las uniones lésbicas y homosexuales.
Yo personalmente, NO puedo ni quiero condenar al que no piense como yo. Creo que respetando a los otros es la primer forma de demostrarme respeto a mí misma, en lo que creo y a la sociedad en general.
Por eso, les pediría que si algún día tienen alguna duda o prejuicio sobre el Islam, que primero investiguen con musulmanes para que obtengan información de primera mano y no manipulada de forma perversa para otros fines.
Bendiciones a todos, muchas gracias por aceptar mi opinión.

http://uniondehechocr.blogspot.com/2009/10/un-himen-falso-para-complacer-al-macho.html

La compasión del Profeta Muhammad para con los no musulmanes

El Profeta Muhammad, (s.a.s), fue enviado como una "misericordia para todas las criaturas"


Photobucket

El Profeta Muhammad, (s.a.s), fue descrito como una “Misericordia para todas las criaturas”, cuando Allah dijo en el Corán:
“Y no te enviamos [¡Oh, Muhammad!] sino como misericordia para los mundos.” (Corán 21:107)
Los destinatarios de esta misericordia, no fueron sólo miembros de la nación musulmana; sino que también esta misericordia se extendió a los no-musulmanes, algunos de los cuales habían utilizado todo su esfuerzo para intentar dañar al Profeta y desbaratar su misión. Esta misericordia y compasión está claramente evidenciada en el hecho de que el Profeta (s.a.s) nunca se vengó de nadie por razones personales, y siempre perdonó incluso a sus más acérrimos enemigos. Aisha dijo que el Profeta nunca se vengó de nadie buscando su propio beneficio. Ella también dijo que él nunca respondió el mal con el mal, sino que perdonaba y disculpaba. Esto puede ser comprobado y confirmado mediante el análisis profundo de algunos acontecimientos de su vida, como los que veremos a continuación:
En la primera época de su misión, el Profeta viajó a la ciudad de Taif, una ciudad que se localiza en las montañas cercanas a La Meca, para invitar a sus pobladores a aceptar el Islam. Los líderes de Taif, sin embargo, fueron rudos y descorteses en su trato con el Profeta. No estando satisfechos con su actitud insolente hacia él, ellos incitaron a algunas personas del pueblo para atormentarlo. Estas turbas siguieron al Profeta gritando, diciéndole obscenidades y tirando piedras contra él, hasta que se vio obligado a tomar refugio en un huerto. El Profeta tuvo que soportar obstáculos en Taif aún más grandes que los que había tenido que enfrentar en La Meca. Estos rufianes se ocultaron a los lados del camino, y le tiraron piedras hasta que sus pies comenzaron a sangrar. Estos incidentes desalentaron seriamente al Profeta y lo sumergieron en un estado de depresión tal que una plagaria, citando su impotencia y su condición lastimosa y buscando la ayuda de Dios, salió espontáneamente de sus labios:
“¡Oh Dios! Ante Ti me quejo de mi debilidad, de mi desamparo e insignificancia ante la gente. Tú eres el Más Misericordioso de los Misericordiosos. Tu eres el Señor de los destituidos y débiles, ¡Oh mi Señor! ¿En manos de quién me abandonas? ¿En las manos de un forastero que se burla de mi? o ¿En las de los enemigos que tienen control sobre mis asuntos? Si Tu ira no recae en mi, entonces nada me preocupa. Tu perdón es amplio y suficiente para mí. Me refugio en la luz de Tu Rostro, que ilumina la oscuridad, que regula los asuntos de esta vida y de la otra. Espero nunca caer en Tu ira. Sólo necesito Tu complacencia y satisfacción, pues sólo por Ti hago el bien y me aparto del mal. No hay poder ni fuerza sino en Ti”
Entonces, el Señor envió el ángel de las montañas, quien pidió permiso al Profeta para unir las dos colinas entre las que estaba edificada Taif y aplastar la ciudad con sus pobladores. Movido por su gran compasión y misericordia, el Mensajero de Dios contestó:
“¡No! Porque espero que Dios haga surgir de sus descendientes personas que adoren sólo a Dios, sin asociarle nada.” (Sahih Muslim)
Tanta era la misericordia del Profeta, que Dios mismo lo reprendió por esto en más de una ocasión. Uno de los más grandes opositores del Islam y un enemigo personal, era Abdullah bin Ubayy, el líder de los hipócritas de Medina. Quien fingió haber aceptado el Islam, proclamando y jurando en falso, e infligió un gran daño a los musulmanes y a la misión del Profeta. Sabiendo su verdadera naturaleza, el Profeta Muhammad ofició la oración fúnebre por él y oró a Dios por su perdón. El Corán menciona este hecho en las siguientes palabras:
“No ores [¡Oh, Muhammad!] por ninguno de ellos que muriere, ni te detengas junto a su tumba [para rogar por él], porque no creyeron en Allah y Su Mensajero, y murieron en el desvío.” (Corán 9:84)
Abdullah bin Ubayy trabajó toda su vida contra Muhammad y contra el Islam, y realizó toda clase de ardides para hacerlo caer en el descrédito e intentar fracasar su misión. Él retiró a un tercio del ejercitó del Profeta en la batalla de Uhud, y casi logra destruir a los musulmanes. Él se implicó en las intrigas y actos de hostilidad contra el Profeta del Islam y contra los musulmanes. Fue él quien intentó avergonzar al Profeta incitando a sus aliados para acusar a Aisha, la esposa del Profeta, falsamente de adulterio, para desacreditarlo junto con su mensaje.
La misericordia del Profeta incluso se extendió a aquellos que asesinaron brutalmente y luego mutilaron el cuerpo de su tío Hamzah, una de las personas más queridas para él. Hamzah fue uno de los primeros en aceptar el Islam y, a través de su influencia y posición en la jerarquía Quraishita, muchas veces evitó que los musulmanes fuesen dañados. Un esclavo abisinio perteneciente a la esposa de Abu Sufyan, Hind, buscó y mató a Hamzah en la batalla de Uhud. La noche antes de la reconquista de La Meca, Abu Sufyan aceptó el Islam, pero temía la venganza del Profeta (la paz y las bendiciones de Dios sean con él). El Profeta, sin embargo, lo perdonó y no buscó ninguna retribución por todo el daño que le había causado durante sus años de enemistad.
Después que el esclavo de Hind hubo matado a Hamzah, ella mutiló su cuerpo cortando su pecho y rasgando su hígado y corazón en pedazos. Tiempo después ella vino calladamente ante Profeta y aceptó el Islam, él la reconoció mas no la recriminó. Ella se impresionó tanto por su magnanimidad y piedad que dijo:
“¡Mensajero de Dios! nada es más preciado para mí que tu protección en este momento; hoy ninguna persona es más encantadora en mis ojos que tu”.
Ikrama, el hijo de Abu Yahl, era un gran enemigo del Profeta y del Islam. Huyó al Yemen después de la reconquista de La Meca. Después de que su esposa abrazó el Islam, lo trajo ante el Profeta Muhammad bajo su protección. El Profeta estaba tan complacido de verlo que lo saludó con estas palabras:
“¡Oh, Jinete emigrado! la paz sea contigo, eres bienvenido”.
Safwan bin Umaya, uno de los jefes de La Meca, también era un gran enemigo de Muhammad y del Islam. Él prometió una recompensa a Umair Ibn Wahab si lograba matar a Muhammad. Cuando La Meca fue reconquistada, Safwan huyó a Jeddah con la esperanza de encontrar un barco que lo transportara al Yemen.
Umair Ibn Wahab fue a Muhammad y dijo: “¡Mensajero de Dios! Safwan Ibn Umayya, jefe de su tribu, ha huido por temor de lo que puedas hacer con él y ha amenazado con lanzarse al mar”. El Profeta le envió una garantía de protección, y cuando estuvo de vuelta le pidió a Muhammad que le diera dos meses para llegar a una decisión... El Profeta le dio cuatro meses, después de los cuales se volvió musulmán por su propia voluntad.
Habir Ibn al-Aswad era otro enemigo peligroso de Muhammad y del Islam. Infligió una lesión seria a Zainab, hija del Profeta, cuando ella decidió emigrar a Medina. Ella estaba embarazada cuando empezó su emigración, y los politeístas de La Meca intentaron detenerla al salir. Este hombre en particular, hijo de Habbar al-Aswad, la asaltó e intencionalmente la hizo caer de su camello. La caída le había ocasionado el aborto y la lastimó seriamente. El atacante, había además cometido muchos otros crímenes contra los musulmanes. Él quiso huir a Persia, pero decidió ir y presentarse ante Muhammad, el Profeta lo perdonó magnánimamente.
Los miembros de la tribu de Quraish eran enemigos acérrimos del Islam, y por un período de trece años, mientras el Profeta todavía estaba en La Meca, ellos le causaron diferentes ofensas, se burlaban del él y del Islam, lo agredían física y psicológicamente. Cierta vez, pusieron la placenta de una camella en su espalda mientras él rezaba; y boicotearon al Profeta y a su tribu hasta que las sanciones sociales se volvieron insoportables. Ellos intentaron matarlo en más de una ocasión; y cuando el Profeta escapó a Medina, reunieron a la mayoría de las tribus árabes y emprendieron muchas expediciones contra él. Sin embargo, cuando los musulmanes entraron victoriosos en La Meca, con un ejército de 10.000 hombres, el Profeta no tomó venganza contra ninguno de ellos. El Profeta le dijo a los Quraish:
¡Gente de Quraish! ¿Qué piensan que haré con ustedes? Esperando una respuesta favorable, ellos dijeron: “Harás el bien. Eres es un hermano noble, hijo de un hermano noble”. El Profeta les dijo entonces: “Entonces yo les digo lo que el Profeta José dijo a sus hermanos: “No serán reprochados hoy. ¡Vayan! ¡Porque son todos libres!” [1]
Rara vez en la historia encontramos ejemplos de perdón como éste. Incluso su enemigo mortal, Abu Sufyan, el que tantas batallas libró contra el Islam, fue perdonado; como lo hubiese sido cualquier persona que permaneció en su casa y no combatía en su contra.
El Profeta perdonó, y ningún crimen o agresión contra él era demasiado grande para no ser perdonado por él. Fue el ejemplo completo de perdón y bondad, como menciona el siguiente versículo del Corán:
“[¡Oh, Muhammad!] Ante todo, elige perdonar, ordena el bien y apártate de quienes se comportan contigo en forma ignorante.” (Corán 7:199)
Él siempre contestó al mal con el bien, el perdón y la conducta ejemplar; lo cual, según su forma de ver, son el mejor antídoto contra el veneno. Él creyó y practicó el precepto de que el amor puede cubrir el odio, y la agresión puede anularse con el perdón. Él superó la ignorancia de las personas con el conocimiento del Islam; y la insensatez y maldad de las personas, con su amabilidad y carácter perdonador. Con su perdón, él libró a las personas de la esclavitud del pecado y del crimen, y los convirtió en grandes amigos del Islam. El Profeta era un ejemplo vivo del versículo Coránico:
“No se equipara obrar el bien y obrar el mal. Si eres maltratado responde con una buena actitud [sabiendo disculpar], y entonces verás que aquel con quien tenías una enemistad se convertirá en tu amigo ferviente.” (Corán 41:34)
(1) “Mujtasar Siratur Rasúl”, Muhammad ibn Sulayman at-Tamimi.

http://www.webislam.com/?idt=14283

viernes, 23 de octubre de 2009

Rabinos judíos contra los israelíes sionistas que maltratan y despojan a los palestinos.

As-alaamu a´laikum wa rahmatul-laahi wa barakatuh hermanos y amigos, comparto esta noticia qué demuestra cómo los verdaderos judíos no apoyan a los israelíes sionistas.

Photobucket

Que Allah les bendiga!


Israel - Palestina: Rabinos contra colonos


Fuente: Mel Frykberg IPS | 23/10/2009


AWARTA, Palestina, (IPS) - Lejos de los focos de los medios de comunicación, un grupo de humanistas israelíes trabajan silenciosamente para derribar las barreras que los separan de sus vecinos palestinos.
El clérigo judío Arik Ascherman, director de la organización israelí Rabinos por los Derechos Humanos, fue usado como escudo humano, arrestado y golpeado varias veces por las fuerzas israelíes mientras defendía a los palestinos.
También fue apedreado por los palestinos que lo confundieron con un colono.
Cada año, durante la temporada de cosecha de aceitunas en los meses de otoño, los agricultores palestinos son víctimas de una escalada de violencia por parte de algunos de los medio millón de colonos israelíes que viven en asentamientos ilegales por toda Cisjordania, que incluye a Jerusalén oriental.
Buena parte de la tierra de los cultivadores palestinos ha sido expropiada por las autoridades israelíes para ampliar los asentamientos y establecer nuevos.
El gobierno israelí acaba de poner los fundamentos de 12 nuevas colonias, mientras continúan las obras en otras 34.
Las áreas aledañas a los asentamientos han sido declaradas zonas militares, y están cercadas por las fuerzas armadas israelíes.
Grupos de colonos vigilantes, a menudo protegidos por soldados israelíes, han incendiado tramos de tierras agrícolas palestinas, talado árboles, golpeado a cultivadores y matado a parte de sus animales.
Partidarios israelíes e internacionales de los agricultores palestinos fueron arrestados por soldados del Estado judío por presuntamente infringir las zonas militares cerradas, y también fueron atacados por los colonos.
La violencia de los colonos es en represalia por cada uno de sus pequeños puestos de avanzada que son evacuados por las fuerzas israelíes.
Ascherman y Rabinos por los Derechos Humanos han estado en la primera línea de la lucha por la justicia para las comunidades vulnerables, tanto dentro de Israel como en los territorios palestinos ocupados.
Cada año, durante la temporada de aceitunas, Ascherman lidera un grupo de estudiantes rabínicos, así como voluntarios israelíes y de otras nacionalidades, que acompañan a los agricultores palestinos mientras intentan cosechar sus productos. IPS se les unió en esta tarea en las norteñas aldeas cisjordanas de Awarta y Jit.
La israelí Hellela Siew, de 65 años, que ahora reside en Gran Bretaña, viaja cada año a Israel para participar en la cosecha de aceitunas.
Durante una cosecha anterior tuvo que ser llevada al hospital luego de que un guardia de seguridad israelí de uno de los asentamientos cercanos la golpeó en la cabeza con una barra de hierro. En otra ocasión, los colonos le arrojaron --a ella y también a otros voluntarios-- piedras y excrementos humanos, mientras disparaban al aire.
"Soy israelí, Israel es mi país y no me gusta lo que la ocupación está haciendo en mi nombre. Vine aquí porque esto es lo que debo hacer. No les temo a los palestinos, les temo a los colonos. De hecho me siento más cómoda con los palestinos que con muchos israelíes", dijo Siew a IPS.
La alemana Suzanne Moses, de 80 años, huyó de los nazis siendo niña, luego de que su madre pereció en el campo de exterminio de Auschwitz, en Polonia. Tras pasar años como refugiada en varios países, siendo joven se asentó en Israel.
Moses trabaja como voluntaria en los olivares desde hace años. Pasa horas extenuantes bajo el sol abrasador recogiendo aceitunas. "(Lo hago) porque me encantan las aceitunas", bromea.
"Hablando en serio, estoy en contra de la ocupación. No me gustan los colonos y realmente me preocupa mucho la guerra civil en el futuro. Los colonos están armados, y aunque haya un gobierno israelí dispuesto a evacuar los asentamientos, los colonos no se irán sin luchar", dijo Moses a IPS.
El israelí Shy Halatzi, de 23 años, estudia física y astronomía en la Universidad de Tel Aviv. Antes realizó el servicio militar. Éste fue su tercer viaje a Cisjordania para recoger aceitunas.
"Nunca había estado en Cisjordania antes, aparte de visitar el mar Muerto. Al principio estaba un poco aprensivo en torno a las condiciones de seguridad. Pero quise comprender mejor a los palestinos y ver su perspectiva. Los israelíes no comprenden realmente lo que está ocurriendo aquí a partir de nuestros medios de comunicación", dijo a IPS.
"Si se escribiera contra cada violación (a los derechos) de los palestinos, se podría publicar un libro. Siento que mi presencia aquí es una pequeña compensación por lo que están haciendo mis compatriotas", añadió.
Entre los voluntarios hay algunos israelíes jóvenes que se autodefinen como objetores de conciencia, negándose a realizar el servicio militar obligatorio y preparándose para ir a prisión por esto.
Pero pese a la dedicación y el compromiso de estos voluntarios, los asentamientos continúan creciendo, y los colonos implementando su propia ley.
IPS preguntó a Ascherman si pensaba que su organización logró alguna diferencia. "Hoy, a veces, los palestinos pueden acceder a algunas de sus tierras. Hace 10 años esto era casi imposible. Las fuerzas armadas israelíes también los protegen más de los colonos que antes", respondió.
"Yo también he notado un cambio en algunos miembros del Partido Laborista israelí en los kibutzim (comunas agrícolas), que antes eran cultivadores. Pese a su política pueden tomar contacto con la lucha de los cultivadores palestinos", dijo Ascherman a IPS.
"Creo firmemente que estamos ayudando a derribar estereotipos y a construir el diálogo. Hace varios años quedé anonadado al enterarme de que uno de los muchachos palestinos con los que estaba trabajando perteneció a la Guardia Presidencial de Yasser Arafat, algunos de cuyos miembros llevaron a cabo serios ataques contra israelíes", relató.
"Él quedó igualmente anonadado de saber que yo era un rabino israelí. No soy tan ingenuo como para creer que en el futuro él no considerará la violencia. Sin embargo, pienso que puede tener una nueva perspectiva si llega a verse en esa encrucijada", dijo Ascherman.

http://www.elpais.cr/articulos.php?id=15186

miércoles, 21 de octubre de 2009

Estoy participando en un blog y foro cristiano.

As-alaamu a´laikum, buscando una noticia sobre la falsedad que publicaron con respecto al "supuesto matrimonio de palestinos con niñas" encontré un foro de cristianos: "MalianteoCristiano" y decidí entrar a partipar puesto que ahí tenían publicada la noticia mentirosa.

Después de publicar la refutación, accedieron muy amablemente a borrar la noticia falsa y les hice otro pequeño comentario: "Porqué si soy musulmana accedí a este foro cristiano? (les copio todo hasta con respuestas para que vean que siempre se puede sacar algo bueno del intercambio de ideas)":

As-alaamu a´laikum, soy musulmana practicante desde hace siete años.
Fomento y participo activamente del diálogo interreligioso y cultural.
A pesar de no compartir la misma creencia de fe que ustedes y cualquier otro que no sea musulmán, estoy convencida que podemos intercambiar grandes experiencias siempre y cuando sean fabricadas dentro de un marco de respeto mutuo.
Les animo a que me hagan preguntas o dudas que tengan con respecto a mi fe. Para eso estoy aquí.
Es por eso, que buscando información sobre el Islam, me encontré con este foro que publicó una noticia falsa sobre el matrimonio de 450 niñas con palestinos en Gaza.
He procedido a desmentir la falsedad de la noticia y les he enviado la verdadera, con la cual pueden estar de acuerdo o no, se los respeto.
Lo que sí quisiera pedirles es que cuando no estemos seguros de algo, no lo publicamos o procedamos a verificar que las fuentes sean ciertas para no pecar "gratis".
A cualquiera que me desee tenerme entre sus contactos, les dejo mi correo rashidajennytorres@gmail.com en donde estaré para servirles.
Mi casa y mi familia son suyas.
Por otro lado, les dejo el link de cómo me convertí al Islam, después de haber sido 33 años de mi vida, católica fanática: http://www.webislam.com/?idt=10379


Rashida Jenny Torres
Que Allah les bendiga.
Musulmana Costarricense.
**********
Jonatanesram:
Ya, borre esa falsa noticia, aunque yo no fui el que publico esta noticia, nuevamente pido disculpas por andarme creyendo todo sin investigar.

Gracias por tomarte el tiempo de desmentir esa noticia.

Movere este tema al Área general
***************
kingnemesis5:
hey que madurez, Dios te Bendiga... y para cualquier cosa, nosotros tambn estamos, recuerda que no somos religiosos somos solo seguidores de Cristo Jesus, que es nuestro señor..... Cuidate...
***********
efradncr:
Hay un tema interesante que me gustaria que compartieras: visita http://elblogdeefra.ticoblogger.com/...del-islam.html

http://elblogdeefra.ticoblogger.com/2009/10/dios-de-la-biblia-vrs-dios-del-islam.html
****************
Accedí al blog que me refieres y este es el mensaje que tienen en portada:

lunes 5 de octubre de 2009

Dios de la biblia Vrs dios del Islam

El Dios de la Biblia no es el mismo dios del Coran, lo que quiero decir con esto, el punto principal es: En la afirmación musulmana de estar adorando el Dios verdadero supongo que ellos quieren decir que realmente le conocen relamente le honran, realmente le aman y esas son las tres palabras que Jesucristo dice que esos que afirman amar, honrar y adorar a Dios no lo hacen, sin no le aman no le honran ni le adoran. Entonces cuando el dice eso en San Juan y en San Mateo que: "Si ustedes me amaran amarían al Padre; si me recibieran, recibirían al Padre; si me honraran, honrarían al Padre; si me conocieran, conocerían al Padre". Entonces cualquier religión, sea el judaismo, fariseismo, induismo, budismo o el islam, que afirma conocer al Dios verdadero pero rechaza el Cristo crucificado y resucitado como el verdadero hijo de Dios. Ellos haciendo eso, Jesus dice que rechazan a Dios, entonces el papel-teste para saber si alguien está adorando al Dios verdadero conociendo al Dios verdadero, amando al Dios verdadero es si ellos adoran, conocen, honran y aman a Jesucristo. El islam explicitamente niega que Jesus es el Hijo de Dios, niega que El murió por los pecados, niega que El resucitó de los muertos y en esas negativas, estan negando al Padre. Entonces la afirmación de que realmente estan adorando al Padre no es verdadera.

Agradeciendo el comentario y aclaración

de John Piper
************************************************** **********************
MI respuesta es la siguiente:
Habrá "Efra" consultado a algún musulmán antes de publicar este comentario?
Es tan fácil juzgar a los demás!
A pesar de que esta persona hace una mezcla casi inverosímil de términos y termina uno medio mareado al leer tantas palabras repetidas, entendí lo que quiso decir que básicamente es esto: Si los musulmanes no creemos que Jesús (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) es también Dios, entonces que rechazamos a Dios.
Esta persona "Efra" o como sea que se llame o quien publicó el mensaje está diciendo medias verdades lo que equivale a "medio mentir".
No sé hasta qué punto es esto válido para ustedes, en mi caso personal no juego así.
Por eso voy a responderles, tratando de no herir susceptibilidades.

El Islam tiene el mismo origen que el cristianismo y el judaísmo.
Tanto los cristianos como los musulmanes y judíos, tenemos como escritura sagrada los cinco primeros libros de la biblia, (pentateuco o Torah).
El Islam y el judaísmo compartimos la idea de un Dios único a quien debemos adorar, el Omnipotente y Omnisapiente, El Compasivo y MIsericordioso.
El cristianismo difiere con nosotros en el sentido de que asegura de que Jesús es también Dios, apegado al Nuevo Testamento.
Como todos deben saber, el pueblo árabe y judío ha convivido durante miles de años y se conocen entre ellos.
Los judíos no aceptaron a Jesús (la paz y bendiciones de Allah sean con él) como Mesías, cosa que nosotros los musulmanes si hacemos y le estamos esperando en su segunda venida.
Qué creemos los musulmanes acerca de Jesús (la paz y bendiciones de Allah sean con él)?
Creemos que es el profeta mayor, nacido de la virgen María, el Mesías que vendrá por segunda vez antes del juicio final.
Los musulmanes no creemos que Jesús (la paz y bendiciones de Allah sean con él) es Dios porque conocemos la manipulación que han sufrido las sagradas escrituras por orden y conveniencia de los papas católicos.
No sé si ustedes saben o están conscientes de qué sucedió en el Concilio de Nicea. En ese concilio, Constantino que nisiquiera era el papa de la iglesia Católica, decidió unir los ritos y creencias de la religión mitraica con la católica, por lo cual de ahí en adelante la festividad de la navidad y muchas otras tomaron el lugar que antes tenían las festividades paganas de ese otro credo.
Fue una jugada estratégica para acaparar tanto a unos como a otros.
En este concilio, se decidió por medio de votación que de ahí en adelante se seguiría diciendo y llamando a Jesús (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) el hijo de Dios y el "misterio de la Trinidad".
Los pueblos árabes y judíos jamás pudieron aceptar como tal este hecho, porque estuvieron viviendo juntos en el tiempo de Jesús, pero el Imperio Romano lo impuso y así se fue adoptando a través de los años.
Hoy en día es normal para un creyente leer una biblia adulterada sin estar consciente de ello y tomar todo como cierto.
Pueden acceder a estos links para tener más información:
http://es.wikipedia.org/wiki/Concilio_de_Nicea_I
http://www.cristianismo-primitivo.or...o_IV/Nicea.htm
o busquen por ustedes mismos.
Por lo tanto hermanos y amigos, a pesar de que los musulmanes estamos conscientes de la grandeza de Jesús (la paz y bendiciones de Allah sean con él), NO podemos aceptar que sea tratado como Dios ya que sabemos que tal como fue creado Adán que no tuvo padre ni madre (perfectamente alguno podría decir que también fue el hijo de Dios por esto, o no?), de la misma forma Jesús (la paz y bendiciones de Allah sean con él) que vino al mundo por medio del milagro de la virgen María, tampoco era Dios.
Para nosotros los musulmanes, NO hay intercesores entre Dios y sus criaturas ya que como Dios celoso, no se permite co-partícipes.
Aún así, como pueden observar, los musulmanes somos completamente respetuosos de Jesús (la paz y bendiciones de Allah sean con él), de su origen y de su misión en la Tierra.
Él fue el profeta mayor, que precedió al último: Muhammad.
Cuando cualquier persona desea practicar el Islam, solo tiene que cumplir un requisito: Atestiguar que no hay más dios que Dios y Muhámmad es su mensajero.
La religión del Islam está basada en dos principios: que debemos adorar a Allah solamente sin ningún asociado y que debemos hacerlo en la manera que Él ha prescripto a través de Su Mensajero, no con inventos ni innovaciones reprochables.
El Sagrado Corán expresa quién es Muhámmad: “Diles: Yo no soy más que un hombre a quien se le ha revelado que sólo debéis adorar a Allah, vuestra única divinidad. Quien anhele la comparecencia ante su Señor que realice obras piadosas y que no adore a nadie más que a Él.” (al-Kahf 18:110).
De todas formas, respeto la creencia religiosa que ustedes tienen aunque no la comparta.
No juzgo a los demás por lo que creen sino por cómo actúan.
Allah “le garantiza la sabiduría a quien Él quiere , y a quien le haya sido concedida la sabiduría habrá recibido una inmensa gracia; y no reflexionan sobre ello sino los dotados de intelecto ”. (al-Báqarah 2:269).
Yo creo, sin temor a equivocarme, una persona no se va a salvar por el solo hecho de profesar el Islam si no fue buena persona y no actúo de acuerdo a los mandatos de Allah.
También creo que hasta los que son ateos se pueden salvar si a pesar de no creer en que exista un único Dios, actuaron de acuerdo a sus lineamientos y se sometieron a Él.
Cómo es posible, que alguien que jamás haya conocido o escuchado hablar de nuestra fe, pero fue una buena persona no se vaya a salvar?
No, Allah hace lo que quiera y ha querido la diversidad en este planeta.
Es responsabilidad de cada uno buscar el conocimiento y dejarse guiar por el camino que considere mejor.
A mí el Islam me basta, me llena y por eso lo recomiendo.
Si a otros no les parece que mi testimonio es valedero para seguirlo, es su problema, no el mío.
Para terminar les cito algunos pasajes del sagrado Corán, que son los que me permiten aceptar la diversidad de criterios y tolerancia para los que no piensan o sienten como yo:
“Sed firmes con los preceptos de Allah, dad testimonio con equidad, y que el rencor no os conduzca a obrar injustamente. Sed justos, porque de esta forma estaréis más cerca de ser piadosos”. (al-Má'idah 5:8 ).
“Allah no exige a nadie por encima de sus posibilidades” (al-Báqarah 2:286).
Por lo tanto el que "Efra" se atreva a decir que los musulmanes no aceptamos a Dios porque no aceptamos a Jesús tal como él quiere que lo aceptemos, es una mera opinión basada en su ignorancia.
Espero que mi respuesta les satisfaga.
Rashida Jenny Torres
Musulmana costarricense

Occidente no lee el Corán.

Por José Pablo Feinmann


Photobucket

Era razonable que luego de la caída del Muro de Berlín todo Occidente exclamara: “Hemos tomado la Bastilla”. A su vez, no hay nada más conveniente para un movimiento victorioso que congelar la historia en el momento de esa victoria. “Todo está resuelto. No hay más nada que esperar. Lo que ocurra de aquí en más ocurrirá sin alterar el sistema que hemos impuesto.” Esta fue la ideología del neoliberalismo a partir del fin de la Guerra Fría. Dijeron: se terminaron los dos bloques, sólo quedó uno, nosotros. También era coherente que una historia que se acaba eliminara las hipótesis de conflicto. Exultante, Occidente proclama su triunfo y su unicidad. A esa unicidad empieza a darle el nombre de globalización. Es un fenómeno notable: en tanto las universidades occidentales proclaman las filosofías de la diferencia, de la destrucción de la centralidad, de la totalización, adoran la deconstrucción posestructuralista y el fragmentarismo posmoderno, la política del Imperio impone lo Uno, exalta la globalización de su cultura, de su poder y de sus proyectos bélicos. El piadoso multiculturalismo académico resulta patético a partir de la decisión del Imperio bélico-comunicacional (Estados Unidos) por controlar el planeta.
Porque lo intolerable de la teoría de la finalización de los sucesos históricos diferenciados, de la instauración de una historia única, que se desarrollará según las modalidades que Occidente adopte y cuya globalización eliminará los conflictos, es que un imperio bélico no puede existir sin hipótesis de conflicto. ¿Para qué fabricar armas si no hay conflictos? De aquí la necesariedad de la aparición de la teoría del choque de civilizaciones. Huntington –un teórico eficaz y brillante– impone la especificidad del nuevo conflicto: es entre Occidente y el Islam. No entre Occidente y el fundamentalismo islámico. Todo el Islam es fundamentalista. Todo el Islam busca agredir a Occidente. El choque entre el capitalismo y el marxismo-leninismo ha sido “sólo un fenómeno histórico fugaz y superficial comparado con la relación continuada y profundamente conflictiva entre el Islam y el cristianismo” (Huntington, El choque de civilizaciones, Paidós, Buenos Aires, 1997, p. 249). Huntington propone como cultural este choque. Lo dice claro: los conflictos ya no son económicos o ideológicos sino culturales. Cuesta imaginar que ésa sea la política de Estados Unidos. Sus intereses son abiertamente económicos. Y también se podría discutir en qué medida las creencias religiosas no pueden estudiarse como ideologías. ¿Qué busca el Imperio en el Islam? Huntington informa abiertamente sobre las agresiones militares a Oriente: “Durante los quince años que mediaron entre 1980 y 1995, según el Ministerio de Defensa estadounidense, los Estados Unidos llevaron a cabo diecisiete operaciones militares en Oriente Próximo y Oriente Medio, todas ellas dirigidas contra musulmanes. No se ha producido ninguna otra pauta comparable de operaciones militares estadounidenses contra el pueblo de cualquier otra civilización” (Ob. cit., p. 259. Cursivas mías). Bastaría esta escalada de agresiones militares para comprender que el Islam preparó o propinó su respuesta histórica devastadora: el derrumbe de las Torres. Todos sabemos que hoy en día se han impuesto las teorías conspirativas. Que no fueron los musulmanes. Que fueron los mismos norteamericanos para justificar la invasión a Afganistán y a Irak. O que fue una mezcla de fundamentalistas islámicos y halcones yankis, hombres duros y ambiciosos del estado de Texas al frente del liderazgo de la guerra de retaliación. A la que –en principio– llamaron Justicia Infinita, como si fueran un reflejo del Islam. “Texas (se dice en un excelente libro sobre la derecha norteamericana) está impregnada de tradición militar en igual medida que de evangelismo (...) El machismo de Texas no se limita a su variedad militar (...) Domesticada por vaqueros que manejaban el revólver, Texas sigue impregnada de la cultura de las pistolas. Hasta en la empresa Dell Computer, en la liberal Austin, hay carteles indicando dónde dejar tu pistola” (John Mickletwait y Adrian Wooldrigde, Una nación conservadora: El poder de la derecha en Estados Unidos, Ediciones Debate, Sudamericana, Buenos Aires, 2007, p.185). Bush se sentía en ese entorno no como pez en el agua, sino como tiburón hambriento a la espera de turistas. Pero ésa sería la película de Spielberg. Bush es un tiburón diseñado para despedazar musulmanes. No lo olvidemos: el enemigo es el Islam. No hay matices.
Hay varios problemas graves. Problemas no resueltos por el Imperio y que están causando su derrota y hasta su bochorno, su asfixia, su vergüenza en la batalla de Irak. Lleva demasiados años. Son muchos los children soldiers (así llaman los moderados liberales a los soldados del Imperio que arrasan las tierras de Irak y torturan sin piedad alguna) que vuelven en esas bolsas de plástico negro que destrozan el alma del pueblo norteamericano. Se preguntan: ¿por qué mueren nuestros children soldiers (soldados niños)? ¿Qué causa se defiende en Irak? ¿Alguna otra que la de los petroleros texanos? ¿Alguna otra que la proliferación y el aumento desmedido de la industria armamentista? ¿Por esas causas mueren nuestros hijos? El nine-eleven ya está lejos. La guerra se prolonga. La resistencia iraquí es inesperadamente mortífera. ¿Conocíamos al Islam? ¿Conocíamos el fanatismo de sus guerrilleros, la fe poderosa que los anima?
No, no los conocían para nada. Estados Unidos se arroja sobre Irak sin haber leído el Corán. Esa sospecha se impone cada vez más. Cree que el Islam le ha declarado la Guerra Santa y que esa guerra se llama yihad. No saben árabe, o apenas lo balbucean. Y desconocen el Corán. Libro complejo y –para mí, al menos, estremecedor como los más estremecedores pasajes de Nietzsche– que tiene distintas y muy ricas exégesis. “La palabra yihad proviene del verbo Y(a)h(a)d(a), que en árabe significa ‘esforzarse’, ‘empeñarse’ (...) Yihad es esfuerzo, empeño, de nuevo, perseverancia, resistencia, y es diferente a la palabra jarb, que significa guerra” (Pedro Brieger, Qué es Al Qaeda: Terrorismo y violencia política, Capital Intelectual, Buenos Aires, 2006, p. 34). Pero no es tan unívoca la cuestión. “Ciertos grupos, como algunos de los jariches y algunos activistas modernos, entienden la lucha armada como un rasgo esencial de la fe (...) En el período moderno, algunos ideólogos musulmanes han argumentado que es un deber de todo musulmán emprender el combate armado contra esos estados que no sean islámicos” (Gordon D. Newby, Breve enciclopedia del Islam, Alianza, Madrid, 2004, p. 93). En suma, la yihad es violencia, es guerra, es destrucción de todo aquello que sea lo Otro del Islam. La yihad se da la mano –por simetrías inocultables– con la Guerra contra el Terror del Imperio. Algo incómodo para éste, que pretende ser el arma de la civilización, de la cultura. Al cabo, en el final de su libro, Huntington dice que la lucha es entre “civilización y barbarie”. Tal como lo revelara Sarmiento en el lejano 1845, con mejor prosa.
En cuanto al Corán, no pretendo entenderlo más que superficialmente, pero trato de acercarme a esa comprensión. Jamás llegaré a ser un exegeta, como hay tantos. Creo, sin embargo, que los numerosos exegetas terminan por complicar al infinito suras que, al leerlas un occidental, tienen un sentido agresivo, violento y temible. La central, la que une al Corán con el monoteísmo judío, es la de la unicidad de Alá. Es la sura 112. Una sura equivale a un versículo de la Biblia. La 112 dice: “Di: ‘El es Dios, Uno/ Dios, el Eterno/ no ha engendrado, ni ha sido engendrado/ No tiene par’”. Que Dios no ha engendrado es una alusión directa al profeta de Nazareth, que se proclama hijo de Dios. Pero –para un occidental, en una primera y hasta en una segunda lectura– el Corán atemoriza. Sura 68: “¡No obedezcas a ningún vil jurador/ al pertinaz difamador que va sembrando calumnias (...)/ ¡Le marcaremos en el hocico!” Luego: “Los que temen a Dios tendrán, junto a su Señor, los jardines de la Delicia” (Sura 68, 34). Resulta arduo imaginar un texto que reclame mayor sometimiento del hombre a Dios y mayor omnipotencia divina. El Corán se resume en la omnipotencia del Dios único, en la fe absoluta y sumisa que los hombres le deben y en los castigos (casi todos ellos por el fuego) que se les impone a los impíos. Islam significa “sumisión incondicional a Dios”.
Nada de esto está detenido. El Islam no es una estructura inmóvil que se encuentre satisfecha con tan total acatamiento. Según Slavoj Zizek, hay una apertura del Islam, una “nueva estructura liberal-democrática” que busca apartarse de los fundamentalismos coránicos. Habría un conflicto entre un Islam de líneas duras y un islam con pro Occidentales reformas liberales. Difícil saber a fondo si será así. “Ahmadinejad (afirma) no es el héroe de los islamistas pobres, sino un corrupto islámico-fascista populista, una especie de Berlusconi iraní, que mezcla posturas payasescas con un duro poder político” (Slavoj Zizek, Berlusconi en Teherán). Entre tanto, el Imperio sigue en Irak. Sigue desgastándose. Sigue con una imposible guerra con ocupación del territorio. Y aunque Obama diga “Estados Unidos no torturará más” porque eliminó Guantánamo, es una frase imposible de creer. Mientras el Imperio siga en Irak tendrá que torturar. Acaso yo sea pesimista, pero costará mucho a esta altura erradicar la tortura de la guerra, porque sólo por su mediación los bandos en pugna hacen lo que llaman “tarea de inteligencia”. Que es “obtener información”. Sin información no hay triunfo posible. Sin tortura no hay información. Los que ven la instructiva serie 24 lo habrán visto a Jack Bauer defender con uñas y dientes el derecho de las democracias de Occidente a torturar. Por último, si los políticos que se imponen son clowns como Ahmadinejad y, sobre todo, como Berlusconi, que suplantan la política por el show, aquí estamos perdidos. Será la hora de los histriónicos jinetes del campo, graciosos pero prepotentes y hasta despóticos, y los caídos del cielo que se conocen todas las reglas de la hipermodernidad política como De Narváez. Pero trataremos esto en otra oportunidad. Sin duda, la habrá. Porque no todo está perdido. Habrá que ver cómo le va a Berlusconi (a quien Zizek compara con Carlos Menem). Si demuestra que no puede gobernar en base a la farandulización y al puro descaro, quizás algunos empiecen a ver que los improvisados pueden resultar atractivos, cantar canciones de Freddy Mercury, pero después te tiran encima a un cómplice de la matanza de la AMIA y un grupo de asalto de 800 policías que no sabemos de dónde salieron. Aunque, oscuramente, lo sospechamos.

http://www.pagina12.com.ar/diario/contratapa/13-129246-2009-08-02.html

sábado, 17 de octubre de 2009

Declaración tardía de amor al Che Guevara.

Desde que era una niña te veía en fotografías, camisas y banderas.
Cuando comencé a preguntar quién eras, siempre me respondían lo mismo: “fue un revolucionario” y nadie ahondó más en mis cuestionamientos.

Photobucket

Al cumplir 10 años mirando al cielo nocturno le pregunté a las estrellas dónde estaba el hombre de mi vida, habría nacido ya? En qué país estaría? Cuándo y cómo nos íbamos a encontrar?
Pasaron los años y el paso del tiempo me enfrascó en las trivialidades de la vida, su mediocridad y altibajos me hicieron olvidarte, quedaste en lo más profundo de mi memoria con tu mirada penetrante e insondable.
Me casé y tuve hijos con otro que no eras tú, no habías aparecido todavía.
Hoy a los 40 años te redescubrí cuando volví a casarme, esta vez con un ciudadano argentino. Él me trajo TU HISTORIA, por primera vez pude leer tu biografía y te recordé de nuevo, supe que habías sido el gran amor de mi vida, pero te había olvidado.
Lloré desesperada por haberte dejado, por no estar contigo en todas y cada una de tus batallas, por no haber seguido tus pasos fielmente tal y como necesitabas.
Aún así mi corazón se hinchó de orgullo por haberte amado desde siempre pero sentí vergüenza por serle infiel a mi actual esposo al reconocer que siempre te he amado a tí.

Photobucket

Reconozco que fui cobarde al no poder acompañarte en todos tus viajes, tenía tantas limitaciones! Mi otra familia, hijos, trabajo…No recordaba cuánto te necesitaba y cuánto estábamos unidos el uno al otro, ni lo importante que era para ti el tener a alguien en quien confiar, en quien desahogar tus dudas, tu ira contenida tanto tiempo por la falta de comprensión que tenemos los simples mortales ante almas nobles y buenas como tú.
Al observar las fotografías en la que te encuentras desde niño, compartiendo con los más humildes, llevando a un niño en brazos, fumando, riendo, pensando sentí la desesperación que llevabas cuando otros no comprendían tus planes o no podían entender tus planteamientos tan honestos, algunas veces irrealizables para los demás pero completamente posibles en la majestuosidad de tu grandeza de hombre de bien.
Porqué algunos no comprendían tu forma de ser?
Porqué se desesperaban con el orden estricto y la responsabilidad con que manejabas tus cosas, que al fin y al cabo eran las necesidades de los otros?.
Si los otros estaban bien, tú lo estarías, siempre pensaste en el bien común; una clase de egoísmo positivo, pero nuestra maldita mediocridad nos enceguece limitándonos justamente ante los grandes espíritus.
Vi otras dos imágenes imborrables y marcadas con fuego en mi mente, en una te llevan esposado; no puedo evitar el sentimiento de culpa que me causa compartir la soledad y desesperación de tu mirada impávida que contradice a lo que siente mi alma cuando me dice que te encontrabas confundido.

Photobucket

Te siento algo desmoralizado pero al mismo tiempo deseoso de que terminara de una vez por todas tu misión: Vivir y morir como un hombre de verdad.
Será acaso esta visión mi propia justificación para perdonarme a mí misma el haber huído tanto tiempo de mis deberes, de las tareas que dejaste pendientes para los que te amábamos pero que no podíamos entenderte y seguir tu ritmo?
Luego observo aterrorizada la imagen de tu cuerpo yaciendo sobre una mesa, inerte y a la exposición de un público hambriento de sangre y prepotencia, tal como si fueras un espécimen extraño y ajeno a la raza humana sin darse cuenta que son ellos mismos, tus captores y asesinos los que se encuentran en el ámbito de lo inhumano.

Photobucket

Sé que jamás podré perdonarme el haberte abandonado cuando más me necesitabas.
Aún así no sentí ningún reproche de tu parte, simplemente el sinsabor que ya habías experimentado pensando que talvez no te habías entregado lo suficiente o de la manera correcta como para convencer a los demás de que acompañaran en tus luchas, de que creyeran y se comprometieran con ellas, porque, no eran solo tus batallas sino las que forman la esencia del género humano.
Antes no tuve tiempo para decírtelo Che, hoy a pesar de que pareciera que ya es demasiado tarde te digo que te he amado desde siempre y que ese amor no puede morir porque ha estado regenerándose en un círculo vicioso que va más allá de lo que podemos comprender.
La semilla que sembraste ha dado fruto a lo largo de todos estos años.
Nadie te ha olvidado amor mío! Nadie quiere ni puede olvidarte.
Hoy aunque algo a destiempo te hago la promesa que la vida no me dio tiempo de decirte personalmente y si aún me necesitas trataré de hacer lo que nos pediste: Seré capaz de sentir en lo más profundo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo.
Es la única manera que tengo para demostrar que mi amor hacia ti es verdadero y de no volver a defraudarte nunca más.

Photobucket

Hasta la victoria siempre!
Rashida Jenny Torres
Musulmana Costarricense

miércoles, 14 de octubre de 2009

“Embarazo no deseado es violación”

“Embarazo no deseado es violación”
La autora –ex directora de la Especialización en Psicoanálisis de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires– sostiene que “cuando la mujer no desea un embarazo pero la preñez prosigue, ese embarazo pasa a ser una violación insoportable de su cuerpo y su mente, parasitados como mero envase de una ajenidad que progresa sin su consentimiento”.
Por Isabel Lucioni *
Continúa en el mundo el debate sobre la despenalización del aborto, enfrentados los que la sostienen a los mal llamados “no abortistas”, que deberían llamarse “criminalizadores del aborto”. Partamos de la base de que nadie hace campaña propagandizando las bondades de los abortos. El embarazo no aceptado es una penosa circunstancia indeseada siempre, salvo alguna persona que tenga problemas psicológicos (he tenido pacientes mujeres que quisieron probar neuróticamente su fertilidad aun a costo de abortar. No obstante, han sido dos a lo sumo).
Pero la sexualidad y su impulso, fortísimo, hace que suela haber impericia, tanto de informados como de ignorantes, o que se juegue una adolescente y notable despreocupación sobre las responsabilidades que implica la sexualidad; tanto por la transmisión de enfermedades como por la producción de niños que merecen todo el amor y las obligaciones que los padres y la sociedad tienen para tornarlos sujetos humanos.
Dicha impericia y despreocupación deriva por supuesto de las faltas hogareñas y escolares para incluir la sexualidad y ese placer, desde los más tiernos años según nivel de preguntas o de cuestiones que plantee el niño. En una encuesta reciente publicada por un periódico, el 50 por ciento de los estudiantes secundarios no había recibido la educación que por ley se les debe dar; eso muestra hasta qué punto el prejuicio de origen religioso domina las mentes de maestros que, como los padres, no tienen que ser “especialistas en sexualidad”: deben haber tenido la curiosidad y responsabilidad de informarse por su propia vida primero. No debe transformarse la sexualidad en un patrimonio de los médicos ni de especialistas, debe ser parte del yo de realidad de todas las personas.
No se nace siendo humano, con los genes del genoma humano no alcanza para lograr ese estatuto; es necesario el alimento, el amor, el nido de significaciones transmitidas con el habla, los gestos y el lenguaje de los cuidadores inmediatos y los mensajes de los grupos sociales en los cuales los cuidadores inmediatos están inmersos. Algún día deberá entenderse que ser madre y padre es y debe ser más que un derecho, una responsabilidad; y que cada embrión, más que derecho a nacer, si nace, tiene la ardua responsabilidad de humanizarse; y lo tiene que hacer en sociedades con mayores o menores niveles de contradicción e injusticia; sociedades en las que no es verdad la igualdad de oportunidades y la igualdad ante la ley es un enunciado formal.
A un niño que se muere de hambre no se le ha dado, porque nació, el derecho a la vida: se lo ha condenado a una muerte inmediata en vez de la muerte relativamente lejana a la que llegaremos todos los bien comidos, amados y educados, sea como lo hayan podido hacer nuestras familias. Un dulce autor psicoanalítico como Winnicott dice que lo que nace es una dotación heredada y que se convierte en criatura sólo con la solícita recepción de la madre, se humaniza sólo en la interacción con la madre que lo ama; así nace la mente subjetiva. La básica noción de “yo soy” necesita lo que Winnicott llama “una madre suficientemente buena”; esta madre no tiene que ser letrada ni informada por pediatras y puericultoras: tiene que amar y desear a su bebé como para que exista empatía con él.
Otro autor, en este caso filosofante, como Lacan, sostiene que nacemos con “carencia de ser” y que sólo nuestra entrada en las relaciones con las personas y el ordenamiento simbólico como el lenguaje nos hacen sujetos, humanos (aunque a Lacan no le gustaría este último término). El genoma humano es condición antecedente, condición necesaria pero no suficiente para que la potencialidad se transforme en humanidad. Muchas disciplinas sociales están de acuerdo en que el amor de los padres, y sobre todo de la madre, son también condición necesaria para que una combinatoria genética devenga humano.
El pensamiento religioso, especialmente el católico, cree y propaga que la combinatoria genética es un ser humano, que es un bebé. Ese pensamiento infiltra a círculos letrados y científicos: aquellos que no renuncian al consuelo por la muerte y por las injusticias de este mundo que brinda la religión.
Para ser embrión, feto y finalmente bebé, esa combinatoria genética necesita el cuerpo de la madre: biológica y médicamente es un parásito del cuerpo materno, que debe ponerse a su servicio hasta después de nacer, sumando el amamantamiento al servicio de embarazo. Es una individualidad biológica que no tiene autonomía biológica y por lo tanto es incapaz de ser individuo; está atada al cuerpo de la madre. Los servicios prestados a la dotación o combinatoria genética son una parte definitoria de la dicha que puede alcanzar una mujer en su vida, cuando su cuerpo está vitalizado por el deseo de su mente, el de tener un hijo para dar un humano más a la humanidad.
Entre mis pacientes, a lo largo de una vida que ya no es corta, encontré personas con dos clases de reacciones frente a la acción de abortar –como todo el mundo sabe, abortar ya se aborta, con ley o sin ley–: para las primeras, que tienen la creencia de que ya en el primer trimestre se trata de un bebé, el impacto del aborto es traumático y, sin influirlos en la decisión como corresponde a una psicoanalista, los he acompañado en la asunción de sus decisiones: sea la elaboración de la aceptación de ese embarazo y parto, sea la elaboración del trauma o del duelo por lo que ellos suponen que es un bebé perdido, aunque yo no comparta ese supuesto.
La otra reacción es de los que creen o saben que es una combinatoria genética: permitiéndole nacer, arruinarían esa vida y arruinarían también la de ellos, al producir un violento cambio de los objetivos que han proyectado para enfrentar las dificultades del existir. Si no hay deseo y preparación para dar existencia al bebé, éste es un peso insoportable cuya presencia producirá llagas inevitables en la humanización, en la constitución subjetiva del chico y en la vida de los padres, aunque sea la llaga de la resignación.
Pero indudablemente la protagonista es la mujer. Su deseo es inalienable, puesto que su cuerpo y su psiquismo son los parasitados por el embrión. Si lo desea, ya será una mamá embarazada –se está empezando a saber acerca de las influencias prenatales que tienen las emociones de la madre–. Si no lo desea y la preñez prosigue, el embarazo es una violación insoportable de su cuerpo y su mente, parasitados como mero envase de una ajenidad que progresa sin su consentimiento y que puede llevar a la violencia de un infanticidio. Así con Romina Tejerina, la joven que, habiendo sido violada, mató a puñaladas a su recién nacida. ¿Por qué no la dio en adopción? Porque odiaba ese fruto de una violación cuyo desarrollo la violó por segunda vez.
Embarazo, parto y amamantamiento son hechos conmocionantes en la vida, en el alma de una mujer, magníficos y enaltecedores de su autoestima si los ha deseado, violatorios y traumáticos si no los desea. Pocas experiencias satisfacen tanto como la violencia del parto deseado, con la ultraconcentración de atención, la reunión de todos los sentidos y fuerzas físicas y mentales: es magníficamente violento, pero violento. El amor, en el marco de ese dolor y ese esfuerzo, testimonia la enorme fortaleza de las mujeres. No deseado ni asumido, es un castigo de la biología, que funciona como una máquina no deseante e intrusiva en la propia subjetividad; máquina desubjetivizante, junto a la sociedad pacata que dice creer que hay una vida humana, un alma, incrustada en una combinatoria genética.
La condición de la mujer como sujeto es confrontada, por parte de la sociedad, con una subjetividad que no es, con una personalidad potencial, que sólo será “alma” si la madre le tiene amor. En caso contrario, si la sociedad obliga a esa mujer a sólo ser envase, el resultado será un alma en pena. Conozco las llagas de sujetos a quienes la madre les espetó brutalmente cosas como: “Te iba a abortar pero me dio miedo que me operaran y volví a casa”. O de los que cuentan: “... Mis padres se casaron por culpa mía, para que yo naciera, y su matrimonio fue un desastre toda la vida”. Muchas de estas personas no aman su propia vida.
Nadie obliga a abortar a los que tienen pensamiento religioso, pero ¿por qué someter a una creencia dictatorial el cuerpo y el alma de las mujeres que no tienen esa creencia? Ello las obliga a someterse a una serie de experiencias traumáticas, como las que vivió Romina Tejerina hasta llegar al infanticidio. Claro que no acordamos con ese acto, porque el bebé nacido tiene autonomía biológica y puede ser entregado a padres adoptivos que lo necesiten y lo amen; cumplido el acto de nacimiento, la madre deja de ser envase y el bebé tiene derechos de autonomía suficientes como para que le sea provisto anidamiento. Pero es posible comprender las emociones de Tejerina, por haber sido violada dos veces. Es que aun las mujeres que han cometido un error también son violadas por el embarazo no deseado, aunque la relación sexual haya sido consentida.
* Psicóloga. Miembro fundador de la Sociedad Psicoanalítica del Sur. Ex directora de la Carrera de Especialización en Psicoanálisis UCES-APBA.
http://www.pagina12.com.ar/diario/psicologia/9-133127-2009-10-08.html

Internet no aísla ni aliena.

MEDIOS Y COMUNICACION
Internet no aísla ni aliena
Carlos Cortés, haciendo referencia a una serie de estudios sobre el tema, retoma la afirmación de Manuel Castells para señalar que Internet incrementa la sociabilidad y la actividad de las personas.

Por Carlos Eduardo Cortés S.
Desde San José de Costa Rica
La comunicación se reconoce hoy como un tema político central. El modelo de ordenamiento del mundo se basa cada vez más en la arquitectura de las redes y las nuevas tecnologías digitales de información y comunicación (TIC), que van conformando un modelo de sociedad futura.
Con toda razón, redes globales como OURMedia/NUESTROSMedios, se preguntan por las consecuencias de este cambio y se preguntan si las nuevas condiciones que brindan las TIC promueven o dispersan los encuentros y la creación de espacios colectivos de comunicación, comunidad e intereses. Pero, es la gente, no la tecnología, la que da razón y sentido a estos cambios, y es allí donde reside la esperanza. El argentino Daniel Prieto Castillo ha parafraseado un dicho en forma maravillosa: “Dime qué hiciste con las anteriores tecnologías y te diré qué harás con las nuevas”.
Numerosas investigaciones recientes demuestran, como lo ha descripto el investigador español Manuel Castells, que “Internet no aísla ni aliena, sino que incrementa la sociabilidad y la actividad de las personas en todas las dimensiones de la vida”. Sus usuarios más activos y frecuentes, cuando se comparan con los no usuarios, son personas más sociables, tienen más amistades, más intensidad de relaciones familiares, más iniciativa profesional, menos tendencia a la depresión y al aislamiento, más autonomía personal, más riqueza comunicativa y más participación ciudadana y sociopolítica.
Este aspecto de la participación es especialmente significativo. Siete años de investigación sistemática del Proyecto Futuro Digital (Escuela de Comunicación Annenberg, Universidad de California del Sur), suministran claras percepciones de los estadounidenses sobre el valor de Internet como fuente de información y su creciente uso para participar en comunidades en línea.
El 80 por ciento de los usuarios de Internet mayores de 17 años de edad la considera como una fuente importante de información –en 2006 era el 66 por ciento–, superior a la televisión (68), la radio (63), y los periódicos (63).
El estudio encontró un profundo impacto social producido por el aumento de la participación en comunidades en línea, cuya población se duplicó en sólo tres años y tiene una consecuencia muy significativa sobre la participación en causas sociales, así como sobre el desdibujamiento de lo presencial y lo no-presencial: 55 por ciento de los participantes en comunidades en línea afirman que se sienten tan fuertemente vinculados a éstas como a sus comunidades presenciales.
Esta tendencia es confirmada por otras investigaciones globales. El World Internet Project (worldinternetproject.net), un proyecto longitudinal comparado sobre uso de Internet y otras tecnologías digitales en la vida cotidiana de personas de 26 países, encontró en 2008 notables similitudes y diferencias significativas en el modo en que los usuarios usan y confían en la Internet en Norteamérica, Sudamérica, Europa, Asia, Medio Oriente y Oceanía.
Young Adults Revealed, estudio de Synovate (synovate.com), por encargo de Microsoft, entrevistó en 2008 a 12.400 jóvenes entre 18 y 24 años, en 26 países de cuatro continentes. Aunque centrado en estilos de consumo, reveló que “la comunicación mediante redes sociales y mensajería instantánea no es vista por las personas jóvenes como una actividad opcional o de entretenimiento, sino como una parte diaria y necesaria para su existencia”.
Finalmente, una investigación apoyada en una encuesta del Ministerio de Educación de Argentina a 3300 jóvenes confirma que los medios y las nuevas tecnologías configuran nuevas formas de sociabilidad juvenil y que las pantallas no aíslan, sino que son soportes de relaciones.
Los medios se han dispersado en el espacio y en el tiempo; ocupan más lugares y tiempo de consumo en momentos distintos, según la decisión de cada integrante de esta generación que, por primera vez, articula y complementa el uso de teléfono, mensajes de texto y chateo, y diferencia cada medio por su función comunicativa (Roxana Morduchowicz, Coord., Los jóvenes y las pantallas: nuevas formas de sociabilidad, Barcelona: Gedisa, 2008).
Razones de sobra para que los adultos asumamos el tema con mayor seriedad, pues estos mismos cambios están presentes en nuestros hogares, en mayor o menor medida.
• Gerente de Radio Nederland Training Centre - América latina.
http://www.pagina12.com.ar/diario/laventana/26-132621-2009-09-30.html

Los musulmanes NO debemos enviar cadenas de correos.

As-alaamu a´laikum wa rahmatul-laahi wa barakatuh hermanos y amigos, les copio esta respuesta que le dio el sheikh de la pagina Islam Question and answer a alguien que pregunta sobre enviar cadenas de correos entre musulmanes:


http://www.islamqa.com/en


" Dense prisa, hermanos y hermanas musulmanas, y copien esta carta treinta veces y distribúyanla entre la gente, para que puedan tener lo que más desean del Señor, el Generosísimo, exaltado y glorificado sea".

Que Allah bendiga a nuestro Maestro Muhámmed, a su familia y compañeros”.



Cuando leí este falso reporte, pensé que es esencial señalar que los beneficios y las cosas buenas que su autor declara que le acontecerá a la persona que lo copie y distribuya, al igual que las calamidades que le sucederán a quien lo ignore, son todas mentiras que no tienen base alguna en el Islam. Más bien son fabricaciones de los mentirosos y los charlatanes que buscan distraer a los musulmanes de poner su confianza en su Señor solamente, sin compañero ni asociado, para traerles beneficio y protegerlos del mal, como de tomar los medios permisibles prescriptos en la shari’ah; lo cual los llevará a aferrarse a alguna otra cosa que a Allah y adorar a otro no sea Él.

Indudablemente esta es una de las artimañas de los enemigos del Islam, quienes buscan distraer a los musulmanes de su verdadera religión por todos los medios, tanto como sea posible. Los musulmanes debemos estar alertas contra estos trucos y no dejarnos engañar. Los musulmanes no debemos prestar atención a los reportes falsos y otras cosas similares, que aparecen de vez en cuando. Advertencias como estas han sido difundidas ya en el pasado. No es permisible para un musulmán o una musulmana copiar o reproducir estos y otros reportes similares, ni distribuirlos bajo ninguna circunstancia. Más bien es una mala acción que quien lo hace comete un pecado; es posible que sea castigado en este mundo y en el Más Allá, porque es una innovación (bid’ah) muy perjudicial y su castigo es severo.

Este reporte es una forma reprensible de innovación, y es uno de los medios que conducen al shirk y a la exageración sobre la gente de la casa del Profeta (ahl bait) y otros antecesores, y puede llevar a invocarlos en vez de Allah o buscar su ayuda, y a pensar que ellos pueden beneficiarnos o protegernos. Es también una forma de decir mentiras acerca de Dios. Allah dijo (traducción del significado):

“Solamente inventan mentiras quienes no creen en los signos de Allah. Ellos son los mentirosos y no el Profeta”. (an-Náhl 16:105).

Y el Profeta (que la paz y las bendiciones de Allah sean con él) dijo: “Aquel que introduzca algo en este, nuestro asunto (el Islam), que no pertenezca a él, le será rechazado”. Sahih, consensuado.

Todos los musulmanes en cuyas manos caiga esta carta deben destruirla, y prevenir a la gente contra ella, y no prestar atención a ninguna de las advertencia o amenazas que pueda contener, porque estas son falsas afirmaciones que no tienen bases y nada bueno ni malo puede resultar de ello. Pero quien la inventó, aquellos que la copian y la distribuyen, y aquellos que la promocionan y la diseminan entre los musulmanes son todos malhechores, porque todo lo que entra bajo la denominación de cooperar en el pecado y la trasgresión que Allah ha prohibido en Su Libro, cuando dice (traducción del significado):

“Ayudaos unos a otros a obrar el bien y apartarse del mal, y no cooperéis en el pecado y la trasgresión. Y temed a Allah; por cierto que Allah es severo en el castigo.” (al-Má'idah 5:2).

Le pedimos a Allah que nos preserve a todos los musulmanes sanos y salvos de todos los males. Allah es suficiente para nosotros

para nosotros y Él es el mejor para tratar con los que fabrican mentiras y reportes falsos como estos, y quienes traen al Islam cosas que no tienen nada que ver con él. Le pedimos a Allah que los trate como merecen, por mentir acerca de Él y difundir la falsedad, y por convocar a la gente a la superstición, la exageración acerca de los muertos, y las distracciones superfluas con cosas dañinas que no encierran ningún beneficio. Que Allah bendiga y otorgue la paz a Su servidor y Mensajero, nuestro Profeta Muhámmed, a su familia y compañeros”.

Maymu’ Fatáwa ash-Sháij Ibn Baaz, 8/346-348.

Y Allah sabe más.